Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 12 mins 42 segs

    LA NUEVA DERECHA AUTORITARIA

    Lun, 19/02/2018 - 18:10

    Por Sandra Russo

    Muchas veces al día uno siente que fuimos bastante ingenuos. Cuando se ve que lo que parecía una construcción colectiva sólida es extirpado en dos años, se siente una sensación de impotencia y de desgarro muy fuerte.

    No sé si “ingenuos” es la palabra. Porque en todo caso, el proceso urgente de demolición que esta desconcertante nueva derecha autoritaria lleva a cabo en muchos países al mismo tiempo, es la reacción a los que fueron –con sus contradicciones y sus erratas–  los mejores gobiernos que ha tenido en muchas décadas América Latina. Lo de “mejores” está dicho bajo el parámetro de que quien escribe, igual que millones de latinoamericanos, cree firmemente y más allá de cualquier encuadramiento partidario que lo mejor es que la riqueza se redistribuya. Es claro de entender. Es estar política y culturalmente a favor, como decía una célebre cumbia colombiana, de que llegue el momento “en que lo negro sea bello”.

    La nueva derecha autoritaria tiene visos extremos. Siempre se ha asociado esa noción de extrema derecha con, bueno, los neonazis que después de todo el gobierno de Macri cobija con mucha más afinidad que al pueblo trabajador. O se ha asociado a persecuciones, censura, detenciones ilegales, prohibición de manifestaciones, disolución de los sindicatos, condena sucinta a muerte por portación de identidad o filiación política, de etnia o de clase. En fin, cada uno de esos desvíos son los que vivenciamos diariamente, pero esta caracterización se esfuma en los eufemismos, los ocultamientos, la pantalla infantilizada en la que se convirtió la televisión. La policía tirando y acribillando a su criterio, por un lado, y Dietrich dando de baja el servicio de transporte de ARbus para que una empresa amiga no tenga competencia, pero a su vez prestándole los servicios de la empresa dada de baja a Flybondi, otro chanchullo, que hasta ahora no ha hecho más que mostrar incompetencia. Y las vacas no dicen ni mu.

    Estamos en un siglo nuevo y en una nueva fase de un capitalismo que no guarda un ápice de apego por lo que hasta diciembre de 1015 identificábamos con la democracia. En el último recambio presidencial, y en las elecciones de medio término también, el electorado, aunque muy lejos de una clara mayoría, decidió seguir confiando en Macri. Ese es precisamente un rasgo de esta nueva derecha autoritaria a la que le podríamos agregar “financiera” para completar una categoría provisoria. Accede al poder gracias a un nuevo tipo de sujeto político, alimentado de radio y televisión, que son socios del poder y ya no intermediarios, y con la manipulación abierta al Poder Judicial. Véanlo a Garavano intentando expulsar a Zaffaroni de la CIDH. Vean cómo la opinión ahora es un delito.

    Pero si miramos el mundo, incluso si miramos el ombligo de este mundo en el que Macri nos clavó, que es Estados Unidos, veríamos que no faltan las represiones y los ajustes que arrasan con las necesidades básicas, como en Europa del sur, pero las persecuciones no llegan a ser planteadas contra la población norteamericana. Aquí, los más trumpistas que Trump entrenan a las fuerzas de seguridad para combatir a un nuevo enemigo interno y compran armas a destajo para arrasar contra cualquier rebeldía popular. Si esperan esa rebeldía, no es porque nadie esté planeando derrocarlos. Derrocar a un gobierno elegido en las urnas no forma parte de la cultura política que se cultivó en los últimos doce años, lo que no borra los mecanismos constitucionales para enjuiciar políticamente a un funcionario público si hubiera motivos. Pero si esperan y se arman contra un alzamiento popular es porque saben perfectamente que están tomando una batería de medidas y decretando cuestiones que la Constitución les prohíbe, y que los que pisan y patean no son felpudos ni trapos de piso sino hombres y mujeres que no se rinden tan fácilmente a creer que lo que pasa es inevitable.

    La nueva derecha autoritaria financiera no es un invento argentino. En mi muro de Facebook comparto noticias de todo el país con otras noticias de otros países de la región y de países europeos que parecen reflejar un mismo tipo de opresión. Las noticias de Africa, sin embargo, están encriptadas en los medios: por eso recién vemos a sus poblaciones cuando intentar huir y son rechazadas. Los medios nunca explican de qué huyen. Y huyen en una gran mayoría de los desastres que las fuerzas de la OTAN hicieron en sus países. Pero en la parte del mundo a la que tenemos acceso informativo, aunque sea en las redes, lo que se ve es lo mismo. El remate de lo público para pasarlo a manos privadas. La nueva derecha autoritaria financiera suele no tener postulados ideológicos, porque es verdad que ideológicamente recurre a un collage de lo ya inventado y se vende a sí misma como una compañía se seguros o una cajita feliz. Pero tiene un culto, el culto al dinero concentrado. Y eso es todo. Lo demás (el hambre, la sangre, el dolor, la impiedad, la sed, el exterminio, el desprecio compulsivo) viene por añadidura. “Lo inevitable” para estos personajes que irrumpieron sincrónicamente en el poder es la destrucción, la extracción y el robo televisado del patrimonio colectivo, y su apropiación inmediata.

    Hasta los burdos manuales de Ciencias Sociales de Macri repitiendo que “Sí se puede” están destinados a instalar en las nuevas generaciones la sensación profunda e inculcada de que esos niños pertenecen a países en los que es imposible crecer en paz. Los violentos quieren enseñar en las escuelas –la reforma educativa es un eje del Cóndor II y en todos los países los maestros son blanco de persecución– que los que están arriba tienen derecho a eso, y que los que se niegan a ser precarizados son “los violentos”.

    La persecución tiene un solo objetivo, que es extirpar el yuyo de la esperanza, abortar la idea de que no tenemos por qué ser tan infelices, no tenemos por qué soportar tanto dolor, no tenemos por qué pelear hasta el hartazgo, día tras día, por cosas que eran nuestras y nos fueron robadas.

    La nueva derecha autoritaria financiera necesita pueblos anestesiados como audiencias de prime time. Necesita mucha distracción. La violencia es usada como distracción. La verdadera razón de ser de estas nuevas fuerzas políticas que detestan la política es precisamente reemplazarla por una idea-estribillo que, incrustada en los cerebros como una neurona implantada, haga desistir a millones de pelear por otro mundo. Mientras tanto, ellos llevan a cabo la tarea que los hechiza, los excita o los psicotiza, según el caso: juntar todo el dinero posible, hacer todos los negocios propios posibles, concentrar la torta a un grado como no se conocía desde hace décadas y hasta un punto que no tiene techo: sacarán para ellos mismos todo lo que puedan como nunca antes nadie se animó ni se interesó. Como dice el Papa, no tienen Dios pero tienen un fetiche execrable por el que son capaces de cometer crímenes de todas las especies. Son adoradores de sus ganancias. Nunca la humanidad presenció este espectáculo dantesco del poder sin límites de los adoradores de sus ganancias. Por eso no hablan y cuando hablan no dicen nada. Porque en su credo no hay lenguaje. Hay números de cuentas bancarias en los únicos paraísos que conocen y conocerán.

    https://www.pagina12.com.ar/96256-la-nueva-derecha-autoritaria

    Categorías: Noticias regionales

    PERONISTAS Y MACRISTAS: EL PRESENTE DEL 19

    Lun, 19/02/2018 - 18:04

    por Esteban De Gori ///-.

    La efervescencia electoral que provocó el triunfo de Cambiemos en las elecciones legislativas se fue encontrando con problemas y nuevas conflictividades. Esto obligó al Gobierno a “maniobrar” e introducir nuevas agendas con el propósito de reducir los daños. Después de avanzar dos años sin resistencias significativas, los efectos de la política  propia y ajena comienzan a pasarle factura.

    El macrismo se está “probando” para el 2019. Por ahora puede articular en una formula política de estabilidad dimensiones contradictorias: cierto apoyo social, la caída de la imagen presidencial, inflación alta, incremento del dólar, mayor previsión de crecimiento económico, escasa inversión extranjera, un importante gasto social y erosión de expectativas. Administra con eficacia estas dimensiones, como también los leves intentos de superación de la fragmentación peronista o el embate coordinado del sindicalismo.

    El ejercicio de poder es también capacidad de desestructurar a otros y eso, efectivamente, lo viene logrando.

    No es un Gobierno “blindado” pero ha logrado altas cotas de preservación y un equilibrio interno entre los más moderados, preocupados por los votos de 2019, y aquellos deseosos de acelerar reformas para terminar con la “maldición” populista argentina.

    Ese apoyo social –del cual ciertos analistas se preguntan por qué no logra diluirse frente al panorama económico- se sostiene en una expectativa meritocrática, en visualizar al Gobierno como productor y ordenador de la distinción social y en una discursividad anticorrupción que promete castigo y reparación.

    Un sector de la clase media y baja argentina todavía sacrifica algo de su presente en pos de una promesa que cada día parece más lejana. Hoy el macrismo ofrece orden, elitismo y distinción social y se ha transformado en un objeto de consumo de ciertos sectores medios y altos.


    II

    De las tres reformas que se propuso el presidente, ni bien se conocieron los resultados electorales –previsional, tributaria y laboral-, solo ha logrado llevar adelante la primera con costos políticos inimaginados. Las otras dos restantes, seguramente, serán parte de una nueva estrategia (fragmentación de las reformas en micro leyes o directamente, reformas tenues). El Gobierno sabe que se encontrará con diversos sectores del peronismo y del sindicalismo que tienen como horizonte la unificación y recuperar “algo de política” que los gobernadores peronistas han utilizado para pactar apoyos y flujos presupuestarios con la Casa Rosada. Cada gobernador es clave en la gobernabilidad. No solo controlan varios senadores necesarios para aprobar futuras leyes, sino territorios que pueden ser conflictivos. Si este apoyo comenzará a menguar Macri debería profundizar la vía de los decretos (cosa que ya ha realizado con un mega decreto de reforma de la administración pública) o presionar a la clase política con la manifestación de corrientes sociales de opinión vinculadas al rechazo al sindicalismo o a temores sociales como la inseguridad, donde el punitivismo penal puede abrir la puerta del gatillo fácil.

    El conflicto que provocó el tratamiento de ley de reforma previsional, la amenaza de reforma laboral, el caso de nepotismo del Ministro de Trabajo y la presión judicial sobre algunos sindicalistas –como el líder del sindicato de camioneros Hugo Moyano- abrieron la posibilidad de un diálogo mayor entre diversos actores del universo peronista. El kirchnerismo, el randazzismo (aquellos que integraron la lista de Florencio Randazzo), algunos miembros del massismo  y del sindicalismo manifestaron su voluntad de iniciar un camino de unificación. La unidad no será fácil. No hay peronismos fáciles que solo tienen en la mano la calculadora electoral.

    Varios dirigentes del massismo y un grupo de gobernadores peronistas han rechazado o ven con recelo la posibilidad de acordar con Cristina Fernández de Kirchner. Otros, en cambio, reconocen que su caudal de votos y representación es importante para una opción competitiva. El macrismo impuso de alguna manera cierta forma cultural y simbólica de construcción del liderazgo político que se ha introducido en el futuro del peronismo.


    III


    Lo que más preocupa al Gobierno nacional es el enfrentamiento con Hugo Moyano y lo que éste pueda lograr con cierto sector del sindicalismo.
     Quien fuera un aliado hasta hoy se convirtió en un posible opositor (a causa de la disputa por un conflicto en torno a la empresa postal OCA y por el avance judicial). En principio, probará con la “calle”. La manifestación del 21 de febrero convocada por el líder del sindicato de camioneros es un primer pulso.

    El Gobierno nacional ha logrado que algunos sindicatos no adhieran a la marcha y otros sindicalistas se han alejado precisamente por el acercamiento de Moyano al kirchnerismo. El líder sindical padece la interna sindical y la interna misma del peronismo. Si sale bien parado podrá conducir el sector de sindicatos más crítico al Gobierno, sino solo será un ejercicio de fuerza disponible para otras batallas.

    El macrismo va a medir fuerzas y estarán todos los demás sindicalistas –más proclives a negociaciones con el oficialismo- expectantes. La disputa con Moyano será parte del laboratorio político de una futura reforma laboral -de manera integral o parcial- o el modo de vinculación con el resto del sindicalismo que todavía apuesta por negociaciones corporativas (dinámica tradicional desde los años 90).

    Una manera de debilitar al sindicalismo ha sido reactualizar la sospecha social sobre el enriquecimiento ilícito de cierto sindicalismo y mover denuncias judiciales sobre otros dirigentes. La estrategia contra el sindicalismo, por lo menos en un primer momento, es ir allí donde puede construir legitimidad social (poner la lupa sobre actos de corrupción o prácticas non sanctas) y no desestructurarlos a partir del enfrentamiento en huelgas o acciones sindicales.

    Si el enfrentamiento con Moyano articula otras demandas y otras necesidades vitales de un sector del peronismo, éste puede dar signos de recomposición frente a un 2019 donde no hay un líder o lideresa claro para la disputa presidencial. Por ahora el peronismo se debate en torno a los estilos de liderazgo y construcción. Unos pretenden una propuesta renovada más sujeta al tic tac cultural de estos tiempos políticos (con la lectura obvia de aquella adhesión que logró el macrismo) y otros, en cambio, insisten en figuras como la de Cristina Fernández de Kirchner. En este ensayo de unidad no solo se está buscando alguien que “mande” sino una forma de articulación política y cultural para representar una mayoría y que se aleje de algunos errores o programas políticos del anterior Gobierno. Hay un peronismo al que le gustaría ser un macrismo con mayor gasto social y otro peronismo que rechaza en “bloque” los nudos culturales de la adhesión del macrismo y todas sus prácticas políticas.

    La carrera por 2019 ha comenzado. Los gobernadores y gobernadoras peronistas deben renovar sus cargos ejecutivos. Necesitan dinero del Gobierno central, paz territorial y buena performance electoral. El dinero no garantiza linealmente votos, por tanto sus reelecciones o sucesiones no están garantizadas. Si el peronismo logra una precaria unificación tendrán problemas a la hora de buscar un lugar de “equidistancia”. Cuando empiece a rodar la ruleta electoral tendrán que apostar por sumarse a lo que el “peronismo” arme o buscar coaliciones con el oficialismo. La vuelta a una especie de bipartidismo es probable y muchos trabajan en esa clave. El escenario de tres beneficia –por ahora- al oficialismo.

    IV

    El peronismo se está reconfigurando. Veremos hasta donde llega y lo que puede ofrecer a una sociedad que viene atravesando intensos cambios culturales. Tiene mucho por recorrer y la dinámica económica y social será central en sus movimientos. También se están reconfigurando las alianzas y coaliciones sindicales. El triunvirato de la Confederación General del Trabajo se ha fracturado y ello dispara nuevas alianzas. Hugo Moyano ha establecido un lazo coyuntural con la CTA autónoma y la CTA y gremios decididos a enfrentar al macrismo y ello, como ha sucedido con anterioridad, puede abrir un polo sindical con cierto poder para discutir con el Gobierno nacional.

    Cambiemos también tiene sus desafíos a futuro si desea la reelección de Macri y contentar a una parte de la elite económica. Cosas que por momentos pueden ir por el mismo andarivel y otras veces no. Este es un momento clave para todos los actores políticos que tienen intenciones de disputar poder. La carrera por el 2019 comenzará a acelerarse. Eso sin dudas.

    ​http://www.celag.org/peronistas-macristas-presente-del-19/​
    Categorías: Noticias regionales

    LA VENEZUELA HEROICA DEL AYER Y DE HOY

    Lun, 19/02/2018 - 18:03

    Por Omar Hassaan

    Los últimos dos años han sido muy difíciles para Venezuela, sin duda alguna. El hecho de que la sociedad venezolana no ha colapsado hasta los momentos, es un auténtico milagro, y ese milagro pertenece al heroico pueblo venezolano.

    Es ese pueblo el que ha resistido una embestida tras otra, y aún su sociedad sigue funcionando. A penas funciona, quizás dirían unos, pero el hecho de que aún se mantiene intacta es, por sí mismo, una extraordinaria obra de paciencia y resiliencia, demostrando que el noble pueblo de Bolívar posee un umbral de dolor bastante elevado, al par de pueblos como el de Stalingrado durante los terribles años de 1942 a 1943, o el de la Franja de Gaza, desde el hurto de sus tierras en 1967, y hasta los momentos.

    El pueblo venezolano sigue resistiendo, sigue demostrando la paciencia del propio Job (invito a mis hermanos cristianos a leer del Libro de Job, en el Antiguo Testamento), resistiendo una opresiva prueba tras otra, mientras el venezolano sigue exhibiendo orgullosamente su fidelidad a su país, su nación y su propia sociedad. La prueba misma es si el venezolano abandona la vida en sociedad y decide destruir la misma, o lucha por lo suyo y no permite que se derrumbe su hogar y su patria. Con cada día que no se materializa el anhelado estallido social, el venezolano pasa la prueba de adversidad impuesta por sus enemigos, sean quien sean los mismos. Con cada día que la gente sigue funcionando en sociedad, se gana la batalla por la destrucción o salvación de Venezuela, y así de simple es la ecuación.

    Pero esta resistencia y capacidad de sostener los golpes de los enemigos y el destino, no es nada nuevo para Venezuela. Todos hemos leído sobre el gran sufrimiento que marcó el nacimiento de esta gran nación, entre los años 1810 y 1821, cuando su libertad e independencia se lograron con la sangre de una generación completa de venezolanos, y lo que sobrevivió de esa tremenda embestida de más de una década de guerras y caos, fue una nación recién concebida, devastada, agotada y con pocas posibilidades de poder defenderse de las depredaciones de las potencias agresoras de esos momentos. De las cenizas de las guerras independentistas, surgió la Venezuela del Siglo XIX, y entre el sectarismo y el caudillismo desde adentro, y las agresiones imperiales desde afuera, logró sobrevivir una calamidad tras otra.

    Si tenemos que buscar un ejemplo de la capacidad del venezolano para aguantar las tragedias, la pérdida y la desesperación, tenemos el mejor de estos en la triste y dolorosa Emigración a Oriente, realizada en el terrible año de 1814. Durante esa pesadilla que duró más de un año, Venezuela fue sumergida en su propia sangre, y quizás sufrió más en ese año que durante cualquier otro de su vida republicana. El primer caudillo en toda la historia de Venezuela, y quien efectivamente logró someter a todo el territorio nacional por primera vez – Tomás Boves – fue una anatema para los patriotas, pero también para los realistas, pues todos temían el Urogallo, Taita Boves. Boves fue la personificación del terror para todos, no solamente por su brutalidad y su crueldad, sino también por lo tan efectivo que fue en su corta y exitosa carrera militar. Nadie logró derrotarlo decisivamente, aunque en realidad, sus victorias se deben al uso magistral de su ejército popular y llanero, el mismo ejército que luego Bolívar y Sucre utilizarían para derrotar a los españoles en Boyacá, Carabobo, Junín y Ayacucho. 
    La catastrófica derrota de los republicanos en la Primera Batalla de la Puerta – en la cual Boves capturó el valle de Aragua – fue el preámbulo del tortuoso asedio de Valencia. Durante ese terrible periodo de esa heroica cuidad, los valencianos tuvieron que alimentarse de los caballos, mulas, gatos y perros que tenían dentro de la ciudad para poder sostener el asedio de Boves, de la misma manera que los rusos de Leningrado tuvieron que hacer para poder sobrevivir el cruel asedio nazi, entre los años 1941-44. Los valencianos, finalmente obligados a rendirse, fueron masacrados como tantos otros de nuestro país, durante las campañas de Boves.

    Esto nos hace recordar de la narrativa romántica (es decir, no tanto histórica como literaria) de Eduardo Blanco, en su obra magistral “Venezuela Heroica”, la cual deseo compartir con ustedes, durante estos difíciles tiempos para la Patria Bolivariana:

    Nube de polvo, enrojecida por el reflejo de lejanos incendios, se extiende cual fatídico manto sobre la rica vegetación de nuestros campos. Poblaciones enteras abandonan sus hogares. Desiertas y silenciosas se exhiben las villas y aldeas por donde pasa, con la impetuosidad del huracán, la selvática falange, en pos de aquel demonio que le ofrece hasta la hartura el botín y la sangre, y a quien ella sigue en infernal tumulto cual séquito de furias al dios del exterminio.

    Es la invasión de la llanura sobre la montaña: el desbordamiento de la barbarie sobre la República naciente. Conflictiva de suyo la situación de los republicanos, se agrava con la aproximación inesperada del poderoso ejército de Boves.

    …La onda invasora se adelanta rugiendo: nada le resiste, todo lo aniquila. Detrás de aquel tropel de indómitos corceles, bajo cuyas pisadas parece sudar sangre la tierra, los campos quedan yermos, las villas incendiadas sin pan el rico, sin amparo el indigente: y el pavor, como ave fatídica, cerniéndose sobre familias abandonadas y grupos despavoridos y hambrientos que recorren las selvas como tribus errantes. ¡El nombre de Boves resuena en los oídos americanos como la trompeta apocalíptica!

    Bolívar, decisivamente derrotado, no tuvo otra opción que retirarse, junto a 20.000 caraqueños, al oriente del país, en donde esperaba unirse a los patriotas orientales para seguir la lucha. Blanco nos dice en su obra recién citada:

    Cunde el terror en todos los corazones; mina de desconfianza el entusiasmo del soldado; Caracas se estremece de espanto, como si ya golpearan a sus puertas las huestes del feroz asturiano; decae la fe en los más alentados, y una parálisis violenta, producida por el terror, amenaza anonadar al patriotismo. Cual, si uno de los gigantes de la andina cordillera hubiese vomitado de improviso gran tempestad de lavas y escorias capaz de soterrar el continente americano, todo tiembla y toda se derrumba…Los que habían podido huir a las montañas se inclinaban abatidos en el recinto del hogar, buscaban la oscuridad para ocultarse en ella como en los pliegues de un manto impenetrable, y a cada instante, sobrecogidos de pavor, creían oír ruidos siniestros, precursores de la catástrofe que los amenazaba, ruidos que no deseaban escuchar, pero que el terror sabía fingirles, haciéndoles más larga y palpitante la zozobra.

    Irónicamente, el Libertador decidió no defender a Caracas, por no poder confiar en los esclavos que residían en esa ciudad, y quienes muy probablemente se hubieran rebelado contra los patriotas y hubieran apoyado a uno de los pocos líderes de la Provincia de Venezuela que les otorgó liderazgo y consideración: Boves. A pesar del gran dolor que sufrió Bolívar en 1814, ese año fue cuando el Libertador descubrió la única fórmula exitosa para derrocar al Imperio Español en toda Sur América: el ejército del pueblo, hecho de mulatos, pardos, indios, mestizos, pobres, negros, esclavos y todo lo que la sociedad colonial había marginalizado durante siglos, es decir, el mismo ejército de Boves, fue el que luego sería el de Bolívar y Páez.  

    La emigración a Barcelona fue uno de los episodios más oscuros de la historia de Venezuela, tanto de la provincia como de la república. Quienes se quedaron en Caracas, sufrieron todo tipo de persecuciones, torturas y saqueos, y quienes se fugaron, sufrieron aún más.  Es posible que más de doce mil personas perdieron sus vidas durante la emigración, ya sea por animales salvajes (serpientes, entre otros), el hambre, todo tipo de enfermedades, los ataques de los llaneros, y otros factores. Francisco Tomás Morales persiguió a los caraqueños durante esta marcha de la muerte, una marcha no menos terrible que la de los amerindios choctaw en 1831 y los cheroquis en 1838, en el oeste norteamericano, conocida como el “Sendero de Lágrimas”.

    Boves y sus tropas masacraron tanta gente en su trayectoria hacia el Oriente, persiguiendo a los refugiados, con la macabra finalidad de mascararlos a ellos también. Al caer Barcelona en las manos de los realistas, los patriotas huyeron a Cumaná, y finalmente a la Isla de Margarita, como último refugio antes de escapar por completo del país, hacia Cartagena de Indias. Para añadir a la amargura de los venezolanos, el corsario Giovanni Bianchi se quedó con las posesiones personales de los refugiados, al igual que los tesoros de las iglesias caraqueñas, tomados por los patriotas para negarle esos recursos al enemigo.

    El historiador Francisco Antonio Encina considera que de los 12.000 peninsulares y canarios y 220.000 criollos que vivían en Venezuela al inicio del proceso independentista, 7.400 de los primeros habían muerto en combate o fueron masacrados por los patriotas entre julio de 1813 y abril de 1814, y 200.000 criollos habían sido masacrados antes de llegar Morillo por ser las víctimas preferidas de Boves, Morales y Yáñez. Durante los constantes combates, masacres y devastación que asolaron dicha tierra, murieron entre 100.000 y 150.000 personas. El historiador Arturo Uslar Pietri escribe muy correctamente en su obra “Historia de la Rebelión Popular de 1814”, la siguiente frase, resumiendo la verdadera miseria y terror que vivió el pueblo venezolano durante ese terrible año: “…en Venezuela se derramó más sangre en aquel año que en toda la Revolución Francesa. Ningún pueblo ha conocido una lucha de clase de esa magnitud.”

    Todo esto fue meramente un episodio entre tantos de la historia de Venezuela, aunque uno de los más notorios y dolorosos. No obstante, no fue el único. Apenas 38 años de consolidar la independencia en la Batalla de Carabobo, en 1859, inició la Guerra Federal, una guerra civil en la cual se repitió la devastación de las guerras de la independencia. La guerra federal devastó la población rural del país, justo en las regiones occidentales dedicadas a producir una gran parte de la riqueza (y la comida) del mismo, por lo cual la despoblación y las emigraciones forzadas del campesinado arrastraron el país hacia más miseria, más pobreza e interminables hambrunas. El efecto agregado de las guerras independentistas y la guerra federal sobre la población venezolana es imposible de concebir, apreciar o exagerar, en toda su devastación, dolor y sufrimiento, para el pueblo heroico de la Patria Bolivariana.

    No todos los episodios de sufrimiento y tortura del pueblo venezolano fueron a raíz de las guerras y los caudillos, pues en ciertos casos, fueron los mosquitos quienes “plagaron” a este noble pueblo de inmensas e interminables miserias. La próxima cita fue extraída de un blog denominado “Vivencias Llaneras del Abuelo”  (http://cuentaelabuelo.blogspot.com/2013/07/la-lucha-contra-el-paludismo-2.html ):

    Entre finales del siglo XIX y principios del XX, Venezuela disminuida por las constantes guerras, la pobreza y las enfermedades, mostraba un despoblamiento significativo. Se sumaban a estas desgracias el atraso cultural y aislamiento en que estaba sumida en tiempos de Juan Vicente Gómez, ya que, para entonces la explotación petrolera e introducción de capital extranjero en plena vigencia, hacían que la vida en los medios rurales languideciera en el abandono.

    Este panorama favoreció definitivamente la extensión de la enfermedad en todo el país, carente en ese entonces de planes sanitarios para combatirla. Para 1916, se decía que cada dos horas moría un venezolano a causa del paludismo. Para 1936, fallecido Gómez, el área malárica en Venezuela cubría 600.000 Km de la superficie del país estimada en 915.741 km. Las referencias indicaban que, de 3.000.000 habitantes del país, 1.000.000 enfermaba anualmente de malaria.

    En los llanos, bien sea por su significativa extensión en el país como por sus particularidades geográficas, la enfermedad y su vector se difundieron de manera muy alarmante diezmando visiblemente la población y ocasionando emigraciones a otras regiones para salvar la vida, que trataba de refugiarse en apenas 1/3 del país en zonas menos afectadas. El líder de la lucha antimalárica en Venezuela, el Dr. Arnoldo Gabaldón, de quien haremos una reseña más adelante, sostenía que: “Nadie se aventuraba irse de Caracas a Ortiz en Guárico, a Ospino en Portuguesa o a Monay en Trujillo, para citar sólo tres lugares tristemente célebres, pues sabían que lo que allí podrían invertir sería tarde o temprano perdido”.

    Para estos tiempos, era mayor el número de decesos que el de nacimientos, lo cual representaba una de las principales causas de despoblación en Venezuela. Entre 1910 y 1945, las cifras estimaban una proporción de 300 por 100.000 (MSAS 1974) “La región de los llanos motivado a su topografía y clima presentaba índices vitales negativos como consecuencia de los estragos del paludismo.

    Pero acompañado de una larga historia de terror, muerte y sufrimiento, otros aspectos igualmente innegables de nuestra venezolanidad han sido la resistencia, la paciencia y el espíritu de combate. La heroica resistencia venezolana durante los grandes desafíos de 1814, de 1859, durante el largo oscurantismo del período gomecista, o durante la dictadura perezjimenista, tampoco fueron meros episodios aislados y atípicos de la historia venezolana, sino forman parte de la otra cara de la venezolanidad: adversidad y resistencia, calamidad y resiliencia, sufrimiento, por un lado, y lucha y compromiso con la condición humana, por el otro, recordando las palabras del Comandante Che Guevara:

    La Solidaridad es la ternura de los pueblos.  

    El venezolano de hoy debe sentir y vivir el doble orgullo del indomable espíritu de combate de sus ancestros, y el poderoso espíritu de resistencia que demuestra en la actualidad. Durante la gran década independentista (1810-1821), el venezolano pagó con su sangre y su propia población el precio de su libertad y su soberanía. Durante la guerra federal, pagó el mismo precio por la igualdad y contra la marginalización socioeconómica impuesta por los godos y los terratenientes. Hoy en día, ese mismo venezolano repite y reedita las luchas de sus ancestros, al demostrar una infinita paciencia y una admirable fortaleza interna para aguantar las embestidas de sus enemigos, con la noble finalidad de proteger su libertad, su soberanía y su igualdad socioeconómica. Todas las luchas tienen su precio, nada se puede lograr sin sacrificios, dolor y angustia, pero el pueblo venezolano les ha demostrado a sus enemigos que puede aguantar y sostenerse firmemente ante cualquier tipo de agresiones.

    A pesar del sufrimiento y las necesidades que vive actualmente el venezolano, el mismo ha demostrado ser tan resistente como el pueblo ruso de Stalingrado y Leningrado, o el pueblo vietnamita del Sur de Vietnam. Hoy en día, el pueblo de Bolívar, Sucre y Chávez, escribe una nueva epopeya de luchas y sacrificios digna de otra obra como la “Venezuela Heroica”, una que inmortalice sus sacrificios y sus batallas por lo más noble que puede luchar el ser humano: su libertad, su dignidad y su independencia. Gloria al Bravo Pueblo, que el yugo lanzó, y aunque el despotismo efectivamente levantó su voz una vez más en la tierra de Bolívar, el noble pueblo bolivariano y chavista sigue manteniendo el ejemplo que tantas veces Caracas dio.


    khosomoso@yahoo.com  
          

    ​https://barometrolatinoamericano.blogspot.com.ar/2018/02/la-venezuela-heroica-del-ayer-y-de-hoy.html​
    Categorías: Noticias regionales

    VENEZUELA: SIN HABER EMITIDO AÚN, EL PETRO TIENE A LA BUROCRACIA IMPERIAL EN ESTADO DE DESESPERACIÓN

    Lun, 19/02/2018 - 17:46

    Por Carlos E. Lippo///-.

    La designación del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial fue una de las  resoluciones de la conferencia monetaria y financiera de Naciones Unidas, realizada en el complejo hotelero de Bretton Woods, (Nueva Hampshire, Estados Unidos), entre el 1 y el 22 de julio de 1944; siendo oportuno señalar que en aquel entonces Naciones Unidas era sólo un grupo de naciones cuyos gobiernos habían suscrito en 1942 una declaración que les comprometía a luchar juntos en contra de las “Potencias del Eje” (Alemania, Italia y Japón), en el marco de la II Guerra Mundial.


    “Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle.

    Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

    Hugo Rafael Chávez Frías

    Se trató de una designación que impuso el gobierno gringo con una gran facilidad haciendo uso de sus habituales maniobras chantajistas e intimidatorias, aunque basándose en los siguientes hechos: EEUU poseía para esa época un 80 % de las reservas de oro del mundo y estaba próximo a emerger de la guerra convertido en una gran potencia industrial a la que las “Potencias Aliadas” debían ingentes sumas de dinero por concepto de compra de armamentos; las potencias de la Europa Occidental estaban todavía inmersas en el conflicto bélico del cual salieron totalmente desangradas; la mayor parte de los 44 participantes eran países latinoamericanos, la inmensa mayoría de ellos altamente permeables a la influencia y el control de Washington por aquellos días; y finalmente, una cantidad importante de naciones que todavía eran colonias europeas no pudieron participar directamente sino a través de sus respectivas metrópolis, como por ejemplo India, que participó representada por Inglaterra. A todo esto habría que agregar que dicha designación no fue ratificada posteriormente por la URSS, los países del bloque socialista y China, que se retiró de la conferencia tras el triunfo de su revolución en 1949.

    La designación exigía que el dólar estuviese respaldado por oro así como también su libre convertibilidad a razón de 35 dólares por cada onza (28,35 gr.) del precioso metal, lo que se llamó “el estándar internacional de oro” o “patrón oro”, aplicable a las divisas de todos los países firmantes para poder establecer su paridad en relación con la moneda estadounidense.

    En 1971, obligado por el hecho de haber gastado la casi totalidad de las reservas de oro, a consecuencia de los gastos generados por las guerras de Corea (1950-1953) y Vietnam (1955-1975) y apegado a la inveterada costumbre de incumplir los acuerdos suscritos, el imperio, en cabeza de su presidente de turno el inefable Richard Nixon, decide dejar de respaldar el dólar con oro. Poco después suscribe un convenio con Arabia Saudita, que era ya el primer exportador mundial de petróleo, para que sólo aceptase dólares americanos en pago por la venta de sus hidrocarburos. Dicho convenio, sugerido por otro de los inefables, el secretario Kissinger, contemplaba por otra parte, el suministro de armas, asesoría militar y defensa del corrupto régimen monárquico saudí, ya desde aquel entonces uno de los mayores violadores de los derechos humanos en este planeta.

    Posteriormente en 1975, por razones de desconfianza hacia los otros miembros, todos las naciones integrantes de la organización de países exportadores de petróleo (OPEP), de la cual formamos parte en calidad de miembro fundador, que a la sazón contaban con más del 81% de las reservas mundiales de petróleo, decidieron suscribir el mismo convenio, con lo que quedó conformado el sistema petrodólar (1). Sistema absurdo y aberrante que fuerza a todos los países del planeta a vender y comprar todo su petróleo en dólares, creando una demanda internacional artificial por el dinero de los Estado Unidos.

    Antes de comenzar a entrar en materia es oportuno y conveniente señalar que el 25 de agosto de 2017, el impresentable Donald Trump, basándose en la Orden Ejecutiva # 13692 del 8 de marzo de 2015, suscrita por Barack Hussein Obama, que declara a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de EEUU, emitió la # 13808 contentiva de una serie de sanciones de carácter financiero que en opinión de Peter Koening (2), economista y analista geopolítico de origen estadounidense, ex funcionario del Banco Mundial, son las más amplias sanciones económicas de la historia, son representativas de una guerra financiera directa que prácticamente paralizaría a Venezuela y constituyen además un crimen de guerra, ya que ponen en peligro y amenazan las vidas del pueblo venezolano.

    Aunque de una manera general y ambigua las sanciones aprobadas sólo pretenden bloquear el acceso del estado venezolano y la empresa estatal PDVSA a nuevas fuentes de financiamiento en dólares; bloquear todas las operaciones con dos títulos valores (bonos) emitidos legalmente por PDVSA; e impedir la percepción de los dividendos resultantes de las operaciones de su filial CITGO en territorio estadounidense, en la práctica se trata, con arreglo al sistema monetario occidental que hemos descrito al comienzo del artículo, de excluir a Venezuela de toda transacción financiera internacional así como de un bloqueo  bancario total contra PDVSA, imposibilitando las transacciones directas de hidrocarburos.

    Las referidas sanciones, motivadas sin duda alguna por la formidable derrota que juntos, gobierno y pueblo revolucionario, propinásemos a la contrarrevolución al lograr elegir a los miembros de nuestra Asamblea Nacional Constituyente (ANC), poniendo fin así a la cadena de acciones terroristas que iniciasen a comienzos de abril, se han constituido en un arma terrible en el marco de la actual guerra económica, que ha servido para boicotear nuestras compras de alimentos, medicinas e insumos varios de primera necesidad para consumo de nuestro pueblo, con la anuencia de no pocos gobiernos cipayos como los de Colombia, España y Portugal, al mismo tiempo que ha logrado establecer un férreo bloqueo financiero con la ilegal complicidad de toda la banca occidental, habiendo servido para inducir un impago (default) de los intereses de algunos títulos valores de PDVSA, a pesar de que dicha empresa ha transferido los fondos en dólares necesarios para cumplir tales compromisos.

    Como primera respuesta a estas sanciones nuestro gobierno decretó el día 7 de septiembre un conjunto de medidas de carácter económico-financiero entre las cuales destaca la salida del sistema petrodólar; en palabras del propio presidente Maduro: “Venezuela va a implementar un nuevo sistema de pago internacional y va crear una canasta de monedas para liberarnos del dólar y con las monedas de libre convertimiento como el yuan (moneda de China), el euro, el yen (moneda de Japón), la rupia (moneda de India) y las monedas internacionales para liberar de las garras del dólar como moneda opresora” (3). A la fecha actual esta medida ha alcanzado plena vigencia y la cotización de nuestro barril de petróleo se está expresando en yuanes, habiendo contribuido a hacer posible su implantación el hecho de que más del 60 % de nuestro petróleo de exportación está dirigido a países asiáticos, China e India fundamentalmente.

    Otra medida destinada a contrarrestar los terribles efectos de las sanciones, dotada además de un importante carácter ofensivo, es la creación de la criptomoneda (criptoactivo o criptovalor) venezolana denominada el Petro, que anunciase el presidente Maduro el pasado 03 de diciembre (4), la cual habrá de estar respaldada en primera instancia por nuestras reservas petroleras certificadas y posteriormente por nuestras reservas en oro, diamantes y minerales estratégicos, en vías de su certificación, teniendo como base institucional, política y jurídica al Observatorio del Blockchain de Venezuela, institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, que está integrado por un equipo multidisciplinario de especialistas en las áreas de tecnología, economía y finanzas, legal, área monetaria y mediática.

    La medida está destinada también a contrarrestar los efectos nefastos del portal www.dolartoday.com, que desde Cúcuta y Miami ha tenido éxito en posicionar una tasa cambiaria ilegal que el pasado año se incrementó en un 3.315 %, sin ninguna basamento macroeconómico que la sustente, pero que al ser asumida como real por el sector privado suministrador de bienes y servicios en el país, ha sido la principal  causa de una inflación fundamentalmente inducida estimada en un 2.000 %, que lejos de estabilizarse está aumentando de forma exponencial en lo que va del año 2018.

    El anuncio de la creación del Petro ha sido recibido con los mejores auspicios por especialistas de talla internacional en el área de criptomonedas; tal es el caso del connotado economista estadounidense Max Keiser, conductor del famoso programa Keiser Report que transmite Russia Today, quien expresó en una serie de mensajes en su cuenta Twitter @maxkeiser, conceptos tales como: que la iniciativa de una criptomoneda es una buena forma de luchar contra el imperialismo estadounidense que ahoga la economía venezolana; que con este anuncio el presidente Nicolás Maduro dio un paso gigantesco para consolidar una innovadora herramienta financiera que no permitirá injerencia alguna en la captación de capitales y en el intercambio comercial; y el más auspicioso de todos: “La necesidad es la madre de la invención. Venezuela trata de superar la hiperinflación con una nueva –y esperemos que deflacionaria, si lo hacen bien – criptodivisa: el “Petro”. Como inventor y pionero en criptomonedas y monedas digitales, brindo todo mi apoyo a esta iniciativa y animo a que otros hagan lo mismo” (5).

    Entendiendo que los detalles técnicos más específicos relativos a la nueva criptodivisa escapan del alcance de un artículo como éste, sin embargo consideramos oportuno señalar lo siguiente:

    • ​        Según decreto del presidente Maduro, de fecha 27 de diciembre de 2017 (6), el Petro estará respaldado inicialmente por los 5.342 millones de barriles de petróleo no desarrollado, originales en sitio, del Bloque Ayacucho 1, Área Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) Hugo Chávez, que a precios actuales representan una cantidad del orden de los 270 mil millones de dólares.

    • ​        El Presidente Maduro en Consejo de Ministros del 5 de enero pasado decretó la emisión de un total de 100 millones de criptomonedas Petro (7), con un valor total estimado del orden de los 5.400 millones de dólares.

    • ​        El Superintendente de Criptoactivos de Venezuela, Carlos Vargas, declaró el pasado 7 de enero, entre otras cuestiones, que: la moneda digital que impulsa al estado, el Petro, será lanzada al mercado a través de una Oferta Inicial de Monedas (ICO); el Petro funcionará igual que cualquier criptomoneda, siendo 0,10 Petro la menor cantidad que podrá ser adquirida; y cada Petro podrá ser canjeado a través de las casas de cambio virtuales, “pero además de eso, va existir muchos comercios prestadores de bienes y servicios donde se va a poder ir con su Petro o cualquier criptomoneda a intercambiarla” (8).

    En relación a la factibilidad técnica de éxito del Petro, no son pocos los connotados economistas venezolanos que se han manifestado de manera totalmente favorable, Tony Boza (9) y Juan Carlos Valdez, entre ellos. Considero sin embargo que el mayor indicio de que nuestra criptomoneda habrá de satisfacer plenamente los objetivos que le han sido encomendados, lo provee el hecho de que el pasado 9 de enero los diputados opositores de la Asamblea Nacional (AN) en desacato (10), cuyos actos tienen nulidad absoluta, según sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en sumiso acatamiento de las órdenes impartidas desde el imperio, decretaron su ilegalidad.

    Por otra parte, el carácter evidentemente absurdo de los 5 más comunes argumentos que han presentado sus detractores para atacarlo: que su adquisición estará sujeta a sanciones, como si las transacciones con criptovalores no fuesen anónimas; que es un instrumento de Maduro, como si no se tratase de una de las más de 1.600 criptomonedas existentes en la actualidad; que son simples bonos (¿!); que se trata de una burbuja especulativa, como si no estuviese respaldado por un activo físico de alto valor actual y además en sostenido ascenso; y que compromete nuestras reservas internacionales de petróleo, como si éstas no fuesen y con mucho las mayores del planeta, no hay duda de que asignan al Petro una inmensa factibilidad de éxito.

    Dos hechos públicos, notorios y comunicaciones ocurridos en el imperio la semana pasada, son los que nos conducen a sostener que la prevista emisión del Petro tiene a la burocracia del imperio en estado de profunda desesperación; tales hechos son:

    • ​        Una notificación emitida por el departamento del tesoro gringo el día 16 (11), que con el apoyo de  una débil y falaz interpretación del texto de la sanciones de las cuales hablásemos al comienzo de este artículo y dejando de lado el hecho evidente de que las transacciones con criptomonedas son anónimas, por lo que escapan al control de las autoridades monetarias y de la banca, advierte amenazadoramente a sus ciudadanos que “podrían exponerse a riesgos legales”, e incluso ser perseguidos legalmente en virtud de las sanciones impuestas a Caracas.

    • ​        El envío al departamento del tesoro gringo de una correspondencia suscrita por los senadores de origen latinoamericano Marcos Rubio (republicano) y Bob Menéndez (demócrata), enemigos irreconciliables de la revolución bolivariana, que con peores argumentos aun, solicitan las sanciones preanunciadas en la notificación antes mencionada  (12), como si no tuviesen asuntos más urgentes que resolver en favor del pueblo estadounidense, como sería el evitar el cierre técnico del gobierno federal, que de hecho se produjo al día siguiente, fecha del primer aniversario del gobierno de Trump, por décimo sexta vez (13).

    Llegando al final de estas notas, debo decir que en Venezuela todos los revolucionarios tenemos plena conciencia del inmenso riesgo que estamos corriendo al no sólo no habernos doblegado ante las sanciones, sino al haber diseñado y puesto en marcha la implementación de medidas destinadas a contrarrestarlas, puesto que tales medidas no son sólo defensivas sino que representan también un importante ataque a su ya débil signo monetario, carente de todo respaldo real. No hay que olvidar que todavía están presentes los escenarios de completa destrucción generados por el imperio en Irak y Libia ante los solos anuncios de sus valientes líderes, Sadam Hussein y Mohamad Gadaffi, de que pretenderían liberar a sus naciones de la tiranía internacional del dólar. Tal riesgo lo asumimos todos plenamente; lo que ocurre es que en nuestra patria en verdad hemos decidido ser libres.

    Una prueba de que este riesgo es real e inminente lo constituye el contenido de un artículo titulado “Colapso en Venezuela y su impacto en la región” , escrito por R. Evans Ellins, profesor de la Escuela de Guerra del Ejército de los EEUU, publicado hace poco en la edición trimestral de la revista “Military Review”. Con la mayor impudicia, el autor sostiene que las acciones del Gobierno del presidente Nicolás Maduro “han demostrado que es poco probable que la crisis política y económica de Venezuela se resuelva mediante procesos democráticos”, añadiendo seguidamente que su gobierno debe considerar “el despliegue de fuerzas de mantenimiento o de imposición de la paz en caso de que la evolución de la crisis y las posiciones de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas permitan tal acción” y precisando que las labores militares en el país no deben pasar por “una intervención militar directa en territorio venezolano a no ser para eliminar algunas capacidades ofensivas que se emplean contra los vecinos de Venezuela” . ¡Más claro, imposible!


    ¡Hasta la Victoria Siempre!

    ¡Patria o muerte!

    ¡Venceremos!


    (1)    
    http://celippor.blogspot.com/2017/09/800×600-normal-0-21-false-false-false_13.html

    (2)    http://www.ensartaos.com.ve/internacional/carta-abierta-al-presidente-maduro-la-realidad-del-bloqueo-de-trump/

    (3)    http://vtv.gob.ve/venezuela-implementara-nuevo-sistema-de-pago-internacional-con-monedas-de-libre-conversion/

    (4)    https://actualidad.rt.com/actualidad/256661-venezuela-maduro-anuncia-creacion-criptomoneda-petro

    (5)    
    https://www.aporrea.org/economia/n319510.html

    (6)    http://www.pdvsa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=8617:5-mil-millones-de-barriles-de-petroleo-certificados-sustentan-el-petro&catid=10:noticias&Itemid=589&lang=es

    (7)    
    http://albaciudad.org/2018/01/presidente-maduro-ordena-la-emision-de-100-millones-de-petros-video/

    (8)    
    http://www.laiguana.tv/articulos/79002-petro-venta-cronograma-publico-vargas

    (9)    
    https://www.youtube.com/watch?v=ZS74DihZDZ8

    (10)  
    https://actualidad.rt.com/actualidad/259669-cinco-mentiras-repetidas-petro-criptomoneda

    (11)  
    http://www.laiguana.tv/articulos/80104-departamento-tesoro-eeuu-petro

    (12)  
    https://www.diariolasamericas.com/america-latina/marco-rubio-presiona-al-tesoro-eeuu-combatir-el-petro-maduro-n4141720

    (13)  
    http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/366218/cierre-gobierno-trump-estados-unidos

    (14)  
    http://www.laiguana.tv/articulos/79936-eeuu-asesor-despliegue-militar-venezuela

    celippor@gmail.com

    Categorías: Noticias regionales

    AMÉRICA LATINA RETROCEDE CIEN AÑOS

    Lun, 19/02/2018 - 12:11
       

     

    ​por ​Ilka Oliva Corado​

    Marco Rubio, senador republicano de origen cubano, escribió en su cuenta de twitter en días pasados: “El mundo apoyaría a las Fuerzas Armadas en Venezuela si decidieran proteger a su pueblo y restaurar la democracia sacando al dictador (del poder)”.  Nada le pide el cuerpo.

    Ahora imaginemos que un personaje como Diosdado Cabello escribiera algo similar pero referente a Estados Unidos, o el mismo Nicolás Maduro, ¿cómo creen que reaccionaría Estados Unidos?

    Aquí va otro ejemplo aprovechando el viaje: Tood Robinson,  ex embajador en Guatemala, que metía su cuchara hasta en las reuniones de alcaldes departamentales, ahora encargado de negocios de los Estados Unidos en Venezuela, dijo en la recepción del jueves 9 de febrero en la embajada estadounidense en Caracas: “Los EEUU junto a la comunidad internacional están listos para brindar ‘ayuda humanitaria’ en estos momentos (…) También estamos preparados para darles una mano en materia de formación y compartiendo nuestra experiencia tan pronto se restablezca la democracia en el país”.  “El pueblo venezolano está siendo victimizado mediante la creación de ‘entes ilegítimos’ y el ‘secuestro de los electores’ a través de la comida y los medicamentos”.


    Bueno, el señor Robinson seguramente ha vivido tan poco tiempo en su país de origen que desconoce la miseria que viven 40 millones de estadounidenses,  ¿qué tal si voltea hacia casa en lugar de andar urgando en casa ajena?  Para no ir tan lejos, ¿humanidad, dice?, bueno, ¿qué tal que sea el propulsor de la Reforma Migratoria Integral que saque de las sombras a por lo menos 25 millones de indocumentados en Estados Unidos? Si qué hacer en su país hay, ¡y hasta de sobra!

    Algunas preguntas lanzadas al aire: ¿tiene que ver con la planificación de la invasión a Venezuela la llegada de 415 miembros de la fuerza aérea estadounidense a Panamá, en un acuerdo de ambos gobiernos denominado como Nuevos Horizontes? O como lo llaman las organizaciones sociales:  es una invasión silenciosa. Ahí nomás, a la par está Colombia, que hemos visto el descaro de Juan Manuel Santos, en el tema de migrantes venezolanos y la frontera entre Colombia y Venezuela. Su sed porque su nombre quede estampado en la historia como uno de los impulsores de la invasión a Venezuela y el derrocamiento de Maduro.

    Mientras adentro, en su país, su gobierno sigue asesinando guerrilleros y población civil a  manos de paramilitares, con el Plan Colombia a tope.  Colombia es una carnecería, ¿qué dicen los gobiernos “humanitarios” que exigen la invasión a Venezuela? Y yéndonos al norte del continente, México.

     

    Cien años ha retrocedido Ecuador, con la traición colosal de Lenín Moreno. Una puñala por la espalda no solo a Rafael Correa, pero al pueblo ecuatoriano que se dispuso a defender la Revolución Ciudadana en las urnas. ¿Pero, ganó el sí? ​

    No, ganó Rafael Correa que sigue teniendo el apoyo de los ciudadanos que durante 10 años defendieron la Revolución Ciudadana. El sí, viene de la unidad de la izquierda ecuatoriana que siempre ha sido afín a la derecha, y de los diferentes cabecillas de las mafias oligárquicas derechistas, que en plan maquiavélico se unieron  contra Rafael, utilizando a Lenín que cuando ya no les sirva le darán una patada en el culo, como buen traidor. Uno por uno jamás hubieran podido contra Rafael y la Revolución Ciudadana.


    Otra de las traiciones más grandes de la historia contemporánea, es la  de Temer y el sistema de justicia brasileño que ha sido cooptado por bandas de criminales que tienen el poder de quitar y poner a su antojo.
    Como en Guatemala y el triángulo norte de Centroamérica.


    Brasil que en tiempos de Dilma tuvo un avance en materia de derechos de personas de la comunidad LGBTI, ahora vemos la persecución que ha emprendido el gobierno contra ellas.
    Lo mismo con organizaciones sociales, comunitarias, defensores de derechos humanos y del medio ambiente.

    Limpiezas sociales en las favelas que en tiempos de Lula y Dilma fueron dignificadas.  

    Brasil ahora habla de fronteras y de militarizarlas junto con Colombia, en una forma de cercar a Venezuela para acelerar la invasión militar en la que sin duda quieren formar parte, como la Argentina en tiempos de Macri.

    Balas de goma, balas de acero, torturas, desapariciones forzadas, asesinatos, eliminación de derechos laborales, despidos masivos, retroceso en derechos humanos, impunidad, libertad a los culpables de crímenes de lesa humanidad, ecocidios, y una propuesta para nada nueva de la pena de muerte para parias; la elevación al cuadrado de las limpiezas sociales.

    Perú por su parte, libera a Fujimori.

    Pablo Kuczynski, un derechista servidor de las oligarquías y de Estados Unidos, ha liberado a un personaje dantesco en materia de impunidad y abuso.  Kuczynski, dice que es un indulto humanitario, mismo que acompañado con un “derecho de gracia” anula cualquier otro intento de enjuiciar al dictador Fujimori.  Sin embargo, los abusos que tal personaje cometió durante su tiempo de presidente, quedan en el olvido total de las autoridades, también cooptadas por los acuerdos de sobornos tan comunes en la América Latina de las post dictaduras y del neoliberalismo rimbombante. Eso por mencionar algo, lo de las licencias para las empresas transnacionales y la explotación de los ecosistemas peruanos, lo hablamos en otro viaje.

    Honduras, pueblo que le dijo no a la dictadura de Juan Orlando Hernández, el rufián dio un golpe de Estado y reprime a su pueblo con las Fuerzas Armadas.

    Pero el pícaro no está solo, tiene con él a las bandas oligárquicas  y el apoyo de Estados Unidos. Se juegan tantas cosas en este momento en Honduras, decirle no a Juan Orlando Hernández Guatemala, con su pacto de corruptos anda por la calle de la amargura, país pequeñito allá en el ombligo de Centroamérica, del que se habla poco en los medios de comunicación internacionales, como El Salvador, que mientras no se trate de la Mara Salvatrucha, no existe.

    La dictadura en Guatemala se fortificó con la firma de La Paz, digamos que se legalizó, tiene sus sellos y sus firmas de autorización.  No se conformó con colocar a un genocida de presidente y  fue por más y escogió a Jimmy Morales, ¡el acabose!, un pelele en toda la extensión de la palabra. Un pelele que representa al centavo a quienes votaron por él: corrupto, misógino, machista, cachureco, cínico, ladrón y conspirador. Casi nada.

    Un Congreso usurpado por contrabandistas que se pasan la ley y la Constitución por el arco del triunfo. Promotores de la inseguridad pública,  la miseria, los feminicidios, las limpiezas sociales, las ejecuciones extrajudiciales y la impunidad: así, bajita la mano.  Guatemala y  Honduras son el ejemplo del triunfo del las bandas criminales en los gobiernos cooptados por estas.

    Y no podemos dejar atrás a Costa Rica, país que durante décadas ha galanteado con ser el más estable económicamente de Centro América (pero, ¡oh, dolor! Es Nicaragua) y  también jactancioso de una población que en su mayoría ha terminado la educación superior. Y bueno, con esa educación superior que no les ha servido para nada, el pueblo costarricense decidió ponerse la soga al cuello colocando en el despunte a un candidato misógino, machista, patriarcal, clasista y racista como lo es Fabricio Alvarado. Una copia en calco de Jimmy Morales, que se baña en aguas de pureza y se presentan como los  ungidos (con agua de calcetín)  por la gracia del Espíritu Santo.

    Es un retroceso  el solo hecho de una segunda vuelta con un candidato como Fabricio Alvarado. ¿Qué le está pasando a la inteligencia del pueblo costarricense?

    Lo que le pasa a todos los pueblos que han sido manipulado​s por las religiones y la fe. Costa Rica es el ejemplo en el continente, de una educación superior que ha trabajado con el sistema, al servicio del sistema, un sistema que también está manoseado por la religión. 

    Como vemos, sin tanto detalle, América Latina vive una embestida neoliberal, como continuidad de un plan que se echó a andar con las dictaduras y que viene como sello, como amarre o marchamo de una era que busca arrancar de raíz toda resistencia de los pueblos.

    Las injerencias existirán siempre, y no será solamente Estados Unidos y sus embajadores, ni los infiltrados de otros países,  aquí la responsabilidad absoluta es de los traidores que venden a su pueblo al mejor postor. Y es a los traidores a los que se les debe enjuiciar y que se pudran en las mazmorras y sean arrancados de la memoria colectiva y padezcan en soledad, el olvido de su pueblo.

    Pero no será ahora que nos fulminarán, aquí llevamos más de 500 años de resistencia y ante todo ataque no han podido destrozarnos. Son tiempos difíciles, pero  nos entreteje  un hilar de una memoria colectiva y una raíz milenaria que dignifica a las generaciones que enfrentan el tiempo que les tocó vivir. Lo mejor no es pasado, lo mejor de nosotros no lo mataron, lo mejor de nosotros está por nacer.

     

    ​https://cronicasdeunainquilina.com/2018/02/11/america-latina-retrocede-cien-anos/
    Categorías: Noticias regionales

    PANORAMA LABORAL 2017 PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (Resumen de Informe de la OIT)

    Sáb, 17/02/2018 - 20:36



    La Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó recientemente su informe anual “Panorama Laboral 2017. América Latina y el Caribe”1, el cual presenta una síntesis de la evolución económica de los países de la región a lo largo de 2017, focalizando sus efectos en los mercados de trabajo y destacando proyecciones para el año 2018.

    El presente texto del IEF-CTAA recopila los datos más importantes de dicho informe e incorpora algunos elementos propios de análisis, siempre respetando los datos ofrecidos por el Informe de la OIT.

    Queda clara en la información la ofensiva del Capital contra el trabajo, que se acrecienta en la coyuntura regional a través de reaccionarias reformas laborales y previsionales, afectando derechos de las trabajadoras y los trabajadores.
    ​​Crecimiento económico

    Mientras en el mundo el crecimiento económico -medido en Producto Interno Bruto (PBI)- se mantuvo entre el 3,5% y el 3,6% durante el período 2012-2017, en América Latina y el Caribe se observa un ciclo de desaceleración regional desde 2012 hasta 2016, con un débil repunte en 2017 del 1,2%. Dicho crecimiento del 1,2% en 2017 representó sólo una quinta parte del crecimiento observado en Asia.

    Se proyecta un crecimiento del 3,7% para 2018 a nivel mundial, mientras que para América Latina la CEPAL proyecta uno del 2,2% y la proyección del FMI es ligeramente menor, del 1,9%.

    Eso significa un magro repunte a partir de 2017, con similar proyección durante el año en curso.

    El crecimiento de Centroamérica, México y el Caribe son superiores al de América del Sur.

    Se estima que las causas principales del repunte en el crecimiento regional son, por un lado, la recuperación de los precios de los commodities (principalmente los alimentos) lo cual permitió mejorar los valores de las exportaciones de bienes y servicios (para beneficio de grandes productores y exportadores); y por el otro, la demanda interna, basada en la inversión pública y el consumo privado (no necesariamente de los sectores populares y de menores ingresos).

    Mercado laboral

    A pesar de que se observa por tercer año consecutivo un incremento de la tasa de desocupación regional, la cual llegó al 8,4% en 2017, cabe señalar que dicho incremento en el período 2016-2017 se debe al aumento de la desocupación en América del Sur, particularmente en Brasil (representa el 40% de la Población Económicamente Activa regional).

    El crecimiento de la desocupación se debió al retroceso de la tasa de ocupación, que fue del 57,2% al 56,9%, y al leve incremento de la tasa de participación -es decir, la población activa-, del 62% a 62,1%.

    En números, para 2017 la población desocupada ascendió a 26,4 millones de personas. Con el repunte del crecimiento económico en 2017 y el estimado para 2018, se proyecta que la tasa de desocupación en 2018 se reducirá a 8,1%.

    Al interior de la tasa de desocupación, puede afirmarse que se consolida la brecha de género existente, donde la tasa de desocupación femenina es 1,4 veces la masculina. En materia de participación y ocupación, se observan diferencias de más de 20 puntos porcentuales entre hombres y mujeres.

    La tasa de Participación de las mujeres en el mercado laboral superó en 2017, por primera vez en una década, la barrera del 50% alcanzando el 50,2%. Sin embargo, continúa más de 20 puntos porcentuales por debajo de la participación masculina -que es del 74,4%- y 11 puntos por debajo de la participación general, ubicada en el 61,8%. En materia de Ocupación, se reproducen las mismas diferencias antes señaladas, en iguales proporciones.

    Si analizamos el mercado laboral juvenil en 2017, se observa que 1 de cada 5 jóvenes menores de 24 años se encuentra desocupado -el 19,5%. Esta tasa de desocupación representa el triple de la existente en los mayores de 25 años.

    De los datos relevados, se desprende que la desocupación juvenil varía desde el 6,6% en Guatemala, hasta el 29,8% en Brasil. Para el caso argentino, el valor se encuentra en torno al 24%, mientras que Uruguay supera levemente el 25%.

    Generación de empleos

    Por último, el informe de la OIT destaca que, analizando 8 países 2 de América Latina entre 2016 y 2017, el crecimiento del empleo asalariado fue del 0,3% mientras que el empleo por cuenta propia fue del 0,7%, es decir, más del doble.

    Así mismo, señala que el trabajo por cuenta propia presenta mayores condiciones de informalidad que el empleo asalariado, debido a la carencia de estabilidad laboral, aportes previsionales y de salud.

    En el marco de un mercado laboral tendiente a la informalidad, la evolución de los salarios medios -formales e informales- reales se muestra levemente positiva desde 2015, luego de una retracción en 2014 y una fuerte caída desde 2013. Es una situación que contrasta con lo que ocurre con las ganancias y los datos de la desigualdad que ofreciera Oxfam International en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, donde se explicitó que en 2017 el 1% más rico del mundo acaparó el 82% de la riqueza mundial creada3.


    Algunas consideraciones finales

    Del informe elaborado por la OIT se puede destacar que el crecimiento económico se refleja en el mercado laboral pero con un cierto retraso temporal, al mismo tiempo que dicha repercusión no garantiza la generación de empleos de calidad ya que los datos demuestran que el empleo autónomo creció el doble que el asalariado, lo que supone una ampliación de la inseguridad laboral, la precariedad y la flexibilización del empleo y los ingresos de trabajadoras y trabajadores.


    Vale señalar también que el nivel de crecimiento de la región, así como su proyección para 2018, es insuficiente para sacar a las poblaciones pobres de su situación de pobreza con suficiente celeridad
    , más allá de lo que pudiéramos decir del tipo de crecimiento, muchas veces sustentado en la depredación de los bienes comunes y la naturaleza, e incluso con la expansión de la especulación y la economía del delito. Esto se sustenta en el cálculo que realiza la OIT donde, para cada décima de punto porcentual de crecimiento del PBI se estima la generación de 100.000 puestos laborales. Así, si tomamos la proyección más optimista -2,2%, de la CEPAL-, en 2018 se generarían solamente 2,2 millones de puestos de trabajo en una región con 26 millones de desocupados.

    El crecimiento del PBI sostenido por la recuperación de los valores de intercambio de los commodities consolida la importante dependencia de las economías de la región ante la demanda externa. Por supuesto, esto repercute con fuerza en la capacidad de formulación de políticas públicas por parte de los gobiernos, debido a la inestable disponibilidad de recursos para invertir, máxime cuando las expectativas se colocan en la radicación de inversiones externas. Si a esto se le suma la creciente concentración de los sectores productivos exportadores en manos de empresas transnacionales, el panorama futuro se vuelve más adverso.

    Es imprescindible aumentar los esfuerzos para reducir la dependencia económica en torno a la exportación de commodities. Para esto, deben implementarse políticas públicas que promuevan el control y uso público sobre los bienes comunes estratégicos, el desarrollo industrial nacional, la diversificación productiva y la generación de productos con mayor valor agregado y contenido tecnológico. En definitiva, cuestionar y modificar el modelo productivo y de desarrollo que afirma la extranjerización de la economía local y la subordinación al poder del capitalismo mundial. Ello impone discutir en términos de alternativa anticapitalista y antiimperialista, tal como sostiene en su caracterización la CTA Autónoma.

    ***


    1
    OIT, Panorama Laboral 2017. América Latina y el Caribe, 2017.

    2 Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, República Dominicana y Uruguay.

    3 https://www.oxfam.org/es/iguales/cinco-datos-escandalosos-sobre-la-desigualdad-extrema-global-y-como-combatirla

    ​https://www.nodal.am/2018/02/panorama-laboral-2017-america-latina-caribe-resumen-informe-la-oit/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    ENTREVISTA A GREGORIO KAMINSKY – CULTURAS POLICIALES Y SEGURIDAD CIUDADANA

    Sáb, 17/02/2018 - 20:30

    Por Ariel Pennisi y Adrián Cangi[1] ///-.

    En esta entrevista el filósofo y ensayista Gregorio Kaminsky elabora un conjunto de reflexiones sobre los desafíos propiamente democráticos para pensar a la policía, asociar el pesado significante “seguridad” a la tradición de los Derechos Humanos y revisar la historia reciente de nuestras fuerzas de seguridad.

    En el libro Tiempos inclementes, compilado por Gregorio Kaminsky, un conjunto de reflexiones traza los desafíos propiamente democráticos para pensar a la policía, asociar el pesado significante “seguridad” a la tradición de los Derechos Humanos y revisar la historia reciente de nuestras fuerzas de seguridad. Se sostiene que las tareas policiales sufrieron una redefinición fundada en políticas de violencia y terror; desde de la doctrina de la seguridad nacional se militarizó a las fuerzas policiales.

    Al mismo tiempo, se observa la tendencia inversa: la policialización de las fuerzas armadas. Así, el par exterior/interior se desdibuja en favor de un orden militar-policial que apura la construcción y persecución de supuestas “nuevas amenazas”.

    Gregorio Kaminsky, gran filósofo y docente dedicó los últimos veinte años a experimentar una nueva formación de fuerzas de seguridad; trabajó en la UNLA, creó la Licenciatura En Seguridad Ciudadana en la UNRN, formó docentes e impulsó la discusión sobre la necesidad de la formación civil de las fuerzas buscando otra subjetivación para sus integrantes.

    – La noción de inseguridad supone realidades mentales y mapas sociales complejos, pero se presenta en el discurso público de un modo llamativamente simplista.

    – GK: En principio se reduce la seguridad a la institución policial y eso se expresa en conductas maniqueas del tipo “necesitamos a la policía” o “la policía es una porquería”. Hay que observar que se trata de un problema más profundo, ya que la situación no sólo pone en cuestión un tema importante y sobre el cual habrá que producir reorientaciones en términos de las políticas de seguridad, sino en la composición y el grado de desarrollo del Estado mismo. Por ejemplo, para situaciones como las de las huelgas policiales de 2013 y los saqueos en simultáneo no contamos con un lenguaje apropiado y entonces se apela a metáforas biomédicas como “efecto contagio” o a imágenes de baja densidad como “cadena de mando”.

    – ¿En qué medida aquel conflicto con la policía en 2013 nos llama a resituar el rol de la policía o, directamente, a preguntarnos por su sentido mismo?

    – GK: La policía es, al mismo tiempo, una institución pura del Estado y la más vinculada, en los intersticios pequeños, los infinitesimales, a la sociedad civil. En ese sentido, no se trata solo de cómo se mete el Estado en la filigrana de la sociedad civil, sino también de los saberes de los que puede disponer el Estado respecto de los conflictos de la sociedad civil.

    Así como nosotros, los profesores universitarios, inscriptos en el Estado, ostentamos saberes que son también poderes sobre la sociedad,
    los policías cuentan con una experiencia de campo sumamente importante. ¿Qué pasa con ese aspecto? ¿Qué se hace con ello?

    Por otra parte,
    el policía tiene un esquema esquizo-bifronte, le paga un poder del Estado –el ejecutivo– pero trabaja para otro –el poder judicial–.

    Para el poder ejecutivo son empleados y para el poder judicial son concebidos como “auxiliares”, cuando las tensiones entre ambos poderes son muy fuertes. La política piensa a la policía como una institución de proximidad, de relación cotidiana con la vía pública y el control del robo y otros exabruptos.

    Para la justicia existen tantas policías como figuras para categorizar el delito. Es una situación compleja y paradójica que culmina en lo improcedente. La policía, en tanto que organismo público, tiene sus límites y sus atribuciones que se definen según los marcos de la legalidad vigente. Pero, ¿de qué instancia estatal depende la institución? ¿El poder del juez, del ministro o de ambos en simultáneo? Es decir, ¿se trata de una dependencia estructural del poder judicial y, al mismo tiempo del Ejecutivo, mientras que sus alcances normativos se legislan en el Poder Legislativo?

    – ¿Cómo entra en juego frente a este fenómeno su labor como investigador y como creador de una carrera dedicada a la seguridad y la criminología?

    – GK: Empecé a investigar sobre estos temas alrededor del año ’98. Pero en 2004 pensamos que si no podíamos trabajar tan fácilmente con la policía en su propio dominio, por su alto grado de corporativización que la vuelve una institución muy cerrada, lo mejor parecía ser invitarlos al propio espacio, es decir, la universidad.

    Nuestros problemas de salud los intenta resolver el Estado formando a ciudadanos y ciudadanas habilitándolos mediante una especialidad, como es la de la medicina, para actuar en ese campo. Y así, con otras profesiones.
    Pero la policía –tanto como las fuerzas armadas– se forma a sí misma en la Escuela de Policía o la Escuela de Aeronáutica, entre otras instituciones. Es decir, que no sólo se les dice “autogobiérnense”, como tan mal hizo el ex fiscal Stornelli en su momento, sino que también se los deja autoformarse de manera aislada de la sociedad.

    Se alimenta, así, una institución corporativa, de variado alcance territorial, fuertemente piramidal y casi militarizada que produce su personaje:
    el policía. Luego, las formas maniqueas y fetichistas del magro análisis público cristalizan su figura aun cuando más no sea para repudiarla (como ocurrió con la “maldita policía”). Pero de ese modo permanecemos en el terreno de los efectos, sin intervenir.

     

    – La reproducción de la formación castrense tiene consecuencias a nivel de la subjetividad…

    – GK: Hay todo un lenguaje construido en las fuerzas de seguridad, como el castrense, que no lo conocemos tanto porque es bastante cerrado, aunque a través de declaraciones policiales en los medios y de conversar o cruzarnos con el policía de la esquina nos podemos hacer una idea.

    En la escuela secundaria, institución que se propone la “noble” tarea de un Estado de “educar al soberano”, se dispone de unas 450 o 500 palabras aproximadamente, a partir de las cuales accedemos a información y logramos cierta comprensión, según lo que esta racionalidad estima.
     Un funcionario policial tiene degradado, restringido y hasta forcluido el uso terminológico. Los más idóneos se manejan con mayor comodidad en ciertas situaciones que se consideran específicamente de intervención policial, pero desde un mapa lingüístico muy rígido. Escuchamos cosas como “se apersonó un masculino o un femenino…” Para ellos no existe “un hombre” o “una mujer”. Parece algo menor, pero la formación policial supone una mutilación subjetiva importante.

    Es un arma de fuego que ponemos como sociedad en sus cabezas –en tanto se decide ese tipo de formación– creyendo que así se los mantendrá controlados, como soldaditos de plomo en las esquinas.

    – Pero por debajo corre otro lenguaje, las situaciones los encuentran frente a otras tramas perceptivas, ¿qué pasa en ese choque con lo esquivo o con lo completamente opaco para su subjetividad?

    – GK: Corre otro lenguaje y son testigos de realidades que están en el corazón del cotidiano social. Hoy se habla mucho de delitos como el acoso sexual, las violaciones, la violencia doméstica y familiar, esto ya es de gran circulación en los medios.

    Se trata de hechos que no necesariamente se corresponden con el delito organizado, de los cuales el policía es testigo directo, ya que hace una suerte de trabajo de campo de hecho que no puede teorizar o para el cual no encuentra las herramientas indicadas.

    Digamos que no dispone de la palabra antropológica adecuada, por lo cual no estaría muy bien evaluado para un paper de congreso… Pero tiene un saber que si lo inscribiéramos en el dispositivo adecuado podría dar sus frutos. Y creo que ese dispositivo sigue siendo la universidad.

    Entonces, se trataría de restituir la capacidad lingüística y, al mismo tiempo, de inscribirla bajo la forma de saberes en un dispositivo que les permita elaborar esa experiencia. Por ejemplo, materias como “Teoría del Estado” son de gran importancia.

    En el camino, un oficial puede llegar a decir, como perplejo, “Ah, nosotros somos el Estado”. Luego, un poco de Max Weber, un poco de Durkheim…
    Yo estoy sorprendido por cómo en las clases puedo charlar y discutir sobre Hobbes con ellos.

    Policías puestos en el banquillo de los estudiantes. Más allá del lobo, del estado de naturaleza y del estado civil,
    es muy interesante cómo miran la idea que Hobbes tiene del miedo. Habilitándoles sus capacidades discursivas, se trata de personas que pueden tener una disposición mayor al razonamiento.

    Cuando trabajamos con ellos un pensador del siglo XVII, con un lenguaje que recurre a metáforas y mitos bíblicos, los veo sonreír de manera cómplice. Y cuando les pregunto de qué se ríen, a veces me responden cosas como “esto que dice Hobbes me hace acordar a un caso que tuvimos en tal año…”

    Hobbes está vigente, y ellos lo saben por su campo experiencial, mientras que el nuestro –el de los investigadores y académicos– está mediado por la bibliografía y, en el mejor de los casos, por la práctica de la etnografía.
    Pero en lugar de avanzar en esta dirección, en las escuelas de policía se los humilla y somete, se les repite “usted no sabe”. Son instituciones donde está claramente delimitado el saber de la ignorancia y los límites son impuestos de antemano.

    – Por un lado, vemos en la pedagogía occidental proveniente del iluminismo un carácter policial que le es inherente, pero, por otra parte, la universidad como espacio de redistribución de los saberes y reposicionamiento de los actores parece mostrar, a contrapelo de su genealogía elitista, una cara interesante ¿Cómo experimenta e imagina el pasaje de la escuela policial a la universidad o la tensión entre ambas?    

    – GK: Dentro de la universidad pública argentina no hay policías diferenciados de los civiles, sino sólo profesores y estudiantes. Puede haber prostitutas, hinchas de Boca o de River, no nos importa, son todos estudiantes, profesores, trabajadores y trabajadoras.

    La situación des-inviste al policía que, por ejemplo, no va armado. Es interesante el hecho de que encontramos un decreto de la época de Onganía que prohíbe el ingreso de armas de fuego a los recintos o predios universitarios. En el ’67, ’68 y ’69 el decreto tenía como objetivo que la experiencia de las guerrillas no se apropiara de la universidad como un espacio de resistencia.
    Como nunca fue derogado hoy tampoco se puede ingresar con armas a la Universidad, pero podemos resignificarlo.

    – Los policías parecen hablar dentro de una estructura jurídica que nunca termina siendo tal y de ese modo practican su propia reducción de capacidades lingüísticas ante realidades que los exceden.

    – GK: En determinado momento me cansé de hablar de Foucault con los estudiantes de la UBA, mientras me encontré más entusiasmado trabajando con los oficiales sobre la noción de “dispositivo” como una versión enriquecida de las relaciones de poder…

    Me encuentro en un aula con la supuesta geografía verticalista y les propongo trabajar en equipo –ahora somos todos alternativistas en pedagogía– y ellos se ríen porque uno es el jefe o el superior del otro y así… Evidentemente, nuestra geografía institucional logra limar algo de eso, que se va puliendo cuando se dan cuenta de que, más allá de desempeñarse como autoridad en sus trabajos, ahí son compañeros.

    Entonces, por un lado, se amplían capacidades lingüísticas, pero ocurre algo más que eso, se trata de una habilitación subjetiva, del derecho a la palabra y del derecho a equivocarse y a preguntarse. Cuando trabajamos ciertos autores con ellos aparece muy fuertemente la puesta en discurso de una experiencia que tienen entre reprimida e invisibilizada y, a partir de su pasaje por la Universidad, pueden redimensionarla.

    – Se les abre la posibilidad de cambiar de rol, ya que por lo general pareciera que el hecho de ser policías, con su herramental y lenguaje, los condena a ser “canas” las 24hs. Se les niega también en las discusiones salariales la condición de trabajadores, al punto de que surgieron las mujeres en el reclamo, haciendo referencia concreta, por ejemplo, al rol paterno.

    – GK: Es un claro caso de relación discurso-poder, que también concierne a los médicos o, más ingenuamente, a la simpaticona maestrita, que parece ser todo el tiempo como es en el aula. Cuando aparecen las mujeres como voceras reclamando la posición del rol de esposos y padres como diferente del trabajo policial, proponen algo que a la sociedad civil le resulta complicado escuchar, ya que ve a los aparatos dependientes del Estado como automáticos o puros y no toma en consideración la permanente interacción en la que están envueltos.

    En el caso de la policía la interacción es notable. 
    La institución policial hay que repensarla toda, volver a pensar, por ejemplo, su estatalidad. En la última reforma que hizo Arslanián cambió el escalafón, porque previamente se habían agregado demasiados grados de jerarquía, y lo llevó a una escala de uno a nueve, poniendo como condición para ingresar al siete tener un título universitario, cualquiera fuera.

    El sentido de ese requisito es correcto en la dirección de “desjuridizar” el discurso policial, ya que no se les pide estudiar necesariamente derecho. Por otra parte, los funcionarios policiales poco y nada saben del articulado del derecho penal. Además, es necesario trabajar sobre la brecha imaginaria entre lo policial y lo civil, ya que está claro que la policía es una organización civil a la que la sociedad otorga el uso de armamentos que se prohíbe a sí misma, en tanto que supone, significaría un riesgo mayor.

    El esquema que se pone en juego dice que para que haya una relación civil de dos tenemos que colocar un tercero. En una cancha de fútbol para sostener una reglamentación y hacerla respetar entre solo veintidós tipos necesitamos poner a un ciudadano. Esto a gran escala significa que se necesita disponer de gran cantidad de recursos.

    – En el informe que elevaron a las autoridades de la provincia de Río Negro, ustedes se refieren a los policías como “trabajadores policiales”.¿Cómo ven la cuestión de la sindicalización?

    GK: Digamos que no pueden autoacuertelarse, entre otras cosas, porque la comisaría no es de ellos, es del Estado. Están ahí del mismo modo que nosotros podemos estar en un hospital. Ocurre que el grado de pregnancia perceptivo es tal que el predio o el espacio de desempeño de la policía aparece como algo que les pertenece.

    Pero fuera de esa complejidad son trabajadores que cumplen una cantidad de horas y después se van a sus casas. Las leyes laborales les incumben. Luego, hay cosas que ciertos trabajadores agremiados pueden hacer y otras que no, pero se trata solo de especificidades. El problema es que no se les paga lo que corresponde porque hay otras formas de recaudación. ¿Y qué es recaudar? Tenemos gobernantes que les piden sólo una cosa a las fuerzas de seguridad: “Lo que necesitamos es que la gente no hinche las pelotas”. Y siguen: “Lo que tenemos para darles no es más que determinados recursos, si no me traen mayores inconvenientes pueden recaudar de otras formas.”

    – Rápidamente se escucha en los medios hablar de caos y de vacío.¿Hay algo que le haya llamado la atención en la materialidad de los saqueos que se produjeron en el contexto de las protestas policiales y su relación con los linchamientos?

    – GK: Esas otras metáforas nos muestran cómo se desplaza el discurso fascista entre nosotros. Veía cómo algunos comerciantes encontraban cierto placer en la “autoorganización” para la lógica protección de sus bienes. Aparecían armados y nadie se preguntaba si estaban en condiciones de portar armas, incluso de guerra. En cuanto a los saqueos, me llamó mucho la atención que en las arremetidas a las góndolas, más allá de la situación típica de pibes en busca de bebidas alcohólicas, las personas se volcaron a los artículos de belleza, como shampoo, colonia, etc.

    Algo debe estar diciendo este hecho. En uno de los pasillos de los supermercados filmados se vio la imagen de una media res vacuna tirada, abandonada, contrastante con escenas televisadas de descuartizamiento de animales en tiempo real en el 2001.

    Por otra parte, ¿qué es robar en determinados contextos? Provocativamente podría decirse que tiene que ver con una forma de distribución de la riqueza non santa, tipificada por el discurso jurídico como delito. Cuando la policía se corre por un momento del rol que le es asignado, en ese caso supuestamente por la cuestión salarial, y –metáfora del caos mediante– surge un llamado a una suerte de redistribución de la riqueza que consiste en hacerse de determinados productos: el plasma, el colchón o la heladera llegan a las manos de quienes los roban para su consumo, en un proceso productivo que se vale de medios que no son el pago con dinero, medios non santos. Eso es lo que lógicamente asusta.

    – Hay un sentido común que mezcla términos jurídicos y análisis periodísticos con cariz criminológicos…

    – GK: La criminología no es una subespecie del derecho, sino una ciencia social que, de hecho, la sociedad mira con avidez. En un momento fui consultado en torno a esta cuestión.

    El presidente del Tribunal Supremo provincial visitó la Universidad de Río Negro para proponerle al rector el armado de una Licenciatura en Ciencias Forenses y le sugirió que me consultara sobre el asunto. A sabiendas de la oportunidad que significaba el hecho de que el Tribunal Supremo estuviera dispuesto a destinar fondos a una Universidad Nacional, a los dos días le respondí que me parecía una porquería.

    Ante su sorpresa, el primer argumento que esgrimí consistió en señalar que la Universidad no está para formar gente para instituciones específicas. Formamos médicos e ingenieros, no médicos para tal hospital de tal especialidad, para determinado público… Entonces, el rector me preguntó qué haría. Mi respuesta, no en términos epistémicos, sino de dispositivo pedagógico, apuntó a la necesidad de una Licenciatura en Criminología. Nosotros no tenemos que trabajar para el Poder Judicial.


    – ¿Una propuesta a nivel universitario puede brindar claves para elaborar de otro modo los problemas centrales?

    – GK: La Criminología no existe como subespecie del derecho, en realidad, trabaja con campos más afines a la antropología, a la sociología o al trabajo social. En algún punto, imaginando una situación ideal en el marco del Estado de derecho tal como está planteado, el policía tendría que funcionar como un trabajador social con capacidad de portar armas y con formación en criminología.

    El trabajador social está en la práctica más cerca del policía que del antropólogo, sus preguntas están ligadas al dolor social y no tanto a si éste o aquel eran estructuralistas. Es cierto que la partición de las carreras entre las facultades ha sido históricamente complicada: Psicología por su cuenta (una facultad de una carrera), Derecho, que quiere seguir siendo “Derecho y Ciencias Sociales”, y cuando armamos en su momento en la UBA la Facultad de Ciencias Sociales, Antropología e Historia prefirieron permanecer en la Facultad de Filosofía y Letras.

    Yo en su momento estudié dos años y medio Derecho y puedo decir que si a un estudiante de esa carrera le preguntan quién es Hobbes o quién es Durkheim no tiene la menor idea. Se estudia una supuesta teoría pura del derecho, pero sabemos que la “pureza” es uno de los ejes fundamentales del discurso filosófico occidental…

    Hubo un socialista neokantiano, de la Segunda Internacional, que se llamó Hans Kelsen que vivió en los años ’20 y trabajó en el Estado, entonces, estamos hablando de la historia contemporánea, de la segunda guerra mundial, de un funcionario político que propuso un replanteo del derecho natural en la dirección de otro tipo de ensamblaje que aún seguimos discutiendo. Habría que ver en qué medida seguimos siendo kantianos o neokantianos, o incluso hegelianos.

    – ¿Cómo ve la posición de Zaffaroni respecto de esta construcción?

    – GK: Zaffaroni es una persona muy inteligente, alguien que ha sabido correrse de ciertos discursos estereotipados del derecho, un destacado teórico del derecho penal que construyó su lugar dentro de la política y el Estado, aunque desde hace unos años se está repitiendo un poco. Creo que hay nuevos problemas y, en ese sentido, su pensamiento tiene un límite.

    También hay que decir que dejó algunos discípulos como por ejemplo,  Alejandro Slokar (finalmente no fue votado para presidir la Cámara de Casación), que, por otra parte, en su momento nos convocó a algunos “segurólogos” para discutir sobre las cuestiones que nos conciernen.

    – Y respecto de Arslanián, ¿por dónde ve el camino de perfectibilidad de las últimas reformas?

    – GK: Arslanián es también una persona inteligente. Debo decir que tanto él como Zaffaroni

    son dos personas que manejan un amplio espectro de herramientas culturales. Son lo que llamamos iluministas enciclopédicos, con sus alcances y sus límites para pensar las problemáticas actuales.


    Es necesario cerrar la sombrilla del derecho y abrir alguna otra que no sé cómo se llamará, pero cuyos discursos conectan con otros campos, como por ejemplo, una corriente como la antropología jurídica. A algunos de los que trabajaron en las reformas de la provincia con Arslanián yo mismo los convoqué posteriormente como docentes en una Universidad del conurbano.


    – ¿Cuál es la situación de la policía de la provincia de Buenos Aires?

    – GK: La policía de la provincia de Buenos Aires es una institución a la que yo denomino imposible. Creo que es más fácil derrocar un gobierno que hacer un cambio en la policía bonaerense.

    Imagínense la estructura putrefacta con la que se encontró Arslanián, con oficiales y suboficiales cubriendo una extensión enorme, en términos de territorio y de recaudación ilegal. El cometido de las carreras que proponemos o de la intervención universitaria en relación a problemáticas de seguridad busca, en cierta medida, aportar otro tipo de “recaudación”, ligada a la comprensión y el saber, por eso se trata de brindar a la policía mayor proximidad con ese tesoro de herramientas de saber.
    Arslanián, que no tiene pelos en la lengua, dijo que tenemos jefes departamentales y demás que “son todos chorros”, y echó entre 400 y 500. En ese momento me preguntaron por la medida, esperando que me congraciara, pero tuve que advertir que no se resolvía el problema. ¿Dónde están ahora los pasados a disponibilidad?

    El conocimiento del territorio que tienen y los lazos que se reinscriben con quienes permanecen en la fuerza puede volverlos más peligrosos afuera que adentro. La relación que mantienen con la red delictiva que, cada vez más, tiende a confundirse con la del narco, nos tiene que alertar.

    – Echar camadas importantes de oficiales podría resultar ejemplificador si hubiera condiciones de interpelación de esa medida, pero no parece ser así. Entonces, lo supuestamente ejemplificador no marca.

    – GK: Claro, permanecerán “trabajando” por su cuenta. Pero esa condición de “cuentapropista” viene ya dada desde la cultura que les dice “autogobiérnense, pero a mí (gobierno) no me traigan problemas”.

    Al interior de la institución policial han encontrado la manera de burocratizar a tal punto los procedimientos que cuando dicen que sí, es una manera de decir que no, ya que terminan por no poner en curso lo que tienen a su cargo. Esa forma de manejarse por su cuenta, como si fueran algo distinto a una institución de la sociedad civil, corre por las venas de la institución.

    Por eso, cuando Verbitsky y Zaffaroni, entre otros, piden una reforma radical, hay que comenzar por preguntarse qué institución imaginan.

    ¿Se trata de una institución del Poder Judicial? ¿Dependerán las fuerzas del Poder Ejecutivo? Por otra parte, ¿a dónde van a parar los exonerados? En los años de las reformas de Arslanián les preguntaba a mis alumnos oficiales qué pensaban del asunto. Uno se sonrió y me dijo: “en mi caso, es el onceavo ministro de seguridad que tengo”, hizo silencio unos segundos, volvió a sonreír y cerró: “es cuestión de esperar”. Terminó teniendo razón, ya que el gobernador Scioli puso como ministro a un fiscal que tiró todo por la borda…

    – Parece emerger y adquirir cierta consistencia la idea de una “seguridad democrática”…

    – GK: Somos un grupito los que sostenemos este planteo (Marcelo Sain, Gabriel Kessler, la gente de la Universidad del Litoral, algunos de la UBA, la gente de Sofía, etc.), con cierta autoridad intelectual, pero la problemática de la seguridad no es vista como objeto disciplinario.

    Parece que de seguridad podemos hablar todos, mientras que de medicina, ingeniería y matemáticas no. De todos modos, la carrera que armamos tiene una matrícula importante, lo cual da cuenta de una demanda colectiva efectiva.
    Los pibes cada vez menos quieren ser abogados.

     Es decir, que hay un epifenómeno para el cual el derecho y las ciencias sociales divorciados no daban respuesta y generaban cortocircuito a la hora de vérselas con un nuevo saber emergente que tiene un objeto social específico, un discurso y un lenguaje específicos…

    Por su parte, la Tecnicatura en Seguridad Ciudadana no produce policías, sino que funciona como formación complementaria. Es que si no incorporan lenguajes y categorías y no se ejercitan en el razonamiento, leen la realidad desde un sentido común más o menos inmediato. En el conurbano bonaerense sería necesario expandir este tipo de carreras. Por ejemplo, en Venezuela tienen una Universidad específica que se llama Universidad Nacional de Estudios de Seguridad, y hay carreras de seguridad en México, en Perú, en Ecuador…

    Luego, hay limitaciones y obstáculos que provienen de la Universidad misma, tanto desde el punto de vista político, como administrativo y burocrático, y de la sociedad, en tanto que esta cuestión puede aparecer esporádicamente en la página veinte de un diario, mientras todos los días en la página dos se ve el delito en primer plano o, como ocurrió entre 2013 y 2014, las imágenes de los saqueos y los linchamientos.

    – ¿Cómo funciona la carrera que inauguró en la Universidad Nacional de Río Negro?

    – GK: Armé un plan de grado con el nombre de Ciencias Forenses –por cuestiones institucionales–, que no tiene mayores precedentes, donde incorporé Historia social, Historia argentina, Teoría del estado, Teoría política, Epistemología, Derecho penal, Derecho procesal, Criminología propiamente dicha y Criminalística, y pienso incluso en una materia sobre Criminología y Comunicación Social para pensar la cuestión de los medios.

    Sin un solo peso de publicidad, al año siguiente de lanzarla
    tuvimos más inscriptos que la carrera de Derecho de la provincia, lo cual habla de un interés nuevo, pero también de un desgaste del Derecho, ya que el abogado no escapa al déficit lingüístico e intelectual. Al mismo tiempo, pensamos en la salida laboral: el Tribunal Supremo dice que le falta gente, los medios muestran que los periodistas son, en el mejor de los casos, incompletos en términos de criminología y, simultáneamente, estamos viendo que al derecho penal hay que reunirlo con la antropología, las ciencias políticas, la psicología, etc. Los graduados se encargarán de reinscribir esa figura laboral.

    – ¿Cuál considera que puede ser el desafío más inmediato y más denso para el presente?

    – GK: Sin dudas, la narcocultura. Pero no se trata de insistir en las categorizaciones jurídicas para quien es mayor o menor y cuál es su destino en función de su edad: si la cárcel o el reformatorio. Hay un problema mayor que tiene que ver con un desarreglo en la subjetividad, entendido por el Estado y la sociedad como una anomalía que tiene que ser corregida.

    Todos de manera separada abordamos el problema,
    pero hay que preguntarse si la “droga” tiene que ver con una incomodidad de cada quien consigo mismo que se vive como desarreglo interno. También en este terreno, como en el de la institución policial, se ve que el descabezamiento no interrumpe una lógica, ya que cuando se termina con las cúpulas narco –cuando viví en México lo vi con claridad– continúan las segundas líneas y la práctica narco tiende a ramificarse. Lo mismo pasó con la bonaerense. La erradicación de cuajo, fórmula a la que el ex ministro Arslanián es bastante afecto, tiene que ser administrada de otro modo.

    – Es una sociedad narcotizada en distintos niveles. Hoy se puede ver en algunos barrios acomodados circulando verdaderos autómatas vivientes producto del consumo de medicamentos de venta libre.

    ​​

    Sin embargo, ese vecino automedicado es visto como alguien menos peligroso, aun cuando se trate de un narco vip, es un “vecino” correcto que sale a pasear al perro, tiene modales aceptables que parecen causar menos temor…

    – GK: Bueno, en ese caso parece que avanzamos sobre otro campo de saber, el de la medicina… A veces, en lugar de plantearle al paciente la ausencia de respuestas mágicas o proponerle repensar los aspectos de su vida que contribuyen constitutivamente a su malestar, ante su demanda insistente se lo medica.

    Aparece el fármaco como respuesta rápida ante un desarreglo que, en este caso, no es de bolsillo sino de otro orden. Hay ex comisarios y chorros que “mandan”, que viven esa vida también. Son CEOs… Por otra parte, se abre un interrogante sobre el campo “biomédico”, ya que ahí, como cuando nos referimos a la seguridad,
    estamos en un terreno plenamente biopolítico.

    Creo que, en ese sentido, es necesario un cierto relevo conceptual que la universidad no hace o intenta zanjarlo diciendo que es una cuestión interdisciplinaria. Pero no es así, es más bien un problema metafísico y ontológico.

    Allá por los años dos mil recibí con mucha satisfacción la salida de los últimos seminarios de Foucault, uno de ellos directamente titulado Seguridad, territorio, población[2]. Ya no se trata de “vigilar y castigar”, el sujeto de la seguridad es la institución policial, por eso encontré una relación importante con lo que veníamos trabajando acerca de las “Policías Comunales”, “Policía, Gendarmería y Ejército”, “Seguridad y Derechos Humanos” y su resonancia política con los problemas del populismo securitario.

    Cada una de estas líneas constituye un complejo de ideas entrelazadas en el problema planteado.

    – En su trabajo, en sintonía con ese tramo de los seminarios de Foucault, está la pregunta por la materialidad social venidera, el problema de la invención de una nueva institucionalidad.

    – GK: Lo venidero y la invención de este futuro tiene que ver con el interrogante por la construcción de subjetividad. Es decir, está más ligado al problema narco que a lo tipificado como delito común.

     A veces se tratará del dealer y otras veces del farmacéutico. En una narcocultura se abre otro tipo de interrogación: ¿qué percepciones y qué subjetividades se construyen?

    Es común escuchar generalizaciones que consideran a la comunidad prácticamente como una organización estable caracterizada por intereses comunes y fuertes lazos de solidaridad entre todos los habitantes de un barrio más o menos acomodado. Las áreas conurbanas correspondientes a sectores de elevados ingresos y recursos de la Provincia de Buenos Aires, son acabado ejemplo de que ello no es así.

    Se trata más de un idealismo de grupo que de una propuesta de participación ciudadana. Esta visión se articula en supuestos que resultan erróneos porque olvidan que la vida micro-comunitaria tiene lógicas particulares que, lejos de coincidir con las operatorias funcionales de los sistemas formalizados y estabilizados como el Estado y sus reparticiones policiales, emergen siguiendo una dinámica irregular y engañosamente “horizontalista.”

    Resulta, entonces, un interrogante válido preguntarse cómo incorporar las preocupaciones de la ciudadanía frente a la delincuencia dentro del contexto de acción y discurso democrático y, a su vez, la integración del discurso de los derechos humanos en las políticas de seguridad ciudadana.

    ​ ​


    Ariel Pennisi:
    ensayista, docente (UNDAV, UNPAZ), editor (Quadrata, Autonomía, Ignorantes) – Adrián Cangi: ensayista, Dr. en Filosofía, docente (UBA; UNDAV, FUC), editor.

    ​​ ​

    [1] Esta entrevista se compone del material procesado a partir de una conversación grabada con Gregorio Kaminsky a mediados de 2014 (“Culturas policiales y seguridad ciudadana”, en Linchamientos la policía que llevamos dentro, Ariel Pennisi y Adrián Cangi, Autonomía-Quadrata y Pie de los Hechos, Bs. As., 2014). Fue corregida y reformulada para la presente publicación.

    [2]
    Cfr. Michel Foucault, Seguridad, Territorio, Población. Curso en el Collège de France (1977-1978). Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica, 2006.

    http://lateclaenerevista.com/2018/02/15/entrevista-gregorio-kaminsky-ariel-pennisi-adrian-cangi/
    Categorías: Noticias regionales

    JUSTICIA PARA HOMBRES

    Sáb, 17/02/2018 - 20:25

    Por Diario Judicial

    Un informe reveló que sólo el 22 por ciento de los jueces federales son mujeres. En tanto, las Cámaras, los tribunales orales y los juzgados de primera instancia están compuestas mayoritariamente por hombres. Los detalles del documento.

    De un total de 354 jueces federales en funciones, el 78 por ciento son hombres mientras que sólo el 22 por ciento son mujeres.

    Estos datos surgen del Datatón realizado en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, en el marco del programa que impulsa Datos Concepción junto a la Universidad de Concepción del Uruguay, y que fue co-organizado con la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, la Fundación Conocimiento Abierto Argentina, la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión, y el Ministerio de Justicia.

    En cuanto a las instancias, las Cámaras federales están compuestas por un 77% de hombres y un 23% de mujeres; mientras que los tribunales orales federales están compuestos por un 79% de hombres y un 21% de mujeres. Una situación similar sucede en los juzgados de primera instancia.

    Respecto a los datos relevados sobre las designaciones de magistrados por períodos presidenciales, el informe señaló que la mayor proporción de los jueces que actualmente ejercen su cargo en la Justicia Federal fue designada por Cristina Fernández de Kirchner (40%), seguida por Carlos Saúl Menem (23%).

    Por último, el informe destacó que “sólo es posible acceder a los curriculum de solamente un 28% de los jueces federales en ejercicio de sus cargos” pues “sólo se encontró información de 100 de los 354 jueces”.

    ​http://www.diariojudicial.com/nota/79979​

     

    Categorías: Noticias regionales

    CÁBALAS, CÁBALAS, CÁBALAS

    Sáb, 17/02/2018 - 20:15

    Por Rafael Bielsa

    En nuestro lenguaje cotidiano llamamos “cabulero” a un tipo que trata de asegurarse un futuro propicio adoptando diversas medidas de carácter más bien absurdo, aunque seguramente él no compartiría el adjetivo. “Cábala” es específicamente la superstición que asegura el cálculo, y “cabulear” es armar alguna cábala.

    No quiero ni pensar en el comentario cáustico que proferiría Borges si estuviese en condiciones de leer el párrafo que antecede, habiéndole dedicado una conferencia completa a “La Cábala” en la célebre serie de las que pronunció en el Teatro Coliseo, en 1977.

    Allí nos enseñó que en Occidente la idea de un libro perfecto no existía, y que cuando Pitágoras, por ejemplo, que no dejó escrita una línea, decía magister dixit (“es palabra del maestro”), lejos de querer cerrar la discusión lo que buscaba era que las mentes de los discípulos fueran más allá, innovando. Por el contrario, para los ulemas, los doctores de la ley musulmanes, el Corán no es un libro como los demás, porque es anterior a la lengua árabe y asimilable a la ira, la misericordia o la justicia de Dios. Y nos dice que en la Cábala (recepción, tradición) la escritura, contra toda experiencia, fue anterior a la dicción de las palabras. En ese caso, nada es casual en la escritura, todo tiene que ser determinado, como por ejemplo el número de las letras de cada versículo. En lo suyo, la tenía clara Borges, como aquel endiablado delantero irlandés George Best, que supo decir: “… gasté mucho dinero en coches, alcohol y mujeres; el resto lo he despilfarrado”.

    También la tienen clara los que manejan cábalas, porque si nada es casual, si todo tiene que ser determinado, un cabulero podría enseñarnos –como el maestro más perfecto– que su cábala es la que permite que se cumpla el destino ya escrito.

    No creo que haya estado pensando en estas cosas el Negro Fontanarrosa cuando relató la más formidable de las cábalas de las que yo haya oído a lo largo de mi vida: un ser humano, el viejo Casale, elevado a la exclusiva categoría de cábala, en el cuento “19 de diciembre de 1971”.

    Casale nunca lo había visto perder a Central contra Ñuls, por lo que había pasado a revistar en la categoría de “talismán”. Había que llevarlo al partido del 19 de diciembre costara lo que costare, pero el médico le había prohibido terminantemente el fútbol porque andaba mal del corazón. Entonces, una barra de canallas resuelve secuestrarlo. La cosa es que Casale estuvo en el Monumental el día y la hora en que se jugó aquel partido. Central ganó y luego de abrazarse con todos, y vivir el día más feliz de su vida, se quedó seco como fulminado por un rayo.

    Es imposible igualar semejante cábala, aunque lo cierto es que el viejo Casale es literario y la verdadera razón por la cual Central ganó el partido fue la otra cara de las cábalas, su cara aciaga, esperpéntica, fatídica: los gualichos.

    Hoy ya es un hecho históricamente demostrado que Central ganó aquel partido por los pelos de axilas y pubis, las limaduras de uñas de gata, la esencia de ajenjo y de brezo, el esperma de chivo, la resina y el toronjil, los ciempiés y las cenizas de las luciérnagas asadas que legiones de centralistas arteramente sembraron en sitios determinados por muchos días de inteligencia militar y seguimiento policial, para hechizo de los jugadores rojinegros. Ganaron, pero así cualquiera gana.

    Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Cábala como el viejo Casale, lo cortés no quita lo valiente, jamás he visto ni leído una igual. Leí, por ejemplo, que un señor ve los partidos de Boca sentado en el sillón sobre el que reposó Hipólito Yrigoyen mientras fue presidente de la República. Como es un hombre mayor y experimentado, no mira todos los partidos y cuida la cábala para aquellos eventos donde verdaderamente es necesaria. A diferencia de tantos jóvenes tarambanas que encuentran una buena cábala, como por ejemplo guardar el carné en el mismo bolsillo del pantalón, con el costado de los cupones para arriba; o poner el volumen de la tele en catorce y apretar el “mute”; o usar musculosa debajo de la remera sólo el día del partido, y la usan hasta gastarla, y tener que soportar el polvo agrio de la derrota.

    Que el tema se las trae lo testimonia el hecho de que Juan Manuel Serrat le haya dedicado una canción que dice: “Y ajústate los machos”, canta, “…respira hondo, / traga saliva, / toma carrera, / y abre la puerta, / sal a la calle, / cruza los dedos, / toca madera”. Es lo que se llama un argumento de autoridad, aunque eso de tocar madera y cruzar los dedos ya debe de tener harto al patrón de la fragua donde se forjan nuestros destinos. Si hay búsqueda, entonces que sea incesante.

    Los hábitos gestuales, las costumbres gastronómicas, las preferencias por los atuendos, abren campos infinitos a la imaginación cabulera. Desde los cuernitos cuando ataca el equipo rival hasta frotarse la yema del pulgar derecho hasta sacarse sangre con la rueda dentada del encendedor descartable, desde el choripán o la pizza de cancha antes del partido hasta la cena la noche anterior con el ritual de los asientos prestablecidos o los chupetines Pico dulce para el ómnibus camino del estadio, desde el traje negro con camisa del mismo color hasta el jogging que cuando el entrenador se agacha deja ver el comienzo de la raya de ese lugar donde la espalda cambia de nombre, las variantes son múltiples. Viejos recuerdos, como el banderín del equipo donde se comenzó a trajinar; música, como escuchar en el vestuario la misma canción por el mismo intérprete hasta que la suerte muestre que es “grela”; o colores, como la cinta roja en la muñeca derecha, también son tópicos recurrentes.

    El terreno de la religión brinda recursos inagotables. Rocío de agua bendita a los botines que se usarán el domingo, crucifijos, medallitas de la Virgen o del Padre Ignacio, novenas, confesiones, estatuillas, rosarios, oraciones musitadas o compartidas, sólo para hablar de la oficial. Las paralelas han enriquecido notablemente el panorama. Caracoles, camafeos, trocitos de paño, dobles hachas, el sol y la luna, anillos enhebrados, hongos secos, medallas con inscripciones, fotografías, son sólo una pequeña muestra de lo que se ve y se oye.

    Ahora sí, dentro de la cancha, somos lo que somos. Dentro de la cancha, nada mejor que recordar aquella frase que le escupió Bernabé Ferreira a un rival, en 1934: “Para pegarme esas patadas, al menos sáquese esa cadenita de la Virgen de Luján, ché”.

    Dijo Borges en aquella conferencia de los ‘70 que los textos humanos no son absolutos, pero que en un texto redactado por una inteligencia infinita, por el mismísimo Espíritu Santo, ¿cómo suponer un desfallecimiento, una grieta? Todo tiene que ser fatal. De esa fatalidad los cabalistas dedujeron su sistema. Y los cabuleros, el suyo, tan sabio.

    ​https://www.pagina12.com.ar/88556-cabalas-cabalas-cabalas​
    Categorías: Noticias regionales

    ZUNZUNEO ALETEO DE SUBVERSIÓN ENFOCADO A LA JUVENTUD CUBANA

    Sáb, 17/02/2018 - 12:42

     

    Por Redacción Razones de Cuba

    Razones de Cuba les propone el siguiente artículo por Dai Liem Lafá , publicado en junio del 2014, muestra del dominio imperial del ciberespacio por el gobierno de Estados Unidos, así como de las acciones subversivas contra el orden interno en Cuba, problemática que sigue siendo una realidad de nuestros tiempos.

    Alas de pura subversión desplegó ZunZuneo, una operación secreta contra Cuba -financiada y dirigida por la Agencia de Estados Unidos para la Ayuda al Desarrollo (USAID)-, destinada a socavar al gobierno a través del ciberespacio, y enfocada a la juventud por su preferencia, interés y acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

    Aunque desde que se reveló al público y se anunció su inoperancia ha sido repudiada en todo el mundo por su trasfondo oscuro e injerencista, ello no significa el fin de las conspiraciones orquestadas por el imperio para acabar con la Revolución.

    Esta práctica no se va a detener y los pronósticos no apuntan a que se reduzca, aseveró a la Agencia de Información Nacional (AIN) la doctora Leyda Carrillo, especialista del Centro de Investigaciones de Política Internacional.

    El propósito es erosionar la tranquilidad ciudadana, expandir la ideología dominante en esa nación y subvertir el avance de la Revolución cubana.

    La subversión se especializa en el decursar del pensamiento y en cómo modificarlo a favor de los intereses y dogmas de los países dominantes, de ahí que busquen los espacios ocupados por los jóvenes, generalmente protagonistas en los movimientos insurgentes y de rebeldía. Ellos son el foco en las naciones donde el imperio quiere concretar un cambio de sistema político, precisó Carrillo.

    La práctica de los polos de poder -integrados por Estados Unidos, Israel, la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte-, apunta a considerar a la ciberguerra como el peligro mayor de la actualidad, agregó.

    Dentro del enfoque de la seguridad nacional de estas potencias existe una direccionalidad para que lo acontecido en el mundo sea previsto, programado y desarrollado en aras de evitar el terrorismo en sus respectivos territorios.

    Pero también con vistas a movilizar, según sus intereses, a la comunidad de países emergentes o subdesarrollados – la mayoría- considerados enemigos. Por lo tanto estamos en el bando contrario.

    La esencia es controlar lo que sucede mundialmente en el ciberespacio, incluidos la telefonía móvil, la radiofonía y las telecomunicaciones, insistió la entrevistada, quien a su vez pertenece a la Sociedad de Derecho Internacional de la Unión Nacional de Juristas de Cuba.

    El ciberterrorismo ha promovido muchos alzamientos, y actualmente se aplica en Ucrania, en tanto se repite en Venezuela y en otros países de Latinoamérica como una práctica extremadamente peligrosa
    , advirtió Carrillo.

    Forma parte de los golpes de Estado, llamados hoy “golpes suaves, golpes blandos o guerras de cuarta generación”, con los cuales el principal beneficiado resulta el Consorcio Militar Industrial.

    Estados Unidos ha aplicado contra la Isla todas las formas de subversión, desde el terrorismo de Estado a ultranza hasta la violación de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario,
    concluyó la especialista.

    Hoy se sabe que el imperio dirige las mayores atenciones y recursos hacia los jóvenes, más familiarizados con las nuevas tecnologías, la Internet y las redes sociales.

    ZunZuneo, bajo la apariencia de una red social inocente, que proveía “información y mensajería gratuita” mediante la telefonía móvil a los cubanos, encubrió una operación secreta de desestabilización dirigida a provocar cambios en el ordenamiento político en el país.

    Datos publicados tras el escándalo mediático suscitado por esta red subversiva revelan que se presentó por primera vez a los cubanos en febrero de 2010, y entonces comenzó la campaña de mercadotecnia.

    En seis meses consiguió 25 mil suscriptores y crecía rápidamente, al punto que sobrepasó la atención que el equipo de USAID podía controlar.

    Les pagaban para su funcionamiento a jóvenes expertos en las nuevas tecnologías, porque claro, quien mejor que un coetáneo para conocer y manipular el pensamiento de otro.

    En marzo de 2011, ZunZuneo ya tenía casi 40 mil suscriptores y decidió trabajar con un tope de 50 mil para mantener un perfil bajo, abandonando así sus objetivos previos de llegar a 200 mil usuarios. Entonces decidieron limitar los mensajes al uno por ciento del tráfico total en Cuba, en aras de que las autoridades nacionales no los detectaran.

    A mediados de 2012, los de la Isla comenzaron a quejarse de que el servicio sólo funcionaba esporádicamente, y después no. Simplemente ¿se evaporó?.

    Pero ojo, porque en diciembre de 2009 fue apresado en La Habana al contratista norteamericano Alan Gross, uno de los expertos líderes del montaje de ZunZuneo en Cuba, a cuyo territorio ya había ingresado fuera de las leyes un grupo de equipos de alta tecnología.

    Todo tiene que ver con la progresiva desaparición de una red que pretendía complementar un “golpe blando” y aniquilador de la Revolución. Y ya sabemos que hace falta mucho más que eso para tan siquiera soñar con derribarla.

    Una vez expuesta la trampa se dispararon las alertas en aras de que nadie se llame a engaño, porque el enemigo sofistica sus mañas al apostar por la red de redes para cambiar el rumbo revolucionario de la sociedad antillana.

    Esta vez, con vistas a engañar y manipular el pensamiento de las nuevas generaciones con el también llamado Twitter cubano, quiso imitar el aleteo –fallido- de un cándido Zunzún.

    Más el ambicioso imperio nunca renunciará a su esencia de camaleón, y adaptará sus hegemónicos colores a cualquier oportunidad o circunstancia que les permita apoderarse de Cuba.

    Pero ya lo dijo el Titán de Bronce, Antonio Maceo, en alusión a quienes intento hacerlo: “perecerán en la contienda”.

    http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/zunzuneo–aleteo-de-subversion-enfocado-a-la-juventud-cubana/

    Categorías: Noticias regionales

    VENEZUELA BOLIVARIANA, EL PUNTO MÁXIMO DE LA CONFRONTACIÓN ANTIIMPERIALISTA

    Vie, 16/02/2018 - 20:30

    por Carlos Aznárez///-.

    No se trata de dramatizar, exagerar o esbozar conspiraciones apocalípticas, pero cada una de las piezas que el Imperio está moviendo en el tablero latinoamericano apunta a establecer un escenario de intervención militar contra Venezuela bolivariana.

    Podrá ser tercerizada o de forma directa con las falsas excusas del “humanitarismo”, pero la situación adquiere cada vez mas gravedad si se tiene en cuenta que todo este andamiaje belicista podría estar orientado a impedir que el pueblo chavista vuelva a proporcionar una contundente paliza electoral al poder oligárquico en abril.

    Hay múltiples elementos que coadyuvarían a armar un inminente tinglado intervencionista a partir de la toma de decisión del gobierno estadounidense de apurar la caída del gobierno ultra legítimo de Nicolas Maduro. Primero, hace unos meses el vocero fue el vicepresidente Mike Pence quien recorrió el continente visitando presidentes “amigos” para ordenarles apretar las tuercas del bloque económico.

    No le fue como esperaba pero dejó la semilla que hace pocos días, intentó volver a sembrar el canciller Rex Tillerson. Esta vez la propuesta de aumentar la beligerancia contra el “dictador” Maduro fue ampliamente comprada por dos puntales del equipo neoliberal más agresivo.

    Tanto Macri (solo basta observar la foto de la cara de enamorado con que mira a Tillerson), como el perrito faldero Santos, se subieron al portaaviones made in USA y prometieron ser de los primeros en la embestida que Washington resuelva.

    Después hay un acumulado de gestos indicativos del peligro en ciernes. A saber: las declaraciones del subsecretario de Estado para Latinoamérica y el Caribe, Francisco Palmieri, ofreciendo ayuda a Colombia y Brasil debido “a la gigantesca y continua migración venezolana hacia ambos territorios”. Palmieri utiliza allí, el sesgo intervencionista “humanitario”, el mismo en que viene insistiendo el cadete de la CIA, Luis Almagro o su cómplice peruano Kuzinsky, uno de los impulsores de esa mafia presidencial autodenominada Grupo de Lima. En esa misma sintonía Macri dio luz verde para que los estudiantes venezolanos “que vengan a Argentina huyendo del caos dictatorial no sufran más sinsabores”, y por lo tanto, a diferencia de quienes provienen de otros países, se les legalizará de inmediato su situación educativa.

    La maniobra, como se ve, es demostrar que “la dictadura venezolana” no da para más. Algo muy similar a lo que durante años Estados Unidos intentó con Cuba y hace muy poco con la “dictadura siria”. que se resume en la frase: “te hago la vida imposible, obligo a tu gente a emigrar, los recibo con los brazos abiertos y luego te invado humanitariamente”. Para completar Militarmente también hay datos inquietantes: la presencia del Comandante del Comando Sur en Colombia, el movimiento de tropas en la frontera amazónica de Brasil y Colombia, otra vez con la excusa migratoria venezolana. El punto central de confluencia de estos aprestos es la base móvil brasileña de Tabatinga, que fuera inaugurada en noviembre pasado con los ejercicios militares conjuntos de EE.UU, Brasil, Colombia y Perú, en que se practicaron simulacros de invasión “a un país bajo dominio comunista”.

    Como en las viejas épocas.
    En la seguidilla injerencista, luego le tocó el turno al embajador yanqui en Bogotá, Kevin Whitaker, quien afirmó que Venezuela necesita “una salida democrática, institucional y rápida”. Enseguida, Santos y Uribe, cada uno por su lado aplaudieron la oferta y mientra​s​ el mandatario colombiano aseguraba que no reconocerá los comicios de abril, el paramilitar Uribe echaba más gasolina al fuego instando a apurar una intervención militar “con el concurso colombiano”. ​ Todo esto en el marco de la re-ocupación territorial de grupos paramilitares colombianos en Cúcuta, en Catatumbo y otros puntos próximos a Venezuela. ​ ​Ni qué decir de la reciente presencia de soldados yanquis en la zona de Tumaco (la misma donde el año pasado fueron asesinados por el ESMAD varios campesinos) y la intensa actividad de entrada y salida de hombres y equipos de las nueve bases USA en Colombia.

    Con toda precisión el ex militar y ahora analista geoestratégico William Izarra habla de que el “Operativo Tenazas” sigue cerrándose y menciona como territorios que podrían ser utilizados para una intervención a gran escala, aparte de Colombia, a Guyana y las islas-colonias holandesas de Aruba, Bonaire y Curazao, todos ellos sitios donde los militares norteamericanos se pasean como en casa.

    Así las cosas, y con Trump ladrando, lo más lógico es que en el plano interno se cierren filas. Frente a la esperada retirada de la oposición de la mesa de negociaciones de Dominicana, cumpliendo una orden de sus amos imperiales, y el aumento de la escalada de bloqueo y guerra económica impuesta por Wasington, sus acólitos latinoamericanos y la Unión Europea, se impone que el pueblo venezolano se prepare para repetir la proeza victoriasa del pasado 31 de julio. Sin una sola duda, todos y todas convencidas de que en abril llega la segunda parte de la madre de todas las batallas, y que a diferencia de la encarada por Estados Unidos para masacrar al pueblo iraquí en 1991, esta será para ratificar una vez más que la Revolución es necesaria no solo para asegurar la paz en Venezuela sino para atizar el fuego de la rebeldía continental y mundial. No, esta no será una elección más de todas las que el chavismo ha ganado, sino que respaldando unitariamente a Maduro se puede propinar una soberana patada en el trasero a quienes están intentando que nuestros pueblos, todos ellos, regresen a la Edad Media.

    Ahora bien, si por obra de la impunidad de la que se vanaglorian Trump, Rajoy, Macri y Santos se animaran a adelantar planes y decidieran lanzar directa o indirectamente una escalada militar, antes o después de los comicios, en el plano local venezolano no caben dudas que como señalara Diosdado Cabello, sobre una invasión disfrazada de ayuda humanitaria:”Es probable que ustedes entren, pero vamos a ver cómo van a salir”. Y en el escenario continental habrá llegado la hora de “hacer arder la pradera”. No son tiempos de grandes discursos y prometer solidaridades por rutina ya que en Venezuela, se juega por décadas la suerte de Nuestra América y el socialism​. ​

    S​i​ se es fiel al legado insurgente de Hugo Chávez habrá que demostrarlo, con las ideas, con el corazón y poniendo el cuerpo como lo hizo el comandante Eterno.

    Resumen Latinoamericano

    Categorías: Noticias regionales

    MENTIRAS SOBRE EL GASTO MILITAR

    Vie, 16/02/2018 - 20:23

    Por Atilio A. Boron///-.

    Los 17 muertos provocados ayer por un tiroteo en una escuela de Florida se suman a los miles y miles que cada año lamentan los estadounidenses por la proliferación de armas de guerra en su población civil, gracias a la política de libre venta de armas.

    Sólo en los últimos cinco años fueron 291 los colegios afectados por ataques similares. Pero lejos de agotarse dentro de sus fronteras, el armamentismo norteamericano se reproduce como en un espejo en su política económica y militar, que termina exportando muerte y destrucción a todo el mundo.

    Días atrás, el presidente Donald Trump dio a conocer su proyecto de presupuesto para 2019 que contempla un enorme déficit fiscal (que tratará de trasladarlo a los demás países, sobre todo a los de la periferia) y un presupuesto militar, eufemísticamente llamado de “defensa”, de 716.000 millones de dólares, según informa la cadena CNBC. Este monto incluye 24.000 millones de dólares destinados a la modernización del programa nuclear que, en algunos comunicados, aparecía desligado del gasto militar, como si se tratara de inversiones para la producción de centrales atómicas.

    Estos datos son algunas de las “posverdades” a los cuales nos tiene acostumbrados el imperialismo norteamericano.
    “Posverdad” o fake news –como gusta decir Donald Trump– porque se oculta la verdadera dimensión del gasto militar de Estados Unidos haciéndoselo aparecer como menor de lo que realmente es en un intento por escamotear ante la vista de la opinión pública el desenfreno militarista de un imperio que debilitado en su hegemonía política, intelectual y moral, como diría Antonio Gramsci, se repliega sobre sus capacidades destructivas para contener por la fuerza su inexorable declinación en un sistema internacional que ya ha asumido un formato definitivamente multipolar.

    Hace muchos años que el gasto militar se convirtió en el principal motor de la economía norteamericana y fuente de fabulosas superganancias para el complejo militar-industrial-financiero que gira en torno a la producción de armamentos. En una suerte de perversa “puerta giratoria” las ganancias de este complejo se transfieren, en una pequeña porción, a la clase política.  Sus empresas y lobbies son los indispensables financistas de las onerosas carreras políticas de representantes, senadores, gobernadores y presidentes, prostituyendo definitivamente el funcionamiento de la democracia en Estados Unidos y abriendo las puertas para la constitución de la corrupta plutocracia que hoy gobierna a ese país.

    Presidentes y legisladores, envueltos en un falso celo patriótico, retribuyen los favores recibidos concediendo jugosas contraprestaciones materiales a las empresas del sector, todo lo cual se traduce en una desorbitada, absurda e innecesaria escalada del gasto militar. Esta corruptela explica que más de la mitad de los miembros del Congreso de Estados Unidos sean millonarios, cuando la proporción de éstos en la sociedad norteamericana es de apenas 1,4% (http://cnnespanol.cnn.com/2014/01/10/la-mayoria-de-los-miembros-del-congreso-de-ee-uu-son-millonarios/).

    No es de extrañar, en consecuencia, que desde la Guerra de Corea en adelante Estados Unidos no haya conocido un solo año sin tener tropas combatiendo en el exterior. Tampoco lo es que, pese a los optimistas anuncios oficiales, el gasto militar haya aumentado aun luego de la desaparición de quien durante los largos años de la Guerra Fría fuera su enemigo fundamental: la Unión Soviética.

    En este sentido, la operación propagandística del imperio pregonando los supuestos “dividendos de la paz” como fuente de una renovada ayuda al desarrollo quedó rápidamente al desnudo. Ni se mejoró la asignación de recursos para reducir la pobreza dentro de Estados Unidos ni se los canalizó para facilitar el progreso económico y social de los países de la periferia. Todo lo contrario, la escalada sin techo del gasto militar prosiguió su curso inalterada.

    Sorprende entonces la aceptación sin beneficio de inventario de la cifra del presupuesto militar que la Administración Trump anunciara recientemente.

    Según los cálculos más rigurosos el gasto militar total de Estados Unidos ya traspasó el umbral considerado –hasta no hace mucho– como absolutamente insuperable, como una frontera escalofriante de un billón de dólares, es decir, un millón de millones de dólares, lo que equivale aproximadamente a la mitad del gasto militar mundial.

    Tradicionalmente la Casa Blanca ocultaba la verdadera dimensión de su exorbitante presupuesto militar y los medios de comunicación del imperio reproducían esa mentira. En el caso actual aquel va mucho más allá de los 716.000 millones de dólares recientemente declarado por la Casa Blanca.  Esa cifra no incluye otros emolumentos derivados de la presencia bélica de EE.UU. en el mundo y que también deben ser considerados como parte del presupuesto militar del imperio. Por ejemplo, la Administración Nacional de Veteranos (VET) que tiene a su cargo ofrecer atención médica a los heridos en combate hasta el fin de sus vidas y de asistir a quienes regresan del frente desquiciados psicológicamente tiene un presupuesto para el próximo año de 198.000  millones de dólares(https://www.militarytimes.com/veterans/2018/02/12/va-spending-up-again-in-trumps-fiscal-2019-budget-plan/).

    A esta descomunal cifra hay que agregarle otros dos ítems, con datos muy poco transparentes y disimulados en el presupuesto federal: los destinados a la contratación de “asesores” para misiones especiales (vulgo: mercenarios) y los “gastos de reconstrucción” para ocupar o transitar por áreas previamente destruidas por la aviación o los drones de EE.UU.

    Si se suman todos estos componentes se llega a una cifra que supera el billón de dólares.
    Para comprobar la irracionalidad criminal de este presupuesto nótese que tan sólo el gasto de la VET equivale a poco menos que el gasto militar total de China, que asciende a 215.175 millones de dólares y que el segundo presupuesto militar del planeta.

    O con el presupuesto de la Federación Rusa, que es casi tres veces inferior al de la VET: 70.345 millones de dólares; o con el del ultra-enemigo de EE.UU., Irán 12.383 millones de dólares.

    ¿Cómo justificar tan fenomenal desproporción?
    Inventando enemigos, como el ISIS, o dando pie a delirantes conspiraciones acerca del peligro que Rusia, China, Irán o Corea del Norte representan para la seguridad nacional norteamericana.

    Pero la verdad es que el gasto militar ayuda a mover una economía de lento crecimiento y, sobre todo, alimenta al complejo armamentístico que financia a los políticos que convierte en millonarios. Pese a eso la dirigencia estadounidense insiste en la vulnerabilidad de la seguridad nacional norteamericana y no cesa de mantener a su población sumida en el miedo, un efectivo dispositivo de dominación.

    Por último, con tal brutal desequilibrio de fuerzas en el plano militar Washington reafirma su vocación de seguir siendo el gigantesco gendarme mundial presto a actuar en cualquier lugar del planeta para poner al capitalismo a salvo de toda amenaza. En cualquier lugar, pero sobre todo en Nuestra América, reserva estratégica de un imperio amenazado. La contraofensiva lanzada en los últimos años y la creciente belicosidad en contra de Cuba y Venezuela son pruebas harto elocuentes de esa enfermiza vocación por impedir que la tierra siga girando y congelar la historia en el punto en que se encontraba al anochecer del 31 de diciembre de 1958, en vísperas del triunfo de la Revolución Cubana.

    Todos estos esfuerzos serán en vano, pero mientras tanto están haciendo un daño enorme y hay que detenerlos antes de que sea demasiado tarde porque la humanidad está en peligro.

    https://www.pagina12.com.ar/95764-mentiras-sobre-el-gasto-militar

    Categorías: Noticias regionales

    LOS PLANES DEL COMANDO SUR Y EL ROMPECABEZAS DE LA GUERRA CONTRA VENEZUELA

    Vie, 16/02/2018 - 20:20

    Por William Serafino///-.

    La saturación informativa alrededor de los últimos movimientos (militares y diplomáticos) del frente externo contra Venezuela dibuja un panorama que, hasta los momentos, plantea más preguntas que respuestas inmediatas e inminentes.

    Sin embargo, algunos hitos políticos recientes, como la gira del secretario de Estado de EEUU Rex Tillerson por países líderes del Grupo de Lima y la implosión de la Mesa de Diálogo en República Dominicana, lo segundo consecuencia de lo primero, dan cuenta de un nuevo curso de acciones para elevar a Venezuela a la categoría de conflicto internacional; el tan ansiado punto de no retorno donde el acoso geopolítico disuelva las fronteras de la política (interna) y rebase el ya endeble derecho internacional.



    Tenaza fronteriza, el triste papel de Borges y una “visita inesperada” en Colombia

    La desvenezolanización de Julio Borges se confirma por la estridencia del acto, y el hombre que se ve a sí mismo como bisagra entre lo que puede significar la recuperación del país en todas sus dimensiones o la precipitación de un escenario letal, opta por lo último a conciencia de que la primera opción no arroja las comisiones prometidas ni mucho menos la glorificación de ser partícipe del asesinato de la nación bolivariana.

    “Venezuela es una enfermedad contagiosa”:
    esa expresión resume bastante bien que las sanciones financieras y económicas coordinadas con EEUU están movidas por una esencia que supera la coyuntura: la higienización cultural del país, borrar al chavismo, con Constitución, elecciones y todo su marco político, como último arraigo real de la historia venezolana que sobrevivió al oleaje de la globalización.

    Lo que aguardaba detrás, o más bien lo que se ponía en riesgo si se daba un acuerdo de convivencia nacional, era el despliegue de agendas de alto voltaje que van desde la mutación del conflicto venezolano a uno internacional, donde la multiciplidad de intereses en el mediano plazo y los riesgos por asumir solo consiguen sumar a la prolongación del caos, hasta la escenificación de una situación de emergencia (humanitaria) de tal tamaño que derivaría, y de ahí la importancia del lenguaje y la propaganda como armas de guerra, en una salida militar inminente, interna o externa, o combinada.

    En tal sentido, los llamados que incitan a un golpe militar en Venezuela, primero durante la gira de Rex Tillerson y luego secundado por el senador Marco Rubio, podría decirnos que no se trata de una invitación alegre y sin receptor, aunque tenga rasgos de desespero e incertidumbre.

    Cuesta creer que Tillerson y Rubio se expongan al ridículo internacional de verse en el mediano plazo con una invitación que nadie a lo interno de la FANB atendió, y de ser así estarían certificando que la única opción viable para derrocar al chavismo es la intervención camuflada o directa. Es poco probable que la inteligencia estadounidense no esté trabajando alrededor de la FANB, más aún luego de las confesiones del jefe de la CIA, Mike Pompeo, sobre el estudio que realizó a lo interno de los componentes del ejército venezolano previo a las sanciones del Departamento del Tesoro.

    Sobre los movimientos militares en las fronteras con Colombia y Brasil, parece cuestión de sentar un precedente y enviar un mensaje geopolítico, al menos en las primeras de cambio, toda vez que la gira de Rex Tillerson estuvo marcada por las “preocupaciones” sobre la creciente presencia de China y Rusia en la región, a lo que el secretario respondió con el retorno de la Doctrina Monroe. Colombia como extensión política y geográfica de EEUU es el escenario ideal para esto, y la visita del Almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur, solo viene a atornillar esa noción de presencia que ven peligrar.

    Hecho que tampoco deja por fuera que las maniobras en sí tengan atributos de provocación, pues si el marco semántico y narrativo global intenta amoldar a Venezuela como una “amenaza regional”, que por descarte simple requiere una respuesta del mismo calado, el curso de acciones podría indicar que aguardan por una reacción desproporcionada de Venezuela, allí entra la franja peligrosa de las operaciones de bandera falsa y los falsos positivos para fabricar un hecho desencadenante, que justifique un enfrentamiento de tipo “defensivo”, y por ende, el involucramiento del Comando Sur en respaldo de sus socios.

    Exacerbar el cuadro migratorio venezolano con las medidas tomadas por el gobierno de Santos y las que posiblemente tomaría el de Temer, intenta potenciar la propaganda humanitaria contra Venezuela a modo de compensar el trágico vacío político que han dejado los actores del antichavismo.

    Pero también significa la creación de un entorno rentable si se le ve por lo político y por lo económico. Bajo un contexto en el que el país es víctima de un poderoso bloqueo financiero que extrema sus condiciones alimentarias y sanitarias, ahora se suma la amenaza de embargo para llevar la situación al límite, calentar la frontera prevé un punto de inflamación por el cual intentarían desestabilizar la acción del Gobierno sobre el foco económico, a medida que se intensifica el caos interno y las instituciones multilaterales movilizan el tema a los estadios más altos y resolutivos. No es coincidencia que el Grupo de Lima y Luis Almagro desde la OEA intenten elevar su vocería como reacción a estos movimientos en el terreno.

    El ciclo de violencia en 2017 también nos trae una lección para este 2018 que comienza con grandes turbulencias para la estabilidad del país: cuando asoman la cabeza los operadores internacionales de EEUU es porque a lo interno se preparan salidas violentas, aunque no sólo de esa condición depende su total o parcial efectividad.

    El otro frente (el económico) no es menos perverso: restringir y reordenar el paso fronterizo es el subterfugio que transforma la canalización de la “ayuda humanitaria” (made in USA) en un atractivo negocio para gobiernos de naturaleza corrupta y voraz; así lo hace ver el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, cuando habló de un “plan de rescate financiero” para Venezuela (de 60 mil millones de dólares) cuando el chavismo caiga. Un pago por adelantado parece haberse fraguado durante la gira de Rex Tillerson, a los servicios de no reconocer los resultados de las elecciones presidenciales en Venezuela y respaldar un mayor cerco político, financiero, diplomático (y ahora militar) contra el país.

    Las “amenazas” del Comando Sur, enfoque estratégico y Venezuela

    El nuevo teatro de conflictos diseñado por el Comando Sur representa un agresivo cambio de enfoque bajo el cual intentan justificar una mayor militarización de América Latina, acorde a los dictámenes de la Estrategia de Seguridad Nacional y de Defensa Nacional lanzadas por la Administración Trump en 2018.

    En términos geoestratégicos, el Comando Sur coloca su foco sobre un conjunto de “amenazas” que van desde “redes transnacionales” dedicadas al narcotráfico y al contrabando, la penetración del “terrorismo de origen islámico” (haciendo referencia a Daesh y Hezbolá), la creciente presencia de Rusia, China e Irán y los desastres naturales y crisis humanitarias que potencian los flujos migratorios ilegales hacia EEUU. Según el documento “Estrategias del Teatro 2017-2027”, estandarte de la gestión de Kurt Tidd, estas “amenazas” representan un peligro para la seguridad nacional de EEUU y de sus socios en el Hemisferio Occidental.

    En términos geopolíticos, el enfoque del Comando Sur consiste en dibujar a trazos generales un Medio Oriente latinoamericano: una zona de caos, inestable, donde grupos irregulares modelan el comercio y la economía regional y son latentes las “amenazas terroristas” y las disputas internacionales por los recursos energéticos. Forma parte de un corolario que otorga razón de ser a un ciclo de mayor militarización estadounidense.

    Cada una de estas “amenazas”, dependiendo de su nivel de “peligrosidad” y “urgencia”, posibilitan que el Comando Sur, bajo el disfraz de acciones multilaterales, actúen a lo interno de los países de la región con determinados niveles de fuerza y marcos operacionales. En lo absoluto destacan el papel de liderazgo en el narcotráfico global de Colombia, a quienes entronizan como socios esenciales e infantería de primer nivel.

    Desde que el conflicto venezolano ha adquirido grados más elevados de internacionalización, las narrativas y las operaciones simbólicas y discursivas empleadas van desde la consumación propagandista del país como un “narcoestado”, con amplias relaciones con Rusia, China e Irán (otorgándole una connotación negativa), el cual tiene nexos con Hezbolá y vive actualmente bajo una “crisis humanitaria”. Razones también utilizadas para justificar las rondas de sanciones de la Casa Blanca.

    Las sanciones del Departamento del Tesoro en febrero del año pasado contra el vicepresidente Tareck El Aissami por tener supuestas conexiones con Hezbolá y participar en el envío de drogas hacia EEUU mediante el Cartel de los Zetas de México, medida que fue tomada posterior a un “fake news” lanzado por CNN que intentó vincularlo -sin mostrar pruebas- con la entrega de pasaportes a personas afiliadas a este grupo que ha combatido contra el Estado Islámico y otros frentes terroristas financiados por EEUU, son muestra suficiente de que en lo propagandístico el Comando Sur busca un resquicio para acelerar los tiempos de una intervención.

    Venezuela encaja con exactitud en cada una de las amenazas autorreferenciales descritas por el Comando Sur como peligrosas para el Hemisferio Occidental y la seguridad nacional de EEUU. El Almirante Kurt Tidd, ante una audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado el año pasado, afirmó que “Venezuela se enfrenta a una inestabilidad importante en el próximo año debido a una falta de alimentación generalizada, y la escasez de medicamentos; la incertidumbre política continuada; y un empeoramiento de la situación económica. La creciente crisis humanitaria en Venezuela podría eventualmente obligar a una respuesta regional”.

    Como parte de su enfoque operacional, según reseña el documento bandera “Estrategia del Teatro 2017-2027”, el Comando Sur admite que trabaja junto a instituciones de la sociedad civil (Organizaciones No Gubernamentales, academias, etc.), agencias estadounidenses como la USAID, agencias multinacionales y el sector privado para llevar a cabo sus objetivos. Estos recursos asimétricos de la guerra no convencional contra Venezuela han preparado, en los últimos años, el escenario de la intervención militar, así que no parece descabellado asumir que quien los hizo entrar en operaciones es el mismo que hoy en su documento central de geoestrategia coloca a Venezuela como la principal amenaza hemisférica.

    Julio Borges nunca estuvo tan cerca de Kurt Tidd como hasta hoy.

    Sincronías, banderas falsas y disuasión

    Con los últimos movimientos militares en la frontera, las reuniones de Kurt Tidd con la plana mayor del Ministerio de Defensa colombiano y el presidente Juan Manuel Santos, sumado al posicionamiento en instancias diplomáticas de la “crisis humanitaria” en Venezuela, se anuncia una sincronía peligrosa de actores y agendas que no deben ser subestimadas.

    Detrás de la asistencia técnica que ofrece el Comando Sur a Colombia y Brasil en cuanto a la “crisis humanitaria” de Venezuela, podría estar la preparación de determinados aspectos logísticos para armar una contingencia preventiva (sinónimo de intervención humanitaria) una vez que las consecuencias de una etapa más aguda del bloqueo financiero se hagan sentir. El año pasado el Congreso de EEUU instó al Pentágono a estar listos para una intervención humanitaria, tiempo después aprobó un proyecto de ley en su cámara baja para destinar los recursos y configurar el camino diplomático que debe tomar la Casa Blanca para llevar a cabo el plan.

    El documento del Comando Sur no sólo adapta para Latinoamérica el enfoque geoestratégico de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2018, enfocada en la pugna existencial contra Rusia y China y la preservación del acceso de los recursos naturales de la región para mantener la competitividad de su economía. También podría verse como el anuncio de próximas acciones con cierto carácter de exclusividad hacia Venezuela.

    Detrás de su estrategia de una mayor militarización del continente, se encuentra el reconocimiento de Venezuela como centro de gravedad político del continente, necesario de ser derribado -y con rapidez- pues representa el puente geopolítico para la inserción del bloque emergente y multipolar en una región que consideran su retaguardia geopolítica exclusiva.

    Y ese es el principal activo de disuasión con el que cuenta Venezuela hoy día.

    El caso de la invasión a Irak en 2003, en un contexto geopolítico distinto al actual pero que no por eso ha perdido peligrosidad, demostró que la confrontación bélica está a un paso de un falso positivo bien orquestado. Con estrategias multiformes de propaganda, a Venezuela la han venido acosando como el caso emblema que concentra todas las “amenazas” a la seguridad nacional de EEUU. Un camino que comenzó con el Decreto Obama en 2015.

    La velocidad en el curso de los acontecimientos podría indicar que un hecho aislado o preparado (un “atentado terrorista” en alguna urbe regional, el derribo de una “narcoavioneta” en Colombia o un hecho trágico en la frontera) sea utilizado para responsabilizar a Venezuela. El hecho desencadenante que les permitiría avanzar un paso más en la guerra frontal contra el país.

    http://misionverdad.com/COLUMNISTAS/los-planes-del-comando-sur-y-el-rompecabezas-de-la-guerra-contra-venezuela

    Categorías: Noticias regionales

    CRISTINA BRÍTEZ: “LA DEA ES UNA EXCUSA PARA APODERARSE DE NUESTROS RECURSOS”

    Vie, 16/02/2018 - 20:17

     

    Por Radio Gráfica///-.

    Cristina Britez, diputada nacional del Frente Para la Victoria (FPV) por la provincia de Misiones, dialogó con Abramos la Boca sobre el acuerdo alcanzado por la ministra Bullrich y funcionarios norteamericanos que permite la presencia de fuerzas de seguridad norteamericanas operar en el país.

    Brítez señaló en primer lugar que “esto forma parte de un viejo plan de la derecha. El gobierno de Estados Unidos, los poderes económicos y financieros intentaron instalar bases desde la época del gobierno de Fernando De la Rúa. Hoy lamentablemente con el gobierno de Mauricio Macri lo están logrando. Es una decisión estratégica del gobierno de los Estados Unidos, avanzar sobre los pueblos de Latinoamérica. Lamentablemente Macri es funcional y nos pone en sumisión a esos poderes. Y lo más triste es que él y la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, son los que los buscan. Les ofrecieron a los Estados Unidos que vengan a concretar ese plan, tal como declaró el Secretario de Seguridad Gerardo Melman. La sociedad tiene que saber que con diversos pretextos vienen estas fuerzas especiales a apoderarse de nuestros recursos naturales“.

    La diputada también denunció que hay un relato construido en torno a la seguridad de la frontera en Misiones. Hemos pedido informes al poder ejecutivo y a la ministra. Pero nunca presentaron ningún informe concreto que demuestre la presencia de estos grupos terroristas o de narcotraficantes. Entonces entendemos que es una excusa para que se instalen los Estados Unidos para después hacerse del Acuífero Guaraní, de los recursos que tenemos. En Brasil, con la venia del presidente Michel Témer se han anunciado la búsqueda de la privatización del acuífero para enajenarlo a empresas como Nestlé o Coca-Cola“.

    Finalmente Brítez explicó que “los informes que recibimos de la Secretaría de Seguridad de Misiones es que vendrán elementos de la DEA para capacitar a la policía provincial y a las fuerzas federales. Se integrarán una fuerza especial de combate al narcotráfico. No hay diferencia con respecto a la Iniciativa Mérida, firmada en 2008 entre Estados Unidos y México, que también implicaba un entrenamiento de las fuerzas militares mexicanas y venta de armamento. Si uno se pone a estudiar cómo está México hoy, vemos que la multiplicación del narcotráfico y las decenas de miles de civiles muertos que hay son sobradas pruebas de que su capacitación no funciona, ni siquiera en su propio país. ¿Quiénes entonces son para decirnos cómo trabajar si ellos no pueden resolver el problema? Hay que tener una política seria respecto al narcotráfico, no salir corriendo a pedirle ayuda a un país que no puede ayudarse a sí mismo“.

    http://www.radiografica.org.ar/2018/02/15/cristina–britez–la-dea-es-una-excusa-para-apoderarse-de-nuestros-recursos/

     

    Categorías: Noticias regionales

    MUERTES EVITABLES – CULPABILIDADES IMPLÍCITAS

    Vie, 16/02/2018 - 20:12

     

    Por Carlos Andrés Ortiz ////-.

    Hace muy pocos días la opinión pública de Misiones y del país todo, se conmovió (efímeramente, como suele suceder ante tragedias como esta y por la avalancha de noticias que la tapan rápidamente), ante el horror del choque frontal en la Ruta Nacional 105 (en el tramo Posadas – San José), en la cual a la altura de Fachinal, colisionaron de frente dos automotores, con el muy lamentable saldo de diez muertes (incluidos varios niños y jóvenes); luctuoso hecho magnificado por el dantesco incendio que consumió a ambos vehículos y tornó irreconocibles a los cuerpos.

    Claramente, uno de los vehículos debió invadir el carril opuesto, y posiblemente iban a velocidades excesivas, en un tramo engañosamente peligroso, bien señalizado con doble línea amarilla que indica no sobrepasar a otros automotores.
    Es una zona con subidas y bajadas que impiden la visión amplia, haciendo muy peligroso todo sobrepaso, lo cual lo conocemos los conductores locales; pero que los automovilistas acostumbrados a las extensas planicies pampeanas no suelen tener en cuenta, como tampoco quienes se dejan llevar por el apuro o el desconocimiento de los riesgos serios si se conduce sin respetar las claras indicaciones.

    Seguramente, las pericias policiales darán como resultado que la enorme tragedia fue funesta consecuencia del craso error de al menos uno de los conductores.

    Pero lo que hasta ahora nadie pareció analizar, es que existe otro gran responsable implícito, que es el Estado Nacional actual, manejado por neoliberales y los estamentos que siguen sus lineamientos excluyentes, por la gravísima circunstancia de haberse paralizado injustificadamente las obras de la autovía que estaba en plena y rápida construcción, y que fue abruptamente suspendida con el cambio de gobierno, al asumir el poder el neoliberalismo.

    Esa obra, como otras importantes de infraestructura en toda la región vinculada a Yacyretá, estaba siendo financiada y en rápido avance, por parte de la EBY (Entidad Binacional Yacyretá).

    Esa visión integradora de la región que por clara definición política del gobierno nacional anterior, de orientación económica keynesiana, se había impuesto en la EBY, siendo similar a los exitosos modelos aplicados por Brasil en obras similares, por caso Itaipú, Itá y otras grandes hidroeléctricas, que se integraron positivamente a sus entornos.

    Esa visión de política económica es coherente con el enfoque keynesiano que estuvo vigente, de un Estado activo y promotor del desarrollo.

    Con el cambio de gobierno, el neoliberalismo impone un Estado pasivo, ausente, dejando todas las iniciativas “al mercado”, que implica los grandes grupos económicos, cuyos objetivos son sus utilidades y nunca el desarrollo socio económico.
    Las obras de la autovía Posadas San José se paralizaron, retomándose recién ya muy avanzado el año 2017. Si las obras no se hubieran interrumpido, era de prever que habrían superado con creces el peligroso lugar de este último gravísimo accidente y otros que acaecieron en las inmediaciones, y muy posiblemente habrían llegado al cruce de la Ruta 105 con la Ruta 14.

    Ese y otros accidentes viales que muy seguido suceden en rutas que claramente son muy peligrosas por no contar con doble mano debidamente separada (dos carriles en cada sentido de circulación, separados por un amplio espacio intermedio o por un muro, que eviten los temibles choques frontales); se evitarían al reemplazar caminos simples por autovías (autopistas).

    Claramente esas obras, sobre todo en el interior profundo, dejaron de ser prioridades, ante el esquema unitario y excluyente vigente hoy. El pavoroso endeudamiento externo, fue en su casi totalidad usado para financiar la fuga de divisas, el creciente desorden financiero de las cuentas públicas con déficits crecientes, el pernicioso y creciente déficit de la Balanza Comercial, la timba financiera oficializada por el Banco Central, y todo tipo de perversiones económicas que están destrozando el país. Poco, muy poco de todo ese enorme monto de divisas, se usó para financiar obras públicas, pese a cierto “esfuerzo” en ese sentido hecho con claro sentido electoral poco antes de las últimas elecciones.

    Esas muertes culposas por accidentes viales que no hubieran sucedido de contarse con la debida infraestructura, y que se minimizarían si se contara con la red ferroviaria que descongestione las rutas; se suman a las muertes silenciosas que las nuevas y cada vez más crecientes carencias de políticas sanitarias se están dando, al cerrarse hospitales, o secciones de los mismos, o dejarlos carentes de personal calificado y/o sin los insumos necesarios; al cortarse los suministros de vitales medicamentos para tratamientos de HIV y de enfermos de cáncer; al restringir las entregas de medicamentos gratis a jubilados por parte del PAMI; al aumentar sideralmente los precios de los medicamentos; al producir pobreza por los brutales tarifazos, las bajas de los salarios reales y los despidos masivos; al suspender asistencias a discapacitados y otros sectores sociales vulnerables.

    Pero el casi total cepo informativo vigente en diarios, radios y TV, hacen que todas esas muertes culposas claramente atribuibles al excluyente e insensible modelo neoliberal vigente, pasen casi desapercibidas, o que casi nadie razone las culposidades últimas de todos esos luctuosos hechos.

    Claramente, para la CEOcracia “reinante”, solo importa la Pampa Húmeda, y el resto de nuestro extenso país no solo no les interesa, sino que les molesta; y sobramos 20 millones de argentinos.

    ¿Que pueden importar unas cuantas miles de muertes o mutilaciones más o menos, para esa insensible ideología político – económica?

    Carlos Andrés Ortiz

    Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

     

    Categorías: Noticias regionales

    ALERTA EN DEFENSA DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA Y LA PAZ DE NUESTRA AMÉRICA

    Jue, 15/02/2018 - 19:25

    Por ALBA Movimientos

    Venezuela está sufriendo el más gigantesco ataque imperialista que país alguno haya podido soportar en lo que va del siglo.

    Todos los métodos de presión e intervencionismo son utilizados para doblegar la decisión del bravo pueblo y de su gobierno revolucionario e intentar volver a quebrar el hilo constitucional como en 2002, pero esta vez con el aditamento de una amenaza de invasión militar, con el sostén descarado e impune de algunos gobiernos latinoamericanos y no pocos europeos que pagan el diezmo en Washington.

    Hay múltiples elementos que coadyuvarían a armar un inminente tinglado intervencionista a partir de la toma de decisión del gobierno estadounidense de apurar la caída del gobierno de Nicolás Maduro. Primero, hace unos meses el vocero fue el vicepresidente Mike Pence quien recorrió el continente visitando presidentes “amigos” para ordenarles apretar las tuercas del bloque económico. No le fue como esperaba pero dejó la semilla que hace pocos días, intentó volver a sembrar el canciller Rex Tillerson.

    Esta vez la propuesta de aumentar la beligerancia contra el “dictador” Maduro fue ampliamente comprada por dos puntales del equipo neoliberal más agresivo. Tanto Macri- principal títere orgulloso del imperio , como el perrito faldero Santos– quien sigue sin hacer nada ante el asesinato de mas de 250 lideres y lideresas sociales desde la firma del acuerdo con las FARC en 2016 , se subieron al portaaviones made in USA y prometieron ser de los primeros en la embestida que Washington resuelva.

    A esto hay que sumarle un acumulado de gestos indicativos del peligro en ciernes. A saber: las declaraciones del subsecretario de Estado para Latinoamérica y el Caribe, Francisco Palmieri, ofreciendo ayuda a Colombia y Brasil debido “a la gigantesca y continua migración venezolana hacia ambos territorios”. Palmieri utiliza allí, el sesgo intervencionista “humanitario”, el mismo en que viene insistiendo el cadete de la CIA, Luis Almagro o su cómplice peruano Kuzinsky, uno de los impulsores de esa mafia presidencial autodenominada Grupo de Lima.

    En esa misma sintonía Macri dio luz verde para que los estudiantes venezolanos “que vengan a Argentina huyendo del caos dictatorial no sufran más sinsabores”, y por lo tanto, a diferencia de quienes provienen de otros países, se les legalizará de inmediato su situación educativa. La maniobra, como se ve, es demostrar que “la dictadura venezolana” no da para más.

    Algo muy similar a lo que durante años Estados Unidos intentó con Cuba y hace muy poco con Siria.
    Que se resume en la frase: “ hago la vida imposible, obligo a tu gente a emigrar, los recibo con los brazos abiertos y luego te invado humanitariamente”. Para completar, militarmente también hay datos inquietantes: la presencia del Comandante del Comando Sur en Colombia, el movimiento de tropas en la frontera amazónica de Brasil y Colombia, otra vez con la excusa migratoria venezolana. El punto central de confluencia de estos aprestos es la base móvil brasileña de Tabatinga, que fuera inaugurada en noviembre pasado con los ejercicios militares conjuntos de EE.UU, Brasil, Colombia y Perú, en que se practicaron simulacros de invasión “a un país bajo dominio comunista”. Como en las viejas épocas.

    En lo que hace al plano interno, una oposición sin ningún tipo de autonomía cumplió con la orden de los emisarios de Trump de retirarse de la mesa de negociaciones de Dominicana, y apoyan sin vergüenza el aumento de la escalada de bloqueo y guerra económica impuesta por Washington. Sabiendo que desde el punto de vista electoral tienen la batalla perdida, los jefes de la MUD se inclinan, por un lado a actuar como lacayos del imperio, y por el otro a dejar abierta la puerta de nuevos intentos de ataques terroristas. Una modalidad que la derecha pro-norteamericana está empezando a ensayar también en Bolivia.

    Frente a la gravedad de la situación, se impone que el pueblo venezolano se prepare para repetir la proeza victoriosa del pasado 31 de julio. Sin una sola duda, todos y todas convencidas de que en abril llega la segunda parte de la madre de todas las batallas, y que a diferencia de la encarada por Estados Unidos para masacrar al pueblo iraquí en 1991, esta será para ratificar una vez más que la Revolución es necesaria no solo para asegurar la paz en Venezuela sino para atizar el fuego de la rebeldía continental y mundial. No, esta no será una elección más de todas las que el chavismo ha ganado, sino que respaldando unitariamente a Maduro se puede propinar una soberana patada en el trasero a quienes están intentando que nuestros pueblos, todos ellos, regresen a la Edad Media.

    Desde ALBA Movimientos expresamos la necesidad de rodear a Venezuela Bolivariana de la más total solidaridad, y convocamos a todas las organizaciones que hacen parte de esta articulación a estar en alerta permanente y agitar en cada uno de nuestros países la consigna de apoyar la realización de los comicios de abril próximo, como única garantía de lograr una paz duradera.

    Proclamamos nuestro apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente, a las elecciones proximas del 22 de abril y reelección del presidente Nicolás Maduro líder, obrero, chavista y  leal a los pueblos del mundo.Rechazamos los ataques que descargan sobre su figura y el proceso revolucionario los gobiernos cipayos del continente.

    Condenamos el accionar de la Organización de Estados Americanos por su accionar, abiertamente en favor de los intereses imperialistas, antidemocraticos y belicistas como también denunciamos al llamado “Grupo de Lima” que no es mas que un club de poker de los mas corruptos y recalcitrantes personajes del continente, preocupados en utilizar a Venezuela como señuelo internacional para tapar los problemas y las injusticias de sus propios gobiernos.

    NO A LA INTERVENCIÓN IMPERIALISTA!
    CHÁVEZ VIVE, INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!
    VENEZUELA BOLIVARIANA VENCERÁ!

    Venezuela Corazon de América

    ALBA MOVIMIENTOS

    http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/02/14/alba-movimientos-alertas-en-defensa-de-la-revolucion-bolivariana-y-la-paz-de-nuestra-america/

    Categorías: Noticias regionales

    ¿PREPARA EEUU EL JAQUE MATE A MADURO?

    Jue, 15/02/2018 - 19:14

    Por Germán Gorraiz Lopez

    Tras la fachada neoliberal de la Alianza del Pacífico se escondería un refinado proyecto de ingeniería geopolítica cuya finalidad última sería dinamitar el proyecto político-integracionista representado por la UNASUR e intensificar la política de aislamiento de los Gobiernos progresista-populista de la región,en especial de Venezuela .

    Tras la fachada neoliberal de la Alianza del Pacífico se escondería un refinado proyecto de ingeniería geopolítica cuya finalidad última sería dinamitar el proyecto político-integracionista representado por la UNASUR e intensificar la política de aislamiento de los Gobiernos progresista-populista de la región,en especial de Venezuela tras quedar huérfana del alma mater de la Revolución Bolivariana (Chávez) así como finiquitar el proyecto integrador económico del MERCOSUR, proceso de de integración económico creado en en 1991 tras la firma del Tratado de Asunción entre Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay al que posteriormente se habría incorporado Venezuela como Estado parte, quedando Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador,Chile, Surinam y Guyana como “Estados asociados”.

    Dicha estrategia fagocitadora tendría como objetivos a medio plazo aglutinar el Arco del Pacífico para integrar además a Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá e incorporar por último al Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) , siguiendo la teoría kentiana del “palo y la zanahoria “ expuesta por Sherman Kent en su libro “Inteligencia Estratégica para la Política Mundial Norteamericana” (1949).

    En dicho libro, Kent afirma que “ la guerra no siempre es convencional: en efecto, una gran parte de la guerra, de las remotas y las más próximas, ha sido siempre realizada con armas no convencionales: […] armas […] políticas y económicas. La clase de guerra en que se emplean […] (son la) guerra política y la guerra económica.”

    Los fines de estos tipos de guerra fueron descritos por este autor de la siguiente manera: “en estas guerras no convencionales se trata de hacer dos cosas: debilitar la voluntad y la capacidad de resistencia del enemigo y fortalecer la propia voluntad y capacidad para vencer” y más adelante añade que los instrumentos de la guerra económica “consisten en la zanahoria y el garrote”: “el bloqueo, la congelación de fondos,el ‘boicot’, el embargo y la lista negra por un lado; los subsidios, los empréstitos, los tratados bilaterales, el trueque y los convenios comerciales por otro”, estrategia que tendría como sujeto de aplicación los Gobiernos de Chávez y Maduro.

    La ofensiva de Tillerson contra Maduro
    EEUU quiere evitar a toda costa que Maduro sea reelegido en las próximas Elecciones Presidenciales a celebrar antes del 30 de abril en la certeza de que sería elegido Presidente hasta el 2025 dada la división y falta de liderazgo de la oposición, por lo que procederá a la aplicación de sanciones al crudo venezolano para provocar el default o cese de pago.
    En este contexto deberemos incluir el anuncio de sanciones de la UE a Venezuela y de la posible retirada de todos sus embajadores en solidaridad con España tras la expulsión de su embajador.

    Asimismo, EEUU y los países de corte neoliberal latinoamericanos (Argentina, México, Perú y Colombia) han expresado su intención de no reconocer los resultados de las próximas elecciones, lo que convertiría el nuevo Mandato Presidencial de Maduro en un “paria internacional”, contando únicamente con el apoyo político de los países del ALBA.

    Rex Tillerson se habría convertido en la némesis de Maduro y continúa con su cruzada emprendida en el 2007 para finiquitar el legado chavista. Así, la decisión de Maduro de confiscar la planta de General Motors, fue vista por la Administración Trump como un atentado contra los intereses de las multinacionales estadounidenses, escenario que será aprovechado por el Secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, antiguo Presidente y Consejero Delegado de Exxon Mobil cuando fue nacionalizada en el 2007 por Hugo Chávez, para intentar un golpe de mano contra Maduro.

    Exxon Mobil formaría parte de la Cuarta Rama del Gobierno de EEUU, verdadero Poder en la sombra que toma las decisiones en política exterior y a instancias de Tillerson, la revolución chavista ya fue declarada “enemiga peligrosa de EE.UU”.

    Asimismo, en unas declaraciones del pasado verano, Tillerson afirmó que “Estamos evaluando nuestras opciones políticas, revisando lo que podemos hacer para crear un cambio de condiciones a partir de las cuales, Maduro decida que no tiene futuro y decida dejar el Poder por su propia cuenta o que podamos regresar los procesos constitucionales a su Constitución”, toda una declaración de intenciones para impedir que Maduro sea reelegido en las próximas elecciones Presidenciales.

    Así, Tillerson iniciará en Febrero una gira por México, Argentina, Perú y Colombia bajo el argumento de “promover un hemisferio seguro y solicitar una mayor atención regional a la crisis en Venezuela” que podría concluir en la prevista Cumbre de la OEA en Perú con la implementación de sanciones contra Venezuela de los países que lo circundan para convertirla en “territorio asediado y presto para ser fagocitado”.

    Así, tras una sistemática e intensa campaña desestabilizadora basada en el desabastecimiento selectivos de artículos de primera necesidad, la obscena especulación, la amplificación en los medios de la creciente inseguridad ciudadana, la toma de las calles por la oposición y la aplicación de sanciones al crudo venezolano para provocar el default o cese de pagos, estaríamos asistiendo a la fase final de la trama paralograr la defenestración de Maduro.

    La excusa legal será la ínvocación de la Carta Democrática Interamericana que declara “que los pueblos de América Latina tienen derecho a la democracia y sus gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla”, lo que permitirá a EEUU intervenir en cualquier país del llamado “patio trasero”
    cuando estime que “son negados los derechos universales o cuando la independencia de la justicia o la prensa esté amenazada” y contará con la inestimable ayuda logística de Colombia, convertida en el portaaviones continental de EEUU para lograr que Venezuela vuelva a la senda de las “democracias tuteladas por EEUU”

    Germán Gorraiz López
    Analista

    Categorías: Noticias regionales

    LA INTEGRACIÓN DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: ¿ATRAPADA ENTRE LA SOBERBIA IMPERIALISTA Y EL PRAGMATISMO NEODESARROLISTA?

    Jue, 15/02/2018 - 19:10

     

    Javier Tolcachier

    La reciente gira del secretario de Estado de los Estados Unidos por cinco países de América Latina y el Caribe puso al descubierto, una vez más, la enfermiza ambición de ese país por ejercer la dominación sobre sus vecinos del sur. Dominación que se ha encontrado en la última década con dos grandes escollos.

    Por una parte, la formación y fortalecimiento de una institucionalidad integradora de carácter autónomo, que tomó cada vez más cuerpo a través de la ampliación del Mercosur, el surgimiento de la ALBA-TCP y PetroCaribe, la fundación de UNASUR y el establecimiento de la CELAC.

    Este último espacio, en particular, al agrupar a 33 naciones de la región sin la presencia de EEUU y Canadá, representa una alternativa de peso al control ejercido por más de medio siglo a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo financiado mayoritariamente por los EEUU cuya sede central se encuentra a pocos cientos de metros de la Casa Blanca.

    Por otro lado, el ascenso de China en la esfera económica mundial implicó una fuerte expansión del volumen de comercio y el crecimiento de la inversión en Latinoamérica, en desmedro de la tradicional dependencia regional de EEUU y Europa. Junto a la emergencia de otros actores como Rusia o India, la balanza de poder internacional comenzó a inclinarse hacia una multipolaridad creciente a despecho de la pretendida unipolaridad.

    Frente a esta perspectiva, el complejo militar industrial y la banca estadounidense no se resignan a perder la posición hegemónica lograda después de la segunda guerra mundial y la caída del contrapoder que representaba la Unión Soviética.

    Esto lo ha llevado a librar guerras y establecer alianzas por el control estratégico de los recursos naturales, con la intención de socavar la posibilidad de que competidores cuenten con fuentes de abastecimiento para afianzar su crecimiento, evitando así también dirimir alternativas al dólar como principal reserva internacional.

    En América Latina, el fortalecimiento de la integración regional y el crecimiento de la presencia china se produjeron, en general, bajo gobiernos progresistas o de izquierda. Algunos de los cuales, yendo incluso más allá, lograron recuperar la soberanía sobre los recursos naturales, destinando sus rendimientos a programas sociales incluyentes y extensivos. Eso explica, aunque de ninguna manera justifica, el ataque promovido por el gobierno estadounidense contra la red de alianzas emancipadoras construidas en la región.

    La encarnizada ofensiva de la derecha contra la República Bolivariana de Venezuela, la persecución contra líderes políticos como Lula, Rafael Correa, Evo Morales, Cristina Fernández y otras personalidades, el fraude en Honduras, las previsibles campañas y amenazas contra candidatos como AMLO en México o Petro en Colombia, al par de evitar un reflujo político socialmente positivo, cumplen también con la misión de ocultar la enorme deficiencia de los gobiernos neoliberal-conservadores.

    Difícilmente alguno de los países incluido en el “grupo de Lima” pueda exhibir una performance de excelencia en relación a prácticas democráticas, de respeto a los derechos humanos o de probidad institucional. Señalar la paja en el ojo ajeno es una estrategia para evitar que el pueblo se rebele ante el desastre y la ignominia fronteras adentro.

    El estado de la integración regional
    Luego de un ciclo virtuoso de surgimiento, crecimiento y fortalecimiento institucional, la integración regional acusa el embate de la estrategia de dominación hegemónica.

    La herramienta principal para quebrar el espíritu de concertación y pluralidad que caracterizó a la integración en esta etapa ha sido la división en base a signos políticos y a los intereses socioeconómicos que representan.

    La promesa de ayudar a los vasallos a entrar en el selecto mundillo OCDE, la muletilla de promoverlos como “líderes regionales”, el otorgamiento de espacios y sedes en eventos “top” de la farándula del capital internacional (Davos, G-20, OMC, Cumbre de las Américas) colaboró con dicha escisión.

    ​​Los negocios particulares hicieron el resto.
    De esta manera, apareció la Alianza del Pacífico, el ya mencionado grupo de Lima y se logró poner nuevamente en escena a una alicaída OEA. ​Al mismo tiempo, se quitó empuje político a UNASUR impidiendo la elección de un nuevo secretario general, se excluyó a Venezuela del MERCOSUR y se debilitó a la CELAC, restándose los representantes de la derecha de algunas de sus convocatorias.

    La retirada de la adhesión hondureña a ALBA-TCP luego del golpe contra Manuel Zelaya y la embestida contra las naciones caribeñas para cortar lazos de reciprocidad con la revolución bolivariana, han sido las intentonas de quitar fuerza a las alianzas comprometidas con la soberanía y la solidaridad.

    Un encuentro importante
    Entre el 21 y 22 de Enero, 25 ministros de relaciones exteriores y delegaciones de 31 países se dieron cita en Santiago de Chile para el II Foro CELAC-China.El antecedente inmediato de esta reunión fue la cumbre celebrada en Julio 2014 en Brasilia, en la que el presidente Xi Jinping expuso la propuesta marco de cooperación de su gobierno, denominada “1+3+6″. “Un plan”, en referencia al Plan de Cooperación China y Estados de Latinoamérica y el Caribe 2015-2019. “Tres motores” de desarrollo mediante comercio, inversión y apoyo financiero. “Seis campos” en relación a la priorización de la cooperación en energía y recursos naturales, infraestructura, agricultura, manufacturas, innovación científico-tecnológica y tecnologías de la información.

    En la reunión ministerial de Santiago de Chile, este enmarque cobró visos de realidad con la invitación del canciller chino Wang Yi a los gobiernos de América Latina a sumarse a la “Iniciativa de la Franja y la Ruta” (OBOR por sus siglas en inglés) o Nueva Ruta de la Seda. Invitación que encontró eco en la Declaración de Santiago, como también en la Resolución general y especial aprobadas en el cónclave.

    Para entender el contexto de este megaplan asociativo y sus implicancias para los pueblos de la región, es primordial revisar el documento “Explorando nuevos espacios de cooperación entre América Latina y el Caribe y China“, preparado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) para esta II Reunión Ministerial.

    En éste se detallan no sólo los principales datos de la actual relación entre la región y China, sino que se mencionan las posibles ventajas de su complementariedad.

    China y la región latinoamericano-caribeña: una atracción creciente
    China representa hoy más del 15% del PIB mundial, cinco veces más que en el año 2000 y posee el mayor PIB industrial del planeta, alrededor de un cuarto del total mundial. Pero además logró, en el mismo período, reducir enormemente sus índices de pobreza (de 58 a 12%)  y de pobreza extrema (de 32 a 2%).

    China se está convirtiendo en líder mundial en innovación tecnológica. Invierte un 24% del total mundial en esta esfera. Cuenta con un porcentaje similar de investigadores, ha aumentado su número de patentes y se ha posicionado fuertemente en el desarrollo de la Industria 4.0, que combina los potenciales del mundo físico y digital. China es hoy también el segundo inversionista mundial, detrás de los EEUU.

    América Latina exporta a China sobre todo productos primarios (soja, minerales, petróleo) mientras que importa productos manufacturados. Si bien la inversión directa china en ALC ha sido tan sólo de un 5% entre 2005 y 2016, ésta ha aumentado a un 15% aproximado en 2017.

    Más de la mitad de la inversión directa china está concentrada en Brasil.
    Además, China es un importante factor de crédito para varios gobiernos de América Latina (Venezuela, Ecuador, Brasil, Argentina) por montos incluso superiores al financiamiento recibido (2005-2016) de instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

    Una invitación irresistible
    La Iniciativa de la Franja y la Ruta, que ahora quiere extenderse a América Latina y el Caribe se compone inicialmente de un corredor terrestre que atraviesa toda China, la región central asiática, Turquía, Rusia y Europa y una ruta marítima que conecta a China con la región de Asia meridional, India, Medio Oriente, África Oriental, anudándose en Europa. Incluye la construcción de carreteras, líneas de ferrocarril, oleoductos, puertos y terminales aéreas. Está previsto crear una Ruta de la Seda digital, abarcando temas de economía digital, inteligencia artificial, computación en la nube y ciudades inteligentes.El objetivo de esta iniciativa del gobierno chino, a la que ya se han sumado 68 países, es la de dar impulso a la economía mundial, desarrollar el interior chino subdesarrollado, crear nuevas conexiones para el abastecimiento energético y el comercio, dar salida a sus inversiones y abrir el juego al intercambio comercial y financiero en otras monedas distintas a la del dólar, entre ellas, por supuesto el renminbi (o yuan). Junto a afianzar su posición internacional, el gobierno chino insiste en que se trata de establecer un nuevo pacto civilizatorio, incluyente y beneficioso para el desarrollo multilateral.

    En relación a América Latina, el documento de la CEPAL indica que “La Iniciativa de la Franja y la Ruta podría beneficiar a la región mediante una dinamización del comercio entre Asia, Europa y África y la demanda resultante de productos de la región”, aunque sus características no diversificadas “sean difícilmente modificables en plazos breves”. América Latina podría convertirse en abastecedor principal de China de “alimentos nutritivos, inocuos y de alta calidad.”

    Pero también se menciona como posibles áreas de cooperación a las energías renovables, la interconexión energética y la construcción de infraestructura, todo ello orientado por el compromiso global frente al cambio climático.

    La imagen contenida en las declaraciones del canciller Wang en el Foro es demasiado atrayente : ayudar al ascenso de la cadena de valor industrial a la gama media-alta, abrir el mercado chino a la exportación latinoamericana con valor agregado, potenciar la cooperación aeroespacial, en nuevas energías, inteligencia artificial, big data, Internet y biomedicina, incrementar la cooperación para el desarrollo en ciencia, tecnología e innovación.…¿Cantos de sirena o revolución de la matriz económica regional con perspectiva social?


    ¿Es ésa la mejor ruta para la integración regional?

    De tal atracción es la propuesta hecha por los chinos, que logró superar momentáneamente las antinomias y reunir nuevamente bajo el techo de la CELAC a la mayoría de los ministros latinoamericanos.

    Si uno contempla cómo quedaría el mapa mundial de concretarse este proyecto global, vería el trayecto de rutas hacia el Este y el Oeste conectando sin fronteras comerciales al mundo, el sueño globalizado con centro en China. No por nada, China se llama a sí misma “Zhongguo”, “el Reino del Centro”.

    En un primer acercamiento, la idea de desatascar el ínfimo crecimiento de la economía regional, revertir el rol desventajoso de exportadores de productos primarios, conectar espacios intrarregionales con el mundo, favorecer a naciones desfavorecidas por el comercio internacional, lograr un nuevo punto de coincidencias regional, pareciera ser un panorama auspicioso.

    Por lo demás, esto podría constituir un contrapeso geopolítico importante a las pretensiones de dominación del Norte, un reaseguro frente a la soberbia invasora y una importante muestra de cooperación multilateral Sur-Sur. Y sin embargo…

    Esto no asegura mejoras sociales efectivas para los pueblos de NuestrAmérica. Es evidente que en el trasfondo de estas propuestas continúa operando la “teoría del derrame”. Primero buscar crecimiento económico, para después…. ¿repartirlo? Poco creíble, dadas las circunstancias de concentración propietaria operantes. Repetidamente se hace mención, en declaraciones y documentos a la necesidad de alianzas “público-privadas”, expresión que en la práctica abre la puerta a privatizaciones, concesiones leoninas o endeudamiento fatal. Probadamente, el crecimiento económico no conduce automáticamente a una redistribución justa de lo producido socialmente.

    Por otra parte, basar el horizonte de integración regional en el neodesarrollismo, intentando destrancar el estancamiento económico y el actual encono político aplicando tan sólo una mirada pragmática, ¿no sería desistir del intento de darle a América Latina y el Caribe el carácter de región soberana, de paz, solidaria e inclusiva?

    Por último, los pueblos, supuestos beneficiarios de estos planes ambiciosos, no participan de las deliberaciones, ni tienen incidencia alguna en las decisiones. Ni siquiera cuentan con la información de lo que está sucediendo. Los proyectos implicados tendrán sin duda un megaimpacto en los territorios, en la forma de trabajo y el estilo de vida de comunidades enteras, por lo que emprenderlos a espaldas del pueblo es no sólo problemático, es ilegítimo. Por ello es necesario abrir un amplio debate sobre estas perspectivas de desarrollo e integración en la base social.

    Categorías: Noticias regionales

    LA FORTALEZA DE LAS FRÁGILES

    Jue, 15/02/2018 - 19:02

    Por Marta Dillon

    ¿Cuál es la fuerza de decir “Yo también” –#metoo, en inglés–? Que la primera persona se usa a modo de abrazo: al enunciar la experiencia personal se ampara a otra para que sepa que no está sola. ¿Cuál es el poder que ponen en juego los que abusan sexualmente, los que acosan? El de aislar a las víctimas.

    Nos aíslan cuando tenemos miedo de perder el trabajo, cuando el acosador es alguien a quien respeta(ba)mos, cuando es alguien de la familia –y entonces sabemos que hablar es similar a poner una bomba en el centro de esa institución sacralizada. Aun cuando lo hagan delante de otras personas, aun cuando sus actos corran de boca en boca.

    Aislarlas es hacerles (hacernos) creer que no tenemos agallas para decir no, que algo que hicimos fue una provocación, que nadie quiere escuchar lo que tenemos para decir, que es menos dañino callar que decir la verdad.

    Cuando Roberto Pettinato dice que no habría abuso si el no fuera inmediato lo que está haciendo es lo que hacen todos los abusadores: intentar sellar una complicidad con las víctimas. Cuando algunas mujeres dicen que a ellas no les pasó nunca o que ellas son capaces de rechazar al abusador por su valentía, lo que hacen es dejar más solas a las que antes se sintieron solas.

    Pero el abuso sexual, como el acoso, no son conductas individuales, son patrones de conducta habilitados por el patriarcado, habilitados por un machismo que no es propiedad de los varones porque son (somos) muchas, muchísimas las que crecimos y nos educamos sentimentalmente en la necesidad de agradar, de ser parte de la mayoría, de creer que hay condiciones individuales en tal o cual víctima que la llevan a hacerlo.

    Hacer foco en la responsabilidad de las víctimas es un mecanismo de defensa para muchas: si algo hicieron, entonces las que no lo hacemos podríamos estar a salvo.

    La condición de las víctimas es el aislamiento, y no porque alrededor de ellas no haya otras personas sino porque en torno a cada una el machismo, el patriarcado, ha construido un deber ser que es para todas. Vaya paradoja.La condición de los abusadores es el poder, y no sólo el poder que tienen individualmente sino el que les otorga el sistema patriarcal, ese que dice entre muchas cosas, que la sexualidad de los hombres es activa, impulsiva, irrefrenable si no se la sacia -y por eso Ari Paluch, entre otros, se defiende diciendo que tienen buen sexo con SU esposa.

    Esta estructura es la que se tambalea, por la fuerza de voces individuales que se van potenciando unas con otras y aunque dicen Yo están construyendo un nosotras. Un nosotras que no es homogéneo, que se abre más como pregunta que como certeza, que necesita sacudirse, para nombrarse, los supuestos que la máquina de violencia que es el sistema de género nos impone: no somos todas madres, no somos todas heterosexuales, ni todas nos queremos depilar, ni todas andar con los pelos en las piernas al natural, ni todas tenemos los medios para plantearnos esas preguntas, ni tenemos en nuestra historia las mismas heridas.

    ¿Cómo podría decir que quién escribe esto, aun cuando sufrió abusos más de una vez, es igual que la trabajadora doméstica violada por los hijos de los patrones?

    Sin embargo, la potencia de decir “nosotras” es como una marea capaz de arrasar con todo lo conocido. Y sí, da miedo. Porque ¿qué habrá cuando se caiga el patriarcado? ¿Cómo seremos, cómo nos amaremos, cómo gozaremos de la sexualidad?

    ¿Qué será de la familia cuando nos enfrentemos a la constatación cotidiana de que así, cerrada, impuesta, endulcorada, con privilegios para unos y tantas tareas no valoradas para otras es el lugar de lo siniestro?

    La jactancia de Pettinato protegiendo el “mundo de los varones” en el que se comparten las imágenes de las mujeres que tuvieron en la cama sin que ellas lo sepan es un manotazo de ahogado, delata el pánico por la pérdida de un poder, que más allá del que tiene individualmente, comparte con otros, le permite actuar, susurrar al oído, toquetear y, como un mano larga en el colectivo, cuando alguna pega el grito y se planta, la trata de loca, amargada, incogible. Feminista fundamentalista, como dice Facundo Arana, el galán padre de familia. Exagerada, aprovechadora, mentirosa; como dicen otros.

    Ellos también se parapetan en el nosotros pero su estrategia es acusar.

    La estrategia de las frágiles, en cambio, es hacer fuerza de lo que nos falta; es la empatía de vernos en las otras, es reconocer en la repetición que esto que ahora sale como emanaciones de una infección largamente tapada no tiene que ver con conductas individuales sino con un sistema que cada vez que decimos nosotras y nos preguntamos qué quiere decir, cruje. Por eso esta columna no habla exactamente de Pettinato, ni de Darthes, ni de Tristán ni de Woody Allen; habla de la casa en la que viven, en la que nos obligan a vivir, la que estamos desmontando:el patriarcado.

     

    https://www.pagina12.com.ar/92433-la-fortaleza-de-las-fragiles

     

    Categorías: Noticias regionales

    REUNIÓN SOBRE PLAN SUBVERSIVO CONTRA CUBA CALENTÓ EL AMBIENTE EN EL DEPARTAMENTO DE ESTADO, SEGÚN AGENCIAS

    Jue, 15/02/2018 - 12:18

    Por M. H. Lagarde

    Tal y como se había anunciado hace una semana el Departamento de Estado convocó el pasado miércoles 7 de febrero a la primera reunión del Grupo de Tarea destinado a “aumentar” el acceso a la “información” y la internet en Cuba.


    Edificio del Departamento de Estado en Washington. Foto: Archivo.

    Según apunta una nota oficial publicada en el sitio del Departamento de Estado, el “Equipo de Internet de Cuba compuesto por representantes gubernamentales y no gubernamentales durante el próximo año examinará los desafíos tecnológicos y las oportunidades para expandir el acceso a Internet en Cuba con el objetivo de ayudar al pueblo cubano a disfrutar del flujo de información libre y no regulado”.

    La nueva Fuerza de Tarea de Internet para Cuba está presidida por el Subsecretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, John S. Creamer, y además del Departamento de Estado, por otras entidades como la Oficina de Radiodifusión de Cuba, la Comisión Federal de Comunicaciones, la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información del Departamento de Comercio, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Freedom House y el Consejo de la Industria de Tecnología de la Información. Todas, como se sabe,con antecedentes en el historial la guerra subversiva de Estados Unidos contra Cuba.

    Según diversas fuentes, a la reunión, que se celebró bajo una iluminación fluorescente en una sala de conferencias en el sótano del Departamento de Estado, asistieron una veintena de representantes de los llamados grupos opositores cubanos y entidades locales que promueven la plena restitución de las relaciones diplomáticas.

    Como era de esperarse, informó la agencia AP, los “opositores”, al son de la voz del amo, utilizaron el espacio público para arremeter contra el gobierno de Cuba, haciendo comparaciones con la Segunda Guerra Mundial y con los gobiernos de Siria e Irán.

    Sin embargo, y de acuerdo con la AFP, los representantes de la sociedad civil estadounidense no parecieron muy impresionados con los objetivos planteados.

    Según cita la agencia francesa, el abogado Tony Martínez cuestionó que“no hay en el Departamento de Estado ningún grupo específico sobre internet sobre ningún otro país. ¿Por qué? ¿Creen que ésta es la forma de alcanzar los cambios esperados?”

    La misma fuente señaló que la activista Cheryl LaBash apuntó que en Detroit, su ciudad,“en 2015 el 40% de la población tampoco tenía acceso a internet. Creo que la mejor forma de mejorar el acceso a internet en Cuba sería negociar con el gobierno cubano de manera respetuosa”.

    “¿Algunos de ustedes ha estado en Cuba?”. La pregunta de LaBash a los integrantes del grupo solo recibió el silencio como respuesta.

    No faltó por supuesto el tema de los llamados medios “independientes” en cuya defensa algunos argumentaron que cualquier plan estadounidense sería contraproducente porque socavaría la independencia y la credibilidad que se percibe en los florecientes medios de comunicación “independientes” en Cuba.

    Por su parte, el jefe del grupo, el subsecretario de Estado John Creamer, quien debe entregarle en octubre un informe final con recomendaciones al Secretario de Estado y el Presidente, puntualizó que el gobierno de Cuba “filtra y bloquea los sitios web” en un intento de impedir que los cubanos tengan la oportunidad de criticar a las instituciones y políticas cubanas.“Ese tipo de actos agresivos tienen un efecto escalofriante en el ejercicio de la libertad de expresión”.
    Hablando de libertad de expresión, el nuevo grupo de trabajo creado por el gobierno de Estados Unidos para la subversión mediática contra Cuba, debería volcar sus esfuerzos y recursos a ocuparse de los problemas que en ese sentido confronta actualmente Estados Unidos.

    Según alertó recientemente en Ginebra el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein:“la libertad de prensa y la integridad de los periodistas peligran en Estados Unidos bajo la Administración del presidente Donald Trump.

    “Trump está socavando la libertad de prensa, al tiempo que peligrosos acontecimientos ya en marcha podrían llevar a un aumento de la violencia contra los periodistas”, apuntó en esa ocasión Zeid.

    El funcionario se refería a las constantes acusaciones de Trump de que los medios producen fake news, el famoso término acuñado por el mandatario para referirse a mentiras o noticias falsas, y a sus repetidos ataques verbales contra los diarios The New York Times, The Washington Post o la televisión CNN.

    Como si fuera poco, en enero de este año, el International Press Institute (IPI) anunció que llevará una misión internacional Estados Unidos para evaluar los cambios en los medios y el panorama de libertad de prensa y exponer sus preocupaciones a la atención de las autoridades pertinentes.

    El IPI, como el mundo entero, no ve con muy buenos ojos los reiterados ataques contra periodistas y medios de comunicación durante la campaña presidencial de Trump, que incluyeron acoso verbal y negación de credenciales de prensa.

    Para cualquiera con dos dedos de frente resulta en extremo contraproducente y paradójico que el primer censor de los Estados Unidos evalúe en octubre la “libertad de expresión” en Cuba. No existe mayor maquinaria de “fake news” que la que suelen emplear los grupos de trabajo al estilo del recién creado contra Cuba contra aquellos países que no se doblegan ante la hegemonía imperial, como son el caso de Venezuela, Irán o Siria.

    Resultará sin dudas muy poco ético criticar las fake news en casa mientras se crean maquinarias mediáticas para su exportación a otras naciones.

    ​http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/02/09/reunion-sobre-plan-subversivo-contra-cuba-calento-el-ambiente-en-el-departamento-de-estado-segun-agencias/#.WoCGzqjibIU​

     

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.