Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur
    Sitio de trabajo de la Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 49 mins 18 segs

    VERSIÓN EUROPEA DEL ALCA: LLEGA EL ACUERDO MERCOSUR-UE, LA CONSUMACIÓN DE UNA TRAGEDIA HISTÓRICA

    Mié, 20/09/2017 - 19:48




    Por Carlos Bianco

    Desde el intercambio de ofertas que tuviera lugar en mayo de 2016, se han producido importantes avances en la negociación para la conformación de un tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur. En el caso del bloque sudamericano las negociaciones se han realizado en absoluto secreto y con una total falta de transparencia respecto de la sociedad civil.

    La falta de información se mantiene a pesar de las promesas de la ex Canciller Susana Malcorra de compartir datos con legisladores nacionales así como del compromiso asumido por distintos funcionarios de alto rango del Ministerio de Relaciones Exteriores argentino con las cámaras industriales y las centrales sindicales, en ambos casos preocupadas con respecto a los impactos del acuerdo sobre la producción y el empleo.

    ¿A qué responde ese secretismo y opacidad en las negociaciones?
    Fundamentalmente a que, bajo las condiciones actuales de negociación, se trata de un pésimo acuerdo para Mercosur en general y para Argentina en particular.

    Ello responde a que durante la negociación se han impuesto los intereses de UE de diversas formas: 1) al excluir de la negociación a las carnes bovinas, el biodiesel y el etanol, productos que concentran las mayores oportunidades para Mercosur; 2) al definir una serie de productos “ultrasensibles” dentro del universo agrícola, para los cuales UE va a presentar su oferta de liberalización una vez que se hayan definido las elecciones presidenciales en Alemania; 3) al incluir nuevos temas de negociación de interés de UE, tales como “comercio y desarrollo”, “comercio electrónico”, “empresas estatales”, “materias primas y energía”, “pequeñas y medianas empresas” y “subsidios”; 4) al imponer la inclusión de múltiples cláusulas que exceden los compromisos aceptados por los países de Mercosur en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC); y 5) al obligar al bloque regional a que flexibilice crecientemente sus posiciones originales a favor de un acuerdo más equilibrado.

    En suma, Mercosur se encuentra realizando múltiples concesiones en la negociación ante una región profundamente más desarrollada, por lo que de cerrarse el acuerdo se reducirán brutalmente los márgenes aplicables de políticas industriales, comerciales y tecnológicas. Los análisis de impacto existentes muestran que la eventual firma del acuerdo generará resultados comerciales positivos sólo en el caso de UE, mientras que Mercosur se verá perjudicado por un mayor déficit comercial bilateral y por la reprimarización de su producción y su oferta exportable, allende la consabida inundación de productos industriales de media y alta tecnología provenientes de Europa.

    Los funcionarios del gobierno argentino reconocen sotto voce que se trata de un acuerdo nada beneficioso para el país en términos comerciales. Sin embargo, la definición política al más alto nivel es la de firmar a cualquier costo el acuerdo con un doble objetivo: por un lado, fortalecer la “señal política” de que Argentina se acopla al mundo a través de la firma de acuerdos de libre comercio; por el otro, esperar ingenuamente que este mal acuerdo en términos comerciales provoque la añorada “lluvia de inversiones”.

    Doce años después de que se produjera el rechazo a la conformación de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), nos encontramos en un punto similar. Si bien la negociación entre Mercosur y UE no tiene la misma connotación negativa –sólo por no estar involucrado en la negociación Estados Unidos, el más claro exponente del neoliberalismo mundial– el repaso detallado de sus capítulos y sus cláusulas nos lleva a concluir que se trata en términos objetivos de un acuerdo tremendamente ambicioso, que excede claramente los temas estrictamente comerciales, y que se lo puede considerar como aún más nocivo que el ALCA para las posibilidades de desarrollo futuro de la región.

    Estamos ante la consumación en tiempo real de una tragedia histórica para las posibilidades de industrialización y desarrollo futuro de Argentina, con consecuencias que serán irreversibles sobre el tejido industrial y la posibilidad de generar empleo de calidad y bien remunerado.

    *Carlos Bianco – Docente investigador de la Universidad Nacional de Quilmes y asesor de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA de los Trabajadores. Publicado en Página12

    ​http://questiondigital.com/version-europea-del-alca-llega-el-acuerdo-mercosur–ue-la-consumacion-de-una-tragedia-historica/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    ¿ARGENTINA ES EJEMPLO?

    Mié, 20/09/2017 - 19:42

    Por Rubén Montedónico

    La primera fecha electoral de medio año en Argentina se cumplió el 13 de agosto con las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), dejando un incierto panorama político sobre el gobierno, con 20 meses de vigencia, prioritariamente, y, además, como forma de evaluación a qué se refieren cuando hablan de peronismo y de su modalidad predominante recientemente, el kirchnerismo.

    La segunda fecha importante será la del 22 de octubre en que se votará la renovación de un tercio del Senado y de 127 de los 257 diputados.

    Si nos atenemos a lo escrito y leído en agosto pasado, la óptica del gobierno fue la de hacernos sentir que la alianza Cambiemos -sobre la que se sustenta y con la cual, en un ajustado balotaje, derrotó en 2015 al oficialismo en las presidenciales- veía en las PASO un reconocimiento electoral: su interpretación, o la que indujo a trasmitir por medio de la gran prensa, de que había ganado.

    Al repensar en cómo se operó aquella sucesión presidencial -haciendo a un lado los incidentes y anécdotas del acto mismo del 10 de diciembre- debemos señalar que se trató del singular advenimiento comicial de un gobierno popular-progresista sustituido por uno de extrema derecha en una región asediada por la prensa internacional y las burgesías empresariales, financieras y especulativas de Latinoamérica, expuesta a las ansias de dominio y de control del capitalismo dominante.

    Si bien analistas consideran que el hecho ya había ocurrido en Chile, es difícil creer que en la posdictadura haya existido -aunque fuese en un pequeño rubro o siquiera matiz- algún gobierno progresista, por lo que en dicho cambio habido en países de la región considerando, incluso, la pérdida de apoyos a gobiernos progresistas-, lo de Argentina permite la posibilidad de análisis más profundo de las fuerzas políticas en pugna.

    Ese examen deja ver la actividad de un gobierno promercado, que puede pasar a ser dominante en el subcontinente y lo convierta en desmovilizante de cualquier corriente de cambio, contrario a toda extensión de pretensiones democráticas, socialmente sensible a los reclamos de las grandes mayorías. El caso argentino, aunque haya sido consecuencia de comicios reñidos, intentará implantar una idealidad contraria a la orientación económica estatal y pública, acompañada por sus poleas de trasmisión -las empresas de comunicación- que a los gritos de “pluralidad, apertura, libertad” conculcarán derechos y aplastarán reclamos, proclamando que lo que dicen es un “cambio cultural”.

    Hay que señalar que el propósito del gobierno encabezado por Mauricio Macri, que otras corrientes afines a éste intentan imponerle a sus países, hace hincapié en criticar regulaciones económicas estatales -afirmando siempre que son excesivas- y apuntando bondades a lo privado en detrimento del estado, al que denuncia como ineficaz y a sus autoridades como corruptas, practicantes de clientelismo laboral.

    En ese sentido, los pasos dados por Argentina en materia económica imprimen una orientación de apertura al capital privado, local o internacional; flexibilizan el mercado desregulándolo, al tiempo que reducen drásticamente la inversión pública, aunque no consiguen eludir -todavía- a los economistas ultraortodoxos insatisfechos con el gobierno al que exigen ir más fondo con los cambios.

    Para ejemplo de lo que se sostiene sirven las primeras medidas acordadas por el macrismo: dar razón a las exigencias de los agroexportadores, eximiéndolos o reduciendo los aranceles, nivelación y apertura del mercado de divisas -lo que dio como resultado una devaluación-; el acuerdo y pago de los denominados “fondos buitre” (alrededor de 9.362 millones de dólares).

    O sea, como se dice desde el sitio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), de la cual es líder hasta 2021 el mexicano Ángel Gurría, “ reúne a un grupo de países con ideas similares. Esencialmente, el ser miembro de la organización depende del compromiso de un país hacia la economía de mercado y la democracia pluralista ”. Cuando vemos las PASO directamente -sin plantearnos ningún escenario de simulación de desarrollo de sus fuerzas- debemos señalar que hubo un incremento del voto hacia Cambiemos en todas las provincias y no solo en la Ciudad de Buenos Aires.

    El oficialismo creció -en algunos bastiones del peronismo y en otros propios-, como Córdoba, Mendoza, San Luis, Entre Ríos, Santa Cruz, La Pampa, Corrientes, Jujuy y la provincia de Buenos Aires. Dentro de la alianza que sostiene a Macri, quien más subió fue el Pro (Propuesta Republicana) fundado y dirigido por el propio presidente, surgido en 2001 y al que se define con perfil “eficientista”, que entiende la actividad política como una carrera tecnocrática y privilegia el mercadeo sobre la militancia.

    Esa expresión es la que aumentó el caudal de votos pese a que en 20 meses han caído los salarios y su poder adquisitivo; crecieron los despidos, la desocupación y la pobreza, así como las libertades, los derechos humanos, siendo ejemplo de ello la prisión de Milagro Sala y la desaparición de Santiago Maldonado. Sobre este último, como dice el maestro que se autodenomina Osvaldo Bayer: “Detrás del rostro de otro desaparecido, andaremos sin desandar ni un solo milímetro recorrido”.

    Debe decirse que entre los “ganchos” del macrismo neoliberal y conservador, hubieron quienes creyeron en alguna de sus propuestas de justicia, expresada en la perspectiva de “igualdad de oportunidades” -sin demasiadas explicaciones que superen la abstracción del mérito al sacrificio individual y la meritocracia reconocida -.

    En la capital del país, hay que agregar lo que suman analistas de que el macrismo logró hacer incidir valores pos-materiales, más allá de las necesidades cotidianas, seduciendo a clasemedieros acomodados y antiperonistas, donde sectores privilegiados tienen una vida más parecida a sus pares sociales de Nueva York o París que a los sufridos que habitan el conurbano bonaerense a un viaje en ómnibus de distancia.

    Si a lo anterior le sumamos las debilidades ideológicas del populismo, las fronteras del progresismo que no plantea superar las barreras del capitalismo, coincidiremos con un trabajo de la abogada Julieta Bonsignore -de la Universidad de Buenos Aires- que afirma: “ Esta situación de evidente conflicto social se contrapone a la debilidad de la principal fuerza opositora al gobierno que mostró su fragilidad fragmentándose primero al interior del bloque legislativo y luego expresando divergencias sobre el reordenamiento del bloque opositor peronista: en tanto no todos reconocen la figura de Cristina Fernández de Kirchner como conducción aunque sea la figura opositora con mejor imagen y caudal de votos.

    Las respuestas de las clases subalternas ante las medidas de gobierno han sido disímiles y poco efectivas beneficiando al bloque en el poder.” Alguien que no quiere al peronismo y mucho menos a la señora Kirchner, Jorge Fernando Díaz -que, además, escribe en un diario de la oligarquía- sin embargo, lanzó la advertencia: “No subestimar a Cristina”, a la que más adelante llama Pasionaria de El Calafate y agrega que “el kirchnerismo no es inocente de las penurias actuales”. Asimismo, sostiene que “el problema es que la ex presidenta tiene las virtudes de Terminator: cuando la dan por muerta, se levanta y sigue disparando, o vuelve del futuro para arrasar con sus enemigos”.

    Queda en el tintero, para considerar después de octubre, cómo se da el posicionamiento de las agrupación y organizaciones neokirchneristas, no agrupadas orgánicamente en el justicialismo. Se trata, al parecer de una especie de peronismo por fuera de “los partidos”, al margen del Partido Justicialista.

    https://www.telesurtv.net/bloggers/Argentina-es-ejemplo--20170915-0003.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=33

    Categorías: Noticias regionales

    EL AVANCE MACRISTA

    Mié, 20/09/2017 - 19:37


    Por Ricardo Rouvier

    Ricardo Rouvier analiza en esta nota el panorama político de cara a las elecciones legislativas de Octubre y afirma que es posible que la alianza oficialista supere el 36% que ob​tuvo en las PASO. El gran desafío para la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner es, en el análisis de Rouvier, perforar el techo que la limita para la obtención de más votos de los que tuvo en agosto.

    Cambiemos apunta a alcanzar el 40% de los votos en octubre próximo en la Provincia de Buenos Aires y, de este modo, lograr coronar una buena elección nacional ratificando lo que fueron las PASO, y afirmándola como fuerza política. Si esto se produce obtendría unas 104 bancas de diputados y 24 de Senadores. Primera minoría en la cámara baja y segunda en Senadores, luego del PJ. La ex Presidenta, elegida senadora, manejaría un bloque de 8/9 legisladores.

    Una mirada más exhaustiva muestra un fenómeno que produce perplejidad en las filas del progresismo y del peronismo; el voto a favor del oficialismo cuenta con el aporte de los barrios medios bajos y bajos del conurbano, conglomerados muy castigados por la recesión. En las elecciones legislativas anteriores del 2009 y 2013, en los mismos lugares, la oposición de entonces venció al kirchnerismo. En esta oportunidad CFK ganó por poco,  pero Cambiemos logró crecer y penetrar en los conglomerados más pobres del territorio bonaerense. Esta situación colaboró en la configuración política que adquirió este nuevo conservadorismo a nivel nacional. Si bien en la 3ra. sección electoral bonaerense, baluarte del voto peronista, Unidad Ciudadana ganó con una ventaja de trece puntos, Cambiemos logró casi un tercio de los votos.

    Las encuestas van confirmando las hipótesis previas; es posible que la alianza oficialista crezca un poco más del 36% que tuvo como promedio en el total país, en las PASO de agosto. El resultado, igual, no le daría quórum propio en ambas cámaras, ni tampoco permitiría asomar la amenaza de hegemonía, pero sí asegura un presente que los pone en camino hacia el objetivo futuro, la  renovación por cuatro años. Los resultados de las PASO fueron un mentís a aquellos, muchos, que efectuaban un razonamiento lineal que conectaba automáticamente causa y efecto entre la situación socioeconómica fruto de la recesión y un voto castigo. Este cálculo simple no funcionó en plenitud para quienes auguraban un naufragio electoral de Cambiemos (ya antes habían anunciado la caída del gobierno al cumplir los seis meses de ejercicio). Ahora, la esperanza está puesta en el endeudamiento como una bomba de relojería.

    Si hay algo que invita la compleja realidad política no es al simplismo, precisamente, sino a un análisis exhaustivo y profundo sobre el escenario nacional. Para esto es inevitable atravesar primero por un análisis de la situación internacional y regional. Hoy, la política de Trump nos considera individualmente y no como región, y además el número de los países amigables a un compromiso de enlace y alianza, ha disminuido. Nuestro obligado socio que es Brasil, navega en la incertidumbre en manos de la derecha que quiere ordenarlo terminando con el PT y la aspiración de Lula. El BRICS está debilitado por la desaceleración de sus socios, sobre todo de China que registró una performance menor, obteniendo un modesto 6,6% de incremento del PBI. Una cifra envidiable para nosotros.

    Hay un mecanismo repetido en las izquierdas y en las derechas que consiste en aplicar un determinismo económico sobre la conducta de los votantes o de los ciudadanos fuera de lo electoral. Es cierto que muchos de los que votaron la boleta de Cambiemos, están afectados por la recesión y no muestran entusiasmo por las políticas económicas y sociales, sin embargo votaron por Bullrich con el imprescindible respaldo de Vidal.

    Los que nos dedicamos a estudiar la Opinión Pública con el fin de equivocarnos menos, advertimos a quien quería escucharnos, dos cosas: primero, hay que liberarse de este simplismo de considerar que la sociedad vota sólo por intereses; y segundo hay que prestar más atención a otras fortalezas que puede ofrecer el adversario y a las propias debilidades que son sistemáticamente negadas. La negación ha sido hasta ahora una obturación importante para la reconstrucción del espacio nacional y popular.

    Esa manera unívoca de ver es ideológicamente contradictoria para el progresismo porque es una manera de devaluar al ciudadano en su soberanía, se comete un error cuando se quiere explicar una derrota electoral considerando que los sectores humildes no logran tomar conciencia (falsa conciencia) de quién los ayuda, creyendo que es su propio esfuerzo y no el gobierno quien logró tal nivel de consumo en el pasado. Fito Páez lo dijo directamente, “da asco la mitad de Buenos Aires”, el 12 de julio del 2011 cuando fue elegido Macri como Jefe de Gobierno. Sobre esta expresión descarnada del rosarino, se montaron y se montan enunciaciones parecidas, pero más simuladas, emitidas por encumbrados dirigentes. En ese sentido, la falsa conciencia va y viene según vaya en la feria electoral.

    Sin embargo, creer lo contrario, que el factor “bolsillo” no pesa, es una exageración ingenua. El sujeto tiene intereses, pero también tiene valores, no es un sujeto vacío de una ética social, como lo es en el pensamiento reaccionario que interpreta que lo popular no tiene cerebro, que es pura emoción, pura pulsión. Así fue degradado el peronismo por décadas, ahora es degradado el populismo, y también, a veces, es degradada la democracia, sobre todo cuando es banalmente comparada con cualquier dictadura.

    En esta elección, decíamos, se enfrentan dos ejes principales, no únicos, sino principales. Uno es el efecto sobre el elector de la nueva situación socioeconómica, disminuida en comparación al 2015, pero la coyuntura económica y el frenesí electoral ocultan que la situación social vino declinando desde hace años, agravada con la ausencia de Estado en circunstancias apremiantes de pobreza. Se señaló que la pobreza había nacido a partir del gobierno de Macri y lo que ocurrió realmente es que se incrementó durante el actual gobierno, con un millón y medio más de pobres durante 2016. Según el Observatorio Social de la Universidad Católica, la pobreza alcanzó en el 2013 el 27,5%. En ese momento existían más de 11 millones de pobres en el país. Es oportuno recordar que el INDEC de entonces estimaba que la pobreza apenas alcanzaba al 4% (de ese dato surge el brulote: “menos pobres que en Alemania”) El número era tan bajo como escandaloso y, a partir de entonces, el INDEC decidió no difundir los datos del segundo semestre del año 2013. Lo mismo pasó con la inflación desde el 2007 en que trepó a los dos dígitos, mientras la institución de estadística nacional maquillaba un valor inferior. En enero del 2014 se produjo la mayor devaluación desde la asunción del kirchnerismo, registrando una caída del valor monetario de 18,63%, esto aceleró el empobrecimiento general. Ni bien Macri se sentó en la casa de Gobierno, determinó una devaluación del 40%, que fue en gran medida causante del envión hacia una mayor pobreza e indigencia que ahora sí registró el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

     

    Cuando los problemas son estructurales, atraviesan a varios gobiernos de diferente signo que no pueden remover a fondo los factores profundos que constituyen la tarea de la fábrica de pobres, que se agrava en nuestra economía dependiente con cualquier tropiezo de la economía mundial, o cuando se pretende recuperar el tipo de cambio para fomentar la exportación. Ahora se intensificó el uso de las ambulancias sociales para mitigar la urgencia, mientras el macrismo eleva su principal estandarte como victoria: el derrame. Esa larga promesa incumplida del liberalismo argentino.

    Entonces, en el momento del voto no existe un panorama tan opcional para el votante que signifique elegir entre el bien y el mal (salvo para el 30% de los muy pro o el 30% de los muy contra). Por supuesto que la vinculación entre la economía y la sociedad es crucial para las orientaciones de la opinión pública, pero esto visto desde la complejidad de la decisión conductal ciudadana es un dato a considerar, pero no es el único. Además, los electores padecen contradicciones, hay opiniones y contraopiniones que se cruzan en una misma decisión.

    En el caso de la Provincia de Buenos Aires, CABA, Córdoba y algún distrito más, la polarización alcanzó a imponer su dicotomía. Jugó un factor más de elección que podemos ponerlo en el casillero de los valores y es el rechazo al pasado kirchnerista. Estos fueron los dos ejes más destacados, la economía individual y el rechazo al kirchnerismo, que jugaron en la conciencia del votante, aunque no los únicos. Es decir, Cambiemos con el PRO a la cabeza, ha alcanzado cierta cooptación de sectores medios y bajos directamente afectados por el ajuste, y ese logro electoral se ha producido por la negatividad hacia Unidad Ciudadana. Este es un punto que el kirchnerismo no ha logrado aún resolver, y hay que admitir que es difícil solución; qué hacer con la proyección desfavorable de su imagen? Considerando además que la judialización es un goteo diario sobre sus espaldas.

    En realidad no hay nada en la actual situación económica (que el gobierno considera en recuperación sin que el grueso de la población lo perciba) que entusiasme a los electores, más que el sentido que le da la confrontación con el gobierno anterior.

    Se sabe que algunos de los votantes de 1País emprendieron o emprenderán el camino del voto útil hacia el oficialismo. De origen peronista, los votantes de Massa optan por evitar que CFK gane antes que considerar que un triunfo de Unidad Ciudadana pueda ser una victoria del justicialismo bonaerense.

    El gran desafío para la ex Presidenta es encontrar la forma de romper el techo que la limita para la obtención de más votos de los que tuvo. Sin tener asegurado un resultado, es inevitable que se ponga a caminar las calles del territorio bonaerense y denunciar a la recesión como el principal adversario. Su llamado a la oposición peronista fue una jugada destinada a señalar que si no se usa el instrumento de la boleta que la incluye, el peronismo puede perder el 22 de octubre. Massa y Randazzo salieron a negarle cualquier posibilidad de diálogo. Ergo: ellos serían los responsables del fracaso según el metamensaje del escrito.


    Una derrota aunque pequeña de CFK sería, para muchos dirigentes peronistas, un paso más hacia el final de un ciclo.
    Habrá que ver qué sucede en los meses siguientes porque el panperonismo atraviesa uno de sus peores momentos (varios gobernadores peronistas tratarán de recuperarse del traspiés de las PASO), y su recomposición será posible sobre el poder de la conversación que tratarán de tener después. Se escucharán, tardíamente, los lamentos de algunos dirigentes que ahora dirán que se han equivocado en algo. El 2019 viene muy rápido.

    *Ricardo Rouvier
    ​ – ​Lic. en Sociología. Dr. en Psicología Social. Profesor Universitario. Titular de R.Rouvier & Asociados.

    ​http://www.lateclaene.com/ricardo–rouvier–legislativas–octubre​

     

    Categorías: Noticias regionales

    CATÁSTROFE SEGURA: EL COSTO DE NO RECONOCER EL CAMBIO CLIMÁTICO

    Mié, 20/09/2017 - 19:34




    Amy Goodman y Denis Moynihan

    El 6 de septiembre de 2017, mientras Houston se recuperaba del huracán Harvey y millones de personas en Florida y el Caribe se preparaban para el huracán Irma, la tormenta más poderosa registrada en la historia en las costas del Océano Atlántico, el presidente Donald Trump viajó a Mandan, Dakota del Norte, y dio un discurso frente a una refinería de petróleo en el que elogió el papel de su gobierno en la reducción de protecciones ambientales y en la defensa de la industria de los combustibles fósiles. Alabó la construcción de los oleoductos Dakota Access y Keystone XL, y se jactó de haberse retirado del acuerdo climático de París.

    Así, mientras los desastres causados por el cambio climático azotaban Estados Unidos, Trump –el hombre que dijo que el cambio climático era un invento chino– estaba haciendo todo lo que estaba a su alcance para asegurar futuras catástrofes.

    Casualmente, Trump visitó Dakota del Norte cerca del primer aniversario del “Día de los perros”, que conmemora un feroz ataque canino desatado por los guardias del oleoducto Dakota Access contra los pacíficos indígenas protectores del agua que se estaban manifestando contra su construcción. Los guardias reprimieron a los manifestantes con gas y con golpes, y los perros mordieron a los protectores del agua y a sus caballos. A uno de los perros le chorreaba sangre del hocico. Democracy Now! estuvo ahí, grabando todo lo sucedido.

    El oleoducto Dakota Access ha sido un símbolo especialmente poderoso para el movimiento de resistencia contra el cambio climático, que cuestiona la lógica de la extracción de combustibles fósiles y exige un cambio hacia una economía sustentable basada en energías renovables.

    Los indígenas llaman al Dakota Access “la serpiente negra”. El oleoducto, que costó 3.800 millones de dólares y tiene 1886 kilómetros de largo, fue diseñado para transportar un máximo de 500.000 barriles diarios de petróleo crudo obtenido mediante fracturación hidráulica desde los yacimientos petroleros de Bakken, en Dakota del Norte, pasando por Dakota del Sur y Iowa hasta el sur de Illinois, donde se conectaría con otro oleoducto para trasladar el petróleo a la costa estadounidense del golfo de México.

    A partir de abril de 2016, miles de indígenas de América Latina, Estados Unidos y Canadá se congregaron en Dakota del Norte en la mayor acción colectiva de tribus nativas en décadas. La convocatoria fue liderada por la tribu sioux de Standing Rock, que insistió en que el paso del oleoducto por debajo del río Missouri, justo río arriba de su reserva, podría contaminar de forma irreversible no solo su suministro de agua potable sino el de 17 millones de personas río abajo.

    Los campamentos de resistencia siguieron creciendo. En respuesta, la empresa Energy Transfer Partners, propietaria del oleoducto, junto con el sheriff del condado de Morton, intensificaron y militarizaron la represión. Los meses de resistencia en Standing Rock se convirtieron en un punto cumbre en los anales de la resistencia no violenta, con numerosos actos de desobediencia civil creativos y valientes, realizados bajo el liderazgo espiritual de las comunidades Lakota y Dakota.

    En respuesta a las protestas masivas y a la violenta represión policial, el gobierno de Obama ordenó detener la construcción de algunos oleoductos. La victoria parecía estar al alcance de la mano… y entonces Donald Trump ganó las elecciones presidenciales.

    El 24 de enero de 2017, cuatro días después de asumir la presidencia, Donald Trump firmó órdenes ejecutivas para acelerar la construcción y la puesta en funcionamiento del oleoducto Dakota Acces, así como el polémico oleoducto Keystone XL, cuya construcción el presidente Barack Obama había bloqueado tras haber sido objetivo durante años de grandes protestas y acciones de desobediencia civil. Para el 1 de junio, Energy Transfer Partners afirmó en un comunicado de prensa que el oleoducto estaba “operativo”, lo que presumiblemente implica que habría comenzado a transportar petróleo.

    Poco tiempo antes, el portal de noticias The Intercept publicó un informe basado en 1.100 páginas de documentos obtenidos, que detalla cómo un grupo de mercenarios militares y de inteligencia llamado TigerSwan había estado asesorando a Energy Transfer Partners y a la policía de Dakota del Norte durante meses. The Intercept informó: “TigerSwan habla de los manifestantes como ‘terroristas’, de sus acciones directas como ‘ataques’ y de los campamentos como ‘campo de batalla’, revela cómo la disidencia de los manifestantes no solo fue criminalizada, sino tratada como una amenaza a la seguridad nacional”.

    El mes pasado, Energy Transfer Partners presentó una demanda contra los grupos ecologistas Greenpeace International, Earth First! y otros, acusándolos de incitar el “ecoterrorismo” contra la construcción del oleoducto. Annie Leonard, directora ejecutiva de Greenpeace, respondió a la acusación en una entrevista con Democracy Now!: “El término ‘ecoterrorismo’ en realidad fue usado para difamar un tipo de activismo protegido por la Constitución en el marco del derecho a la libertad de expresión y fundamentado en hallazgos científicos. Están intentando criminalizar una protesta sana y justa”.

    El costo: el planeta

    Ante la devastación que los huracanes catastróficos van provocando en extensas regiones de Estados Unidos y el Caribe, es claro cuál es la verdadera amenaza para la seguridad nacional: el cambio climático y la industria de combustibles fósiles que lo está intensificando.

    Bill McKibben, fundador de la organización 350.org, dijo en una entrevista en Democracy Now! justo en medio del azote del Huracán Harvey: “Básicamente, estamos llegando al final del juego. Tenemos que pasar a las energías renovables en un 100%, y tenemos que hacerlo rápido. Por el momento, por supuesto, Trump es favorable a la industria de los combustibles fósiles. Estas empresas están concretando todos sus deseos en este país. Pero como muchas cosas que Trump toca, creo que esta es su última bocanada de aire. La gente está comenzando a asociar la locura de ir a toda velocidad hacia este futuro de efecto invernadero con el presidente más insensato y desequilibrado que hemos tenido en nuestra historia”.

    ​https://www.democracynow.org/es/2017/9/15/catastrofe_segura_el_costo_de_no​
    Categorías: Noticias regionales

    EL IMPACTO DE LAS SUBJETIVIDADES DE LOS CAMBIOS ECONÓMICOS

    Mié, 20/09/2017 - 19:30

    por Eduardo Lucita

    Los resultados de las PASO, si bien provisorios, han hecho aflorar un debate que larvadamente se viene procesando desde 2015. ¿Las transformaciones económicas de largo plazo están cristalizando cambios de tipo socioculturales que se expresan en el plano electoral?

    Las recientes primarias han dejado una doble sensación. A nivel nacional Cambiemos ha logrado el 36 por ciento de los votos emitidos, un resultado levemente superior al de las generales del 2015 (+2%) que le permite vanagloriarse que la “sociedad ha ratificado el rumbo”, mientras que el kirchnerismo sumado a los diversos peronismos locales alcanzó un 37 por ciento, que no obstante deja la duda de si todos esos votos son efectivamente sumables. En la más que estratégica provincia de Buenos Aires los resultados arrojan una suerte de empate, que el macrismo festeja como un claro triunfo en condiciones muy difíciles porque “la economía no ayudaba”. Por el contrario el kirchnerismo lo siente como un triunfo pírrico, ya que esperaba una diferencia no menor a 5 puntos.

    El escrutinio definitivo solo ha servido para que quedara expuesta la maniobra -fraude comunicacional– del macrismo, un ejercicio de posverdad de tamaña envergadura que uno de sus principales comunicadores calificara como que estuvo en “los bordes de la legitimidad institucional“.


    ¿Un nuevo policlasismo?

    Si se analizan los resultados según los distritos más acomodados y más populares se puede observar que este voto ha sido más clasista que el del 2015 -hace dos años el voto a Cambiemos fue mucho más homogéneo territorialmente– sin embargo esto no puede ocultar que en distritos tradicionalmente hostiles a políticas derechistas Cambiemos achicó las diferencias respecto a hace dos años atrás. De hecho en provincia de Buenos Aires se superó en poco más de 300.000 votos, mientras que el kirchnerismo perdió unos 75.000.

    ¿De dónde ha cosechado los votos Cambiemos?
    Es obvio que de las clases propietarias y de las clases media y media altas, también de sectores acomodados de la clase trabajadora. Es una novedad que obtuviera votos también de las clases medias empobrecidas y de sectores ya sumergidos en la pobreza desde tiempo atrás, ahora fuertemente golpeados por el ajuste, el alza de los alimentos y las tarifas

    Cambios en los partidos

    La PASO pusieron una vez más en evidencia la tendencia decadente de los viejos partidos y su contrapartida: el ascenso de una nueva derecha que busca consolidarse para convertirse en partido nacional. El más que centenario radicalismo no logró reponerse nunca del final hiperinflacionario del gobierno de Raúl Alfonsín, sus alas más conservadores se hicieron cargo del partido y terminaron erradicando a los restos del progresismo alfonsinista. Hoy su estructura nacional está puesta sin condicionamientos al servicio de Cambiemos y la UCR está totalmente subordinada a la dirección política del PRO.

    El histórico Partido Socialista -en crisis permanente desde el primer peronismo– refugiado desde hace décadas en la provincia de Santa Fe y fortalecido por una alianza de larga data con la UCR provincial, no soportó la derechización del radicalismo y en estas primarias sufrió la ruptura de esa asociación. Perdió así este primer round y está en una situación por demás crítica.

    El peronismo (el partido-movimiento más joven de los históricos) es hoy un archipiélago de tendencias –kirchnerismo, PJ tradicional, gobernadores, intendentes- que no logra encontrar un centro en torno al cual recomponerse. Siendo el liderazgo y el verticalismo formas constituyentes desde sus orígenes, no tiene hoy un líder que exprese las distintas tendencias. Cristina Fernández de Kirchner es indudablemente la figura más fuerte, pero hasta ahora cosecha cuestionamientos y rechazos que limitan su influencia a no mucho más allá del conurbano bonaerense y de franjas progresistas de la Capital Federal, las generales de octubre pueden ser decisivas para sus aspiraciones futuras.

    El sociólogo Juan Carlos Torre se interroga: “¿Le llegó al peronismo su 2001? Esto es, ¿la dinámica del colapso partidario que arrasó al polo no peronista está hoy acaso a las puertas del polo peronista amenazando su condición de partido predominante?”. También puede octubre aportar una respuesta.

    Todo pareciera indicar que el centroizqueirdismo no tiene posibilidades por fuera del kirchnerismo, mientras que la izquierda radical mantiene la presencia lograda en elecciones anteriores pero encuentra dificultades para superarse.

    La contrapartida es el ascenso de la derecha encarnada en Cambiemos, ¿Qué representa esta alianza? Por un lado, el retorno del liberalismo económico, bajo el actual formato del neoliberalismo desregulador, aperturista e industrialmente selectivo, pero diferenciado del de los ’90, que sin embargo, salvo algunos programas, no ha desarmado la amplia red asistencialista heredada del kirchnerismo y que opera como contención social. Por el otro un regreso al conservadurismo tradicional -donde el antiperonismo rabioso juega un rol preponderante– y al individualismo de mercado, que por ahora parece más potente que la regresividad de la situación socioeconómica.

    La base está

    Esta alianza tendrá que validarse en octubre, pero hay indicios que indicarían que no sería meramente circunstancial. Los cambios en la estructura productiva que se vienen procesando en las últimas décadas -el regreso de la renta agraria como potencia predominante, el incremento de los sectores financiero y comercial en detrimento del industrial, las tecnologías de nueva generación- le darían el basamento material en que se asienta. El impacto que estos cambios provocaron en la estructura social, particularmente al interior de la clase trabajadora, completarían el cuadro para entender la nueva subjetividad en construcción y los comportamientos electorales.

    Esto se inscribe en la tendencia mundial del capitalismo globalizado, por la cual el mercado actúa colonizando las subjetividades. Es que el neoliberalismo ha vuelto a poner en el centro al mercado, lo ha colocado como medida de valor de todos los valores, como el lugar donde se realiza el progreso individual y como mejor asignador de recursos que el Estado.

    Claro que siempre puede haber imponderables. Un cisne negro como la desaparición de Santiago Maldonado donde el gobierno hace agua por todos los flancos y se ha instalado una crisis política en su interior, agudizada ahora porque el “círculo rojo” está presionando para que el caso, que ya ha alcanzado dimensión internacional, se resuelva a la brevedad.

    ¿Una nueva hegemonía?

    La derecha aparece hoy concentrando poder en casi todos los campos -político-económico, cultural-simbólico-mediático– sin embargo esto no alcanza para contener las respuestas de diversos sujetos que en distintos momentos han alcanzado movilizaciones de una masividad sorprendente.

    ¿Es suficiente para hablar ya de una nueva hegemonía política? Si recurrimos a la noción gramsciana de hegemonía: la capacidad de un grupo de imponer sus valores intelectuales y morales sobre el conjunto y conducirlos según esos valores, estamos apenas en los prolegómenos. Pero además: ¿Cambiemos va en camino de ocupar el lugar que dejarían otros partidos históricos? ¿Cuál es la sustentabilidad económico-social del proyecto del gobierno, dependiente del endeudamiento, de la realización concreta de reformas regresivas y subordinado a las tendencias mundiales?

    Esta nueva subjetividad derechista, que va en busca de su consolidación, antagoniza con la subjetividad de los sectores centroizquierdistas y nacional-populares, que están debilitados y no logran explicar sus insuficiencias y limitaciones para superar los límites del capitalismo nacional. En contrapartida los trabajadores y los movimientos socio-político-culturales, que se oponen al ajuste y a la reestructuración capitalista en curso, pueden recuperar grados de autonomía y moverse con independencia política en defensa de sus derechos y preparar una salida propia a la crisis.

    La relación de fuerzas no se resolverá solo en elecciones, sino fundamentalmente en el marco de la confrontación social. En el desenvolvimiento pleno de la lucha de clases.

    Eduardo Lucita
    , integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda)

    http://www.anred.org/spip.php?article14966

    Categorías: Noticias regionales

    RESPUESTA DE VENEZUELA A TRUMP EN LA ONU

    Mar, 19/09/2017 - 20:38

    Por América XXI

    “Es una violación absoluta del derecho internacional”. Así definió el canciller venezolano, Jorge Arreaza, las amenazas lanzadas por el presidente estadounidense en la Asamblea General de la ONU. El diplomático aseguró que Washington viola “uno por uno” todos los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

    Al tomar la palabra, Donald Trump calificó a Venezuela como un “régimen rebelde”, categoría en la que ubicó también a Corea del Norte e Irán, para lanzar amenazas de todo tipo. Arreaza denunció luego en una rueda de prensa que las sanciones económicas y financieras adoptadas por Estados Unidos contra el país pretenden “que el pueblo de Venezuela sufra” y buscan “crear una crisis humanitaria para forzar un cambio de régimen por la fuerza”.

    “No aceptamos amenazas del presidente Trump. Somos un pueblo de paz y lo que queremos son relaciones de respeto mutuo, no sólo con Estados Unidos, sino con todos los países del mundo”, declaró el canciller venezolano. Y agregó: “Ojalá que el pueblo de Estados Unidos pueda tomar el poder para autogobernarse y no dejar que las élites lo sigan gobernando”.

    http://americaxxi.com.ve/index.php/news–item/respuesta-de-venezuela-a-trump-en-la-onu/

    Categorías: Noticias regionales

    ANCINE DE BRASIL RESTRINGE PROPUESTA REGULATORIA PARA VoD A LOS ASUNTOS TRIBUTARIOS

    Mar, 19/09/2017 - 20:30

    Por OBSERVACOM – Observatoria Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia

    El Consejo Superior de Cine (CSC) de la Agencia Nacional de Cine (ANCINE) resolvió crear un grupo de trabajo para elaborar una propuesta regulatoria para los servicios de video bajo demanda (VoD) para que los operadores tradicionales como quienes prestan servicios por Internet tributen al fondo para el desarrollo de la industria cinematográfica, CONDECINE, según informó el portal Telaviva.

    También se estudiaría la implementación de un mecanismo de fomento para VoD para proyectos de coproducciones.

    De este modo, la amplia propuesta de directrices aprobada durante la gestión de Manoel Rangel al frente de ANCINE en 2015, y luego detallada en un documento reciente, que recomendaba la obligación de inversión en contenidos independientes y el establecimiento de cuotas para obras brasileñas, entre otras cuestiones, quedó reducida principalmente al aspecto tributario luego de que Sergio Sá Leitão, quien reemplazó a Rangel al frente de ANCINE, asumiera como nuevo ministro de Cultura.

    De acuerdo con Telaviva, Sá Leitão decidió focalizar el debate en la cuestión tributaria y de fomento en detrimento de un marco legal más amplio porque, desde su perspectiva, serían las cuestiones más urgentes. “El marco legal puede venir después que el mercado esté más estructurado y maduro. Vincular el debate tributario y el fomento a eso atrasaría algunas definiciones importantes”, explicó el ministro de Cultura al portal brasileño.

    El grupo de trabajo, coordinado por el ministerio de Cultura con la participación de otros organismos del sector público y la sociedad civil, cuenta con 75 días prorrogables por el mismo período para presentar ante el Consejo de ANCINE una propuesta regulatoria.

    La próxima reunión de CSC será el 22 de noviembre y se espera que para entonces el grupo de trabajo haya concluido su tarea aportando una recomendación técnica al respecto.

    http://www.observacom.org/ancine-de-brasil-restringe-propuesta-regulatoria-para-vod-a-los-asuntos-tributarios/

    Categorías: Noticias regionales

    QUIEN

    Mar, 19/09/2017 - 20:27



    Por Noé Jitrik

    Me resulta extraño que la expresión “es K” haya sido aplicada con tanta naturalidad para calificar al jubilado que se suicidó en Mar del Plata como a toda manifestación de crítica o descontento con la gestión, la política y las decisiones del Gobierno.

    Pero lo extraño es que invariablemente se emplea la expresión “es K”, pero no otra que sería si no equivalente, al menos opuesta, “es “M”, así como nunca se dijo “es A”, por Alfonsín y ni siquiera “V” por Videla y había fuertes razones para esto último: hay algo que se llama dignidad y que algunos tienen.

    En el primer caso, y no es el único ni el primero, tiene una clara intención denigratoria; en el segundo pretende tener un alcance político que se definiría por sí mismo, sin necesidad de hechos que le dieran consistencia. Pero en ambos casos es una novedad: se emplea sobre la base de una interpretación que nunca llega a formular su entidad ni su relación con la realidad; se trata de la certidumbre de que los doce años anteriores -cuesta ligar esa creencia con el modo de vida que era corriente y que había creado una atmósfera de democracia como pocas veces se había visto en el país- fueron un horror de malestar social, de dilapidación y de corrupción.

    Se sabe cómo empiezan estas cosas y también cómo terminan. No puede dejar de pensarse, acaso por un exceso filosófico-lingüístico o porque uno tiene la tendencia a homologar situaciones, que una expresión del mismo tipo tuvo curso en la Alemania nazi; se decía, igualmente como un sobrentendido, “es judío”, que podía aplicarse a un rabino de largas barbas como a un prominente científico o a un histórico director de una de las mejores orquestas del mundo. Obviamente el objeto de esa calificación era anularlo, no cabían argumentos, la discusión ni siquiera empezaba pero la quema de libros sí. ¿Y qué decir de la expresión es M” (por Montos) o E (por ERP) y hasta en ocasiones “es judío”, basta con recordar el testimonio de Timerman? Junto con eso, como si eso expresara una convicción profunda y una decisión límite, muchos militares y marinos se emporcaron con secuestros, torturas, campos, robos, de niños y de bienes, el inventario no termina todavía y la conciencia vaya uno a saber en qué rincón de la memoria quedó.

    Misterios del bloqueo de la imaginación: cuando no se tienen razones sino sólo odio el lenguaje pierde potencia creativa, se degrada, se corrompe. Es un riesgo, parece el menor de los males porque se supone que las palabras son cosa accesoria, o se espera que sea pasajero, de otra clase y para muchos puede ser o bien inadvertido o indiscutiblemente menos grave que el drama que tiene como escenario sus bolsillos; creo, no obstante, que se relaciona, y no muy secretamente, con lo que está atravesando esta sociedad, un fantasma, la imagen de un futuro más acorde con las fantasías de las películas de terror que con alguna idea de humanidad. Habría que definir ese fantasma, desde luego, como a todos los fenómenos políticos y sociales, pero de ahí a cierta acción hay un paso que, como en Europa, es inevitable que se produzca, no se ve por ahora cuál es.

    Toda comparación es abusiva y reductora, quizás en este caso es algo injusta porque muchos actores de esa política eran conocidos como seres notoriamente normales, no arrastrados tan voluntariamente por una oleada de irracionalidad sostenida por sueldos descomunales y ropa de calidad. Pero cuando se escuchan frases como ésas en labios de no importa quién, se percibe el riesgo que tal cosa conlleva, dónde puede terminar eso, violencia, resentimiento, rencor, porvenir nada interesante ni siquiera para ese genérico “quién”.

    Por supuesto, se ha visto muchas veces, ese “quién”, naturalmente no comprometido con este gobierno, sin riesgo de perder grandes sueldos u otras ventajas que les están concediendo, movido por otros vientos, puede abandonar la facilidad del dicterio ya sea porque empezará con la misma simplificación a creer en otras cosas y hasta en las contrarias cuando se vea arrinconado porque no mejora su situación ni su ánimo y ya no comprende nada, y lo comprueba hasta en su mesa en medio de un silencio oscuro una vez que las frases que ahora emite pierdan sentido, eso ha sido visto muchas veces. Así les fue a los nazis, que empezaron de manera parecida, ofreciendo el oro y el moro y sólo eliminaron esas frases cuando la muerte y la destrucción los convenció de que todo había sido un trágico error. Si así les fue a esos que creían que la identidad de un pueblo milenario era una fuente de razón, así le puede ir a quien que con tanta soltura y por detrás grandes fortunas, propias y ajenas, genera esa frase y se ampara en lo que está detrás.

    Lo que no se comprende es por qué nadie en el propio gobierno advierte que ése es un pésimo camino; casos se han visto, igualmente, de altos funcionarios a los que de pronto les brota el sentimiento del exceso y reaccionan, “hasta aquí llegué” pueden sentir y en consecuencia actuar de alguna manera para detener las consecuencias implícitas que tienen esas frases. No sé si lo espero, no sé si puede ocurrir: un grupo de militares alemanes que habían sido cómplices de todas las demasías del delirante de pronto, final de la guerra y con desastre a la vista, se dijeron “esto no puede seguir” y algo hicieron aunque sabían que no por eso la historia los absolvería.

    No dejo de preguntarme por qué me ocupo de esto; podría callar y esperar e imaginar que otros se están ocupando con más medios que los míos. Puede ser, hay señales pero, entretanto, no puedo ocultar que me rodea una nube de depresión en el ambiente. Quisiera vehementemente no dejarme ganar así como quisiera que los me rodean lo hagan pero al menos puedo decir que todo esto que estamos viviendo es muy raro, más que en todas las ocasiones en las que parecidas pretensiones se habían hecho del poder. ¿Tendrá ahora algún movimiento, un grupo, gente real, de carne y hueso, la fuerza y la claridad necesarias como para que frases como las que inician este texto sean un puro recuerdo?

    https://www.pagina12.com.ar/61090-quien

    Categorías: Noticias regionales

    LOS MISMOS DE SIEMPRE: LA COMPLICIDAD CIVIL DE AYER Y HOY

    Mar, 19/09/2017 - 20:23

    Por Malena Ambas

    “Ya no nos cuesta tanto entender la complicidad civil y el apoyo social que existía durante la dictadura. Con diferencias pero también con similitudes, con un aparato mediático al servicio de los poderosos, hoy lo entendemos mejor y mientras en nuestras casas lo digerimos, nos seguimos preguntando ¿dónde carajo está Santiago Maldonado?”

    Para los que nacimos en democracia es difícil entender la complicidad civil y el apoyo social que recibió la última dictadura militar. Cuando en el colegio estudiamos que para que exista la dictadura, además de un aparato represivo estatal hizo falta una sociedad que legitime el accionar o, por lo menos, mire para el otro lado, lo vemos alejado. Señalabamos y pensabamos “quiénes eran esos tipos”, “cómo puede ser que hayan estado de acuerdo”. Nos parece extraño, ajeno, terrible, alejado.

    Hace más de un mes que no sabemos dónde está Santiago Maldonado. Hace más de un mes que nos preguntamos por su paradero y no solo señalamos que el Estado es responsable porque la última vez que se lo vio la Gendarmería nacional estaba reprimiendo una protesta social, sino que el Poder Ejecutivo es responsable porque un alto funcionario se encontraba en el lugar, comandando la represión.

    El 1 de septiembre marchamos cientos de miles de personas en todo el país. Kirchneristas, troskistas, anarquistas, personas organizadas, sueltas, jóvenes, viejos. En la Ciudad de Buenos Aires la convocatoria reunió a más de 200 mil personas en Plaza de Mayo. Pasadas las 20 horas y luego del discurso del hermano de Santiago, comenzó la desconcentración de la marcha. Al finalizar la masiva y pacífica movilización, comenzaron los incidentes. Incitados por policías vestidos de civil que luego se pusieron el chaleco para salir de cacería. 30 compañeros y compañeras terminaron detenidos e incomunicados. Lisa y llanamente una razzia policial. Una provocación. Una construcción de la tapa del diario del sábado. Una operación para seguir dando la espalda y que los medios hegemónicos no se pregunte en sus notas dónde está Santiago. Y además, un avance de un Estado policial que criminaliza la protesta social, que busca sembrar el miedo y frenar la movilización popular.

    Volvemos a nuestras casas indignados, tristes, angustiados. Hay personas que justifican el accionar policial. Hay quienes creen que la pared del Cabildo es más importante que la vida de Maldonado. Me tomé el trabajo de entrar al perfil de amigos de facebook que reaccionaron contra los “disturbios” en Plaza de Mayo. Lamentablemente no me sorprendió que en el último mes nunca se preguntaron por Santiago. Nunca hicieron una publicación al respecto. Sin embargo, las paredes del Cabildo pintadas les causa indignación.

    Ya no nos cuesta tanto entender lo que aprendimos en el colegio sobre la complicidad civil y el apoyo social que existía durante la dictadura. Ya no lo vemos tan alejado, ni ajeno, ni extraño. Con diferencias pero también con similitudes, con un aparato mediático al servicio de los poderosos, hoy entendemos mejor eso que estudiamos en la escuela y mientras en nuestras casas lo digerimos, nos seguimos preguntando ¿dónde carajo está Santiago Maldonado?

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/opinion/los-mismos-de-siempre-la-complicidad-civil-de-ayer-y-hoy

    Categorías: Noticias regionales

    METODOLOGÍA DE LA INFILTRACIÓN Y LA DESAPARICIÓN FORZADA

    Mar, 19/09/2017 - 20:21

    Por E. Raúl Zaffaroni

    La escalada represiva proviene de la propia naturaleza suicida del programa económico que no cierra sin violencia. La actitud oficialista confirma la desaparición forzada de Santiago Maldonado a través del arsenal de pistas falsas desplegado por medios monopólicos, la infiltración de provocadores en marchas y las feroces “razzias” policiales.

     

    Estamos asistiendo a algo que, en verdad, no creímos volver a ver. A los veteranos nos produce una sensación extraña, porque por un lado nos entristece y por otro nos rejuvenece, aunque no del modo que lo desearíamos. Vuelven antiguas técnicas represivas, para cuya defensa nos habíamos entrenado hace décadas: infiltran provocadores, detienen a mansalva a quienes se quedan en la zona después de la desconcentración, inventan “terroristas” (ahora Mapuches-kurdos), desmoralizan para que la ciudadanía se asuste y no vaya más a concentraciones, que sólo vayan los muy comprometidos y de ese modo reprimirlos, etc.

    En tiempos pasados, entre otras cosas, se sabía cómo detectar a los infiltrados y sacarlos no muy cortésmente, también que debíamos desconcentrarnos en orden y en grupos y rápidamente, no quedarnos en la zona, pero hoy eso se ha olvidado, porque por fortuna pasaron unos cuantos años sin que estas burdas maniobras de “inteligencia/represión” se llevaran a cabo.

    Vivimos largos años de democracia y libertad, que ahora parece que en la ola regresiva desatada por esta manifestación subdesarrollada del totalitarismo corporativo plutocrático que vivimos parecen querer tocar a su fin.

    Dado que el programa económico entreguista, corrupto y suicida de la actual administración no cierra sin represión, hace mucho que vengo advirtiendo sobre la necesidad de cuidar a los jóvenes, porque no saben de eso, dado que han tenido la suerte de nacer y crecer en democracia, con gobiernos que, con sus más y sus menos según las épocas, mantuvieron en general las reglas del juego correspondiente a esa forma de convivencia y coexistencia.

    Lamentablemente, eso parece que se pretende cerrarlo con una vuelta al pasado sin innovaciones notorias, sino con las mismas viejas y primitivas metodologías de aquellos tiempos; no sólo veinte, sino incluso cuarenta años no son nada.

    La torpeza de una represión desproporcionada a los Mapuche armados con palos y palas, indica una clara incapacidad técnica policial, pero si algo nos hace sentir que lo de Maldonado es en realidad una desaparición forzada es, precisamente, la grosería del propio oficialismo: no podemos pensar en otra cosa cuando la negativa es demasiado enfática, aparecen los “kurdos”, se inventa lo de Entre Ríos, la sangre en lo del puestero, el cadáver que se le quiere echar a los chilenos, las declaraciones de camioneros misteriosos, la indagación sobre la vida de la víctima, en fin, todo el arsenal muy propio e inconfundible de la metodología tradicional de encubrimiento de desapariciones forzadas. Es la actitud oficialista la que nos dice a gritos que lo de Maldonado es una desaparición forzada, y esto lo confirma la infiltración de provocadores, la “razzia” posterior y la consiguiente publicidad de los medios monopólicos del corporativismo plutocrático local.

    De todo esto debemos extraer conclusiones: el régimen que se nos quiere imponer está sobreactuando disfuncionalmente para sus propios planes, no tiene prudencia en su propio manejo de la represión: si por un instante nos ponemos objetivamente en la posición del oficialismo, es claro que de momento no le es necesario llevar la represión hasta esos límites, porque sus planes no corren peligros actuales: tienen el ejecutivo, manipulan al Congreso y a la justicia, tienen de su lado a los medios monopólicos, llevan a cabo sus negociados y blanqueos impunemente, no les falta nada.

    Estoy seguro de que el peligro provendrá un día de la naturaleza irremisiblemente suicida de sus propios programas, como sucedió con Martínez de Hoz, con Cavallo y también  en muchos otros países del mundo, en que la defraudación tocó techo y la realidad derrocó a los hasta ese momento poderosos. Pero nadie puede creer –salvo el propio oficialismo- que una movilización lo haga tambalear cuando se encuentra en su esplendor y se cree eterno.

    Sin necesidad objetiva abusa exagerando el grado de represión y, para colmo, lo hace con una manifiesta carencia de técnica policial, desenterrando groseramente métodos viejos. Pero todo eso es peligroso, porque si no se detiene va a producir otros hechos desgraciados incluso sin necesidad objetiva para sus propios planes plutocráticos.

    Ante esta verificación, cabe insistir en lo que vengo advirtiendo desde que conocí el plan económico y de inmediato caí en la cuenta de que no cierra sin represión, aunque debo confesar que no era previsible el abuso disfuncional actual, lo que agrava el peligro, porque le resta toda adecuación a fines.


    Ante estos riesgos, es necesario advertir a los jóvenes, enseñarles cómo defenderse de las viejas técnicas, deben saber detectar provocadores, no responder a ninguna provocación, controlar a cualquier “loquito” propio, desconcentrarse en orden, en grupo y rápidamente, perfeccionar técnicas de lucha no violenta, en una palabra, deben aprender a cuidarse, como lo hacíamos los veteranos en otros tiempos
    . No podemos admitir ni una víctima más y de momento insistir: ¿Dónde está Santiago?

    *E. Raúl Zaffaroni – Profesor Emérito de la Universidad de Buenos Aires

    http://www.lateclaene.com/ral-zaffaroni-represin-y-desaparicin-

    Categorías: Noticias regionales

    DESAPARICIÓN FORZADA DE SANTIAGO MALDONADO: LA CACERÍA QUE ES GRIETA Y MENSAJE

    Lun, 18/09/2017 - 20:30


    Por Conrado Yasenza

    El presagio de la infiltración sobrevoló la organización del acto en Plaza de Mayo convocado para reclamar por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Los medios y el gobierno nacional tuvieron la escena que buscaron, caos y represión, pero la pregunta por dónde está Santiago no cesa.



    I


    La pregunta no cesa aunque la cacería se anuncia.
    El ladrido de estos perros no es negro sólo por pregnancia sino por los sacudones de su historia, esa intención de centrifugar la memoria para aturdirla de presente. Algunos le dicen posverdad, aunque acodados al mostrador del purgatorio vanidoso que cada sociedad pretende merecer, los hechos son llamados por su verdadero nombre: Mentira.

    Mentiras que matan y desaparecen, mentiras mortales como la pretendida venialidad de las posverdades. San Agustín se perdió este festival diabólico de caníbales off shore que se definen como lo mejor que tiene nuestro país, y medios concentrados de comunicación que se especializan en plantar nombres y pistas falsas, una pretendida sucesión de yerros que no perseveran en el error sino en el daño, solipsismo doctrinario empresarial dispuesto a desplegar todas sus fuerzas de lobby para definitivamente establecer la sociedad de clase que la Argentina blanca tanto desea. El sueño de 1880 desparasitado de elementos ideológicos disolventes. La Patria liberada a los Rocca, Braun, Blaquier, Pérez Companc, Bulgheroni, Magnetto, Ratazzi, Coto, Pagani, Saguier, Macri.


    II

    La cacería es la grieta. Nos divide en cazadores y presas. Cobra volumen como resultado de la rabia que generó en el gobierno nacional el fracaso de relacionar la ausencia de Santiago con una simple averiguación de paradero, y se empantanó aún más cuando con el respaldo político a la Gendarmería se aproximó a Hefesto para cabildear la teoría de la incógnita elaborada por Jorge Rafael Videla, en remix extravío.

    La furia se desató el viernes 1° de septiembre al finalizar el acto convocado para reclamar por la vida de Santiago a un mes de su desaparición forzada – ya volveremos a este punto para precisar el dato -.

    El presagio de la infiltración sobrevoló las conversaciones dentro de los organizadores del acto y también entre los que portan la experiencia de marchas y años. Aun así, y a pesar de las advertencias de evitar las provocaciones, llegó la noche – en sentido literal, algo que debió evitarse, como aconsejan los viejos luchadores: hacer el acto temprano, no extenderse, desconcentrar y dejarles la plaza y la noche vacías a los servis – y con ella lo peor. Los predadores fueron muchos y de todas las edades, los hubo muy jóvenes, abandonaron su disfraz de camaleón punk/capucha/mochila con el que se desplazaron entre la multitud durante el acto, y junto a los cíborg de la Ciudad iniciaron la feroz cacería de reporteros gráficos, estudiantes universitarios y militantes de organizaciones sociales que, y no es casualidad, no estaban encapuchados ni emulaban a Goliat.

    31 detenidos de los  cuales 30 fueron liberados por orden del juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi, previa toma de declaración indagatoria, el 4 de septiembre luego de que el falso patrón acusatorio de disturbios, quema de tachos de basura, bombas molotov, armado por la Policía de la CABA, se desplomó por el propio peso de su farsa. El caso más demostrativo de la planificación de la faena es el del docente José Morales, a quien acusaron de tirar piedras y quemar un volquete de basura en Plaza de Mayo cuando se demostró por el ticket de la pizzería a la que fue a comer, que fue detenido en Avenida de Mayo y 9 de Julio, a siete cuadras del epicentro de los desmanes cuya mano invisible se detecta sin tener que recurrir al carbono14.


    III


    La cacería es el mensaje.
    El allanamiento a locales partidarios de la Izquierda y de Unidad Ciudadana, y a centros culturales que se llevó a cabo en la provincia de Córdoba el jueves anterior al acto por la aparición con vida de Santiago, fue el preludio de la cacería. La lectura que es razonable hacer es, por un lado, que el incremento del accionar represivo de las fuerzas de seguridad, que es ordenado por el ministerio de Seguridad- notable maquiavelismo -, está siempre contenido en las fuerzas a la espera de la laxitud ministerial en la aplicación de protocolos; y por el otro, que es justamente ese desmayo de los protocolos el que permite la ferocidad en la represión.

    Una tercera lectura supone que la escalada represiva tiene por fin desmovilizar a través del miedo; de ir ganando espacios este objetivo, el segundo movimiento de esta tercera lectura es ganar la batalla política a través del híper concentrado espacio comunicacional.

    La idea de laxitud en los protocolos conduce la desaparición forzada de Santiago Maldonado hacia  el sentido buscado en la operación de Jorge Lanata,  quien sostiene que a Gendarmería se le fue la mano, que lo cagaron a palos y se les murió, pero que esto no puede ser considerado una desaparición forzada sino un asesinato.  

    (Fotografía: Alejandra Bartoliche)

    La ausencia de Santiago es una desaparición forzada, un delito cometido por fuerzas de seguridad del Estado apoyadas y respaldadas en “la cacería al negro” por la ministra de Seguridad que adora el camuflaje ideológico, Patricia Bullrich, y el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, el abogado Pablo Noceti, quien estuvo in situ comandando el operativo.

    Sobre Noceti podemos leer en la Izquierda Diario: “Noceti estuvo a cargo del operativo represivo luego del que desapareció Santiago Maldonado. Fue el encargado de dirigir la represión del 31 de julio a quienes se manifestaban frente al juzgado federal de Bariloche reclamando la libertad del líder mapuche Facundo Jones Huala”.

    Y sobre su trayectoria como abogado: “Noceti fue uno de los defensores de Fabio Iriart, el responsable máximo de la dictadura en La Pampa y ex comandante de la subzona militar 14, quien fue condenado por 31 privaciones ilegales de la libertad y 26 casos de tormentos… fue defensor del coronel Néstor Omar Greppi, ex secretario general durante la dictadura del gobierno de La Pampa, y del ex policía Eduardo Angel Cruz, alias Cramer, que actuó en el circuito represivo Atlético-Banco-Olimpo, donde permanecieron secuestrados y sometidos a brutales torturas cientos de militantes y luchadores durante la dictadura.” (http://www.laizquierdadiario.com/Un-exdefensor-de-genocidas-dirigio-la-represion-donde-desaparecio Santiago-Maldonado)

    La ausencia de Santiago es una desaparición forzada que constituye un delito de Lesa Humanidad, y no un asesinato simple como sostiene Lanata. Para documentarlo nada mejor que la nota de Horacio Verbitsky “Ceder permanentemente” (https://www.pagina12.com.ar/60605-ceder-permanentemente), publicada en Página 12 el domingo 3 de septiembre. Citamos un fragmento que aporta claridad al océano de operaciones realizadas principalmente por La Nación y Clarín, y por los servicios de inteligencia: “Cuando se debatió en el Congreso, en 2011, Ricardo Gil Lavedra precisó que “el delito de desaparición forzada figura también como uno de los desagregados del Estatuto de Roma como delito de lesa humanidad”, que la Argentina aprobó a través de la ley 26.200. “Pero son colectivos, es decir, cuando esa desaparición forzada forma parte de un ataque sistemático o generalizado a una población civil. El que estamos incorporando ahora es de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, y trata de un caso individual que no forma parte de ese ataque sistemático”. Igual que el caso de Santiago Maldonado.””…

    “En ambas convenciones, el requisito no es el carácter sistemático ni el terrorismo de Estado sino que el delito lo cometan agentes del Estado o personas que actúen “con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona” o de “la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”. ”


    IV

    La memoria histórica del terror activa los sistemas de alerta y se actualiza en el presente con la desaparición forzada de Santiago Maldonado. La planificación económica del gobierno nacional no se exime de la necesidad de recurrir a la represión del conflicto social. Cambiemos es presentado como un nuevo partido político que encarna una derecha moderna y democrática al estilo de la Francia de Macron. El problema reside en que esa derecha tiene un plan económico basado en las expectativas y exigencias de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

    Las exigencias de AEA, que como escribió Raúl Dellatorre en Página 12 definen el plan económico del país, son antagónicas con las propuestas de pobreza cero, crecimiento económico, creación de trabajo y unión de los argentinos. Esa es la grieta real: El lobby empresarial argentino exige bajar impuestos empresarios, reducir el gasto público, flexibilizar las relaciones laborales “pero no por vía de una reforma que deba pasar por el Congreso, sino mediante “acuerdos” sectoriales mano a mano con sindicatos”, endeudarse para cubrir déficit fiscal y económico. (https://www.pagina12.com.ar/60592-el-lobby-que-define-el-plan-economico)

    La tensión y el conflicto social son consecuencias esperables de la aplicación de un plan de estas características. La desmovilización social vía represión es la herramienta con la que el gobierno parece tentarse fácilmente. Los medios de comunicación hacen su trabajo enrareciendo el clima con editorializaciones que alertan sobre el retorno al violento espíritu de los ’70 y sus guerrillas en lucha por la caída del gobierno. Un delirio fabricado.

    Los depositarios del estigma no son otros que el kirchnerismo en articulación con la izquierda trotskista. En ese clima de disputa por el territorio, en la invención de un enemigo mapuche interno que atenta contra el orden legalmente instituido, en la modificación vía decreto de la ley de tierras (26.737) que establecía un límite de 1.000 hectáreas para los extranjeros que quisieran invertir en el país, en las 900.000 hectáreas que Luciano Benetton posee en la Patagonia, en este escabroso panorama político e histórico se inscribe la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

    Esa desaparición que angustia es la que debe movilizarnos en defensa de la vida para que ningún funcionario pueda decir como si se tratara de una máxima, que lo mejor que tiene el país son “nuestros empresarios”.

    *Conrado Yasenza – Periodista y poeta. Docente en UNDAV

    http://www.lateclaene.com/conrado-yasenza-maldonado

    Categorías: Noticias regionales

    DESAPARICIÓN FORZADA DE SANTIAGO MALDONADO: AQUIESCENCIAS

    Lun, 18/09/2017 - 20:23

    Por Julián Axat

    En la desaparición forzada de Santiago Maldonado se reactualiza en democracia el juego discursivo del poder, que es el miedo que se instala de nuevo y viaja a toda velocidad desde el pasado que aún se juzga, y que entra en tensión con el presente.

    La desaparición forzada de Santiago Maldonado genera todo tipo de especulaciones por estos días. El hecho desencadena un impacto en todos los órdenes de la vida nacional: en la memoria cívica, en el espacio político institucional, en el derecho, en las palabras y las cosas. Mientras tanto hay una multiplicación de relatos a toda velocidad que conjeturan explicaciones y barajan hipótesis para llenar el vacío ante la ausencia de Santiago.

    De este modo, la desaparición forzada gira sobre las palabras que se dicen o no se dicen (se ocultan). El hablar a medias en la reticencia de quienes tienen la responsabilidad y deben anunciar qué pasó y no lo hacen. Nada nuevo para decir o aportar, las pistas se ahogan a la espera de la novedad que no llega. Mientras, los organismos de derechos humanos, junto a la familia en su congoja asumen la interpelación con legitimidad. Y el hermano de Santiago camina como Antígona por los lugares no recorridos, las marchas, los silencios deliberados, poniendo en evidencia la omisión del poder, su aquiescencia.

    Aquí nace un punto a develar. Salvando las distancias en torno a lo ocurrido hace pocos años en México con los 43 normalistas, existe un mapa de situación anterior a la desaparición que podría explicar mecanismos de aquiescencia estatal en el lugar y en el ocultamiento posterior. Como bien explica Sergio González Rodríguez, en un gran trabajo (Los 43 de Iguala, Anagrama 2015), hay patrones que evidenciarían la desaparición forzada de personas en operaciones más complejas que las que pueden llevar a cabo un grupo –aislado- de agentes estatales a los que se les ha ido la mano y luego hacen desaparecer el cuerpo. Esas operaciones más complejas dejarían expuestos patrones que pondrían al descubierto una trama policial-militar de contrainsurgencia, que a la vez encubre intereses geoestratégicos.

    Esos patrones, irían desde la coordinación de agendas en común ante “los nuevos desafíos”, el silencio y marketing discursivo de los gobiernos frente al crimen, la regulación de su impunidad ganando tiempo. También la presencia y adoctrinamientos anteriores de las fuerzas de seguridad locales y los servicios de inteligencia en paradigmas de la excepcionalidad. El miedo aísla y deja expuestos o sin cobertura a los (supuestos) malos: solos con los rostros tapados en la ruta; a aquellos que se viene cincelando como los “monstruos de turno” a detener. La figura del artículo 213bis del Código Penal, el demonio RAM como la insurgencia funcional a la hipótesis de un espacio tomado por el terrorismo internacional leído por la agenda de los “nuevos desafíos” como contrarios a los intereses geoestratégicos trasnacionales. En el fondo, sabemos, intereses latifundistas, agro-exportadores, acuíferos e hidrocarburíferos

    Como se explicita en el ya clásico libro de Marie Monique Robín, la desaparición forzada de personas es una técnica de contrainsurgencia que toca las fibras últimas el tejido social, produciendo efectos devastadores (el pez fuera del agua). Disciplinamiento social general, siniestro que se vuelve demasiado familiar. Y en eso la cuestión central del caso de una desaparición forzada como la de Santiago Maldonado es la discusión sobre el tipo de aquiescencia estatal “antes y después” de la desaparición. Es decir, qué grado de direccionamiento podría (o no) existir. ¿Cuál es el grado de aquiescencia estatal ante la desaparición en un antes y un después?

    Pues si en el “antes”, los intereses que estaban en juego significaban un grado de penetración intenso de organismos de inteligencia foráneos y personal político ministerial con dominio sobre las fuerzas federales de seguridad-Gendarmería (con la supuesta flagrancia y sin orden judicial), de allí que la eventual hipótesis (ex post) del exceso y “se les fue la mano con Santiago…”  pueda ser funcional a silenciar-encubrir una técnica o practica policial utilizada de antemano en función de ciertos consensos.

    Qué se salió del libreto y qué no en sus ejecutores. ¿Se trata de una patrulla perdida que ejerció el terror sobre un cuerpo y luego lo ocultó? ¿Qué es exceso de una, dos o tres personas y qué fue deliberado desde lo institucional, aun como encubrimiento ante el conocimiento del exceso? Son esas preguntas las que ponen el foco en una dimensión mucho más grave, o son esos silencios los que hieren nuestros oídos como un grito que proviene de la voz de Santiago en donde quiera que él esté.

    La pregunta por la desaparición forzada nos lleva a recorrer ciertos caminos que ya conocemos. Un desaparecido en Argentina qué es o no-es, no tiene entidad, no está, está de-sa-pa-re-ci-do. Y en esta reactualización ontológica (en democracia) del juego discursivo del poder, es el miedo el que se instala de nuevo y viaja a toda velocidad desde el pasado que aún se juzga, y que entra en tensión con el presente.


    *Julián Axat
    Ex defensor penal Juvenil. Poeta y abogado

    http://www.lateclaene.com/julin-axat-desaparicin-maldonado

    Categorías: Noticias regionales

    SANTIAGO, EL BRUJO VIKINGO

    Lun, 18/09/2017 - 20:20

    Por Revista Cítrica

    El artesano que tatuaba a cambio de comida. El cocinero de chapatis de polenta. El brujo que curaba con aceites naturales. El vikingo valiente que se animó a apoyar al pueblo mapuche en una represión. Santiago Maldonado, según sus amigas.



    “Con el Brujo nos conocimos hace tres meses, a partir de un amigo en común. Lo conocí por su laburo, porque es tatuador”,
    dice “A”. “Al Brujo lo conocí en la feria, un día que estaba por irme, desarmando el puesto. Me acerqué, me atrajo su energía de buena onda. Él estaba con otros chicos, mostrándoles un block con las fotos de los tatuajes. En ese instante empezó a pasar más gente, y todo el mundo le elogiaba sus trabajos, que son hermosos. Tatuaba muchos animales, naturaleza y colores. Así de golpe fue la conexión”, nos dice B.

    Nos los contaban en la Feria de El Bolsón hace un par de semanas. Sin decirnos sus nombres. Preferían refugiarse, protegerse. La Gendarmería no solo se había llevado a su amigo Santiago y permanecido en la entrada de la Pu Lof durante 15 días. Las fuerzas de seguridad también las vigilaban a ellas. Es que desde la desaparición de Santiago varias veces vieron pasar, como sagaces felinos, unos autos inusuales. Vidrios polarizados, agazapados, que estaban cerca de sus casas, que daban vueltas. Autos que antes no veían. Autos que son mirados, pero que también miran. Ruedan y dejan marcas en los caminos de barro, y vuelven a pasar y pisar sobre sus mismas huellas, haciendo zanjas. Buscando, quién sabe qué. Pero la intuición avisa con apretujones en el vientre. El instinto no las traiciona. Lo saben, y se refugian.

    El Bolsón descansa su silueta bien al sur, del suroeste de Río Negro, casi coqueteando con Chubut. Un paraje que -reparado entre montañas- existe como protegiéndose, como ocultándose bajo el ala de la Cordillera de los Andes. Quizá Santiago Maldonado haya sentido de la misma forma, más allá de ir tras la Meca de los artesanos por excelencia. Es decir, quizá haya viajado desde 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, desde la casa de los viejos en el Barrio Obrero, a este recóndito paraje de una belleza natural perpetuamente inimaginable, en busca de protección, y de proteger; de refugio, y refugiar; de acompañar y ser acompañado. Buscar por buscar es, en definitiva, el norte en la brújula de los nómades.

    Allí abajo, como versos de un poema, un conjunto de empedernidos artesanos, paño en el piso, despliegan un arco iris de mantas con ingeniosas creaciones. Y ahí también armaba Santiago su sinfín de dibujos, con destino de tatuajes. Sus imaginaciones, sus destrezas, sus dones, sus Bellas Artes. Santiago es mochilero. Le gusta viajar. No se queda mucho en ningún lugar. Y en ese devenir, hacía tres meses que andaba por El Bolsón.

    ***

    Ahí nomás de la manta de El Brujo, las chicas arman lo propio. Dos chicas. Digamos A y B. No sabemos sus nombres. Tanto en la redacción de esta narración, como en la charla con las amigas de Santiago, existe un singular y cuasi anacrónico denominador común: un choque de tiempos verbales, que anuda una soga que viaja desde el estómago hasta la garganta. Saltos temporales inconscientes. Se habla en presente y pasado al mismo tiempo, incluso dentro de la misma frase. Es que estar desaparecido lleva -al habla cotidiana- a esa encrucijada. A estar presente, y a la vez no. Al impacto constante de sensaciones que debaten entre sí el desesperado anhelo de que Santiago regrese con vida, y la posibilidad fehaciente y dolorosamente pragmática de que no lo haga.

    Y toda la charla transcurre así. Los pensamientos y sentimientos padecen de la misma cruel dualidad verbal.  “Lo invité para que venga a mi casa a cenar, charlamos de tatuajes; después pegó onda con otra gente que también estaba, y empezó a venir cada vez más seguido”, recuerda A el día en que conoció a Santiago. “La primera vez que me tatuó, él necesitaba la plata, y yo hacía rato que me quería tatuar. Entonces coordinamos y lo hicimos. Después me tatuó una segunda vez, pero yo no tenía la guita, y él necesitaba comida. Entonces hicimos un trueque por unos dulces caseros, nueces y hongos de la zona”, explica.

    En su narración, “A” cuenta que el Vikingo es una persona que vive con cosas naturales, que no come carne porque no comulga con la idea de que los animales sean lastimados. Por eso es vegetariano, “y elige comer así porque no quiere que lastimen a los animales y se haga negocio a partir de eso. Es parte de sus ideales”.

    “Siempre estaba con el tema de que él era un vikingo. Le ponía humor a la jornada en que estábamos juntos. Se ponía a rappear: alguien hacía una basecita y él se ponía a tirar sus letras, y nos matábamos de risa”. “Es una persona que se interesa por diferentes culturas, como la de los vikingos. Se interesa por las cuestiones naturales, y al ser los mapuche ‘la gente de la tierra, le surge ese interés. Esto lo sé por las cosas que charlábamos en casa. Un día tuvimos una conversación de varias horas, donde hablamos del parto natural. Él estaba a favor. Todos sus pensamientos eran naturalistas, de interesarse por lo primitivo, por las cosas dadas en su inicio’,
    explica.

    ***

    -¿Cómo viven ustedes la angustia de la ausencia de Santiago?

    A- Desde que me enteré, vi su foto y lo empezaron a nombrar por la radio, la rutina es despertarse todas las mañanas, mirando el Facebook, para ver si hay alguna novedad. Y acostarse todas las noches, viendo por internet, averiguando, buscando páginas, para saber quién informa algo que sea verdad. Porque ¡veo cada barbaridad!

    Leer los comentarios de distintas páginas me hacen mierda. Una lo conoce al Brujo, y sé que no es la persona de la que están hablando. Están diciendo cualquier barbaridad. Que es un terrorista, cuando sé que es una persona que no va a lastimar ni a un animal. Entonces, todo eso me hace mierda. Todos los días es una constante de idas y vueltas, de marchas, de convocarse, de acercarse, de conocernos entre nosotros a partir de todo esto, una angustia constante. Y a la vez me pasa, que salgo a la calle y siento una persecución. Sentí una persecución cuando lo fueron a buscar a la casa en la que él estaba viviendo, en lugar de ir a buscarlo a donde lo secuestraron. ¿Por qué no lo buscan en las camionetas donde se lo llevaron? ¿Por qué no indagan en Gendarmería? ¿Por qué no apuran los resultados? Eso no se entiende. Para mí, lo que están haciendo es una persecución. Lo persiguen en vez de buscarlo.

    -¿De qué temas solían conversar?

    B: Mucho de política no hablamos. Sí lo hacemos sobre conciencia solidaria. Somos dos personas solidarias, y por eso me siento muy identificada con él. El día en que se supo por radio que había mujeres y niños solos (en la Pu Lof Cushamen) todos sabíamos que era real la persecución. La gente que apoya a la Pu Lof recibe mucha persecución de diferentes formas.

    A Romina Jones Huala le bajaron dos dientes después que fue golpeada por la Gendarmería, y siendo mujer. ¡El 10 de enero (durante una de las represiones al pueblo mapuche) esposaron a una nena de 9 años! Sabemos de la violencia de Gendarmería, son lo más turbio que hay. Nunca tuve la valentía de enfrentarme a ese poder, es decir, ir a apoyar y estar en el lugar en sí.

    -¿Ustedes sabían que podía haber un ingreso de Gendarmería a la Pu Lof?

    B: Estaban por entrar. Sabíamos que habían detenido nueve personas en Bariloche, y que no había hombres. Porque la realidad es que es muy poca la gente que le hace el aguante al pueblo mapuche.

    En verdad es mucha, pero es poca la que se anima a ir a los lugares, en momentos de represión. Porque -es lógico- la fuerza que tiene Gendarmería es brutal, y ya sabés que -si vas- mínimamente te vas a comer una re paliza; te van a re cagar a palos; te van a bajar un par de dientes; te van a hacer pasar horas detenida. Y yo, al tener hijos, no podía. Escuchaba la radio y tenía ganas de ir, pero no quería exponer a mis niños. Tampoco conseguí quién se quedara con ellos. Y al final, una se termina sintiendo una hipócrita, porque no pudo ir.

    Y Santiago fue.


    Y, siendo la persona que es el Brujo, como yo lo conocí, alguien sensible, solidario y consciente, sé que sintió lo mismo que sentí yo. Y él, al estar solo, y no tener hijos, fue para allá. Porque los llamados eran desesperantes. Había detenidos en Bariloche. Y hay que aclarar una cosa: para mí esto fue TODO ARMADO. Lo hizo el Estado Nacional. Porque esto fue todo junto: Benetton, Macri, Bullrich, Guido Otranto, todos están de la mano.

    ***

    La conversación vuela libre. Incluso hay risas, que descargan inocentemente, recordando a Santiago, anhelando su regreso. Entre recuerdos y reflexiones, “B” confiesa que “entre el Brujo y yo siempre tuvimos una conexión mística. Nos juntábamos y hablábamos sobre las misiones que a cada uno -suponíamos- nos tocaban en la vida. Charlábamos sobre el momento presente. Compartíamos la sensibilidad con la que veíamos el mundo. Él trabajaba con plantas, hacía aceites naturales, tinturas, medicina natural, por eso le decíamos el Brujo. Era brujito con las hierbas. Es una persona muy sensible”.

    “B” también refrenda la característica de Santiago de ser una persona amiguera, de juntarse a tocar la guitarra en grupo, comer algo, rappear, y reír todo el tiempo. “Nos llamábamos y nos preguntábamos qué estábamos haciendo, y nos juntábamos a tomar mate. Él hacía chapatis de polenta, que eran su especialidad. A veces llegaba a casa, y si yo tenías los platos sucios, él se arremangaba y se ponía a lavarlos, o a barrer”.

    Entonces “A” se sale de la vaina, y precisa agregar un dato que le parece trascendente: “La imagen que se tiene de él, que se lo ve con barba, rastas y el pelo largo, es un aspecto que contrasta con su pulcritud. Una vez vino a casa, con sus herramientas para tatuar, y su mochila con ropa. Me pidió permiso para bañarse. Tenía una pulcritud para ordenar todo que no cuadra con la imagen que una ve, o la imagen que dicen de él ahora”.

    “Es verdad”
    , agrega “B”.  “A veces yo tenía quilombo en casa, con los nenes, y me cagaba a pedos por el desorden”.

    ———-

    ¿Qué reflexión les queda ante todo esto que está ocurriendo en torno a la desaparición forzada de Santiago?

    B- Además de hacer responsable al Estado Nacional por la desaparición de Santi, quiero repudiar que (Pablo)Noceti sea Jefe de Gabinete de Seguridad de la Nación. Es una persona vinculada a la dictadura militar y claramente, la desaparición de Santiago, es una consecuencia de que esto se haya permitido.

    Porque lo supimos desde el primer momento. Se denunció públicamente, y la gente lo aceptó. Entonces, seamos conscientes de que nosotros elegimos a este Gobierno. Permitimos que se ponga como Jefe de Gabinete de Seguridad a una persona que estuvo vinculada a la dictadura militar. Entonces, no debiera sorprendernos que estén haciendo esto. No solamente desaparecieron a una persona, sino que además están investigando a todos sus vínculos cercanos.

    Nos están haciendo sentir personas que deberíamos estar escondidas, cuando nosotros somos amigos de él, y no tenemos nada que ocultar. Por lo tanto, tenemos miedo. Nos vamos a cuidar por nuestras familias, pero vamos a seguir luchando para que esto se esclarezca. Y que jamás se manche el nombre de nuestro amigo.

    La ocupación humana en la zona de El Bolsón sólo fue posible cuando se retiraron los hielos de la última glaciación pleistocénica, la cual data de unos 14 milenios. Sin embargo, hoy corre un frío salvaje en esta ciudad cordillerana. Protección, refugio, albergue. Así lo buscan, y así lo siguen sintiendo muchos de sus habitantes. Quizá Santiago Maldonado lo haya sentido así, más allá del anhelo de viajar a la Meca de los artesanos por excelencia. Quizá. No lo sabemos. Ojalá podamos preguntárselo. Ojalá el Estado lo devuelva.

    http://www.revistacitrica.com/santiago-el-brujo-vikingo.html#prettyPhoto[gal]/0/

    Categorías: Noticias regionales

    EL ARTE DE CORRER EL FOCO CRIMINALIZANDO A LA POBLACIÓN INDÍGENA

    Lun, 18/09/2017 - 20:16


    Por Marcelo Musante

    Un dirigente mapuche preso en Chubut y un referente wichí detenido en Formosa. El riesgo de que no se prorrogue la Ley de Emergencia Territorial 26.160. Una renovada avanzada de intereses privados, estatales y mediáticos sobre las tierras indígenas jaquean a las comunidades originarias de todo el país. La nacionalización de un conflicto de larga data que intenta ocultar la desaparición de Santiago Maldonado por parte de la Gendarmería Nacional.

    Los títulos de los diarios van cambiando. Las denuncias sobre la responsabilidad de la Gendarmería Nacional en la desaparición forzada de Santiago Maldonado comienzan a ser inocultables a partir de hipótesis que se caen por su fragilidad de cuna.

    Sin embargo, hay un eje que se sostiene y es la criminalización de las reivindicaciones mapuches. Un periodista se coloca -en pleno noticiero- un pasamontaña dejando de lado cualquier argumento del entrevistado indígena. No importa la explicación que recibe de por qué ocultarse el rostro en el marco de las persecuciones de fuerzas de seguridad sufridas. Más allá, incluso, que la desaparición de Santiago Maldonado ocurrió justamente en una represión sobre esa comunidad.

    Al mediodía en Telefe la relación es directa: un indígena con el rostro cubierto es considerado un terrorista y, como dice el periodista entrevistador Nicolás Repetto, eso evita cualquier tipo de empatía “con los que andamos de a pie acá en Buenos Aires”. Fin del reportaje que no era tal. Sólo un periodista queriendo hacer una puesta en escena.

    En los territorios nada es tan lineal. Mientras se discute eso en los medios, la Gendarmería, la misma, realizó un allanamiento en la comunidad Raquituhe, en las cercanías de Junín de los Andes, a 800 kilómetros de Cushamen. La denuncia fue realizada por la Confederación Mapuche de Neuquén en el Juzgado Federal de Zapala.

    A pesar de los cambios en los titulares, lo que queda explícito es que no es un gendarme el que se extralimitó en la represión en la que desaparición Maldonado, sino que es el modo en que el Estado y su Gendarmería visibilizan el “problema indígena” y la manera en que proponen “resolverlo” mediante el uso de la violencia institucional.

    Efectos del discurso

    ¿Qué significa que de repente en horas y horas de televisión comience a hablarse y a poner en tela de juicio el derecho y legitimidad de las comunidades indígenas a tener sus tierras?

    ¿Qué hay detrás de la relación directa que se hace entre la desaparición de un artesano en un corte de ruta de una comunidad mapuche con reclamar documentos que certifiquen la etnicidad de una persona que se autorreconoce indígena?

    ¿Qué consecuencias tiene esta construcción discursiva para los pueblos originarios que viven en provincias históricamente refractarias a las comunidades indígenas como -por ejemplo- Formosa, Salta o Tucumán en el norte de nuestro país?

    La desaparición forzada de Santiago Maldonado en el marco de la represión de la Gendarmería Nacional a la comunidad mapuche de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen puso en evidencia acuerdos, tensiones y conflictos de larga data que se entretejían por detrás de los discursos públicos de reconocimientos de derechos a las comunidades indígenas.

    O dicho de otro modo, explicitó que hay derechos “aceptables” de ser reconocidos desde el Estado (nacional y provinciales) para con los pueblos originarios y otros que no. Por ejemplo, se puede avanzar en la educación intercultural bilingüe, en algunas cuestiones de salud que contemplen las diferencias, pero con la propiedad ya no. No y punto. La propiedad privada es un derecho inalienable e indiscutible de quien la adquirió. No importa cómo ni cuándo. La propiedad privada no necesita legitimidad. Se es dueño o no se es.

    La puesta en escena mediática para evitar la discusión sobre el accionar de la Gendarmería y tratar de sostener la hipótesis del gobierno, hizo un enroque en el foco de análisis. Sacó del centro la desaparición forzada de una persona para poner el peso sobre la supuesta ilegitimidad, y por lo tanto ilegalidad, del reclamo mapuche en las tierras que el grupo empresario Benetton adquirió en la década de los 90 en el marco de la privatización de tierras fiscales y que continuó en sus manos de modo “indiscutible” hasta el presente.

    Pero el discurso mediático no se quedó en el caso puntual de Cushamen sino que ahondó más en esa línea de deslegitimación de la propiedad comunitaria de la tierra indígena y nacionalizó la campaña. Fue así que comenzaron a ser enviados periodistas a cubrir casos de disputas territoriales en Tucumán y Salta y a poner bajo sospechas las reivindicaciones de organizaciones indígenas de la zona.

    De este modo, el “problema mapuche” se transformó nuevamente en el “problema indígena” en Argentina retomando líneas argumentativas nacidas durante las campañas militares del siglo XIX. Y explicar el caso mapuche como una problemática nacional va tiñendo de una peligrosidad diferente a cada conflicto local. Ya no son los mapuches queriendo fundar un Estado en Patagonia -tal como muchos medios repiten hasta el hartazgo y plantan verdades sin ninguna relación con la realidad, ni las reivindicaciones indígenas- sino comenzar a preguntarse qué quieren y para qué tierras los indígenas en todo el país.

    Y para apropiarse de las tierras es necesario primero negar las identidades. De ese modo comienza a escucharse a periodistas preguntándole una persona diaguita si tiene “documento indígena” que lo acredite. Al no ser “indígena acreditado”, no hay derecho sobre la tierra: la posesión se transforma en ocupación, la ocupación es delito y amerita una represión.

    Habría que recordarle a ese periodista que esa discusión ya está saldada por la Constitución Nacional de 1994 y por el censo de 2010 en el que se reconoce la autoafirmación y reconocimiento como indígena como potestad de cada persona.

    Campañas de sur a norte
    La línea argumentativa con núcleo fundante en el sur es entonces utilitaria -como lo fueron las argumentaciones para pasar de las campañas militares del sur a las del norte- para trasladarse sin matices a todos los conflictos territoriales y sociales que sufren las comunidades de nuestro país.

    A fines del siglo XIX en la prensa, en los partes militares y en el Congreso de la Nación se justificaron y reivindicaron las campañas militares al sur, financiadas por la Sociedad Rural Argentina, para ocupar las tierras del centro y sur de nuestro país. Las familias indígenas fueron enviadas a campos de concentración y repartidas, según su utilidad, en ejércitos, lugares de trabajo forzado y familias aristocráticas.

    Esos mismos discursos -al final del avance militar sobre la Patagonia- fueron replicados para realizar la segunda parte del proceso: el sometimiento de la población indígena en la región chaqueña. De vuelta el discurso de “indios maloneros”, de vuelta la reclusión en campos de concentración, de vuelta la separación forzada de familias, de vuelta las matanzas masivas de poblaciones originarios. Pero esta vez en el norte y hasta bien entrado el siglo XX.

    Las tierras privadas, el territorio indígena y el no reconocimiento del Estado de los derechos constitucionales es siempre la discusión de fondo. Y en esta discusión, en la que los medios no son ingenuos en la relación capitales privados/Estado versus comunidades indígenas, cayó como anillo al dedo en el marco de la necesidad de prórroga de la Ley 26.160 que propone la suspensión de los desalojos hasta tanto no se realice un relevamiento territorial. Esta es un Ley que molesta a los sectores privados ávidos de acceder a tierras indígenas.

    Pero nacionalizar el conflicto implica una arista más y de suma peligrosidad para los sujetos indígenas y que será agravada por el desamparo que se produciría al caerse esa ley: en la reciente sesión en la Cámara de Senadores, el jueves 7 de septiembre, la discusión no logró incluirse en la agenda del día.

    Más allá de que una senadora, Magdalena Odarda, y un senador, Fernando Solanas, intentaron discutir el tema “sobre tablas”, es decir, tras discutir lo incluido en la agenda, la votación fracasó ya que sólo once senadores sobre 55 presentes estaban a favor de hacerlo.

    Ninguno de los partidos con más representación votó en mayoría. Ninguno. A nadie le importó la necesidad y premura de discutir una ley que se caerá en noviembre. Se pospuso para fin de este mes. El Presidente del Senado, Federico Pinedo, terminó con tono irónico: “Listo, terminó este momento tan conmocionante de la sesión”.

    Formosa, violencia estatal

    Mientas tanto, la profundización en la criminalización de las demandas indígenas sólo puede traer peores noticias en provincias como Formosa donde gobierna hace más de veinte años el justicialista Gildo Insfrán, un absoluto negador de las reivindicaciones de las comunidades. La crítica situación actual solo puede empeorar.

    Agustín Santillán es wichí y está detenido hace cinco meses, desde el 14 de abril. Como es una constante en las prácticas policiales de la zona, el dirigente está detenido porque le van sumando pequeñas causas sin sustento jurídico.

    La verdadera causa es que Agustín es un referente wichí y que viene denunciando las persecuciones del gobierno formoseño y las pésimas condiciones de vida a la que están sometidos los wichí en esa provincia desde hace muchos años.

    Entonces, Santillán preso es una manera de disciplinar las protestas indígenas en la provincia.

    Junto a él se armaron causas para treinta mujeres y hombres de las comunidades wichí. Su esposa, Gabriela Torres, cuando fue a visitarlo también quedó detenida y luego de unos días liberada.

    El silencio mediático es absoluto. El foco de los discursos públicos no se posa sobre Formosa y la posibilidad de represión actúa por detrás de un telón que no parece correrse nunca.

    Ser indígena en Formosa es peligroso.
    Agustín Santillán podría desaparecer sin que casi nadie se entere fronteras afueras de la provincia. Organizaciones de Derechos Humanos viajaron hace poco para acompañar la situación pero el caso no logra trascender el Río Bermejo.

    Mientras tanto, Marcelindo Olaire, nieto del dirigente qom Félix Díaz, se encuentra desaparecido desde noviembre de 2016. Se lo llevaron de un hospital. Félix está seguro la desaparición tiene relación con la persecución política que el gobernador Insfrán ejerce sobre él desde la represión en la comunidad de La Primavera, Potae Napocna Navogoh, y los posteriores acampes en la Avenida 9 de Julio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Nadie pregunta por Marcelino. Nadie lo busca más allá de su familia, su comunidad y un puñado de organizaciones. En La Primavera, en 2010, también hubo un muerto. Roberto López, qom, asesinado por la misma Gendarmería Nacional.

    En Pampa del Veinte, una comunidad wichí a pocos kilómetros de Las Lomitas, hay un juez que adquirió un título de propiedad falso durante la última dictadura militar y amenaza con desalojar desde hace varios años a las familias que allí viven. Son notificaciones amenazantes y constantes. Los wichí que ahí viven es porque hace 80 años fueron llevados por el propio Estado Nacional a vivir en una reducción para indígenas bajo el control de la Gendarmería. La reducción Francisco Muñiz.

    En Oñedié y Penqolé a pocos kilómetros de allí y tierras vecinas a las de la Gendarmería Nacional, hay peligro de desalojo de dos comunidades pilagá. Los testimonios de las mujeres y hombres cuentan de rondas nocturnas y amenazas constantes de los gendarmes.

    En ese lugar, las amenazas de la Gendarmería tienen otro tono.
    Otra profundidad. Otra historia.

    Justo ahí hace 70 años, en 1947 se llevó adelante una de las masacres más crueles e importantes del siglo XX en nuestro país: La masacre de Rincón Bomba. La Gendarmería Nacional asesinó, violó, persiguió e incineró en fosas comunes a los pilagá que estaban reunidos en un evento religioso.

    Hay un juicio que no avanza hace diez años y sobrevivientes que se mueren sin conocer la verdad. A los medios de comunicación casi no llega la historia. Como tampoco la de Pampa del 20, Oñeidé, Penqolé y la prisión de Agustín Santillán.

    Enemigo nacional

    Los discursos mediáticos y estatales que corrieron del foco desde hace más de cuarenta días para ocultar la responsabilidad de la Gendarmería Nacional en la desaparición de Santiago Maldonado encontraron en las comunidades indígenas un enemigo que les sirvió para justificar el proceso de criminalización de la protesta que ya se venía dando en los territorios.

    La invención de “mapuches terroristas” aliados a organizaciones guerrilleras de otros países es funcional a la justificación de la detención de Agustín Santillán en Formosa. Y a la vez, es la legitimación para avanzar sobre las tierras en posesión actual de las comunidades indígenas y que son pretendidas por sectores privados. Para eso hay que eliminar la Ley 26.160.

    La situación, para justificar la desaparición de Maldonado, es un cóctel explosivo que sólo puede terminar en la criminalización de más dirigentes indígenas, desalojos y represiones.

    Muy lejos de lo que hubiese pretendido una persona como Santiago.

    * Marcelo Musante
    El autor es sociólogo e integrante de la Red de Investigadores en Genocidio y Política Indígena en Argentina.

    http://www.laizquierdadiario.com/El-arte-de-correr-el-foco-criminalizando-a-la-poblacion-indigena

    Categorías: Noticias regionales

    10 CONSIDERACIONES SOBRE EL CASO DE SANTIAGO MALDONADO

    Lun, 18/09/2017 - 06:31

    Por Dante Augusto Palma

    Una desaparición forzada supone la intervención de fuerzas del Estado y no necesariamente un plan sistemático como el de la dictadura. Que exista una desaparición forzada es ya de por sí enormemente grave.

    Igualar una desaparición a secas con una desaparición forzada es fruto, o bien de la ignorancia, o bien de la mala fe, pues en el primer caso se trata de un asunto policial y, en el segundo, se trata de un asunto político. Que la funcionaria responsable no pueda identificar la diferencia es, de por sí, una buena razón para alarmarse y exigir que dé un paso al costado

    1-. Una desaparición forzada supone la intervención de fuerzas del Estado y no necesariamente un plan sistemático como el de la dictadura.

    Que exista una desaparición forzada es ya de por sí enormemente grave.

    No se necesita decir que es el desaparecido 30001 como para hacerlo más grave aún.

    Equiparar ansiosamente situaciones actuales con las de la dictadura, más que darle gravedad a un hecho presente, puede acabar relativizando la magnitud de lo que significa un genocidio

    2-. Igualar una desaparición a secas con una desaparición forzada es fruto, o bien de la ignorancia, o bien de la mala fe, pues en el primer caso se trata de un asunto policial y, en el segundo, se trata de un asunto político.

    Que la funcionaria responsable no pueda identificar la diferencia es, de por sí, una buena razón para alarmarse y exigir que dé un paso al costado

    3-. No hace falta decir que la víctima es un ángel.

    La violencia institucional debe repudiarse siempre independientemente de la calidad moral de las personas, esto es, independientemente de si es un ángel o un demonio.

    4-. Exigir la aparición con vida de Maldonado es un objetivo y un bien en sí mismo.

    Tal exigencia, entonces, no te compromete necesariamente con la reivindicación mapuche y menos aún con algunas de las acciones violentas de grupos minoritarios

    5-. Que el pedido de aparición con vida de Maldonado se haya transformado en una bandera del kirchnerismo y la izquierda no lo transforma en una bandera partidaria o facciosa.


    6-. Que el pedido de aparición con vida de Maldonado sea una reivindicación no facciosa supone repudiar esta suerte de contabilidad de muertos/desaparecidos que pertenecerían a cada uno de los bandos.

    No aceptes, entonces, que, en una discusión, se hable de Julio López, Arruga y/o Nisman, o, en todo caso, pedí que se esclarezcan las razones de sus muertes independientemente de qué intereses pudieran verse afectados.

    7-.Ser de derecha no te obliga a defender al gobierno ni a la gendarmería.

    Ser antikirchnerista tampoco.

    Ni el gobierno ni la gendarmería suelen pedir tanto ni a los ciudadanos que como idiotas útiles salen en su defensa ni a los periodistas que por convicción, estupidez o venalidad pretenden confundirlo todo.

    8-.  Tu odio al kichnerismo no merece que te tomen el pelo.

    Por ello, si un periodista, antes de investigar la desaparición forzada de  Maldonado, te habla de unos supuestos terroristas mapuches que mantienen reuniones cotidianas con La Cámpora y la Universidad de las Madres, además de recibir apoyo logístico y financiamiento de parte de las FARC colombianas y de extremistas kurdos, demostrale que no sos un imbécil.

    Explicale que podés estar en contra del kirchnerismo y no creer semejantes estupideces solo comparables con el comando venezolano iraní con adiestramiento en Cuba que, según otro periodista del mismo Grupo, habría estado implicado en la muerte de Nisman.

    Si tras esa aclaración el periodista embiste nuevamente y te dice que la reivindicación por territorios ancestrales es similar a la reivindicación que realiza ISIS, reíte y, si vas a seguir consumiéndolo como periodista, hacelo irónicamente

    9-. Si la gravedad de los hechos y la presión social logra instalar el tema en agenda y unas horas después estás discutiendo sobre la conveniencia de hablar del caso en las escuelas, el supuesto regreso de la violencia política y las más disparatadas hipótesis, habrás comprobado que los medios no determinan qué vas a decir pero sí influyen en el tema sobre el que crees que es necesario opinar


    10-. Es inverosímil, o a lo sumo prematuro, afirmar que Macri o P. Bullrich hayan creado un plan para desaparecer a Maldonado.

    No obstante son responsables en dos sentidos, uno más directo y legal, en tanto responsables del gobierno y la seguridad, y otro más indirecto y cultural en tanto responsables de un clima de época en el que las fuerzas represivas sienten tener vía libre para actuar.

    http://nacionalypopular.com/2017/09/04/10-consideraciones-sobre-el-caso-de-santiago-maldonado/

    Categorías: Noticias regionales

    DESDE VENEZUELA ESTAMOS DISPARANDO UN PODEROSO MISIL CONTRA EL SISTEMA FINANCIERO DEL IMPERIO

    Sáb, 16/09/2017 - 20:45

    Por Carlos E. Lippo

     

    El pasado 15 de agosto se cumplieron 46 años de la fecha en la cual aquel presidente gringo felón de nombre Richard Nixon señalase, en un discurso pronunciado en cadena nacional de televisión, que había ordenado suspender “temporalmente” la convertibilidad del dólar en oro u otros activos de reserva (1).

    Como se recordará este personajillo que es el mismo que se vio obligado a dimitir poco antes de la mitad de su segundo período para evitar un juicio político que a todas luces le resultaría adverso, era conocido desde los tiempos de su campaña electoral para el senado, con el despectivo y descriptivo apodo de “Tricky Dick”, que podría traducirse, de una manera muy libre, como “Richarcito el tramposo”.

    Difícil es saber si Nixon realmente creía en el carácter temporal que dijo que tendría la medida, pero sobre lo que no puede existir duda alguna es que estaba mintiendo impúdicamente al decir que la causa que la había motivado era un supuesto ataque especulativo del que estaba siendo objeto ese signo monetario, ya que como presidente tenía que saber que la razón para estar violando los acuerdos de Breton Woods, firmados en 1944, que establecían que por cada 35 dólares emitidos los EE.UU. tenían que tener 1 onza de oro como respaldo, era que las bóvedas de  Fort Knox estaban a niveles más que críticos en virtud de los enormes gastos generados por las fallidas guerras de Corea (1950-53) y de Vietnam, esta última devenida en una aplastante derrota militar, política, económica, social, ética y moral para el imperio, que habiendo sido iniciada en 1955 estuvo vigente hasta 1975.

    No obstante, no le faltaba razón a Nixon cuando decía en apoyo de la decisión, de manera muy petulante, que: “La fuerza de la moneda de una nación se basa en la fortaleza de la economía de ese país y la economía de Estados Unidos es de lejos la más fuerte en el mundo”. Hoy, a 46 años de distancia, podemos decir que era la más fuerte, ya que a partir de este año sin duda alguna será superada por la de esa gran nación que es la República Popular China.

    Ahora bien, no contentos con continuar teniendo la moneda de reserva mundial, sin tener que respaldarla con oro físico en sus bóvedas, Nixon y Henry Kissinger, el mismo dúo terrible que no tuvo el más mínimo empacho en destruir la economía de Chile antes de derrocar a Allende en 1973,  lograron firmar un tratado con Arabia Saudita, a cambio de venderle armas y protección militar contra sus vecinos, según el cual este país que era, como aún sigue siendo, el mayor exportador de petróleo del mundo sólo vendería su petróleo en dólares. Posteriormente en 1975, por razones de desconfianza hacia los otros miembros, todos las naciones integrantes de la organización de países exportadores de petróleo (OPEP), de la cual formamos parte en calidad de miembro fundador, que a la sazón contaban con más del 81% de las reservas mundiales de petróleo, decidieron suscribir el mismo pacto, con lo que quedó conformado el sistema petrodólar (2). Sistema absurdo y aberrante que fuerza a todos los países del planeta a vender y comprar todo su petróleo en dólares, creando una demanda internacional artificial por el dinero de los Estado Unidos.

    Lo anterior significa que el valor del dólar es básicamente artificial pues no está basado en una materia prima, como el oro, sino en su propia demanda. De manera que el sistema del petrodólar es la única razón por la que el dólar aún tiene valor como dinero y también es la única razón que mantiene al dólar como la moneda de reserva mundial y como la más usada en las transacciones internacionales, hecho incontrovertible, puesto que durante el año 2016 y según cifras del Banco de Pagos Internacionales (BPI), estuvo presente en casi el 44 % de las transacciones, muy por encima del euro que registró casi un 16 % de participación y bastante lejos del yuan, que ocupando el octavo puesto a nivel mundial, sólo tuvo participación en un 2 % de las transacciones (3).

    Resulta evidente que un sistema tan inicuo, que otorga a los Estados Unidos tan exorbitantes privilegios sólo ha podido haber perdurado durante tanto tiempo, gracias a su monumental caradurismo, que le permite exigir a otros el cumplimiento de obligaciones y tratados que ellos mismos no cumplen y al chantaje y las amenazas que ejercen sobre buena parte de las naciones del paneta con base en su extraordinaria capacidad militar.

    Para entrar en materia después de esta larga introducción considero necesario comenzar diciendo que es prevalido de este inmenso poder financiero así como de su poder militar con el cual el mismo Trump nos ha amenazado de manera explícita, que el gobierno del imperio en cabeza de su presidente, empeñado como está en acabar con la revolución bolivariana para poder ponerle la mano a nuestros ingentes recursos naturales, ha emitido el pasado 25 de agosto una orden ejecutiva (4) contentiva de una serie de sanciones de carácter financiero que en opinión de Peter Koening (5), economista y analista geopolítico de origen estadounidense, ex funcionario del Banco Mundial, son las más amplias sanciones económicas de la historia, son representativas de una guerra financiera directa que prácticamente paralizaría a Venezuela y constituyen además un crimen de guerra, ya que ponen en peligro y amenazan las vidas del pueblo venezolano.

    Aunque de una manera general y ambigua las sanciones aprobadas sólo pretenden bloquear el acceso del estado venezolano y la empresa estatal PDVSA a nuevas fuentes de financiamiento en dólares; bloquear todas las operaciones con dos títulos valores (bonos) emitidos legalmente por PDVSA; e impedir la percepción de los dividendos resultantes de las operaciones de su filial CITGO en territorio estadounidense, en la práctica se trata, con arreglo al sistema monetario occidental que hemos descrito al comienzo del artículo, de excluir a Venezuela de toda transacción financiera internacional así como de un bloqueo  bancario total contra PDVSA, imposibilitando las transacciones directas de hidrocarburos.

    Nos atrevemos a decir sin temor de equivocarnos que si el gobierno del imperio no ha aprobado aún la prohibición de que sus empresas refinadoras adquieran crudos de PDVSA es porque la sustitución de los mismos por otros similares de distinta procedencia elevaría considerablemente el precio de los combustibles en sus respectivas zonas de influencia y porque un cambio de los patrones de refinación para adaptarlas a otros tipos de crudos llevaría tiempo a la vez que también incrementaría los precios a nivel de consumidor, cosa que la han hecho saber a Trump los directivos de tales empresas.

    El hecho anterior es reconocido explícita y vergonzantemente por el gobierno imperial en aquella parte del texto de la malhadada orden ejecutiva que señala textualmente que: “… para mitigar el daño al pueblo estadounidense y venezolano, el Departamento del Tesoro está emitiendo licencias generales que permiten transacciones que de otro modo estarían prohibidas por la Orden Ejecutiva…”, porque ¿Qué carajos podría importarle el pueblo venezolano al gobierno del imperio?

    A juicio nuestro debe haberle causado una gran sorpresa al gobierno imperial el que el gobierno revolucionario no haya salido corriendo a pedirle perdón y a lamerle las botas, a partir de las sanciones. Se siguen equivocando porque no nos conocen ni hacen el más mínimo intento por conocernos.

    Sin dejar de reconocer el enorme impacto adverso que tales sanciones habrán de generar sobre nuestra economía, nuestro gobierno decretó el pasado día 7 un conjunto de medidas de carácter económico-financiero entre las cuales destaca la salida del sistema petrodólar; en palabras del propio presidente Maduro: “Venezuela va a implementar un nuevo sistema de pago internacional y va crear una canasta de monedas para liberarnos del dólar y con las monedas de libre convertimiento como el yuan (moneda de China), el euro, el yen (moneda de Japón), la rupia (moneda de India) y las monedas internacionales para liberar de las garras del dólar como moneda opresora” (6); complementando luego el planteamiento con las siguientes palabras: “… tenemos que traer un nuevo sistema de pagos internacional, eso es inmediato, una orden, que ya se empiece a implementar a todo nivel. Estamos en otro mundo y estoy seguro que esta decisión que he tomado abrirá los caminos de un nuevo sistema monetario y financiero internacional que nos libere del chantaje del dólar”. ¡Este es el poderoso misil al que alude el título de estas notas!

    En clara demostración de que la Venezuela revolucionaria no está sola en el mundo, al día siguiente de haber decretado las medidas recibimos contundentes manifestaciones de apoyo de nuestros aliados más poderosos: la Federación de Rusia y la República Popular de China.

    En efecto, Rusia se ha ofrecido a ayudarnos a refinanciar nuestra deuda pública contraída en dólares, como puede apreciarse de unas declaraciones ofrecidas a la agencia EFE por su ministro de finanzas, Antón Siluánov (7), cuyo contenido central reproducimos a continuación: “Los colegas de Venezuela solicitaron la reestructuración. Estamos trabajando en este asunto tanto en el marco del Club de París como mediante contactos bilaterales. Estoy seguro de que llegaremos a una decisión satisfactoria para ambas partes con Venezuela”.

    Sumamente auspiciosa para nuestra decisión de salirnos del sistema petrodólar resulta el hecho de que China ha divulgado días más tarde que se prepara para acordar un contrato de futuros de crudo denominado en yuanes y convertible en oro de manera inmediata en el mercado de Shanghái (8), toda una auténtica bomba termonuclear que ha hecho preguntarse a dos agudos analistas económicos de la talla de Max Keiser y Stacy Herbert, sí ¿Será este el último clavo en el ataúd del dólar?

    En Venezuela todos los revolucionarios tenemos plena conciencia del inmenso riesgo que estamos corriendo al haber disparado este misil, pues todavía están presentes los escenarios de completa destrucción generados por el imperio en Irak y Libia ante los solos anuncios de sus valientes líderes, Sadam Hussein y Mohamad Gadaffi, de que pretenderían liberar a sus naciones de la tiranía internacional del dólar. Lo que ocurre es que en nuestra patria en verdad hemos decidido ser libres.

    Para finalizar debo decir que mientras tanto disfrutamos de la inmensa dicha de tener ya casi una semana sin escuchar las estridentes amenazas y declaraciones injerencistas de los funcionarios del gobierno gringo, sumamente locuaces y petulantes cuando de atacar a Venezuela se trata; sin embargo, estamos plenamente conscientes de que no podemos bajar la guardia ni por un instante, puesto que es evidente que después de este silencio habrá de venir la más fuerte tempestad.

    ¡Hasta la Victoria Siempre!

    ¡Patria o muerte!

    ¡Venceremos!

    (1)    https://www.oroyfinanzas.com/2011/08/hace-40-anos-se-suspendio-la-convertibilidad-dolar-oro/

    (2)    
    https://plumasilvestre.wordpress.com/2016/06/16/la-politica-del-petrodolar/

    (3)    
    https://es.statista.com/estadisticas/607496/divisas-mas-utilizadas-en-transacciones-a-nivel-mundial/

    (4)    
    http://albaciudad.org/2017/08/trump-impone-nuevas-sanciones-contra-venezuela/

    (5)    
    http://www.ensartaos.com.ve/internacional/carta-abierta-al-presidente-maduro-la-realidad-del-bloqueo-de-trump/

    (6)    
    http://vtv.gob.ve/venezuela–implementara-nuevo-sistema-de-pago-internacional-con-monedas-de-libre-conversion/

    (7)    
    http://www.ensartaos.com.ve/internacional/no-podian–fallarnos-estos-aliados-rusia–negocia-la-reestructuracion–de-la-deuda-de-venezuela/

    (8)    
    http://www.ensartaos.com.ve/general/cuan-oportuna-ha-resultado-nuestra-decision-de-prescindir-del-dolar-como-medio-de-pago-petrodolar–descanse-en-paz/



    celippor@gmail.com

    Categorías: Noticias regionales

    EL CISNE NEGRO

    Sáb, 16/09/2017 - 20:44

    Por Ricardo Ragendorfer

    La conquista del desierto de Pablo Noceti: la historia de la cruzada anti mapuche del número 2 de Patricia Bullrich que derivó, un año después, en la desaparición de Santiago Maldonado.

    A comienzos del año la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, hizo pública su voluntad de aplicar el postergado “protocolo antipiquetes”; tanto es así que no le tembló la voz al advertir: “Cuando actuemos será mejor que nadie caiga en la paranoia argentina. Actuar con decisión puede tener consecuencias pero esas consecuencias no significan que vaya a haber un muerto”. Sabias palabras.


    ¿Por qué confiaba Macri en esa mujer menos inteligente que ambiciosa?
    Si algo enseña la historia reciente es la inexorable fisura de la gobernabilidad en casos extremos de sangre política. Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde le hubiesen podido contar sus experiencias al respecto. Ahora los resultados ya están a la vista.

    Desde que estalló el caso de Santiago Maldonado la respuesta oficial –a cargo de la señora Bullrich con las bendiciones sucesivas de Claudio Avruj, Germán Garavano, Marcos Peña Braun y el propio Mauricio Macri– tuvo tres ejes: la defensa a ultranza de la Gendarmería, la instalación de rumores falsos en escala mayorista y la obstinada negativa a considerar lo ocurrido como una desaparición forzada.

     

    ¿Quién hubiese imaginado que los dichos en sede judicial de un testigo mapuche de 18 años llevarían tal estrategia al precipicio? Semejante tropiezo, junto al ruidoso desplome de la hipótesis del puestero que habría apuñalado al joven artesano antes del ataque represivo en la Lof de Cushamen, comandado por el funcionario civil Pablo Noceti, lanzaron al Poder Ejecutivo hacia un retroceso en chancletas. Y con una primera parada en la teoría del gendarme solitario que se “excedió” en el ejercicio de la paliza para así correr del universo de los culpables a ese sinuoso abogado de genocidas y apologista de la última dictadura. Lo cierto es que este asunto se ha convertido en el Cisne Negro del gobierno macrista. Bien vale entonces su exploración retrospectiva.


    El abanderado de la flagrancia

    El 24 de marzo de 1976 Noceti tenía 10 años de edad. Y como su vida privada es prácticamente desconocida, se ignora si su fervor por el régimen iniciado ese día le vino de familia o fue fruto de alguna disfunción del pensamiento. Quienes lo han cruzado en los pasillos tribunalicios dicen que aquel individuo parco y taciturno se cree protagonista de una gesta civilizatoria. Cabe destacar que tal ensoñación en estas épocas se plasma a través de un motivo sostenido por él con notable empeño: la amenaza indigenista. Algo que Bullrich adoptó como propio y que además le fue de suma utilidad al gobernador chubutense Mario Das Neves en el marco del litigio por tierras de la comunidad mapuche con el Grupo Benetton.

    Ya el 30 de agosto del año pasado el Ministerio de Seguridad elaboró un informe de gestión con el siguiente andamiaje argumental: los reclamos de los pueblos originarios no constituyen un derecho garantizado por la Constitución sino un delito federal porque “se proponen imponer sus ideas por la fuerza con actos que incluyen la usurpación de tierras, incendios, daños y amenazas”. Una dinámica cuasi subversiva, puesto que –siempre según ese documento– “afecta servicios estratégicos de los recursos del Estado, especialmente en las zonas petroleras y gasíferas”.

    Ahora se sabe que ese paper es fruto del puño y la letra de Noceti, quien 20 días antes había sido detectado en Esquel por la Asociación de Abogados de Derecho Indígena (AADI). Tal revelación provocó su segundo traspié: ser sorprendido por un reportero gráfico del medio Noticias de Esquel durante el juicio por la extradición a Chile del jefe mapuche Facundo Jones Huala al cual el funcionario asistía de incógnito. Su foto fue publicada esa misma tarde.

    Entonces le fue imposible eludir una entrevista con Radio Nacional de aquella ciudad en la que reveló sus intenciones; a saber: “Evaluar la comisión de un delito federal, porque aquí hay un grupo que pretende atemorizar a la gente con el método de la violencia”. Fue el inicio de la estigmatización del movimiento Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Ya en ese instante él se jactó de poder encarcelar a sus integrantes sin orden de un juez, en base a una interpretación algo antojadiza del artículo 213 bis del Código Procesal referido a situaciones de flagrancia que ponen en riesgo la seguridad interna de la nación.

    A partir de aquel día en Esquel, El Bolsón y otras localidades aledañas comenzaron a circular caras extrañas; personal encubierto de Gendarmería y la Policía Federal, junto con agentes de la AFI. Sin mucho disimulo todos ellos espiaban a la población, algo prohibido por la ley de inteligencia Nº 25.520. En medio de esa tensa calma transcurrieron los siguientes cuatro meses.


    El funcionario estrella de Bullrich había activado una bomba de tiempo.

    Ya al finalizar la primavera de 2016 Noceti organizaba una suerte de homenaje a la Campaña del Desierto. A tal fin se mantenía en contacto con el gobernador Das Neves, el juez federal de Esquel, Guido Otranto y su par en la justicia ordinaria, José Colabelli.

    Cuatro semanas después Noceti viajó otra vez a esa ciudad chubutense.

    El evento se efectuó en la localidad de Cushamen entre el 10 y 11 de enero del corriente año, auspiciado por las máximas autoridades de la provincia con el apoyo del Ministerio de Seguridad de la Nación. Su cronograma ofreció tres espectáculos de categoría: el martes a la mañana, apaleamiento de “indígenas” –incluidos niños y mujeres– por 200 gendarmes en un tramo de las vías del tren La Trochita; el martes a la tarde, saqueo de los animales de la comunidad mapuche y cacería de “indígenas” por patotas de la policía local; miércoles a la madrugada, prácticas de tiro al blanco –con postas de goma y plomo– sobre objetivos “indígenas”, también a cargo de aquella fuerza policial. El saldo de ambas jornadas fue fructífero: 11 detenidos y 15 heridos; dos, de gravedad. En la clausura de la celebración el gobernador Mario Das Neves se lució con una rima: “Entre los mapuches hay violentos que no respetan las leyes, la Patria y la bandera, y que agreden a cualquiera”.

    Aquellas fueron sus exactas palabras. Una frase por cuya terrorífica simpleza se desliza un auténtico progrom en clave telúrica.

    Noceti volvió a Buenos Aires, dejando atrás una agria disputa entre Das Neves y Otranto por las repercusiones negativas del asunto a nivel nacional.


    “¡Fue el juez quien armó todos este lío! Fue él quien ordenó reprimir”
    , proclamaba el gobernador ante todo micrófono que tuviera a tiro.

    Entre ambos había un encono preexistente originado por la nulidad del proceso de extradición contra Facundo Jones Huala decretada por Otranto al probarse que el único testigo había aportado datos bajo tortura. Entonces Das Neves lo denunció en el Consejo de la Magistratura.

    Pero Otranto argumentó que su orden a la Gendarmería solo se limitaba a “remover y secuestrar los obstáculos materiales que se encuentren colocados sobre las vías del tren y que ello no contemplaba arrestos”, apuntando –sin nombrar a nadie– hacia el enviado del Poder Ejecutivo nacional.

    Mientras tanto, en Buenos Aires reinaba un clima apaciguado. “Quedate tranquila; este es un tema de Mario”, susurró Mauricio Macri a la oreja de la ministra de Seguridad. El tal Mario, claro, no era otro que Das Neves.

    Esas palabras fueron dichas en el Salón Blanco de la Casa Rosada poco antes de que el Presidente les tomara juramento a los nuevos ministros Nicolás Dujovne y Luis Caputo.

    Y muy tranquila –como bien quería Mauricio– “Pato” aplaudía a rabiar los chascarrillos futbolísticos vertidos por él durante la ceremonia.

    A su lado, con expresión imperturbable, ya estaba Noceti.

    El siguiente capítulo de esta historia comenzó a palpitar durante la visita oficial de Macri a su par chilena, Michelle Bachelet. Era el martes 27 de junio cuando el mandatario argentino ingresó al Palacio de la Moneda. Allí mantuvo una reunión privada con la anfitriona, de quien se despidió pasadas las tres de la tarde. Después trascendió que entre otros asuntos ambos hablaron sobre la situación de Facundo Jones Huala, requerido por la justicia trasandina por su presunta autoría en el incendio de una propiedad rural. También se supo que Macri prometió hacer lo posible por dar curso favorable a su extradición.

    Ese mismo día el líder mapuche fue detenido por la Gendarmería en la ruta 40 y encerrado en la cárcel federal de Bariloche. No había ninguna orden de arresto en su contra. El hecho de que su captura haya sucedido en ese sitio indica que lo venían siguiendo. El responsable de dicha tarea de inteligencia ilegal fue nada menos que Noceti, quien hasta se dio dique por ello.

     

    El asunto causó una nueva escalada de fricciones entre los mapuches y los uniformados. Y en la mañana del 31 de julio Noceti convocó en Bariloche a los secretarios de Seguridad de Río Negro y Chubut, a los jefes policiales de ambas provincias junto a los de todas las fuerzas federales destinadas en la región, incluidos los comandantes de los escuadrones de la Gendarmería con asiento en Esquel y El Bolsón. El temario fue “confidencial”.

     

    Esa noche un grupo de mapuches reclamó ante la fiscalía federal de esa ciudad la liberación de Jones Huala. Por toda respuesta hubo una andanada de balas de goma sobre los manifestantes. Varios resultaron heridos y se hicieron nueve detenciones.

     

    Recién el 2 de agosto Noceti blanqueó –en diálogo con Radio Nacional Esquel y FM Sol– lo decidido durante el cónclave de Bariloche: “Comenzar a tomar intervención y detener a todos y a cada uno de los miembros de la RAM que causen delitos en la vía pública y en flagrancia”. Otra vez se jactó de que para eso no necesitaba la intervención de un juez. Y casi en clave de lapsus supo reconocer el espionaje sobre aquella organización al afirmar: “Sabemos quiénes son; los tenemos identificados y estamos investigando sus fuentes de financiación”. Por último, ya con un extraño brillo en los ojos, implicó en sus acciones al premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, a “gente vinculada al gobierno anterior” y también al “extremismo kurdo”.

    ¿Acaso en ese momento fue consciente de que 24 horas antes su bomba había explotado en mil pedazos?


    El arrullo de la impunidad

    En la mañana del 1º de agosto partió un automóvil de la Lof de Cushamen en dirección al sur. Entre sus tres ocupantes estaba Soraya Malcoño, la vocera de la comunidad mapuche. Ellos pretendían difundir en Esquel la inminencia de la intrusión de la Gendarmería en dicho territorio. No pudo ser; el vehículo fue obligado a frenar por un retén de aquella fuerza en la ruta 40, a la altura de la entrada a la estancia Benetton. Esas personas permanecieron “demoradas” hasta la caída de la noche. Eso las convirtió en espectadoras privilegiadas de la retaguardia del operativo.

     

    A primera hora de aquel martes Noceti había dejado Bariloche a bordo de una camioneta blanca con una tira de lucecitas led en la trompa. Cerca de las 11:30 se detuvo ante la tranquera amarilla de la Lof al ocurrir el virulento ingreso de los uniformados. Y quedó allí sin su conductor hasta casi una hora después. Aquel lapso coincidió con la captura de Santiago.

    Alrededor de las 13:00 se lo vio llegar a Noceti al lugar donde estaba Soraya y sus acompañantes. Tras saludar a los gendarmes, se acercó a ellos, y soltó: “Soy el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad”.


    –Entonces
    –dijo Soraya– usted me puede decir por qué nos tienen acá.

    Noceti ensayó una sonrisa sobradora antes de contestar:

     

    –Mirá, si queremos, te podemos tener seis horas acá.

    Dicho esto, volvió a la camioneta para arrancar hacia Esquel.


    Ahora se sabe que allí tuvo una tensa reunión con el juez federal Guido Otranto.
    Según una fuente próxima al juzgado, se dio entre ellos el siguiente diálogo:


    –Le adelanto que Gendarmería actuó sin orden judicial
    –informó Noceti– porque, usted sabe, con la figura de flagrancia nos basta.


    –Vea
    –contestó Otranto–, con eso usted puede despejar la ruta. Pero no entrar al territorio mapuche. Para eso necesitaba una orden mía…

    Noceti insistió con su idea sobre la autonomía de las fuerzas. Y remató:


    –De todos modos, el operativo ya está hecho.

    Dicen que por toda reacción, Otranto se quedó en el molde.

    Ya eran casi las 17:00 cuando Soraya volvió a verlo pasar, esta vez en dirección al norte. Nuevamente bajó para conversar con los gendarmes.

    El tipo lucía traje gris y sobretodo oscuro. Con tal vestimenta en medio del paisaje cordillerano su silueta pasaba tan desapercibida como una tarántula en un plato lleno de leche. Así fue fotografiado a hurtadillas por un reportero gráfico. Esa imagen contribuiría al vidrioso presente que ahora lo envuelve. Una situación que se expande como una mancha venenosa.

    Había caído en el engañoso arrullo de la impunidad. Un beneficio que ya se le había vuelto en contra al bravuconear a Soraya al regresar de la Lof de Cushamen. En ese preciso instante quedó bajo sospecha por su presunto rol en la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Pero no contento con ello, sus declaraciones radiales del día siguiente enturbiaron aún más su nombre.

     

    Sin embargo ahora, a más de cinco semanas de aquello, trascendió que Otranto –amparado en el secreto de sumario– no dudó en negarse a cruzar las comunicaciones telefónicas de Noceti con los oficiales de los escuadrones de la Gendarmería en la región. La excusa esgrimida: “Al doctor no se lo vincula con la investigación”. ¿Acaso temía que ese entrecruzamiento pudiese detectar llamadas entre ese funcionario y su propia línea antes, durante y después de que Santiago fue visto por última vez?

    El magistrado también se abrazó a la “presunción de inocencia” durante la tarde del domingo 10 de septiembre, luego de reunirse con Gerardo Milman y otro funcionario del Ministerio de Seguridad. Fue en la puerta del juzgado a su cargo al atender por primera vez a la prensa. “Creo que Noceti no dirigió el operativo”, fueron sus exactas palabras.

    Pero el alivio del polémico jefe de gabinete ministerial –al igual que su cargo– no será eterno: la desaparición forzada es un delito imprescriptible.

    Mientras tanto, una pregunta: ¿rige actualmente en este país el estado de Derecho?

    ​http://revistazoom.com.ar/el-cisne-negro/​

     

    Categorías: Noticias regionales

    UN PLAN SISTEMÁTICO PARA DESAPARECER A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

    Sáb, 16/09/2017 - 20:42

    Por Darío Aranda

    Desalojos y represión como política de Estado contra los pueblos originarios. La disputa por los territorios y el extractivismo. Senadores cierran filas contra pueblos indígenas y dejan caer una ley clave.

    Violencia contra indígenas en Misiones. Amenazas de muerte en comunidades de Jujuy. Presiones a guaraníes en Corrientes. Represión a mapuches en la Patagonia. Es el contexto de la situación de los pueblos originarios de Argentina, con un agravante: oficialismo y oposición coinciden en dejar caer una ley clave (26.160) que frena los desalojos indígenas.

    “Pareciera que la Campaña del Desierto continúa con otros rostros, pero con los mismos objetivos; las crías del general Roca continúan marginando, persiguiendo, matando y robando los territorios a los pueblos indígenas
    ”, denunció Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz.

    Facundo Jones Huala
    (mapuche de Chubut) y Agustín Santillán (wichí de Formosa) continúan presos de forma arbitraria.

    Casos testigos

    La comunidad Chapa’í, de la localidad misionera de San Ignacio, sufre desde el 28 de julio la avanzada conjunta del Municipio y de privados, que pretenden quedarse con su territorio. Con topadoras arrasaron su monte nativo y viviendas.

    “Estoy muy preocupada por la comunidad. Estoy destrozada. Estuvieron trabajando gente de la Municipalidad. Abrieron caminos y echaron árboles nativos, nuestra medicina natural. Derribaron árboles frutales. Nos dolió a todos porque los chicos vieron cómo tiraban árboles de naranja, limones, palta y otras plantas que todos los años nos daban frutos”,
    denunció Itatí Brizuela, integrante de la comunidad Chapa’í, que explicó que detrás del despojo están las inmobiliarias de la zona.

    De las 180 hectáreas que reivindica la comunidad, la Municipalidad planea dejarle sólo trece. A cambio les promete servicios esenciales: agua potable, energía eléctrica y viviendas.

    La comunidad lo denunció y frenó la avanzada. Pero el 6 de septiembre retornó la violencia. La periodista Alicia Rivas alertó: “Continúa el avasallamiento del territorio de la comunidad de Chapa’í. Esta mañana volvieron a quemar las raíces de los árboles, prendieron gomas para volver más cruel el atropello, motosierras y cubiertas encendidas a plena luz del día, pegadito a las casas de las familias. Impotencia por un lado, pura impunidad por el otro”.

    En Jujuy, la organización de Pueblo Indígenas del NOA (Opinoa), denunció el intento de asesinato del cacique del pueblo ocloya Néstor Jerez, de la comunidad Tilquiza (a veinte kilómetros de San Salvador de Jujuy). Acusaron a los privados Ariel Amaranto y Daniel Verzini de intentar atropellar a Jerez y luego dispararle con un revólver. “Te vamos hacer desaparecer como a (Santiago) Maldonado”, alertó la organización Opinoa que amenazaron al cacique.

    “Lamentablemente estas situaciones se agravaron en el último año y medio, donde el Poder Judicial se tornó muy intransigente con los indígenas y no así con los usurpadores y terratenientes. Intentan instalar que la defensa de los territorios ancestrales tiene relación con el terrorismo; esto suena como un plan sistemático de desgaste de la causa de los pueblos originarios”, advirtieron las comunidades indígenas nucleadas en Opinoa.

    En Corrientes, la comunidad guaraní Jahaveré enfrenta desde hace años un conflicto territorial con la estancia San Eugenio (de Kristine McDavitt, viuda del fallecido millonario Douglas Tompkins) que mantiene desde hace diez años un terraplén ilegal (incluso con sentencia judicial de demolición desde 2007) que perjudica a las familias campesinas e indígenas.

    En julio pasado hubo inundaciones en la región y el terraplén agravó la situación. La comunidad guaraní trasladó sus animales a zonas altas y se reavivó el conflicto. También cuestionan el rol de la Fundación Conservation Land Trust (de McDavitt–Tompkins), que donó 150 mil hectáreas para la creación del Parque Nacional Iberá, pero con comunidades dentro.

    “Hay un choque de dos visiones sobre qué es el territorio y la propiedad. Una responde a los intereses de una fundación norteamericana que quiere conservar paisajes sin gente. Y la otra a los últimos gauchos correntinos, verdaderos guaraníes del estero, que sólo quieren vivir en paz”,
    explicó Emilio Spataro, de la organización ecologista Guardianes del Iberá.

    Las distintas comunidades de la Confederación Mapuche de Neuquén denuncian desde hace años el accionar de las petroleras, tanto por la contaminación como por la violación de derechos indígenas. Con el pacto Chevron–YPF (2013) en la formación Vaca Muerta se redobló la presión sobre los territorios. Las comunidades mapuches exigen que se cumpla el derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado (vigente en leyes nacionales). Han bloqueado caminos, mantenido diálogo con el gobierno provincial (sin resultados positivos) y denunciaron la intromisión de Gendarmería Nacional en junio pasado, que avanzó sobre los mapuches para que YPF realice nuevos pozos petroleros.

    La última avanzada sobre los mapuches fue desde el Poder Judicial. El juez de Neuquén Lucas Yancarelli hizo lugar al pedido del fiscal Marcelo Silva y solicitó la captura de seis integrante de la comunidad Campo Maripe. Los consideró en “rebeldía” por no asistir a una audiencia donde se los acusa de haber “usurpado” el territorio donde siempre vivieron.

    “Desde que se firmó el pacto Chevron–YPF, hay más de 50 mapuches procesados en Neuquén por defender el territorio”,
    afirmó Lefxaru Nawel, de la Confederación Mapuche.

    Dos casos testigos de la criminalización indígena se dan en Formosa y Chubut. Agustín Santillán, referente wichí de Ingeniero Juárez, está detenido desde hace cinco meses por reclamar tierra, agua, salud y educación en la provincia gobernada por Gildo Insfrán. “Es un preso político”, resumió Pablo Pimentel, de la APDH La Matanza, que visitó a Santillán en la cárcel.

    Y Facundo Jones Huala, lonko de la comunidad Pu Lof en Resistencia, está preso desde el 28 de junio.


    Situación nacional

    Amnistía Internacional Argentina presentó en 2015 un mapa de conflictos de comunidad indígenas (territorioindigena.com.ar). Contabilizó un piso de 183 casos. “Da cuenta de la situación de violencia y exclusión que viven los pueblos indígenas. Las comunidades exigen el cumplimiento de sus derechos frente a gobiernos (municipales, provinciales, nacional), empresas (agropecuarias, mineras, petroleras, de turismo, entre otras), y ante jueces y fiscales del Poder Judicial que desoyen las normativas vigentes”, resaltó Amnistía.

    Realizado de forma colaborativa junto a la Asociación de Abogados de Derechos Indígena (AADI), la Asociación Abogados del Noroeste Argentino en Derechos Humanos (Andhes), la Defensoría del Pueblo de la Nación, el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa), el Grupo Acceso Jurídico a la Tierra (Gajat) y el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), es de actualización permanente y ya llegó a 250 casos en 2017.

    “Mientras que la Constitución Nacional y los tratados de derechos humanos reconocen la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan los pueblos indígenas, y asegura su participación en la gestión referida a sus recursos naturales, los pueblos originarios siguen reivindicando su derecho al territorio, mientras sufren de forma desproporcionada violencia, exclusión y pobreza”
    , cuestionó Amnistía.

    La relación es directa: a cuanto más avance extractivo (de la mano de empresas agropecuarias, petroleras, mineras y forestales, entre otras), mayor nivel de conflictividad y violación de derechos indígenas.

    Senadores

    En noviembre vence la Ley Nacional 26.160, muy conocido dentro del mundo indígena porque ordena relevar todos los territorios indígenas y frena las órdenes de desalojo.

    Aprobada en 2006, su aplicación fue muy cuestionada por las propias organizaciones. Tanto en su implementación política (los relevamientos territoriales dependen del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y sus pares provinciales) como judicial, con jueces y fiscales que pocas veces la aplicaron.

    Según información oficial respecto a la Ley 26.160, existen 1.532 comunidades identificadas por el Programa Nacional de Relevamiento Territorial Indígena (Reteci). Sólo fueron relevados los territorios de 759 comunidades (49 % del total). De este porcentaje, sólo 459 comunidades cuentan con relevamiento finalizado.

    Amnistía Internacional evalúa que durante 2017 se relevarán 150 comunidades, que representan sólo el 10 % del total. “Lo que deja por fuera a por lo menos 623 comunidades que aún no han atravesado ningún proceso de relevamiento y a las 303 comunidades que aún no lo han concluido. En conclusión, al menos 926 comunidades, el 60 %, quedarán a la deriva de no prorrogarse la norma y verán trunca su posibilidad de ver relevado su territorio”, alertó el organismo.

    El jueves 7 de septiembre, la Cámara de Senadores tenía la posibilidad de votar la prórroga de la Ley 26.160, en beneficio de los pueblos indígenas. El tratamiento fue propuesto por los senadores Pino Solanas (Proyecto Sur) y Magdalena Odarda (CC–ARI). Los bloques del oficialismo (PRO y UCR) y la oposición (tanto el PJ como el Frente Para la Victoria) rechazaron votar la prórroga.

    De esta forma, 33 senadores de diversos partidos se negaron a tratar el proyecto y diez se abstuvieron. Sólo once votaron en línea con los pedidos de los pueblos indígenas. Los ocho de la UCR y los seis del PRO votaron por la negativa.

    Entre los que votaron por el “no” figuran: José Alperovich, Walter Barrionuevo, Julio Cobos, Rodoldo Urtubey, Federico Pinedo, Miguel Angel Pichetto, Luis Naidenoff, Angel Rozas, Omar Perotti y María Laura Leguizamón. Por la abstención (que funcionó como una negativa a tratar la ley) estuvieron Juan Manuel Abal Medina, Hilda Aguirre, Mirtha Luna y Alfredo Luenzo.

    Aún con críticas a la implementación, existe consenso indígena en que la ley debe ser prorrogada. Es un paraguas ante la avanzada empresaria sobre los territorios indígenas. No hay dudas: es mejor que esté la ley, a que no esté. Pero los senadores nacionales se resisten a que siga existiendo la ley.

    Desaparecer

    Adolfo Pérez Esquivel acompaña la lucha de los pueblos indígenas desde hace décadas. El 3 de septiembre emitió un comunicado titulado “pueblos originarios, de víctimas a victimarios”. Enumeró las leyes que benefician a las comunidades indígenas y que no se cumplen. Recordó que Santiago Maldonado fue desaparecido en el marco de un reclamo territorial del pueblo mapuche y cuestionó al actual gobierno (y a los anteriores).

    “Los pueblos originarios soportan desde hace décadas la violencia social y estructural. Y tanto el gobierno actual, como los que le precedieron, en lugar de buscar soluciones y respetar sus derechos, responden con represión”, cuestionó el Nobel de la Paz.

    También denunció “la campaña de descrédito y mentiras que cuenta con la complicidad de grandes medios de comunicación, aliados del gobierno, de jueces cómplices, de funcionarios nacionales y provinciales que favorecen a grandes terratenientes, como Benetton, Lewis y Turner”.

    Marcos Pastrana, diaguita de Tucumán, repudió el accionar de los senadores (al negarse a prorrogar la Ley 26.160) y también cuestionó el accionar del Poder Ejecutivo y de los grandes medios de comunicación “que llaman terroristas” a los indígenas que luchan por sus derechos.

    En un audio que circuló entre comunidades indígenas de todo el país, Pastrana resumió el pasado y presente de la clase dirigente y del Estado para con los pueblos originarios: “No son políticos, no son gobernantes, ni son ni funcionarios, son gerentes ejecutores de las multinacionales y de los terratenientes (…) La política del Estado argentino es desalojar y hacer desaparecer a las comunidades y pueblos indígenas”.

    ​http://www.laizquierdadiario.com/Un-plan-sistematico-para-desaparecer-a-los-pueblos-originarios?#​

     

    Categorías: Noticias regionales

    LAS IDEAS DE SARMIENTO QUE VIVEN EN MACRI

    Sáb, 16/09/2017 - 20:40

    por Mariana Escalada & Agustin Ronconi

    Para el presidente Macri su referente en Argentina es Sarmiento por ser “Tozudo, emprendedor y trasgresor” pero, fuera de las figuritas y los cantitos que nos enseñaron en el colegio… ¿Alguna vez te preguntaste que pensaba Sarmiento en realidad?

    Sembrar el terror para ganar las elecciones fue la clave de Sarmiento

    “Para ganarlas, nuestra base de operaciones ha consistido en la audacia y el terror, que empleados hábilmente han dado este resultado. Los gauchos que se resistieron a votar por nuestros candidatos fueron puestos en el cepo o enviados a las fronteras con los indios y quemados sus ranchos. Bandas de soldados armados recorrían las calles acuchillando y persiguiendo a los opositores. Tal fue el terror que sembramos entre toda esa gente, que el día 29 triunfamos sin oposición. El miedo es una enfermedad endémica de este pueblo. Esta es la palanca con que siempre se gobernara a los porteños, que son unos necios, fatuos y tontos”.
    [Fuente: Carta a D. Oro 17 de junio 1857]

    Macri llegó a la presidencia de forma similar.

    Sarmiento quería exterminar a los indios, incluyendo a los pequeños, pues los piojosos le daban repugnancia

    ¿Lograremos exterminar los indios?. Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.

    [Fuentes: El Progreso 27 de septiembre de 1844, El Nacional 25 de noviembre de 1876]

    Macri quiere correr la autopista Illia para que no se vea la Villa 31 y construir una cárcel para inmigrantes.

    Para Sarmiento el sur, la patagonia y las Malvinas no valían la pena

    “El día que Buenos Aires vendió su Escuadra hizo un acto de inteligencia que le honra. Las costas del Sur no valdrán nunca la pena de crear para ellas una Marina. Líbrenos Dios de ello y guardémonos nosotros de intentarlo”.

    [Fuente: El Nacional 12 de diciembre de 1857]

    “He contribuido con mis escritos aconsejando con tesón al gobierno chileno a dar aquel paso… El gobierno argentino, engañado por una falsa gloria, provoca una cuestión ociosa que no merece cambiar dos notas, Para Buenos Aires tal posesión es inútil. Magallanes pertenece a Chile y quizá toda la Patagonia…”.

    [Fuente: El Progreso 11 al 28 de Noviembre de 1842]

    “La Inglaterra se estaciona en las Malvinas. Seamos francos: esta invasión es útil a la civilización y al progreso”.

    [Fuente: El Progreso 28 de noviembre 1842]

    Macri aseguró que nunca entendió “los temas de soberanía en un país tan grande como el nuestro” y advirtió en una nota de La Nación que “las Islas Malvinas serían un fuerte déficit adicional para la Argentina”.

    Para Sarmiento los pobres, los mendigos y los huérfanos son insectos y está bien dejarlos morir


    “Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos?. ¿Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer”
    .
    [Fuente: Discurso en el Senado de Buenos Aires, 13 de septiembre de 1859]

    Macri fue indagado en la causa UCEP en la que constan videos donde personal del entonces gobierno de Macri golpea, insulta y desaloja de la vía pública a gente indigente que vivía en la calle.

    Como Macri, Sarmiento también opinaba que había demasiadas universidades

    “Si algo habría de hacer por el interés publico seria tratar de contener el desarrollo de las universidades… En las ciudades argentinas se han acumulado jóvenes que salen de las universidades y se han visto en todas las perturbaciones electorales… Son jóvenes que necesitan coligarse en algo porque se han inutilizado para el comercio y la industria. La apelación de ´Doctor´ contribuye a pervertirles el juicio… El proyecto de anexar colegios nacionales a la universidad es ruinoso y malo, pues contribuirá a perturbar las cabezas de los estudiantes secundarios e inutilizarlas para la vida real que no es la de las universidades ni de los doctores. La educación universitaria no interesa a la nación ni interesa a la comunidad del país… Generalmente en todo el mundo las universidades son realmente libres. Nada tiene que ver ni el estado ni nadie con las universidades”.
    [Fuente: Senado Nacional, 27 de julio y 18 de septiembre de 1878]

    Macri: “¿Qué es esto de universidades por todos lados? Basta de esta locura“

    Sarmiento instaba a no economizar la sangre de los gauchos, el pueblo de esa época

    “Se nos habla de gauchos…La lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos… Es lo único que tienen de humano. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos”.
    [Fuente: Carta a Mitre de 20 de Septiembre de 1861]

    “Tengo odio a la barbarie popular… ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad?. El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas”.

    [Fuente: Carta a Mitre del 24 de Septiembre 1861]

    Macri ni bien asumió creó un protocolo para reprimir y evitar la protesta social.

    Sarmiento sobre los trabajadores y las huelgas

    “Las huelgas son invenciones de los ociosos que buscan motivos de alarmar. El socialismo las usó como instrumento de perturbación”.
    [Fuente: El Nacional 14 de septiembre de 1878]

    En el Día del Trabajador, Macri cuestionó el exceso de personal, el ausentismo y el abuso de licencias.

    Sarmiento soñaba con un territorio yanqui


    “Formaremos con emigrados de California una colonia en el Chaco que puede ser el origen de un territorio, y un día de un territorio yanqui”.

    [Fuente: Carta a Mrs Mann 1 de abril de 1869]

    Macri abrió las puertas para que Estados Unidos instale bases en nuestro país.

    Sarmiento se sentía decente porque no era pobre y su simpatía era para con los ojos azules


    “Cuando decimos pueblo, entendemos los notables, activos, inteligentes: clase gobernante. Somos gentes decentes, patricios a cuya clase pertenecemos nosotros, pues, no ha de verse en nuestra Cámara
    (Diputados y Senadores) ni gauchos, ni negros, ni pobres. Somos la gente decente, es decir, patriota”.
    [Fuente: Sarmiento Discurso de 1866]

    “Una Constitución pública no es una regla de conducta para todos los hombres. La Constitución de las masas populares son las leyes ordinarias, los jueces que las aplican y la policía de seguridad. No queremos exigir a la democracia más igualdad que la que consienten la diferencia de raza y posiciones sociales. Nuestra simpatía para la raza de ojos azules”
    [Fuente: OO. CC. 1886]

    Macri es multimillonario, tiene ojos azules, y gobierna para los ricos.

    La presidencia de Macri es una clara muestra de que “On ne tue point les idées“.

    ​http://www.eldisenso.com/sociedad/las-ideas-de-sarmiento-que-viven-en-macri/​
    Categorías: Noticias regionales

    SI HAY MISERIA QUE NO SE NOTE

    Sáb, 16/09/2017 - 20:38

     

    Por Página/12

     

     

    La ministra Carolina Stanley mostró a un trabajador precarizado como ejemplo de emprendedurismo.

    La titular del Ministerio de Desarrollo Social salió a timbrear en el Conurbano y tuiteó su foto junto a un hombre que sobrevive con una parrilla en la puerta de su casa. Celebró que este “se gana una changa” y recibió críticas en las redes. Luego borró el tuit.

     

    “Juan armó esta parrilla en la puerta de su casa para los obreros de la zona. Así ellos almuerzan y él se gana una changa”. Esta frase acompañó una imagen de la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley junto a un hombre que montó una improvisada parrilla en la vereda. El texto y la foto, publicados en Twitter, terminó por demostrar que para la funcionaria un trabajo precario es sinónimo del emprendedurismo que predica su gobierno. Advertida de las críticas que generó su provocativo comentario, la funcionaria borró el tuit aunque sin éxito.

    Stanley salió hoy a timbrear, como buena parte de los miembros del gobierno, a horas del inicio de la campaña. En su caso, le tocó salir a tocar timbre en Escobar. Allí charló con los vecinos y tuiteó sobre su encuentro con una mujer en una parada de colectivo que la invitó a su casa, así como sobre los mates que le convidaron aquellos que recibieron su visita.

    Entre tanto tuiteo divulgando su actividad de sábado, la ministra no dudó en ponderar a Juan, el parrillero que “se gana una changa” con una parrilla “en la puerta de su casa”. Así celebró el trabajo precario y una actividad sin control bromatológico.

    El tuiteo de Stanley recordó la frase de Esteban Bullrich en la campaña de las PASO, cuando aseguró que “lo que nosotros buscamos es que la gente deje de buscar empleo y lo genere” y dijo que “ahora en La Matanza y en otros lugares del Conurbano los emprendimientos de las cervecerías artesanales están creciendo muchísimo”.

    A Stanley, como a Bullrich, le llovieron críticas por las redes sociales por su promoción de una actividad de subsistencia, el emprendedurismo que fomenta Cambiemos.

    https://www.pagina12.com.ar/63314-si-hay-miseria-que-no-se-note

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    Por Marcelo Ramírez / La realidad actual resulta mucho mas complicada de lo que parece a simple vista y las simplificaciones suelen llevar a conclusiones equivocadas, dejando de lado categorías de análisis superadas por los acontecimientos que no son adecuadas para una correcta evaluación de la situación actual.
    Por CiudadCCS / Uno de los temas prioritarios para la Comisión de Economía de la Asamblea Nacional Constituyente en sus primeras sesiones de trabajo será considerar la propuesta presentada ante el poder originario por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, de replantear el desarrollo de los motores de la economía, como parte de la transición entre el modelo rentista petrolero que ha imperado en el país en más de un siglo, y un modelo productivo.
    Por Adriana Rossi / Crimen organizado, terrorismo, injerencia de Rusia, China e Irán que socavan valores compartidos por Estados Unidos y el resto del continente, son las amenazas que hay que enfrentar en América Latina de acuerdo a la óptica estadounidense. Por ello el Comando Sur se propone recuperar protagonismo conformando redes militares y de inteligencia con las demás agencias estadounidenses y con los países socios y aliados en una proyección regional y extracontinental que encubre un juego de poder a nivel mundial en el que se verían envueltos los países de América Latina y el Caribe.
    Por Martín Granovsky / La sesión de jefes de Estado y la cumbre social por separado. Por primera vez en 11 años el Gobierno no quiso integrar a las organizaciones sociales en una cumbre del Mercosur. En Mendoza habrá dos encuentros con un solo participante común: Evo Morales.