Noticias regionales

    La ONU promueve instancia de diálogo tras más de diez días de protestas en Haití

    NODAL - Dom, 17/02/2019 - 12:30

    ONU promueve instancia de diálogo ante protestas en Haití La Organización de las Naciones Unidas (ONU) permanece en contacto con todos los actores nacionales de Haití y alienta a las partes a reducir las tensiones políticas a través de mecanismos de diálogo, informó este sábado el portavoz del organismo, Farhan Haq. En este sentido, la […]

    The post La ONU promueve instancia de diálogo tras más de diez días de protestas en Haití appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Cuba prueba los mecanismos de cara al referendo constitucional del 24 de febrero

    NODAL - Dom, 17/02/2019 - 12:16

    A prueba este domingo en toda Cuba mecanismos y sistemas con vistas al 24 de febrero Todos los medios, mecanismos, estructuras y sistemas que funcionarán el 24 de febrero, serán comprobados hoy como parte de una prueba dinámica cuyo propósito es garantizar el desarrollo exitoso del Referendo Constitucional. A las 7:00 am todos los colegios […]

    The post Cuba prueba los mecanismos de cara al referendo constitucional del 24 de febrero appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Venezuela: Guaidó convoca a recibir ayuda humanitaria proveniente de Colombia y EEUU

    NODAL - Dom, 17/02/2019 - 11:32

    Miles de voluntarios se preparan para recibir ayuda humanitaria en Venezuela Miles de voluntarios empezarán este domingo a prepararse para enfrentar el bloqueo del gobierno venezolano al ingreso, el próximo sábado, de ayuda humanitaria acopiada en Colombia, Brasil y Curazao, la mayoría enviada por Estados Unidos a solicitud del opositor Juan Guaidó. “Venezuela se prepara […]

    The post Venezuela: Guaidó convoca a recibir ayuda humanitaria proveniente de Colombia y EEUU appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Venezuela: Arreaza admite diálogo con EEUU con “profundas diferencias, pero también con preocupaciones compartidas”

    NODAL - Dom, 17/02/2019 - 11:19

    Arreaza admite reuniones con Abrams en Nueva York El canciller venezolano, Jorge Arreaza, a su regreso de Naciones Unidas, confirmó que se reunió en dos oportunidades en Nueva York con Elliot Abrams, quien, según explicó Arreaza, fue designado por el gobierno de Estados Unidos para conversar con el gobierno de Nicolás Maduro. En una entrevista […]

    The post Venezuela: Arreaza admite diálogo con EEUU con “profundas diferencias, pero también con preocupaciones compartidas” appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    "Están dadas las condiciones para un paro"

    Central de Trabajadores de la Argentina - Sáb, 16/02/2019 - 21:20

    El secretario general de la CTA y diputado nacional vaticinó una huelga general para rechazar las políticas del macrismo, que han generado una crisis económica “sin precedentes”.

    El diputado y líder de una de las dos fracciones de la CTA, Hugo Yasky consideró que si la oposición se une puede vencer a Macri y que quien mejor mide es Cristina Fernández de Kirchner, además de remarcar que ya están dadas las condiciones para una gran huelga.

    “Tuvimos cuatro marchas multitudinarias en distintos puntos del país contra el tarifazo, hay una fuerte unidad de las bases y la idea es que tengamos una marcha el 1º de marzo y luego convoquemos a otra movilización contra los tarifazos en el Congreso”, aseguró el diputado de Unidad Ciudadana.

    En ese sentido, dijo que hace falta “una ley que ponga remedio a esta situación angustiante” de las tarifas. Del mismo modo, expresó que “queremos una ley para preservar el trabajo” y opinó que la crisis actual “no tiene precedentes, es de dimensiones oceánicas” por la pérdida de empleo y la caída de la actividad industrial. Remarcó que “ahora se viene una dura batalla para recuperar el salario” y criticó que “el Gobierno propone discutir para adelante y no para atrás y todos los años perdemos 22 puntos” por la inflación.

    Ante este panorama, Yasky no dudó en afirmar que “están dadas las condiciones para un paro” y recordó que primero se viene el paro de mujeres el 8 de marzo. “Las mujeres ya se movilizan y todo tiene que confluir en una gran acción unitaria”, agregó. Al respecto, dijo que la unidad sindical “es más difícil” para enfrentar a Cambiemos. “Una parte de la dirigencia de la CGT no termina de conectar con la idea de que hay que derrotar definitivamente al macrismo”.

    Además, criticó que “dividir a la oposición es jugar a la continuidad de un gobierno de ricos para ricos”. Así y todo, destacó que “hay dirigentes a nivel nacional, en la CGT, que están compenetrados con la idea de un gran frente opositor que tenga un rol activo del sindicalismo”.

    Yasky matizó al decir que “no subestimo el poder del Gobierno junto a los medios hegemónicos” pese a que “a esta altura les resulta difícil” revertir “el desastre económico que hicieron”. Por caso, recordó que “Macri dice que bajó la inflación y a los dos días tenemos el índice que sale, están desesperados por buenas noticias”. Y graficó al Gobierno con esta imagen: “Parece un cirujano que te amputa los brazos y las piernas y piensa cómo darte una buena noticia”.

    De cara al futuro, Yasky aseguró que “la cosa irá a peor con más recesión, más inflación y más pobreza”, causadas “por la inercia de sus medidas” y que “a esta altura es muy difícil cambiarlo”, en el marco de una crisis que “sirvió para que los especuladores y dueños de empresas parasitarias se llenaran de plata a costa de la pobreza de la gente”.

    Como alternativa al presente, recordó que “el kirchnerismo es una experiencia de gobierno que hace una clara diferencia con este desastre que estamos viviendo ahora”. Destacó por FM La Patriada que Cristina “encabeza las encuestas en la Provincia y en todo el país” y que “un sector de la población es macerado por la alquimia del odio que construyen desde el macrismo”, lo cual no termina de consolidar el voto opositor. “No se patentó acá, se ve con Bolsonaro y el odio a los pobres y la criminalización de la pobreza”.

    Para Yasky, “esto surte efecto en el núcleo duro, un grupo cada vez más reducido, 25 o 30 por ciento, aferrado al hueso del macrismo como esponja con el discurso del odio”, y que eso se nota “en la campaña de Vidal en la Provincia dirigida a los docentes, a los que pone como enemigos de la sociedad”. Cerró con la idea de que “una buena parte de los bonaerenses no se deja permear y por eso no es redituable la práctica del odio”.

    Fuente: Página/12

    Categorías: Noticias regionales

    ¿NUEVAS ELECCIONES EN VENEZUELA Y PORQUE NO EN LOS EE.UU?

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 16/02/2019 - 16:17


    Por Rolando Prudencio Briancon   ***

    Trump se ha trancado con su propuesta de invadir Venezuela, y en todo caso lo único que atinado hacer es presentar una propuesta de elecciones en. Al parecer eso será lo único que atinará hacer por Venezuela; tal como ha dejado a medias todo en lo que impulsivamente anuncia que hará, y no termina de cumplir con sus anuncios.

    Por ejemplo, el anuncio de la construcción del muro fronterizo con México que con toda arrogancia autoritaria advirtió que lo construiría; incluso haciendo que los mexicanos “paguen por él” -a quienes además los trató con los peores adjetivos: delincuentes, narcotraficantes; en síntesis la peor gente- para justificar la construcción del muro- hoy no cuenta con la aprobación del senado norteamericano, y la construcción del muro ha quedado en mero anuncio, pues si a Peña Nieto no lo conminó, con AMLO  se quedará con el jopo hecho.

    Lo mismo ha ocurrido con los anuncios guerreristas que lanzó Trump contra el presidente norcoreano Kim Jong Hu para que; incluso divulgando que tenía listo su botón para lanzar una lluvia de mísiles contra la península norcoreana, Y no hizo nada. Transcurrido el tiempo, y una vez que bajó la beligerancia verbal, no sólo Trump que cerró la boca, sino que cuando volvió abrirla fue para elogiar a su par norcoreano, calificándolo de un hombre honorable.

    Hoy sobre Venezuela ha llegado al punto de anunciar que entre sus “opciones” está la de invadir en cualquier momento la patria del libertador, pero lo real, lo cierto es que hasta el día de hoy a lo único que atinado es a presentar ante el consejo de seguridad una propuesta de convocatoria a elecciones generales.

    Más allá de lo inestable e inconstante que pueda ser Trump, sobre lo que la opinión pública debe reflexionar es, ¿cuál es realmente el grado de legitimidad que tiene Trump como presidente? Cabe hacer notar que en primer lugar Trump no ganó las elecciones del 2015; es más perdió con 3 millones de votos frente a Hillary Clinton.

    Es más, como una reacción frente a esa ironía, pese a que ése es el resultado que lo hizo ganador habiendo perdido, tal como es de acuerdo a el sistema electoral norteamericano que son esas sus reglas, surgió aquel entonces el movimiento: “Is not my president” que los desconoció, porque realmente no lo considera su presidente.

    Vale decir que Trump; ni nadie es el indicado de ponerse por encima del voto de los venezolanos, y pedir nuevas elecciones; menos Trump que no ha ganado elección alguna; y aun así hubiera ganado; es sólo a los venezolanos a quienes les toca no sólo hacer respetar su voto; sino sus recursos naturales que es a lo que Trump apunta con un nuevo gobierno.

    prudenprusiano@gmail.com

    https://barometrolatinoamericano.blogspot.com/2019/02/nuevas-elecciones-en-venezuela-y-por.html

     

    Categorías: Noticias regionales

    EL COMBO DE LA ENERGÍA

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 16/02/2019 - 16:08



    Por Víctor Bronstein   ***

    La energía es un campo de conocimiento donde confluyen las ciencias sociales con las naturales. Esta perspectiva académica, que permite comprender en toda su complejidad la cuestión energética, se traduce en términos de gobierno como que la gestión de la energía requiere de conocimientos técnicos y sabiduría política.  

    Estos dos elementos han faltado en los tres años de  gestión energética del gobierno de Macri y son la causa principal de su desconcierto, que lo llevó a cambiar tres ministros en tres años y a poner como fundamento de su gestión el aumento de las tarifas. La renuncia de Iguacel y el nombramiento de Lopetegui como nuevo secretario de energía parecieran agravar esta situación. Aranguren e Iguacel tenían, por lo menos,  conocimientos técnicos y cierta visión estratégica en un campo donde las políticas de mediano y largo plazo son imprescindibles. Con Lopetegui, la política energética pareciera reducirse a una cuestión de costos, tarifas e impacto fiscal.

    Sin embargo, la energía es la base de la vida y la sociedad y nuestras sociedades modernas se caracterizan por ser sociedades de alta energía donde el consumo energético es una medida de la calidad de vida de los ciudadanos. El gobierno plantea, para justificar los permanentes aumentos tarifarios, que hay que pagar la energía por lo que vale, confundiendo así el costo de la energía con el valor de la energía. El valor de la energía está dado por el hecho de que, en nuestro país y en el mundo, es considerada un derecho social y los estados deben ocuparse de tutelar este derecho estableciendo políticas de acceso a la energía, más allá de su costo.

    Así, la electricidad y el gas se definen como un servicio público y el Estado es el responsable del servicio y de establecer las tarifas. En nuestro país, a partir de las reformas de la década de los 90, es un servicio público de gestión privada y por eso la definición de las tarifas genera tensiones permanentes entre las empresas prestadoras de los servicios y los usuarios. Es en esta tensión donde el Estado debe establecer los criterios para una política energética que contemple distintos criterios. Uno de ellos, propio de la lógica individualista neoliberal, es definir que se pague por la energía lo que cuesta. Otro, más inclusivo, es reconocer el derecho a la energía y que el Estado establezca la manera de alcanzar este objetivo.

    Es en este punto donde el gobierno tiene un planteo equivocado al poner el énfasis sólo sobre los costos y negar los subsidios por una cuestión de principios. Europa y EE.UU. han desarrollado sus políticas energéticas en base a subsidios y con una estrategia a largo plazo. Desde garantizar el acceso a la energía hasta promover políticas para el desarrollo de los biocombustibles con el objetivo de disminuir su dependencia del petróleo importado. Una política energética no puede establecerse sólo a partir del impacto fiscal. Es más, en los países desarrollados que el gobierno toma como ejemplo, la política energética se sustenta en dos pilares: Seguridad Energética y Accesibilidad. En Argentina, la seguridad energética sólo se garantiza con el autoabastecimiento de gas y petróleo, por eso es correcto subsidiar el desarrollo de Vaca Muerta, aunque tenga un costo fiscal.

    Un ejemplo de política energética estratégica es EE.UU. En ese país, el Departamento de Energía se ocupa de cuestiones regulatorias junto con las distintas comisiones estaduales de servicios públicos, cuyos integrantes son elegido por voto popular Sin embargo, la política energética depende del Departamento de Estado, ya que consideran a la energía una cuestión de seguridad nacional. Por eso, subsidiaron el desarrollo de los recursos no convencionales, las energías renovables y mantienen una flota en el estrecho de Ormuz para garantizar la salida del petróleo de los países del Golfo. El costo fiscal es enorme, pero entienden que el valor de la energía es mucho más que su costo. Como contraste, en la Argentina de hoy, la Secretaría de Energía depende del Ministerio de Hacienda y su preocupación es cumplir con el FMI.

    La complejidad de la cuestión energética emerge una vez más al tratar de compatibilizar la seguridad energética y la accesibilidad. Esto genera una tensión esencial: las tarifas deben ser lo suficientemente altas para garantizar las inversiones necesarias para la seguridad energética, pero también lo suficientemente bajas para que toda la población tenga acceso a la energía. Para resolver esta tensión esencial hace falta sabiduría política, algo que el gobierno, hasta ahora, no ha mostrado.

    *** Víctor Bronstein  – Director del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad. Profesor UBA.

    https://www.pagina12.com.ar/165259-el-combo-de-la-energia

    Categorías: Noticias regionales

    EL ATERRADOR TRUMP, MÁS TERRORÍFICO QUE LA GUERRA FRÍA

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 16/02/2019 - 15:55

    Por  Ivan Marchetti   ***

    Transcurrían los años 80 y se tenía en cuenta la posibilidad de que el mundo pudiera enfrentar una Tercera Guerra Mundial, por lo cual hubo una gran tensión, una especie de incomodidad social. Esta no solo fue perceptible en la atmósfera, sino que también fue tangible en su comportamiento.

    A veces se encontraban personas vaciando las estanterías de los supermercados, otras intentando construir un búnker atómico en el jardín y otras devorando libros sobre el tema. Incluso el arte estaba totalmente inmerso en la pesadilla atómica. Recordamos así películas como “El día después” y “Rocky IV”, o la banda Sting con la canción “Russians”.


    (Imagen de Centro Sereno Regis)

    En resumen, todos temíamos que aquella fuera la última década de la humanidad, que realmente una de las dos súper potencias estuviese a punto de aplastar el botón rojo de las bombas atómicas. Nos dijeron que después de una Tercera Guerra Mundial, más de la mitad de la humanidad habría desaparecido y que las consecuencias en la Tierra habrían sido inimaginables, considerando que el poder de los dispositivos de nueva generación era infinitamente mayor que el de las bombas lanzadas por los Estados Unidos en Japón.


    Entonces un día, dos hombres que representaban en ese momento a la URSS y a los Estados Unidos, decidieron poner fin a esos años de angustia al firmar un pacto de desarme nuclear mutuo, dándonos un descanso a todos al menos por un momento
    . Fueron Michail Gorbachev y Ronald Reagan quienes entendieron la importancia de encarnar esos aires de cambio y darle a la humanidad una nueva oportunidad. La guerra se pudo evitar, el muro cayó y nada fue como antes.

    A partir de ese momento comenzó el lento camino que nos llevó hasta la actualidad. Todos nosotros pensamos que después de diciembre del 89 la historia había enfrentado una aceleración positiva, llena de un brillante e intenso futuro. Ese entusiasmo no duró mucho y, aunque el peligro nuclear parecía haber sido superado, tuvimos que enfrentar la guerra en los Balcanes, en el Golfo, en Chechenia, en Belsan, el atentado del 11 de septiembre e Irak, terminando con Ucrania y el terrorismo internacional, sin mencionar las guerras olvidadas en África. En resumen, la creciente violencia y muerte que, de hecho, como se afirma en muchas partes, resulta ser una especie de Tercera Guerra Mundial fragmentada.

    Esta incesante espiral de violencia, la constante tensión y temor social de estar siempre en peligro, de ni siquiera considerar el futuro como una palabra y esta crisis económica nos ha llevado a elegir no pensar más, desconectarnos de todo, intentando de esta manera defendernos lo mejor que podamos. Por supuesto, existe la habitual minoría coriácea que no se ve afectada por las modas y que continúa defendiendo la causa de la verdad. Sin embargo, son muy pocas las personas que no logran cambiar el curso de los eventos en lo más mínimo. La mayoría de ellos duermen y no quieren saber nada sobre el asunto.

    En este contexto neo-obscurantista, los Salvini, los Bolsonaro, los Orban y los Trump tienen ventaja en el juego.
    Donald Trump, que es el fracaso de la Democracia, el non plus ultra de la arrogancia, la estrechez y la simplificación de los conceptos complejos, se impregnó en las cabezas de las personas con tweets. Este personaje nos devolvió cincuenta años de historia de un solo golpe. Vemos entonces la nueva interferencia de los Estados Unidos en América del Sur cuando pensamos que esta se había librado de la opresión yanqui y vivió una nueva primavera, los delirios de “primero América”, la continuación y fortificación de las barreras que buscaba Clinton y, recientemente, la restauración de la Guerra Fría con la cancelación de los tratados contra la proliferación nuclear, firmada en los años ochenta. Sí, desafortunadamente nos tocará en los próximos años, a nosotros que hoy somos personas de mediana edad, revivir las preocupaciones del pasado y, además, se suman otras series de preocupaciones relacionadas con la ausencia total de reacción popular ante este nuevo fenómeno “freddista”.

    Prefiero en parte el pánico que he conocido en las reacciones de las personas cuando era niño, que esta época de sueño contra la cual no es posible producir una ruptura. Existe una posibilidad real de desencadenar un nuevo período de proliferación nuclear, de amenaza de una Tercera Guerra Mundial y hablamos de crisis económica, inmigración, de crucifijos en las escuelas y representantes de la UNESCO. Este es el final de mi preocupación; el hecho de que a nadie le preocupa el problema nuclear, como si esto no fuera real y prioritario, lo aburrido que era pensar en estas cosas, como si después de todo molestarse en volver a pensar y reflexionar requiriera demasiado esfuerzo.

    Es precisamente en esta realidad de pereza mental y rechazo de la participación activa que los profetas inquietantes del populismo y el nacionalismo exasperado prosperan. Qué mejor representante de mis defectos, de mi ignorancia, de aquellos que no me importan en absoluto, un Trump que dice lo que se suele decir en los bares, quien dice lo que finalmente quiero escuchar de toda la vida, relevándome de cada responsabilidad y vergüenza.

    El problema es precisamente este: cuanto más débil y perezosas sean las personas, más fuerte es el populismo. Si no empezamos a entender que los espacios que dejamos a la delegación total provendrán de otros rellenos, sin saber que esos otros son, en la mayoría de los casos, los más inteligentes, los más astutos y los más arrogantes y oportunistas, estaremos cada vez más en las manos de estas personas sin escrúpulos que nos manipularán hacia lo imposible, creando peligro en donde no lo hay y convirtiéndonos en un ejército listo para hacer cualquier cosa en contra de los más débiles.

    No cedamos al espasmo, a la muerte del pensamiento ni a la delegación que nos libera de nuestras responsabilidades. Tratemos de entender la historia para entender el presente, porque sin memoria no hay futuro y sin futuro continuarán creciendo los enemigos de la humanidad, aquellos que siempre recurren a la explotación para arruinar toda aspiración. Cuando estamos al borde de un cambio de época siempre sucede algo tremendo que dificulta el camino: el asesinato de los hermanos Kennedy, el asesinato de Martin Luther King, la estrategia de tensión, el 11 de septiembre, el terrorismo internacional y ahora Trump y sus hermanos soberanos.

    Está claro que el regreso a la carrera nuclear por parte de los Estados Unidos intenta ser el último bastión ante posibles cambios de la época, cuyos inicios comenzamos a ver a fines del siglo pasado. Es un juego muy peligroso en el que, o nos incentivamos todos, o continuaremos vivificando una anestesia crónica; la condición, es decir, para una nueva, larga e indescifrable era medieval.

    Traducción del italiano por Ana Gabriela Velásquez Proaño


    https://www.pressenza.com/es/2019/02/el-aterrador-trump–mas-terrorifico-que-la-guerra-fria/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29

     

    Categorías: Noticias regionales

    LA NUEVA FÓRMULA HITLER MUSSOLINI PARA EL SIGLO XXI

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 16/02/2019 - 13:59


    Por Homar Garcés   ***

    El fundador de WikiLeaks, Julian Assange (asilado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres) afirmó en fecha reciente que la generación que nacería sería la última libre a nivel mundial. Para una mayoría de personas, una afirmación de este calibre quizá no llame para nada su atención, envueltas como se hallan en la cotidianidad de su mera existencia.

    A otras, tal vez les alarme tal posibilidad; especialmente, si avizoran un mundo donde el libre conocimiento alcanzado en los últimos doscientos años termine subordinado al dogma de aquellos que aspiran mantener a la humanidad en un estado permanente de minoridad, domesticándola y haciéndola, en consecuencia, menos rebelde de lo habitualmente permitido. Una situación similar que ya fuera expuesta, en uno u otro sentido, por una extensa lista de escritores -en distintas épocas, como Franz Kafka (El proceso), Aldous Husley (Un mundo feliz), George Orwell (1984), Ray Bradbury (Fahrenheit 451) y Phillip K. Dick (¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?)- que da cuenta de las acciones absurdas y extremas de poderes absolutos, muchas veces invisibles y de larga data, cuyo objetivo central es la erradicación de todo rasgo de individualidad y de raciocinio propio de los seres humanos sometidos.

    En el mundo contemporáneo, no son pocos los analistas que advierten que se está viviendo el advenimiento de una nueva época oscurantista e inquisitorial que tiende a uniformar la opinión pública y a borrar las opciones opuestas a los intereses de los factores de poder, aglutinados, en primera instancia, en las grandes corporaciones transnacionales que controlan la economía global. Algunos de ellos, al revisar los acontecimientos políticos suscitados, principalmente, en Estados Unidos, Brasil y Argentina, hablan de fascismo, aunque diferenciándolo del implantado en Italia, Alemania y España hace casi un siglo atrás.

    Todos conocemos la fórmula con que Benito Mussolini cimentó las bases de su régimen fascista en Italia, «Todo por el Estado; nada fuera del Estado; nada contra el Estado», cuyos rasgos esenciales (nacionalismo, militarismo, corporativismo y totalitarismo) fusionaron orgánicamente Estado y partido, de una manera omnímoda que muchos ciudadanos evitaron enfrentar por temor a sufrir desenlaces negativos para sí y sus familias. Igual senda seguiría Adolf Hitler en Alemania, impidiendo toda manifestación de disidencia.

    Esto también corresponde a lo seguido, con escasas o nulas excepciones, por los distintos regímenes existentes en todo el planeta, apenas diferenciados en cuanto a discursos, símbolos, nomenclaturas y modalidades, pero demasiado semejantes en cuanto a procedimientos y justificaciones; ahora en función de la preservación de los «sagrados» intereses del mercado global. Dicha fórmula, como se puede intuir, no requiere la existencia o vigencia de derechos colectivos e individuales que puedan eventualmente oponérsele, así que -simplemente- se desechan. Es lo que ha comenzado a hacer el capitalismo neoliberal global. A la vista de todos y a pesar de todos, supeditando así la vida social en general a la lógica e intereses capitalistas; tal como ocurre en la actualidad en nuestra América, más específicamente en Argentina y Brasil.

    En esta categoría, el neoliberalismo capitalista requiere crear las condiciones adecuadas que le permitan imponer su fundamentalismo (anti)ideológico y su totalitarismo de mercado en la totalidad de los países; incluso recurriendo al uso de los ejércitos a su disposición y las amenazas de guerra.
    Así, las diversas expresiones chauvinistas, xenófobas y reaccionarias que ahora conforman el discurso de odio de muchos dirigentes políticos, sobre todo, ultraderechistas -ampliamente divulgadas, además, a través de redes sociales y distintos medios de información- han ocasionado una depreciación creciente de los valores de la convivencia.

    El elitismo económico dominante -delineado a partir de la década de los 80 de la mano del binomio derechista representado por Margareth Thatcher y Ronald Reagan, imponiéndose en algunos casos a sangre y fuego- creó en muchas personas la ilusión de un mundo próspero en constante expansión, al cual, luego de atravesar la senda de unos sacrificios individuales y colectivos -vistos y entendidos como algo forzosamente necesario e inevitable- se podría acceder finalmente en igualdad de oportunidades.

    Sin embargo, la realidad resultaría ser otra tras el colapso producido por el sector financiero internacional, lo que indujo a varios gobiernos -mayormente en las naciones al sur de nuestra Abya Yala, algunos considerados como progresistas y/o izquierdistas- a adoptar medidas que contrariaban en casi todas las recomendaciones ortodoxas del Fondo Monetario Internacional; permitiendo reenrumbar las economías hacia un horizonte un poco más diversificado y menos dependiente que el tradicional.

    Esto se plasmó, a contracorriente, en mayores posibilidades de mejoramiento de las condiciones de vida de los sectores populares, resaltando en ello, inicialmente, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador y Venezuela, cuestión que permitió también que sus respectivos gobiernos consiguieran, a lo interno, un amplio respaldo popular.

    La construcción de una sociedad postcapitalista y, en todos los aspectos, una que esté especialmente caracterizada por la hegemonía y la cotidianidad democrática de parte de los sectores populares (al mismo tiempo que ellas sirvan para reafirmar su soberanía por encima de cualquier razón de Estado u oligarquía gobernante) siempre ha sido una aspiración revolucionaria postergada. Por diversos motivos. Básicamente por la realidad histórica -común en diversas regiones del planeta- de unas relaciones de poder, engendradas (o derivadas) del modelo de Estado burgués liberal vigente y de los valores excluyentes heredados de la cultura eurocentrista. Esto podría cambiar y acelerarse, a medida que el capitalismo neoliberal confíe en que logrará, sin resistencia alguna, la sumisión total de los pueblos. –

    mandingarebelde@gmail.com

    https://barometrolatinoamericano.blogspot.com/2019/01/la-nueva-formula-hitler-mussolini-para.html

    Categorías: Noticias regionales

    Entrevista a Nicolás Maduro: “Al Show no la llames ayuda humanitaria. Esos son las migajas del show de EEUU para humillar a Venezuela”

    NODAL - Sáb, 16/02/2019 - 10:55

    “Con Eliott Abrams hemos hecho dos reuniones ya en Nueva York” El presidente Nicolás Maduro recibió al periodista Ian Phillips  de la agencia Associated Press en el Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano en Caracas. Aquí dejamos la transcripción completa de de la entrevista Usted se defiende como defensor de las clases trabajadoras en Venezuela, […]

    The post Entrevista a Nicolás Maduro: “Al Show no la llames ayuda humanitaria. Esos son las migajas del show de EEUU para humillar a Venezuela” appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Perú: fiscales firman acuerdo de colaboración con Odebrecht

    NODAL - Sáb, 16/02/2019 - 09:14

    En Sao Paulo se firmó acuerdo de colaboración contra la impunidad Por César Romero El acuerdo entre la constructora brasileña Odebrecht y sus exfuncionarios con el Equipo Especial del Ministerio Público de Perú se hizo realidad este viernes 15 de febrero en Sao Paulo, Brasil. Esto pasa casi 50 meses después de que la empresa brasileña […]

    The post Perú: fiscales firman acuerdo de colaboración con Odebrecht appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Trump declara emergencia nacional para construir muro fronterizo con México

    NODAL - Sáb, 16/02/2019 - 09:09

    Trump evade al Congreso y declara emergencia nacional Ante lo que llamó “una invasión”, Donald Trump declaró hoy una emergencia nacional y con ello conseguir los fondos que le negó el Congreso para su muro en respuesta a una crisis fronteriza inventada por él mismo. A la vez, el mandatario estadunidense agradeció al gobierno de […]

    The post Trump declara emergencia nacional para construir muro fronterizo con México appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Guatemala: asesinan a dirigente social, director de Academia de Lenguas Mayas

    NODAL - Sáb, 16/02/2019 - 07:20

    Matan a director de Academia de Lenguas Mayas En una de las calles del Barrio Cargüis, Jocotán, Chiquimula, fue ultimado Saturnino Ramírez Interiano, de 45 años, director de la sede regional de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, informaron autoridades. Ramírez Interiano se dirigía a pie hacía su vivienda en Pelillo Negro, aldea localizada […]

    The post Guatemala: asesinan a dirigente social, director de Academia de Lenguas Mayas appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    LAS HIJAS DEL FUEGO: CUANDO LOS CUERPOS SE VUELVEN TERRITORIO

    Red de Comunicadores del Mercosur - Sáb, 16/02/2019 - 06:41


    Por Abril García Mur y Juan Manuel Ciucci   ***

    Primera parte de la entrevista a 6 protagonistas de la película porno feminista que pateó el tablero del cine nacional: “Básicamente fue un impulso desesperado mientras ganaba Macri. Hagamos porno hasta que se vaya Macri”.

    Un modo inusual pareció la mejor manera de registrar la charla con las protagonistas de Las Hijas del Fuego: Rana Vegana, Maru Marcet, Mijal Katzowitz, Rocío Zuviría, Rosario Castelli y Disturbia Rocío. Las respuestas aparecen sin una referencia puntual a quién realizó cada intervención, aunque se registran las diversas participaciones por separado. Así se construye una polifonía de voces que impugnan tanto al patriarcado como al status quo del cine nacional. Una búsqueda que recién comienza, en un mundo que se construye con la fuerza del feminismo. El goce como reivindicación y rebeldía, ante un mundo que oprime y castiga.

    AGENCIA PACO URONDO: ¿Cuál es el punto de partida, el origen de la película?


    Hijas del Fuego:
    La película surge de una idea de Albertina Carri. El guión se escribía a medida que se hacían los castings, tuvo que ver con ir encontrando a las chicas.

    HDF: Básicamente fue un impulso desesperado mientras ganaba Macri. Hagamos porno hasta que se vaya Macri (risas). Abrazos de porno (más risas), y eso fue salir sin tener algo muy pre definido. De hecho fuimos grabando sin tener el guión completo. En el medio fuimos encontrándonos con las chicas, más que nada desde la participación en espacios activistas, y así fue tomando forma a medida que avanzaba el grupo mismo. Siempre con la idea de crear una película hecha por mujeres, lesbianas, trans y travestis. Esa fue una pauta desde el principio: independiente, sin plata y porno. Bueno sin plata no era lo más buscado (risas), pero fue un poco lo que pasó.

    HDF: Con Rosario nos conocemos de festivales posporno, de hacer performances. Me acuerdo el día del casting, fue el último día de Cristina como presidenta, fue terrible.

    APU: Ligado a esto, ¿por qué porno? ¿Ya lo pensaban como un porno feminista, cómo lo encararon?

    HDF: La idea era discutirle al cine sobre la representación del sexo, y discutirle al porno sobre los formatos tradicionales del porno. Deliberadamente no es posporno, entre muchas razones, por esta discusión que le plantea al porno directamente con la propuesta de que hay otro porno posible, con otros cuerpos, otras prácticas, otros modos de producción, de circulación. De cuidado, de armado, de algo que no sólo es el producto final, sino el proceso mismo. Que se ve en la película, y que fue algo más de exploración, de búsqueda. De conseguir una fletera que no sea un chongo, de lo que pasa cuando no hay varones cerca. Generar espacios más cuidados, con todas las complejidades del cine independiente, y de no tener recursos, que siempre pesa.

    HDF: Hay mucha ausencia de experiencias de sexo lésbico en el cine mainstream,  y en el independiente también. Sobre todo de sexo explícito, que siempre hay recortes. Buscamos cuerpos no hegemónicos, prácticas no hegemónicas, formatos de vínculos no hegemónicos. Lo que pasó en estos últimos 3 años con el nivel del feminismo creo que abrió un montón de puertas, que ahora hay que llenar de contenido. Porque si no nos quedamos con el pañuelo verde, una ley, derechos.  Algunas estamos queriendo pelear otras cosas, cuestiones como el placer, los formatos de familia, de vínculos, todo. Y la película me parece que abarca todos esos temas.

    HDF: Me interesaba lo del porno también a nivel experimental, obviamente por todas las cosas que se venían hablando y demás sabía que no iba a ser una película porno tradicional. Me interesaba saber que me pasaba a mí, además de lo que me interesaba que se podía decir. Yo quería ver qué me pasaba a mí con esta exposición, con un cuerpo no hegemónico particularmente, con una edad que se supone ya no estás para hacer esas cosas, con un montón de cuestiones. Creo que eso se ve. No solamente en mí, sino que estábamos todes así, mirándonos, viendo… y nadie sabía cómo iba a ser la película (risas) e incluso hubo distintas versiones de qué suponíamos que iba a ser y fue otra cosa. Fue lo que salió de eso, a mí eso como experiencia me parece muy zarpado, y me parece que está buenísimo para invitar a hacer desde ese lugar.

    APU: En la idea, que bien lo dice el nombre de la película, de que cuando nos juntamos entre nosotras hacemos brujerías, ¿qué significó para ustedes y para el mundo del cine, tanto en el plano simbólico como en el económico y el práctico, en el detrás de escena,  que sea una película íntegramente hecha por mujeres, lesbianas, trans?

    HDF: Fue fundamental y fundante para esta película. Es un gesto político muy claro de parte de Albertina. La propuesta fue trabajar únicamente con mujeres, sabiendo lo que implica filmar un género así. Si hubiese habido varones los hubiéramos echado. Creo que no existía esa posibilidad, ya de por sí generar lazos laborales únicamente con mujeres va de la mano con lo que dice Rana: poder confiar en que podemos hacerlo nosotras, más en un género como este en donde los técnicos son hombres. Fue fundamental para sentirnos cómodas y generar un proceso real de confianza. Si hubiese habido un varón hubiese sido una interferencia.

    HDF: A mí me resultó un alivio, sobre todo a nivel simbólico. No me hubiese dado ganas de exponerme si hubiese habido varones ahí. Compartir espacio es, a mi nivel subjetivo, una forma de empoderamiento más agresiva, más violenta. A mí este espacio me parece que fue muy empoderante como manifiesto: no los necesitamos pero tampoco los elegimos. A mí me gustó mucho formar parte de eso. Además, bueno, lo que vos decís a nivele económico que creo se responde solo ¿no? Siempre les pagamos a ellos, los necesitamos a ellos, los escuchamos a ello. Y la cuestión de no escuchar mansplaining en toda la cuestión técnica para mí fue poder respirar, directamente.

    HDF: A mí me pasaba estando en la producción con Albertina de decir: bueno le pido a tal varón que haga esto o aquello, porque ya tenés el circuito armado de técnica, diseño, etc. De hecho lo único que hizo un varón fue el afiche porque fue muy a último momento. Entre la urgencia y el cine independiente hubo que hacer mucho esfuerzo extra. Quiero decir que fue una decisión política con costos, no sólo desde lo simbólico o subjetivo, sino que hubo que pelearla mucho más. Fue muy zarpado como se fueron armando estas redes entre mujeres, lesbianas, trans que estamos haciendo cine y dando discusiones re zarpadas. Está bueno que vaya habiendo precedente de cine, teatro y otras cosas hechas solo por mujeres y que se vayan armando circuitos que después también habrá que discutirlos.

    APU: Retomándote y pensando que dentro de los feminismos nos vamos superando todo el tiempo, en la película también podemos encontrar patrones que se reproducen, porque el deseo está estructurado en el patriarcado. Incluso en el proceso de deconstrucción que estamos llevando adelante. ¿Cómo ven eso en la película? ¿Cómo se pueden seguir profundizando propuestas como esta, porno feminista y disidente?

    HDF: A mí no me hubiese interesado que la peli se vuelva un catálogo de prácticas posibles, no me interesa para verlo ni tampoco para hacerlo. ¿Se podrían mostrar otras prácticas, deseos disidentes? Sí, todo se podría. Pero me parece que la película muestra situaciones posibles o fantasiosas, y que podrían ser otras pero son esas. Más desde el lado de las identidades que se representan que sí estaría bueno que se amplíe, pero más allá de la película, en el sentido de que se amplíe la posibilidad de quienes pueden acceder a estar en frente o atrás de una cámara. No se contradice con lo que hicimos, es un camino a seguir, y no empieza con esta película sino que se viene trabajando en muchos lados. Pero sí que a partir de estas cosas puedan acceder cada vez más identidades.

    APU: Relacionándola con el Encuentro (pluri)nacional de mujeres (lesbianas, trans, travestis), los talleres más concurridos este año fueron los de Activismo gorde, políticas del cuerpo, sexualidad, cuando antes los más convocantes eran los exclusivamente relacionados con derechos concretos: aborto, Estado laico, etc. El deseo pasa a primer plano y hay una superación de la consigna “mi cuerpo es mío” como una individualidad, y discusión fundante, a pensar el cuerpo desde el goce, el placer, la experiencia y en tanto otres cuerpes. ¿Cómo ven eso reflejado en la película?

    HDF: Sí, el cuerpo aparece como punto de partida y como punto de encuentro en la película, en esto de la representación de los cuerpos y la representación del placer. Y también ahí hubo un laburo de cada una de conocimiento del propio cuerpo y del cuerpo colectivo. Este grupo de mujeres se convierte en un mismo cuerpo en algunas instancias de producción.

    HDF: Volviendo a la discusión sobre el deseo, no es solamente la representación del deseo en sí sino que la realización de una película porno tiene mucho que ver con el producto final. En ese sentido, son importantes las discusiones sobre los modos de producción en el porno. Es lo que se propone el Post Porno, las performances. Todas surgen en general de un taller de experimentación o de un proceso más largo y colectivo. No es “nos juntamos, filmamos y listo: vendemos la porno”. Es una parte de un proceso más integral. Y de una discusión también, que tiene que ver con superar los desafíos de la mirada héteronormativa en la filmación. Como pasa en La vida de Adele, todas las tortas vamos a verla, no nos terminamos identificando con lo que pasa y después resulta que las pibas fueron re violentadas haciéndola. Todas las prácticas de la película las pensamos. Siempre nos preguntan, ¿y como hacían tomas 2, toma 3? Medio como cuando tu viejo te pregunta a los 18 cuando salís del closet como es el sexo entre lesbianas. Y sobre esas partes no había tanta dirección, sino una libertad de lo que pase en el momento. No imponer un guión, sino que la sexualidad esté todo el tiempo dando vueltas. Más allá de si están los cuerpos desnudos o no.

    HDF: Claro, se trata de una sexualidad que atravesó todo el equipo. No sé cómo hicimos las escenas pero no como en La Vida de Adele, ni guión ni 10, 12 horas seguidas de rodaje. Hablábamos del cuerpo y yo pensaba en el cuerpo como territorio, esto también se refleja en la película. Como territorio en el sentido de la autoexploración y como territorio de la periferia: producción, recursos y actrices de la periferia, y a la vez no. Tampoco somos tan periferia, pero pudimos hacer algo que abre discusiones y, como decimos, siempre se puede periferizar todo más. Y creo que la metáfora del cuerpo como territorio, como paisaje y todo lo que emerge ahí abre a seguir.

    HDF: Yo pensaba en eso también, el cuerpo como territorio que aparece nombrado en la película. Y que también aparece en la manera de filmar la piel, los cuerpos, una manera muy contemplativa. Y para mí eso es un gesto muy bello. Tiene que ver con el filmar tan de cerca, detallar tanto estos cuerpos tan diferentes y a su vez de detallar estos vínculos tan diferentes y tan afectivos. La mujer como sujeto, el cuerpo colectivo como sujeto y a la vez materialidades gozosas. Esa conjunción que tiene la película es muy interesante y da lugar a eso que cuesta mucho: tener esos tiempos de contemplación. Y ahí se pude ligar esa frase que tanto representa la película. Cómo esos cuerpos se vuelven territorio.

    HDF: Y la incomodidad que eso puede generar. Porque tanto cuerpo, tanta piel, es lo que le pasó a muchas personas después de ver la película. La sensación de que fue un montón, de que no podía ver más.

    HDF: Y a eso sumado los planos de los paisajes intercalados, que también están muy erotizados. Erotizar una gota de agua que cae de una montaña. Todo eso está, para mí, muy bien logrado.

    HDF: Yo también pensaba con esto que dicen que hay algo innegable de la película, sobretodo con los comentarios, la primera vez que alguien ve la película dice: paren no puedo hablar, no entiendo si tengo que pensar, que mirarla dos veces. Hay gente que me dijo: la vi tres veces y recién ahí pude saber si me gustó o no. Y en eso, siempre se dice que bueno, hay lesbianas, hay heteros, pero todos tienen sexo y demás, la película te enfrenta con la idea de los géneros y no sabes si hacerte la boluda, si te calentó, si te asustó, o qué te pasó. Y me parece que eso, en relación al deseo colonizado, lograr correrse – no sé ni cómo – pero vivencialmente lo veo.

    HDF: También es la experiencia cinematográfica, no es lo mismo ver porno sola en tu casa que de repente en una pantalla gigante con más gente.

    HDF: Y es una experiencia que no solemos compartir nosotras, no es parte del espacio público.

    HDF: Y menos donde hay tantas mujeres.

    HDF: Las experiencias adolescentes de ver porno están asociadas a los varones, o los cines porno también están pensados para varones.

    HDF: Exacto, entonces hay algo en la experiencia ahí en donde aparece el cuerpo de las espectadoras también interpelado.

    HDF: Yo quería retomar esto del cuerpo como territorio, que en algún punto –pensándolo como un conjuro en este contexto de mierda – es también un descanso. El cine LGTB y el activismo en general es una lucha, literal. Estás luchando todo el día, y queda muy poco margen porque son cuerpos muy cagados a palos. Sino no sucederían las marchas del orgullo que estás en pelotas por la calle y pensás por qué no puedo vivir así todo el año. Y vas a Rosario para vivir dos días al año, y vas sumando marchas del orgullo porque estarías siempre así. Lo mismo con el Encuentro de Mujeres, así sería el mundo sin patriarcado, no sin varones, sin esta construcción que nos separa. Y esta película es un espacio para eso. Mostrar algo tan lindo, con colores saturados, Disney, estallado, es una decisión muy pensada. Y no por eso es menos urgente, menos política. El texto que atraviesa la película terminó siendo un re manifiesto, que también está buenísimo porque a nosotras nos puede parecer mucho más familiar pero hay muchas personas que flashean colores con el texto y está buenísimo que llegue, justo con esas imágenes. Está bueno mostrar cuerpos disidentes sin la organización atravesando todo el tiempo. Las películas LGTB que llegan a los festivales son todas historias de persecución, migración, marginación, lucha, activismo organizado, sida. Son esos temas los que parece que nos tocan siempre a nosotras.

    HDF: Sí, y sobretodo a nosotras porque los gays si tienen otra forma de representación, de la vida, del disfrute. Se abre un bar torta y a los dos años son todos putos, y nos cuesta mucho sostener esos espacios. Y eso que yo lo termine de dimensionar recién ahora con la cantidad de gente que se horrorizó de ver placer femenino, y putos que también se horrorizaron y plantearon que les dio asco. En la representación, en las películas, siempre las lesbianas la estamos pasando mal. Incluso en La vida de Adele que es la película con más sexo y más de la mitad de la película terminan sufriendo por amor. Y mucha gente nos decía que Las Hijas del Fuego no es real, porque hay poliamor aceptado, y eso no genera conflicto y ¡es eso! ¿Porque tiene que ser todo real? Quieren que algo falle para quedarse tranquilos con su monogamia heterosexual. Bueno no, no hay problemas, y si los hay se resuelven más naturalmente y báncatela.

    HDF: Es eso, la capacidad del cine de poder imaginar mundos, ficcionar.

    HDF: Nos criamos con los finales felices de las parejas heterosexuales y la chica linda y el chico lindo. Y a nadie le genera incomodidad eso pero esto sí.

    HDF: Todos los espectadores pidiendo norma y conflicto, y determinando qué es real y qué no. ¿Por qué esa necesidad? ¿Por qué le pedimos también eso a la película?

    HDF: Cuando termina la película la gente no se queda tranquila y relajada, genera incomodidad y preguntas. Y me parece muy potente que si una película trata de desarmar un montón de estructuras en términos de contenido, y de prácticas, y de sexualidad, etc, también las desarme en la forma del relato, en la narrativa.

    HDF: Es que ahí también está corrido el deseo, está en juego el deseo que vos pusiste cuando fuiste a ver una película y específicamente si fuiste a ver una película porno, más el deseo que pusiste cuando estás en el cine, dependiendo con quién vayas. Está todo el tiempo corriéndose de los lugares donde vos podes decir “la parte para calentar es tal”. No sé, las partes para mí más eróticas son cuando se hecha a los machos de los distintos lugares.

    HDF: O la conversación con la madre de ella (risas)… esa parte es súper erótica. Y a quién no le pasó de pensar: “¿Me acabo de tirar onda con la mamá?”

    HDF: Y además está el cómo se mira al porno, qué uso se le da. Digan lo que quieran es difícil de ver la película.

    APU: ¿Cómo sienten el momento de la exhibición en las distintas proyecciones que han hecho de la película?

    HDF: En la premier de San Sebastián estábamos contando las personas que se levantaban, llegamos a 50. Unas se levantaron 10 minutos antes de que termine, no entendíamos por qué se levantaban en ese momento. En el BAFICI eso no había pasado, entendemos que es otro público.

    HDF: Esta película la vieron mis viejos, les conté lo que era. Después de eso, ya todo me importa poco, que la vea el portero o quien sea. Después tuve que ver a mis viejos, “bueno, no es mi estilo de películas” (risas). El resto de la exposición más bien me divierte. En el estreno la vio Kicillof (risas).

    HDF: Todas estábamos bastante abrumadas y con mucha expectativa de ver cómo iba a resultar la película. El proceso fue difícil y creo que ninguna esperaba la belleza y calidad que tiene la película. Cada vez que la veo me es menos porno. La película mixtura toda esta cuestión de la poesía, del carácter de ensayo que tiene; es super interesante de atravesarla más allá de lo porno.

    HDF: Yo no imaginaba San Sebastián, y eso también es otro nivel de exposición. Cuando la filmamos no teníamos mucha idea de si incluso se iba a estrenar en algún cine, ya cuando llegó el BAFICI fue un montón.

    HDF: Nos pasó en San Sebastián que unas señoras vinieron y nos dijeron que no tenían  idea de lo que fueron a ver y que salieron muy intrigadas de buena manera. Para mí es muy hermosa la reacción de gente más grande, que pueda abrirse y concebir la película desde otro lugar.

    HDF: En la misma película, todas las chicas ya sabían qué iban a hacer y era una cosa ya medio charlada. Al principio, cuando llegaban, no querían ser vistas, querían usar máscaras, decían “quiero participar pero hasta ahí”, y después ya todas querían hacer de todo. Te vas enganchando en esa, hay muchas que hace mucho ya andamos en bolas en cualquier lado, y te va dejando de importar. No por lo sexual, sino por querer sentir mi cuerpo libre en las marchas o donde sea. Hay mucha gente que nunca pasó esa experiencia. Es una elección, esto que está en la película podría pasar en cualquier momento de nuestras vidas, hay algunas de nosotras a las que nos pasa seguido (risas) pero es una elección, hay que buscarlo, y es contagioso.

    APU: ¿Cuáles fueron y cómo fueron las reacciones de los varones?

    HDF: El espíritu del varón siempre primero es decir lo que tiene que ser, o por qué no es, o lo que debería haber visto. En San Sebastián uno empezó diciendo “bueno, todavía no se si me gustó o no”… ¡Qué me importa! ¡Quién te preguntó! Las mujeres en general no empiezan así lo que quieren decir o su pregunta.

    HDF: ¡Es muy agresivo lo que hacen! Imaginate sala llena, estreno, con todas las actrices, la productora, la directora adelante y al chabón le pareció que re daba decir que todavía no sabe si le gustó o no. ¡¿Qué te pasa por el cerebro?! Qué nivel de impunidad. Evidentemente son muchos años de impunidad, de opinar sobre el cuerpo, las prácticas y las producciones ajenas.

    HDF: Hay uno que preguntó “¿Por qué las escenas de sexo están desde el medio, ó sea, por qué no se muestran cómo empiezan?” ¡¿Qué?!.

    HDF: Otro dijo “Yo vi mucho sexo y poco amor”. ¡Ah! Y otro que venía a buscar respuestas sobre el poliamor y no se las resolvimos (Risas).

    HDF: También se preguntó que opinábamos de las posibilidades que había para que los varones se apropien de la película y la vean como una porno para ellos.

    HDF: Esa es una posibilidad que consideramos desde que dijimos que sí. Nos expusimos e hicimos eso por lo que nos pasaba y por lo que teníamos que decir.

    HDF: Lo importante es que no está pensada para que el varón tenga placer.

    HDF: Esta reacción de incomodidad es evidente, sobre todo en varones, y en mujeres también. Pero a lo que vamos es que no es lo relevante si te gustó o no, o si te calentó o no.

    HDF: No son destinatarios de esta película.

    APU: Nos hizo pensar en la abjuración de la trilogía de la vida de Pasolini. Hace La Trilogía de la Vida pensando en cuerpos liberados, en cuerpos que se escapan de la lógica del capital y la mercancía. Le usan las películas como softporn de los ‘70, y Pasolini escribe un texto no arrepintiéndose pero sí abjurando de su producción. Cómo el patriarcado le termina dando la vuelta a eso y apropiándose.

    HDF:
    Es que el patriarcado y el capitalismo le terminan dando la vuelta a todo. Es inevitable. Todo significante es abierto y puede ser apropiado. Quizás lo diferente, de lo que no se puede apropiar, es que se sale de ciertas lógicas, como las del amor romántico. En el sentido de cómo se supone que se tiene que construir, que tiene que ser, no vas a ver eso. Y ahí me parece que está lo disruptivo.

    HDF: No es el producto nada más, es el proceso que nos llevó a hacer la película. Y eso no es apropiable. Y lo que se ve en la pantalla es eso, el proceso. Por otro lado, cuando empezamos a hacer la película, pensamos que el circuito de circulación iba a ser cines pornos del underground, y ahora el Gaumont y el Incaa la proyectan. Obvio que van a querer apropiarse. El feminismo te permite lavar caras y apropiarte de eso. Porque genera slogans masivos. Pero el contenido te lo da el movimiento, las bases. Como slogan lo puede agarrar cualquiera pero cómo nosotras le damos contenido a eso en un movimiento más grande es lo que importa.

    Hay un montón de feminismos y se están moviendo muchísimas estructuras. Y hay apropiación para controlar, siempre es así. Por eso nuestras ganas de mostrar otra parte: el placer, y no un manifiesto revolucionario para fundar un nuevo movimiento de liberación lesbiano. ¡No! Es una película que muestra dos horas de placer lésbico con relaciones y cuerpos distintos que no se suelen ver en las pantallas y que se van a ver en lugares en lo que no se ve eso. Si la película puede ir al conurbano, o a un pueblo de Tucumán y llegar a mujeres que siempre estuvieron expuestas por sus maridos al porno y a prácticas convencionales y que mirar la película les haga preguntarse cosas, ya está. Importante es qué pasa con la película en esas situaciones, si en 30 años se la apropiaron y aparece en una publicidad de Adidas ya habremos hecho muchísimas cosas más. Hagan lo que quieran con eso que hicimos en el 2015, ya habremos hecho mucho más porno, o una película de dos horas tomando té, por qué no. Y será discutir otras cosas.

    HDF: Si aparece un video porno siempre el chabón es un capo y la mujer es una puta. Yo creo que algo que sucedió simbólicamente en esta película es que nos corrimos de ese lugar. Si mostrás mi película no me estás robando algo íntimo: yo decidí hacer la película, actuarla, desnudarme, abrir las piernas, mostrar. Realmente en todo caso, estamos pirateando un lugar donde no nos dejan entrar. Y eso tiene que ver con el lugar en que nos pusimos subjetivamente, si te pusiste en el lugar en donde consensuadamente hiciste esto, ¿lo van a usar para qué? Si yo decidí hacerlo, no es que me lo robaron. Salir de esa lógica que si te ven desnuda te robaron la virtud, el valor, todo lo contrario.

    APU: Se corre de la lógica de mercancía como un producto terminado, privado a vender. Sino que aparece como el resultado de un proceso colectivo, feminista, disidente, político. Y que pase después de eso es parte del proceso y no del régimen de venta y exposición que pueda tener la mercancía ¿no?

    HDF: Un poco como todo lo cultural que hacemos. Todas hacemos producciones culturales y también cine, y creo que esa tensión está siempre. Es una mercancía en el sentido en que en el estado actual del capitalismo todo lo es, pero también no lo es porque en el sentido de lo simbólico  tiene muchas cosas que no son apropiables. Creo que la película es mercancía como otras, pero siendo independiente tiene esa tensión y también se sale de ahí.

    HDF: La película, al no tener recursos, toma la decisión de ser una coproducción de todas. Aparecen al principio todos los nombres para presentarla porque todas tenemos un porcentaje de la película. Se igualó el trabajo con el capital, con quienes invirtieron. Se midió el trabajo, se puso un precio y cada una aportó algo, sea en dinero o sea en trabajo. Y eso sí se podría haber profundizado si desde el principio se hubiese pensado como un proyecto colectivo. Porque sí, inicialmente se pensó como un proyecto de Albertina, de hecho ella produjo casi toda la película. Pero sí se podría haber pensado esa otra posibilidad desde el principio, y discutir ese modo de propiedad. Hoy la película es una propiedad colectiva. Eso también se discutió, no es de ninguna, es de todas. Y fue un resultado no un inicio del proceso colectivo. Incluso el proceso de la misma Albertina, viniendo de estructuras más convencionales del cine, fue de mucha deconstrucción de su rol. Fue el aporte de personas que participamos y venimos de otros tipos de activismos. El cine es muy jerárquico.

    HDF: El cine es jerárquico y patriarcal como cualquier estructura en sí. Incluso con disidencias.

    HDF: Y el proceso colectivo fue ir rompiendo con esas estructuras y hacer todo, todas. La que hacía la claqueta hacía iluminación, y así. Por independiente y por precaria pero también como discusión política. Discute eso también, no sólo mujeres y varones.

    HDF: Tampoco la idea es romper la propiedad y horizontalizar todo en experiencias como esas. También está bien disputar desde estructuras de propiedad como fue la película, como una cooperativa. Como otra forma de comprender y disputar la propiedad en contra de otros que tienen los medios.

    HDF: Que el producto tampoco borre roles ni desconozca la trayectoria y el conocimiento de cada una.

    HDF: De hecho hubo un casting. Hubo una elección. Lo que se tiene que discutir es como a partir de ahí se fueron construyendo las relaciones que tampoco tienen que ser todas horizontales.

    HDF: Decidir la propiedad colectiva de ese trabajo es parte de la disputa y de poner el valor del trabajo. No se pagó pero se compartió la propiedad. No todo el activismo tiene que ser sin valor, y eso no lo anula en su esencia.

    HDF: Todo esto tuvo que ver con el contexto también, hacerla en 2015. Yo creo que hacerla hoy en macrismo no sé si hubiese sido igual de posible. Encararla con la energía, con la cierta inocencia incluso.

    HDF: Incluso por  nuestros trabajos de esos momentos y la posibilidad de hacer otras cosas. Hoy mi trabajo no me lo permitiría por ejemplo. Porque los sistemas de control se recrudecieron mucho. Usamos los últimos resquicios de la década ganada. Estamos todas mucho más desgastadas, está todo cuesta arriba. Muchas no pudimos ni ir hasta Trelew.

    APU: A veces, cuando terminás la película queda alejado el proceso. ¿Sienten que el reestreno en el Gaumont activa todas estas discusiones y la propia experiencia?

    HDF: Para mí se reactivó desde el Bafici, en cada entrevista, en cada mensaje de alguien que te dice que flasheó alguna viéndola. La discusión y los significados son muy dinámicos y siempre están abiertos. Yo estoy lejos de sentir que ya se pensó todo lo que se pudo con esta película. Es permeable y se radicaliza con cada persona que piensa algo nuevo.
    Y que esté siendo proyectada en este contexto es un refugio.  Viene Federici y vamos todas a verla como si fuera una rockstar, siguiendo su gira por todos lados. Porque son necesarios esos espacios de disfrute más allá del bombo y la marcha. Salir de la realidad con espacios como la película.

    HDF: Sabiendo los efectos de cada contexto. Porque el recibimiento ante la exposición también es coyuntural. La oleada neoliberal aumentó pero al mismo tiempo aumentó el contexto abortero y feminista, y también va a aparecer la Iglesia a pegarnos. Los efectos son varios y tenemos que estar atentas a ver cómo respondemos.

    HDF: No sabemos para donde se va a disparar todo. Porque crece el feminismo pero también los anti derechos, y Bolsonaro y la persecución a tortas y travas, y al mismo tiempo las organizaciones abrazando curas en Luján. Creo que se vuelve más peligroso cómo queda la película enmarcada en estas discusiones y cómo se la pueden apropiar. Y en el feminismo también es importante estar atentas a las reacciones en general pero de la película.

    HDF: No es tanto reactivar en los estrenos que fueron en el Conti o en el Bafici porque fueron ambientes cuidados, de gente conocida, sino en el estreno comercial, en el Gaumont, en donde van a haber medios hegemónicos y una ampliación de personas. Porque habla desde códigos, y discusiones lesbofeministas que no están en el mainstream necesariamente.

    HDF: Es interesante porque la película se sale de la lógica de inclusión constante. No va a haber una sociedad heterosexual que decide incluir o no a la disidencia. La disidencia va a aparecer en primer plano y te va a estallar en la cabeza.

    HDF: No somos disidencias intentando incluirnos en la sociedad, somos disidencias discutiendo entre nosotras como incluirnos entre nosotras. Sobretodo en estos momentos en el que está tan en la mano la discusión feminista hay que llenarlo de contenido, no vamos a hablar políticamente correcto ni mostrar una película políticamente correcta.

    HDF: Subjetivamente me da mucho placer esta cosa de que por una vez se muestran  códigos de lesbianas que si no sos lesbiana te quedaste afuera. En toda la película no, pero en los central sí. Eso me parece que políticamente está bien, porque es la experiencia que no tenés. No esta cosa de que hay que hacer todo para que ellos entiendan sino que por una vez los códigos son propios y nuestros. Esa experiencia colectiva adentro del cine en donde quienes nos reímos de los códigos no es porque estén en el mainstream. Y eso es un alivio, porque nos quedamos siempre afuera de todo.

    APU:
    Salir de la lógica de la minoría. Las lesbianas, trans, e incluso mujeres como minorías, es ridículo. Incluso, la vez que aparece un varón hasta incomoda a la vista.

    HDF: El actor estaba bastante intimidado también (risas).

    HDF: Nos cansamos de escuchar los movimientos sociales y las mujeres, o los movimientos sociales y las disidencias. Somos el 80% de los movimientos sociales. ¿Quién te revuelve la olla?

    HDF: Y en la peli somos mayoría. Somos todas lesbianas aunque se demuestre lo contrario. Está ausente la pregunta de amiga paki ¿Será lesbiana? ¿Le doy un beso? Es un clásico y que no esté ya habla de algo distinto.

    HDF: Es que ahora además son todas pakis curiosas (Risas).

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/generos/las-hijas-del-fuego-cuando-los-cuerpos-se-vuelven-territorio

    Categorías: Noticias regionales

    Generais brasileiros aceitam se submeter ao comando militar de potência estrangeira!!! – Por Celio Turino

    NODAL - Vie, 15/02/2019 - 22:27

    Por Celio Turino Isso é crime de alta traição à pátria e vai acontecer a partir deste ano, sob o governo mais entreguista da história do Brasil. Como se não bastasse a entrega da EMBRAER à Boeing e, por tabela, ao Pentágono das FFAA dos EUA, agora generais brasileiros, de forma submissa, vão bater continência […]

    The post Generais brasileiros aceitam se submeter ao comando militar de potência estrangeira!!! – Por Celio Turino appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Condenações em série do Lula e o fim da justiça – Por Jeferson Miola

    NODAL - Vie, 15/02/2019 - 22:26

    Por Jeferson Miola * Em 6/2, apesar da precária condição de substituta provisória do Sérgio Moro na 13ª Vara de Curitiba, Gabriela Hardt considerou-se eticamente em condições de proferir a condenação do Lula – a segunda da Lava Jato em 18 meses. A substituta do Moro acelerou o passo para sentenciar Lula a 12 anos […]

    The post Condenações em série do Lula e o fim da justiça – Por Jeferson Miola appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    General brasileiro assumirá posto no Comando Sul do Exército dos EUA – Por Marco Weissheimer

    NODAL - Vie, 15/02/2019 - 22:24

    Por Marco Weissheimer O Almirante Craig S. Faller, chefe do Comando Sul das Forças Armadas dos Estados Unidos, revelou que um general brasileiro assumirá, ainda este ano, o posto de vice-comandante de interoperabilidade do Exército Sul norte-americano, o primeiro oficial brasileiro a ocupar esse posto e a ficar subordinado à cadeia de comando dos militares […]

    The post General brasileiro assumirá posto no Comando Sul do Exército dos EUA – Por Marco Weissheimer appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Em defesa da Revolução Bolivariana! – Por Gustavo Codas e Lucio da Costa

    NODAL - Vie, 15/02/2019 - 22:22

    Por Gustavo Codas e Lucio da Costa * A principal batalha do momento no nosso continente é a da Venezuela. Se o governo Trump e seus aliados venezuelanos forem vitoriosos, as consequências políticas e econômicas para nossos povos serão terríveis e duradouras. Se o povo venezuelano resistir à agressão do imperialismo estadunidense, os povos de […]

    The post Em defesa da Revolução Bolivariana! – Por Gustavo Codas e Lucio da Costa appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Jimmy Almoza, salubrista haitiano: “Haití fue la primera revolución independentista negra del mundo y eso el sistema colonial basado en Occidente no lo perdona”

    NODAL - Vie, 15/02/2019 - 22:13

    Entrevista a Gonzalo Basile, epidemiólogo, y Jimmy Almoza, salubrista Por Nicolás Retamar, de la redacción de NODAL Crisis humanitaria y ayuda humanitaria son palabras que resuenan en los oídos de todas las personas que habitan América Latina y el Caribe. Que Nicolás Maduro es legítimo o ilegítimo o que Juan Guaidó es servil a los […]

    The post Jimmy Almoza, salubrista haitiano: “Haití fue la primera revolución independentista negra del mundo y eso el sistema colonial basado en Occidente no lo perdona” appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Iván Duque, en videoconferencia con Juan Guaidó, anuncia un concierto “por la libertad en Venezuela”

    NODAL - Vie, 15/02/2019 - 20:22

    De esto hablaron Duque y Guaidó en una videoconferencia este viernes El Tiempo Presidente de Colombia urge a la OEA a afianzar el “cerco diplomático” contra Nicolás Maduro Iván Duque, presidente de Colombia, realizó una solicitud este viernes a los integrantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que afiancen el “cerco diplomático” contra […]

    The post Iván Duque, en videoconferencia con Juan Guaidó, anuncia un concierto “por la libertad en Venezuela” appeared first on NODAL.

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto