Red de Comunicadores del Mercosur

    Suscribirse a canal de noticias Red de Comunicadores del Mercosur Red de Comunicadores del Mercosur
    Actualizado: hace 25 mins 51 segs

    Imágenes del Encuentro Anual de la RedComSur 2018

    Hace 4 horas 30 mins

    La autoría de las fotografías es de Federico Gross

    Categorías: Noticias regionales

    Nosotros y las Redes Sociales – Pedro Lanteri

    Dom, 09/12/2018 - 14:20

    Videos utilizados en la presentación del compañero Pedro Lanteri sobre Redes Sociales. Recomendamos una mirada crítica sobre los mismos.

    http://redcomsur.org/sitio/wp-content/uploads/2018/12/primer-video.mp4

     

    http://redcomsur.org/sitio/wp-content/uploads/2018/12/segundo-video.mp4

     

    http://redcomsur.org/sitio/wp-content/uploads/2018/12/tercer-video.mp4

    Categorías: Noticias regionales

    VENEZUELA, SIGLOS XIX-XXI, UN DIGNO PAÍS QUE YA HA DERROTADOS A DOS IMPERIOS (*)

    Dom, 09/12/2018 - 11:16

    Por Carlos E. Lippo   ***

    El Imperio Español fue el primer imperio global de la historia, ejerciendo dominio pleno sobre vastos territorios en los cinco continentes hasta alcanzar más de 20 millones de kilómetros cuadrados, desde finales del siglo XV hasta finales del siglo XIX. El hecho de que una inmensa cantidad de estos territorios no pudiesen ser alcanzados por tierra establece una diferencia importante con el Imperio Romano y con el Imperio Mongol, dos de los más grandes imperios que le precedieron, que es quizás una de las pocas diferencias apreciables entre ellos, caracterizados todos por su extrema crueldad y vesania para con los pueblos subyugados.


    “Toda la gigantesca obra de El Libertador fue y es antiimperialista. Ese es su signo más definitorio.

    Cada frase suya de rebeldía, cada marcha, cada combate cuerpo a cuerpo, cada proclama, es una acción convencida contra la hegemonía imperial”.

    Yldefonso Finol, historiador, filósofo y analista político venezolano

    Considero que su expulsión del territorio continental americano a raíz de la victoria del ejército libertador comandado por el venezolano Antonio José de Sucre en Ayacucho, Perú, representó prácticamente el fin de tan vasto imperio puesto que sólo fue cuestión de tiempo para que el naciente imperio global estadounidense, después de derrotarlo en una guerra en la que lo había obligado a intervenir por medio de un ataque de falsa bandera perpetrado sobre uno de sus acorazados anclados en la bahía de La Habana, lo despojase de sus últimas posesiones en América, las islas de Cuba y Puerto Rico, en el mar Caribe, así como de las Filipinas y las Islas Marianas en el Pacífico Occidental.

    El hecho de que el Mariscal de Ayacucho estuviese bajo el mando supremo de El Libertador Simón Bolívar, en ese entonces presidente de la República de Colombia (conformada por los territorios de las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela), y que la base de su ejército estuviese conformada por los mismos llaneros venezolanos con los que este último hiciese el heroico paso de Los Andes en el páramo de Pisba en 1819, me permite decir con toda propiedad que es el pueblo venezolano el auténtico vencedor del imperio español en América; tratándose éste del mismo pueblo que constituyendo esa amalgama de indígena originario, negro africano y blanco europeo, el Libertador identificase ya en 1815 como un nuevo género humano y más tarde Vasconcelos llamase “la raza cósmica”, estando muy lejos de tener pretensión supremacista alguna.

    El más reciente imperio global, el estadounidense, comenzó a ser proyectado por sus llamados “padres fundadores” en los albores de su independencia del imperio británico, de la mano de la doctrina del Destino Manifiesto, según la cual ellos asumen que deben extenderse por todo el continente americano, que les ha sido asignado por la Providencia, para el desarrollo de un gran experimento de libertad y autogobierno; siendo esto para ellos un derecho comparable con el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino.

    Nuestro primer y único enfrentamiento militar con el imperio estadounidense aún en gestación, tuvo lugar en diciembre de 1817, cuando el ejército expedicionario venezolano que había liberado el territorio de la isla Amelia, para fundar la república de La Florida por órdenes expresas del libertador Simón Bolívar, fuese derrotado por el general estadounidense Andrew Jackson, al mando de una fuerza militar conjunta hispano-estadounidense.

    Posteriormente, a mediados de 1818 estuvimos muy cerca de llegar a otro enfrentamiento militar, en ocasión del apresamiento por parte de las fuerzas patriotas, de dos buques mercantes privados de bandera estadunidense, que cargando armas y demás efectos militares y violando el bloqueo impuesto por las fuerzas patriotas, penetraron en el río Orinoco con el propósito de entregar su carga a las fuerzas realistas españolas. En esa oportunidad el gobierno estadounidense, con toda la prepotencia y la petulancia de las que ya adolecía en tan lejana época, intentó una extremadamente airada reclamación ante el gobierno revolucionario venezolano, que no derivó en un conflicto bélico gracias a la paciencia y la habilidad diplomática del Libertador.

    Su boicot continuado al Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826, máxima expresión del ideal integracionista latinoamericano de El Libertador, con la manifiesta complicidad del traidor vicepresidente de la República de Colombia, Francisco de Paula Santander, a quien una empresa privada que aspiraba a construir el canal interoceánico hizo socio, mantuvo viva la manifiesta conflictividad entre el gobierno estadounidense y El Libertador, quien con todo fundamento escribió en una carta dirigida al coronel Patricio Campbell, fechada en Guayaquil el 15 de agosto de 1829, la siguiente frase lapidaria: “Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad”.

    Desde la repentina muerte del Libertador, ocurrida en diciembre de 1830 cuando éste se aprestaba a invadir a Venezuela para recuperar el poder usurpado por el traidor Páez, a la cual tengo la firme convicción de que estuvo vinculado el gobierno de Washington, hasta comienzos del siglo XX, el imperio norteamericano pareció haber dejado de lado su abierta actividad injerencista en contra de Venezuela.

    Durante ese largo intervalo parece haber cedido terreno en Venezuela a favor del imperio Británico, que intentó entonces despojarnos de toda la rica región de Guayana al sur del río Orinoco, y terminó por despojarnos con su ayuda de nuestra Guayana Esequiba.

    Semejante repliegue del imperio norteamericano no significaba en modo alguno un cambio de actitud hacia Venezuela, sino un obligado aplazamiento táctico mientras se ocupaba de extenderse a nivel global, mediante turbias acciones tales como éstas: despojando a México de más de la mitad del territorio que le correspondía por herencia del imperio español, representado por los actuales estados de California, Nevada, Utah, Nuevo México y Texas, así como parte de los estados de Arizona, Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma; despojando a España de sus islas del Caribe y el Pacífico Occidental; apoderándose por la fuerza de las islas Hawai; adquiriendo el territorio de Alaska del corrupto y arruinado régimen zarista de Rusia; así como por medio unas cuantas tropelías anexionistas que no es del caso mencionar en estas cortas líneas.

    Es en los inicios del siglo XX, cuando en ocasión del bloqueo naval de nuestros principales puertos así como de las bocas del Orinoco, impuesto por los imperios Británico y Alemán junto al reino de Italia, que reclamaban el pago de unas ilegales y extremadamente abultadas deudas no reconocidas por el gobierno nacionalista del general Cipriano Castro, que el gobierno del imperio, invocando la Doctrina Drago, por no querer aplicar la Doctrina Monroe en contra de sus aliados de entonces y de hoy, se ofrece para servir de mediador entre nuestro gobierno y las potencias invasoras logrando el desmontaje del bloqueo y el inicio de unas conversaciones a raíz de las cuales pudo determinarse, entre otras cosas, que el monto real de la dichosa deuda era de una sexta parte de lo que se pretendía cobrarnos.

    No tardaría el imperio en cobrarnos con creces tan auspiciosa intervención apoyando el golpe de estado que propinase el vicepresidente Juan Vicente Gómez a su compadre Cipriano Castro, en diciembre de 1908, con el envío de tres buques de guerra a fondear en las aguas de nuestro principal puerto, en estado de franca hostilidad y amenaza.

    Con la larguísima dictadura de Gómez se establece un férreo dominio del imperio norteamericano en Venezuela, traducido en una suerte de protectorado no formal, con todas las ventajas de éste pero sin ninguna obligación para con los “protegidos”, que habrá de ser tolerado en mayor o menor grado por todos nuestros gobiernos, independientemente de su forma y origen, hasta 1998.

    Fueron en total 90 años de vergonzante entrega de nuestra soberanía económica, militar y política, afianzada en una burguesía improductiva y apátrida, capaz hasta de pagar por venderse; una casta militar sin coraje ni sentido patriótico, formada, o mejor dicho “deformada”, en las academias militares gringas; y una élite política parasitaria y sin los más mínimos escrúpulos, capaz de traicionar a las grandes masas populares que creyeron en ella y su falsa democracia, una, una y otra vez.

    Un caso extraído de nuestra industria petrolera subdesarrollada y dependiente habrá de servir para ilustrar la terrible entrega de nuestra soberanía económica. Se trata de la Orimulsión, un combustible resultante de mezclar agua con el crudo extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco, “inventado” por el Centro de Investigación y Apoyo Tecnológico de la PDVSA de entonces, que por no representar ninguna innovación sólo pudo ser registrado como una marca comercial identificadora del crudo de ese origen.

    Con este subterfugio se nos hacía vender nuestro crudo extrapesado, que no era bitumen como sostenían los gringos, sino petróleo líquido atraíble por los métodos convencionales de entonces, a precios equivalentes al del carbón, que para esos días eran tres veces menores que el precio de ese tipo de petróleo. Como entre 1990 y 2001 se exportaron trescientos millones de barriles de Orimulsiòn con descuentos de US$ 10,04 por barril, la pérdida patrimonial para el país, sólo por este concepto, fue del orden de los 3.000 millones de dólares americanos; esto sin tomar en cuenta las pérdidas derivadas de la disminución que su presencia en los mercados significaba, para el precio de nuestros crudos convencionales y de todos los de la OPEP.

    El sólo hecho de haber intentado recuperar nuestra soberanía en todos sus órdenes, habiendo logrado algunos éxitos importantes, hubiese sido más que suficiente para colocarnos en la mira del imperio, necesitado como nunca de expoliar nuestros ingentes recursos naturales, a causa de su dependencia cada vez mayor de las grandes corporaciones privadas del capitalismo neoliberal que, ha conducido a un caos generalizado que afecta la vida de las mayorías empobrecidas, negras o blancas, que sobreviven con salarios de miseria, sin salud, sin seguridad social y sin posibilidad ninguna de escapar del ciclo inexorable de la pobreza. Si a eso agregamos nuestro intento por demostrar que un mundo mejor es posible, mediante nuestra contribución a la creación de un mundo pluripolar y multicéntrico, así como el haber declarado el carácter socialista y antiimperialista de nuestra revolución, es absolutamente explicable que hayamos sido convertidos en el objetivo militar prioritario que hoy día somos. Un objetivo que habiendo sido establecido como tal desde el inicio de nuestra revolución en 1999, adquirió ese carácter prioritario de primer orden a raíz del asesinato de Chávez.

    Considero haber demostrado fehacientemente, en anteriores trabajos, que la amenaza militar del imperio sobre Venezuela es absolutamente real y que lamentablemente podría ser materializada en cualquier momento a partir de ahora. En contraposición, la amenaza que nosotros pudiéramos representar para la hegemonía imperial, nunca de carácter militar, es algo que nos  enorgullece porque siendo reconocida por nuestros aliados, gobiernos y movimientos sociales a nivel planetario, debiera promover su más decidido apoyo a nuestra revolución junto al más contundente rechazo a las bastardas pretensiones del imperio.

    Sostengo que hemos derrotado al imperio norteamericano, aun cuando la batalla de Ayacucho de esta guerra aún no se ha librado, porque el sólo hecho de haber podido resistirla estoicamente, manteniendo intacta nuestra moral de combate y acrecentando nuestros valores socialistas, constituye no sólo un triunfo en sí mismo, sino el mayor de los auspicios para lo que sería, a no dudar, el gran Vietnam de la América Latina.

    Es por ello que aunque celebro y agradezco aquella frase de Pilger con la que trata de exaltar a la Revolución Bolivariana hasta el infinito, al señalar que “Si Venezuela cae, la humanidad cae”, no la comparto a plenitud, ya que prefiero decir que si Venezuela cae, toda la América Latina estará en riesgo inminente de volver a ser el “patio trasero” de los Estados Unidos y esto, que es de tan extrema gravedad, no será permitido dócil ni pasivamente por nadie en el seno de la comunidad mundial decente, ni mucho menos por nuestros aliados del ALBA-TCP, ni por las grandes potencias amigas: Rusia, China Irán y Turquía. ¡Veremos entonces si el imperio norteamericano podrá sobrevivir a tan formidable conflagración!

    ¡Hasta la Victoria, Siempre!

    ¡Patria o Muerte!

    ¡Venceremos!

    (*)   “Venezuela, un pequeño pero valeroso y digno país que ya ha derrotado a dos imperios”, Carlos E. Lippo, Editorial Académica Española, páginas 208- 212, 03 de mayo de 2018.

    celippor@gmail.com

    Categorías: Noticias regionales

    EL DESTINO DE LULA Y EL DE BRASIL

    Dom, 09/12/2018 - 09:43

    Por Emir Sader   ***

    Nunca el destino de una persona se ha identificado, de forma tan estrecha, con el destino de Brasil. Ya no basta con la trayectoria de vida de Lula, con el apellido Silva, pequeño pobre del interior del nordeste brasileño, expulsado por la sequía hacia el sur, lustrabotas, que llega a ser obrero. No basta con que Lula se haya vuelto el mejor presidente de la historia del país, que dejó el gobierno con 74% de apoyo. No basta con todo eso, ahora Lula refleja la situación misma de Brasil.

    Todos sabíamos que del destino de Lula dependería el destino de Brasil. Que Lula libre significaría su candidatura a presidente, su victoria en primera vuelta y de nuevo presidente del país. La derecha también lo sabia. De ahí que inventó un proceso sin ningún fundamento, y quitó la presunción constitucional de inocencia, lo ha metido en la cárcel, le ha negado el hábeas corpus, le ha quitado el derecho a participar de las elecciones, hasta de dar entrevistas y declaraciones públicas, para que alguien de la (extrema) derecha fuera elegido en su lugar.

    Lula vive una situación similar a la Brasil y del pueblo brasileño, de lo que él tiene plena conciencia y lo dice.
    Sin respaldo alguno del Poder Judicial, con un nuevo proceso y una nueva condena en camino, obligado a tener que sufrir que el juez que ha fabricado todo ello se vuelva ministro de justicia, Lula se siente tan desamparado como el pueblo brasileño.

    Los brasileños sufren, en grado máximo, la falta de protección de sus derechos, de su empleo formal, de su salario mínimamente digno, de su escuela pública, de su servicio público de salud. Sufren tener que convivir con un gobierno que le quita el servicio de médicos cubanos, que se entrega absolutamente a las manos de Estados Unidos, que tiene ministros que dan vergüenza a los brasileños y hacen el ridículo.

    El presidente electo escoge lo peor de cada sector para componer su gobierno, no le importa ni las advertencias de China o de Rusia sobre los efectos económicos adversos que las posiciones de Brasil tendrá con socios  importantes, como esos países, además de todo el mundo árabe. Como ha prestado un servicio inestimable a los grandes empresarios, a los medios, de impedir la victoria electoral del PT, se siente con el derecho de decir y de hacer lo que le dé la gana, como si no dependiera de nadie. Como si administrara una hacienda, sin contrapesos. Por ello hace anuncios y después recula, lo que más ha hecho hasta ahora.

    Nadie tiene idea de lo que será Brasil en manos de gente así.
    Como nadie tiene idea de lo que será el destino de Lula en manos de gente así. Lula fue interrogado días atrás por la jueza sustituta de Moro, nombrada por él, que ha reproducido su misma prepotencia. Gente sin ninguna calificación se siente orgullosa de practicar la arbitrariedad en contra del líder político brasileño más importante, que cuenta con el apoyo mayoritario del pueblo.

    Pero, ¿qué es esto frente al poder de judicialización de la política, que se ha reivindicado sin límites el Poder Judicial brasileño, algunos activamente, otros por el silencio cobarde y miedoso? No hay limites para ello. Han cambiado la historia de Brasil, expropiando del pueblo brasileño el derecho de decidir sus destinos bajo el liderazgo de Lula.

    Es una situación nueva. La izquierda tiene que enfrentar ese escollo hacia la democratización del Poder Judicial. Además de enfrentar campañas electorales fundadas en noticias falsas y en su propagación por millones de robots. Son nuevos desafíos, pero hay que enfrentarlos, porque el ensanchamiento de los espacios democráticos es la única vía de la izquierda.

    De eso depende el regreso de los gobiernos progresistas en Latinoamérica, porque está claro que la situación de Lula prefigura la de Cristina, de Rafael Correa, de Petro. En Brasil, el destino de Lula está  indisolublemente ligado al destino del país. Lula preso, condenado, sin ningún tipo de respaldo jurídico, vive una situación similar a la del pueblo brasileño. Su lucha de resistencia es similar a la lucha de todos los brasileños.

    https://www.pagina12.com.ar/157088-el-destino-de-lula-y-el-de-brasil

    Categorías: Noticias regionales

    EL FUTURO DE MASSA: ¿CUÁNTO QUEDA DE LA “ANCHA AVENIDA DEL MEDIO”?

    Dom, 09/12/2018 - 09:36

    Por Enrique de la Calle   ****

    ¿Qué posibilidades electorales tiene un tercer espacio político en Argentina? Un repaso de la breve historia del Frente Renovador.

    El lanzamiento del espacio político que integran Sergio Massa, Juan Urtubey, Juan Schiaretti y Miguel Pichetto, vuelve a traer la discusión sobre las posibilidades de un tercer espacio en la política argentina. ¿Existe la ancha avenida del medio? Los resultados electorales recientes no parecen acordar con esa hipótesis. Un repaso por la breve historia del Frente Renovador.

    El FR nació en 2013 en la provincia de Buenos Aires, cuando Massa encabezó un frente que reunió a intendentes (mayoritariamente peronistas) y dirigentes del justicialismo distanciados del kirchnerismo (Felipe Solá, Graciela Camaño, Héctor Daer, entre otros). El arranque fue esperanzador para el massismo: 44% en PBA. Por el peso bonaerense, se quedó con el 17% de los votos nacionales. Un gran comienzo.

    Esa elección se leyó como el primer paso de un camino que tenía destino seguro para los renovadores: Casa Rosada. Sin embargo, se pasaban por alto por lo menos dos elementos importantes. Por un lado, que más allá del prometedor arranque, el nuevo espacio había sacado menos del 20% nacional, por debajo del Frente Progresista Cívico y Social (25%). Por otro, que en Buenos Aires habían tenido la ayuda del macrismo, que desistió de presentar candidato propio para apoyar al massismo en su objetivo de golpear al kirchnerismo.

    En 2015, los que dudaba de las posibilidades del FR confirmaron las sospechas. El Frente para la Victoria le obstaculizó las posibilidades de crecimiento entre los votantes peronistas y el massismo debió conformarse, a nivel nacional, con un 21%, solo 4 puntos arriba de 2013. A ese número llegó mejorando su performance en muchas provincias (se alió con el peronismo cordobés, por ejemplo) pero cediendo votos en Buenos Aires. En PBA, esta vez, el macrismo sí mandó fórmula propia que no solo participó sino que se quedó con la gobernación, aprovechando la fractura del voto peronista entre kirchneristas y massistas (los renovadores bajaron de 43% a 19% en dos años). El desempeño a nivel nacional de kirchneristas/peronistas y macristas/radicales dio cuenta de que las dos avenidas históricas siguen en pie, gozando de buena salud.

    En 2017, Massa volvió a replegarse sobre Buenos Aires. Fue el peor resultado de todo el trayecto que comenzó 4 años antes: obtuvo el 11,32%, a más de 25 puntos del kirchnerismo y del macrismo. A sus nuevos aliados (Schiaretti, de Córdoba, y Urtubey, de Salta) tampoco les fue muy bien: Schiaretti perdió por 18 puntos y Urtubey, por 6. En una reciente entrevista televisiva le preguntaron a Massa por qué no había hablado desde las elecciones del año pasado: “Porque las urnas me dieron un mensaje”. ¿Hasta dónde creerá Massa que llega ese mensaje?

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/politica/el-futuro-de-massa-cuanto-queda-de-la-ancha-avenida-del-medio

    Categorías: Noticias regionales

    COMUNICACIÓN: LOS MEDIOS, SOLOS, NO CAMBIAN LA VIDA

    Dom, 09/12/2018 - 09:19


    Por Elaine Tavares   ***

    El teórico de la comunicación, el canadiense Marshall MacLuhan ha venido a los debates de comunicación, con su determinismo tecnológico, pues en función de las nuevas tecnologías que están transformando el mundo muchos estudiosos del tema han revisitado sus tesis.

    Él escribió un libro en 1964 que trajo al debate la cuestión de los medios de comunicación, siendo estos medios presentados como el propio mensaje. Según él, el medio en el cual la comunicación es propagada acaba siendo el mismo un instrumento importante de cambio de las relaciones sociales. Un ejemplo usado fue el del ferrocarril. Su diseminación, relacionando los lugares, disminuyendo el tiempo para la llegada de una carta, por ejemplo, acabó extrapolando su sentido de comunicación y alterando la vida de las gentes en todas las esferas de la existencia. Las tecnologías, entonces, para McLuhan, cambian la escala, el ritmo y el patrón de la vida humana. Así pasó con el periódico, la radio y la televisión. Él creía que se debía estudiar más el medio y no sólo el mensaje que él disipa, como hacían los teóricos de la época.

    Bueno, McLuhan tenía razón en la idea de que se debería estudiar también el medio, pero erraba en pensar que sólo mirando hacia el medio se podría llegar a un análisis correcto de la realidad que envuelve todo el proceso comunicativo. No sería tan simplista. La realidad es compleja. Pero, como es común a los funcionalistas, la tendencia siempre ha sido separar las partes, rechazando la universalidad del análisis.

    Hoy, 2018, estamos en medio de un huracán tecnológico. Los medios de comunicación han sido alterados significativamente, provocando, desde la popularización de Internet, un cambio concreto en la temperatura social y política del planeta. Una persona con un teléfono inteligente en la mano está conectada con el mundo y no sólo recibe información, sino que también produce y comparte. Todo esto a una velocidad alucinante.

    Si siguiéramos la propuesta de McLuhan -analizando sólo el medio – veríamos parte de los importantes cambios que ocurrieron en la sociedad con la llegada de esas tecnologías. La vida se hizo más rápida, el tiempo de todo se aceleró, las respuestas son instantáneas, no hay más separación entre lo público y lo privado, se exacerbó el individualismo, la alienación creció y la frontera entre la realidad y la ficción va desapareciendo. La Internet se ha convertido en la vía principal de la comunicación y el teléfono inteligente es el medio omnipresente en la vida de un número gigante de seres humanos.

    Pero, además del medio, hay una serie de variables que también necesitan atención. Como, por ejemplo, la posibilidad del conocimiento concreto de la realidad y la educación. Recuerdo que en los viejos tiempos de discusión sobre la influencia de la televisión, aún en el siglo pasado, Umberto Eco insistía en el hecho de que se deberían crear espacios para lo que él llamaba “alfabetización para la televisión”. Pensaba el teórico italiano que si las personas conocieran las artimañas de la televisión tendrían mucho más condiciones de inmunizarse contra la manipulación, al final, las noticias falsas siempre fueron constantes en los medios comerciales, bajo el control de la clase dominante.

    Actualmente, la posibilidad de que una persona sea manipulada por la información falsa creció de manera aterradora. Y eso se debe justamente a la revolución tecnológica que puso en escena los nuevos equipos. Pero, por supuesto, la culpa de la manipulación no es del teléfono inteligente. De nuevo, cuestiones como educación, conocimiento y poder económico necesitan ser agregadas al análisis. Una persona que comprenda cómo se da el proceso de dominación en el mundo, educada para el uso de las tecnologías, tendrá más posibilidades de navegar en ese mar de información que brota a una velocidad sorprendente. El pensamiento crítico no aparece como magia. Necesita mucha lectura, mucha reflexión, mucho debate. Sin eso, la persona sigue el hilo de la confianza. “Si fue fulano o zutano, en quién confío, que dijo, está dicho”.

    La confianza es un acto de fe. No es un proceso de conocimiento. Pero, al parecer, es lo que dirige la vida en la internet en los días actuales.

    Las elecciones brasileñas están mostrando de manera bien clara cómo sucede. Existe el medio, que fatalmente cambia la vida de todo el mundo, pero también existe el mensaje fabricado y existe el poder económico garantizando que ese mensaje hecho de mentira, llegue a los móviles inteligentes de las personas, por la vía de la confianza: los grupos de amigos y de familia.

    Con eso, adherimos más un elemento de análisis que es el del poder económico y cómo puede ser decisivo en un proceso y en una situación en que las personas estén completamente despojadas de la herramienta del pensamiento crítico. La guerrilla comunicacional implementada en Brasil no se refiere sólo a millones de personas que están enojadas con la política y la corrupción y que por lo tanto se quedan sensibles a los discursos moralistas.

    Estas personas son, de hecho, importantes reproductores de las mentiras creadas, pero sin la fabricación de esas mentiras, en el texto y en la imagen, seguramente compartirían en sus grupos de confianza otros mensajes. El hecho es que existen empresas especializadas en fabricar mentiras, hay empresas que roban los datos disponibles en las redes sociales y hay empresas cuyo trabajo es disparar mensajes para todos esos datos robados y / o comprados. Todas son empresas, por lo que necesitan ser pagadas para hacer el servicio. ¿Y son pagadas por quién? Por los empresarios que se beneficiarán con la situación que las mentiras creará. Es el círculo vicioso de la dominación. No se trata de la fabricación de post-verdades, como dicen algunos. Es la mentira misma, la buena y vieja mentira que siempre venció las “guerras” de todo tipo. Y los medios de comunicación son los vehículos perfectos para la diseminación de esas mentiras.

    Quien insiste en decir que los medios no tienen todo ese poder, basta mirar la historia. Las guerras se producen a partir de la siembra de la mentira en los medios de comunicación de masas. Orson Wells colocó a Estados Unidos en estado de histeria con la “Guerra de los Mundos”, una historia de ficción de George Wells transmitida por la radio como si fuera una cobertura periodística de la llegada de extraterrestres, y llevó a personas al suicidio. En aquellos días, en 1938, la radio era nuestro whats app. Más en el presente,  podemos hablar del famoso ataque de EEUU a Irak, después de inocular al mundo entero con la mentira de que allí había armas químicas que podrían destruir el planeta.

    En la actualidad, la Internet potencia aún más este proceso de fabricación de mentiras. Fue así en la llamada “primavera árabe”, con la masiva participación de Youtube y Facebook, creando y diseminando videos falsos que constituyeron la “verdad” requerida por los Estados Unidos para destruir varios países en secuencia. La mentira que se convierte en verdad. No es post-verdad, es mentira en sí.

    De nuevo es importante resaltar: los medios no son responsables por todo eso. Los responsables son los gobiernos, las personas, los grupos de poder. Julian Assange desveló el secreto con su WikiLeaks, y está amenazado, sin poder salir de la embajada de Ecuador en Londres, donde está preso, porque al ponerse un pie en la calle es encarcelado por Estados Unidos, que lo considera un “terrorista”. ¿Cuántos en el mundo creen en eso? Otro que reveló cómo se da el proceso de manipulación de las mentes con la apropiación de datos vía Facebook y redes sociales es Edward Snowden, igualmente cazado por EEUU. La verdad está ahí, a las claras, pero pocos logran ver.

    Es obvio que las personas sometidas a la manipulación no son campos vacíos, en el que se plantan las mentiras y ellas por sí solo comandan las vidas. No es tan simple. La gente tiene sus mentes bombardeadas continuamente por la comunicación de la clase dominante, sea por el periódico, radio, televisión, el cartel en el autobús, etc… Son medios que existen fuera de la burbuja internética y que aún tienen fuerza e incidencia, por su sistematicidad. Todo esto va abonando la mente para que las mentiras encuentren campo fértil donde instalarse y crecer. En ese sentido, el móvil inteligente, que es sólo un medio – poderoso medio – acaba sirviendo para amalgamar y potenciar todo ese bombardeo ideológico necesario para mantener el estado de cosas.

    En el caso de Brasil, la siembra del odio al PT comenzó en el segundo mandato de Lula, creciendo exponencialmente a partir de Dilma Rousseff. Fue sistemático y cotidiano y encontró amparo en la materialidad de la vida de las personas que empezó a caer también en función de la crisis económica. Anclados en medias verdades, como los casos de corrupción – algunos verdaderos, otros no – los grupos de poder fueron fertilizando las mentes y preparando el terreno para las elecciones de este año. Lo que no esperaban era que un candidato, fuera del circuito tradicional de los partidos y de los grupos de poder, fuera a sintetizar de manera tan acabada toda la carga de prejuicio, moralismo, miedo y odio que la clase dominante, de manera tan profesional, insiste en mantener viva para manipular a las personas según sus intereses.


    No es sin razón que la vieja elite, a pesar del susto inicial, ahora ya se va acercando al candidato fascista, porque reconoce que él hoy comanda a las masas y eso es todo lo que interesa.
    Así, si Bolsonaro gana las elecciones, no será sorprendente ver a la derecha tradicional gobernando juntos, actuando nuevamente en el sentido de sembrar mentiras para justificar la sistemática dominación. La culpa de los desastres gubernamentales siempre será de otro y el repertorio de mentiras es siempre renovado, con la ayuda segura de los medios de comunicación, todos ellos.

    En contra de ello, hay que reinventar las formas de intervención. Recordando siempre que es la confianza la que comanda. Por eso la relación persona / persona no puede dejar de existir. Es la confianza personal que determina la fe de las gentes. En ese sentido, insisto en el buen y viejo trabajo de base, el cara a cara, el conocimiento interpersonal, amoroso y comprometido, hace la diferencia. Hoy, los grupos de whats app que diseminan odio son grupos formados por personas que se conocen, que tienen lazos afectivos y confían unas en otras. Por lo tanto, el whats app es sólo el medio que las unifica y comulga. Él, solo, no provoca estragos. Es toda esta trama que, usando whats app, se consolida.

    Corriendo el riesgo de ser señalada como una idealista romántica, insisto en el trabajo de base, que fue abandonado por los partidos. Un trabajo desarrollado por personas bien formadas, preparadas, armadas de conocimiento crítico.

    La rueda de la vida no para y suceda lo que suceda, la lucha sigue. Resistimos y resistiremos.


    https://www.alainet.org/es/articulo/196109

     

    Categorías: Noticias regionales

    SIGLO XXI: LA ERA DEL GLIFOSATO, UN ENEMIGO SILENCIOSO

    Dom, 09/12/2018 - 09:14

     

    Por Amarú Varela   ***

    Agrotóxicos en el mundo. Antes de analizar la situación en nuestro país, tengamos a mano algunos datos a nivel mundial. Cada año en el mundo se intoxican cerca de 3 millones de personas por el uso de agrotóxicos. Mueren más de 220 mil personas por año. Esto significa 660 muertes por día, 25 muertes por hora.

    El programa de vigilancia epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en 7 países de Centro América, estima que cada año, 400.000 personas se intoxican por plaguicidas.

    Naciones Unidas considera que la tasa de intoxicaciones en los países del Sur podría ser unas 13 veces mayor que en los países industrializados, por lo cual declaró a los plaguicidas como uno de los mayores problemas en el ámbito mundial. Para 1991 se calculaba que 25 millones de trabajadores agrícolas sufrirían un episodio de intoxicación por plaguicidas y que éstos serían responsables de 437.000 casos de cáncer y de 400.000 muertes involuntarias.

    Situación en Argentina

    Mientras en Estados Unidos comenzó hace meses el primer juicio sobre los posibles efectos cancerígenos del Round Up, el polémico herbicida de Monsanto que contiene glifosato, los habitantes de las zonas rurales de Argentina deben enfrentarse casi a diario con los productores agrícolas locales por las fumigaciones con glifosato. Se trata de un herbicida utilizado para los cultivos con semillas transgénicas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es probablemente cancerígeno.

    En nuestro país, esas siembras comenzaron a fines de los años 90 y desplazaron paulatinamente la cría de ganado.
    Al cierre de junio de 2018 había 18 millones de hectáreas sembradas, que rindieron una producción de 35,8 millones de toneladas y ubican a Argentina como el tercer mayor productor mundial, detrás de Estados Unidos y Brasil. Pero esa cosecha implica millones de litros de glifosato vertido en el suelo nacional.

    En el año 2015, se realizó un nuevo Congreso de Médicos de Pueblos Fumigados. En la declaración sostienen: “Argentina consumió 240 millones de kilos en el último año generando una carga de exposición potencial de 6 kilos por año por habitante, la más alta del planeta. Glifosato se compra y guarda en cualquier lugar y se aplica sin ningún tipo de restricción sobre escuelas, barrios, plazas y pueblos, sometiendo a la población a una exposición injusta e innecesaria”.

    Además, los científicos, médicos y miembros de los equipos de salud de los pueblos fumigados de Argentina, sostuvieron  en la Declaración: “lo que afirmábamos entonces -5 años atrás en el 1° Encuentro- es dramáticamente cierto y se acentúa día a día: el sistema de producción agrícola vigente en el país contamina el ambiente y los alimentos de los argentinos enferma y mata a las poblaciones humanas de las zonas agrícolas”.

    Se comprobó que una porción normal de una ensalada común contiene alrededor de 600 ug (microgramo) de veneno y también que los algodones, gasas, toallitas íntimas y tampones comercializados en nuestro país contienen glifosato.

    En los últimos 25 años, el consumo de agrotóxicos aumentó un 983% (de 38 a 370 millones de kilos), mientras que la superficie cultivada aumentó un 50% (de 20 millones de hectáreas a 30 millones de hectáreas). Año a año se fue generando un sistema diseñado por y para los vendedores de agrotóxicos, quienes todos los años aumentan sus ventas netas, mientras que los argentinos, también, año a año nos contaminamos más y más.

    Ya no hay dudas de que la exposición masiva y creciente a pesticidas modificó el perfil de enfermedades de las poblaciones rurales argentinas y también que el cáncer es la primera causa de muerte entre ellos.

    Envenenados

    No podemos dejar de mencionar la reciente muerte de Fabián Tomasi, el hombre oriundo de Basavilbaso (Entre Ríos) que fue ejemplo de las secuelas de los agroquímicos. El ex banderillero falleció en su ciudad y con su deceso se abre una nueva discusión sobre las consecuencias del uso de glifosato en los campos.

    Un gran dolor inundó las redes sociales en todo el país porque Tomasi fue un ejemplo de las consecuencias de las pulverizaciones con agroquímicos. Junto a Estela Lemes, la docente de la escuela Bartolito Mitre que también sufre en su cuerpo las secuelas de las fumigaciones con agroquímicos, se convirtieron en los ejemplos de lucha de aquellos que reclaman un cambio en el modelo agroproductivo.

    Si es Bayer, No es Bueno

    Luego de largas negociaciones, este año Bayer se convirtió al fin en propietario único de Monsanto, con lo cual la marca Monsanto desaparece y sólo queda el nombre de Bayer. Un paso histórico y peligroso. Pero es más que eso, ya que la adquisición también marca un hito económico: con un volumen de cerca de 63.000 millones de dólares (cerca de 54.000 millones de euros), es la compra más cara por parte de una empresa alemana en toda la historia de este país. El negocio redondo: provocan la enfermedad y venden la cura.

    Recordemos que BAYER produjo, hasta la Primera Guerra Mundial, una droga llamada diacetylmorphine, una droga adictiva, vendida originalmente como tratamiento de la tos, que luego paso a llamarse Heroína. La heroína era una marca registrada de Bayer, hasta que fue prohibida antes de la Primera Guerra Mundial.

    Desde 1925 y hasta 1951, Bayer se convirtió en parte de IG Farben, un conglomerado de las industrias químicas alemanas que formaron la base financiera del régimen nazi. El Dr. Fritz ter Meer, condenado a siete años en la prisión por los crímenes de guerra por el tribunal de Nuremberg, fue Directivo Supervisor de Bayer en 1956, después de su excarcelación. También son de su atribución la creación de agentes químicos como: Gas mostaza (arma química) y Tabun (gas nervioso).

    La lucha por el “Glifosato Cero: el poder ecónomico y la falta de legislación

    Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) advirtieron que los residuos del glifosato están presenten “en todo el sistema ambiental”, y aseguraron que la Argentina se ubica en el primer puesto a nivel mundial en la cantidad de uso de plaguicidas por habitante por año (10 litros de plaguicidas por habitante por año).

    La presión de los vecinos de las zonas rurales, junto con organizaciones que luchan contra la aplicación de glifosato dieron algunos resultados, pese a la resistencia de los productores y las grandes multinacionales que, apoyadas por el poder político, reciben medidas cautelares a su favor, lo que agudiza más el conflicto.

    En este marco, se ve la clara necesidad de una ley de aplicación nacional que prohíba expresamente el uso de agrotóxicos en el territorio nacional.

    En el mes de septiembre, la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná restableció la vigencia de la ordenanza 12.216 que prohíbe el comercio de glifosato en Gualeguaychú. El tribunal revocó la medida cautelar por la cual se suspendía la aplicación de la norma, aunque sigue pendiente la discusión para dirimir un conflicto de competencia respecto de la inconstitucionalidad planteada por un grupo de empresas.

    Los jueces Beatriz Aranguren y Mateo Busaniche consideraron que la ordenanza que prohíbe su uso, aplicación, expendio, almacenamiento, transporte, comercialización y venta de glifosato “fue realizada por los órganos correspondientes al gobierno de la ciudad y goza de una presunción de legitimidad que solo puede ser abrogada por manifiestos vicios de irregularidades y/o arbitrariedad”, cuestión que no ha sido invocada en este caso.

    La aplicación de la Ordenanza –sancionada en abril de 2018– está para ser discutida en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a raíz de que la Justicia federal y la provincial reclaman la competencia para resolver el asunto.

    Será Justicia.

    https://revistappv.com.ar/2018/10/03/9946/

     

    Categorías: Noticias regionales

    ARA SAN JUAN: LAS MACABRAS MENTIRAS Y NEGOCIOS PETROLÍFEROS DEL GOBIERNO CON LA COMPAÑÍA INGLESA OCEAN INFINITY

    Mié, 05/12/2018 - 21:32


    Por Javier Llorens   ***

    Como una última injuria a los 44 tripulantes desaparecidos con el submarino ARA San Juan, su búsqueda estuvo llena de engaños a la opinión pública, contando con la complicidad de los medios afines al Gobierno. Que ocultaron que Ocean Infinity es una compañía inglesa con filial en EEUU. Que el Seabed Constructor es un buque de exploración y servicios petroleros, que fue expulsado de Islandia por efectuar  investigaciones clandestinas disfrazadas de rescate.

    Que su propietario es la compañía inglesa Swire. Que el Gobierno llamó a licitación para exploraciones petroleras, en áreas que el Saebed Constructor estaba barriendo furtivamente sin conexión satelital, y perdiendo el tiempo, en lugar de ir directamente al lugar del siniestro. Donde sospechosamente en el último día de búsqueda lo encontró, al cumplirse el aniversario de su desaparición. Habiéndose sometido la jurisdicción de dichas exploraciones a la CPA (Corte Permanente de Arbitraje) de La Haya, donde está la sede de la compañía angloholandesa Royal Dutch Shell.

    Los grandes diarios informaron a mansalva que era estadounidense la compañía Ocean Infinity, que el Gobierno contrató en agosto pasado, para que efectuara la búsqueda del desaparecido submarino ARA San Juan.
    No obstante una simple consulta en la web revela que Ocean Infinity Seabed Intelligence (Océano Infinito Inteligencia del Mar profundo) es inglesa, con domicilio en Grosvenor Street 6, Londres. Con filial en la city petrolera de Houston, EEUU, en Broadfield Boulevard 1.400, con quien el Gobierno firmó el contrato tratando de disimular.

    También ocultaron que Ocean Infinity está dedicada a relevamientos y encuestas hidrográficas, e inspección y construcción de tuberías petroleras. Ofreciendo un “completo sistema de exploración de los fondos marinos que permite realizar múltiples tareas. Nuestra amplia gama de sistemas y equipos a bordo permite inspeccionar, reparar o recuperar los descubrimientos realizados durante un levantamiento… Nuestro enfoque incrementa dramáticamente la productividad y reduce el tiempo de inactividad, ahorrando tiempo y dinero a los clientes con nuestra embarcación multiusos ‘ventanilla única’”

    https://oceaninfinity.com/

    En su portal la compañía destaca que Joshua Broussard es su Director Técnico, quién “tiene más de 10 años de experiencia en la gestión de proyectos de ingeniería en tierra y en alta mar para las principales compañías de petróleo y gas marinas.  Su carrera temprana le proporcionó experiencia como técnico de automatización y controles, trabajando en instalaciones en tierra y en alta mar. Ha desempeñado funciones de liderazgo en proyectos para el desarrollo de sistemas de remediación ambiental no tripulados, sistemas ROV, sistemas de comunicación distribuidos e instalaciones de equipos robóticos.”

    A su vez la propietaria del buque Seabed Constructor es la tradicional compañía inglesa Swire, que tiene un siglo y medio de existencia. La que con motivo de las explotaciones de hidrocarburos offshore que comenzaron en la década del ’70, tras la decuplicación del precio del petróleo por el embargo petrolero árabe motivado por la guerra de Yom Kippur, se dedicó a la “prestación de servicios de apoyo en alta mar a la industria internacional del petróleo y gas… Incluidas la exploración, perforación y producción, tendido de tuberías, construcción submarina y movimientos de plataformas”.

    https://www.swire.com/en/businesses/marine_services.php



    Las exploraciones furtivas del Seabed Constructor

    Por su parte el buque Seabed Constructor, o Constructor en el fondo del Mar, como su nombre en inglés lo indica, está dedicado esencialmente a la actividad petrolera offshore. Y tiene bandera noruega porque en los papeles pertenece a Swire Seabed, la filial noruega del grupo Swire. Enfatizando así está con su nombre, que el objeto de su actividad es el fondo del mar costa afuera.

    En diciembre de 2016, al recibir el Seabed Constructor, que antes se llamaba Olympic Athene, Arvid Pettersen, el CEO de Swire Seabed dijo: “La decisión de invertir en este barco submarino de alta calidad es parte de la estrategia de crecimiento a largo plazo de Swire Seabed. Nuestro contrato con Ocean Infinity permite a la compañía establecer un departamento de relevamientos [de fondos submarinos] que puede procesar y presentar grandes cantidades de datos de alta calidad a nuestros clientes”.

    El Seabed Constructor se unió así a la flota submarina de Swire Seabed, integrada por el Seabed Worker (Trabajador Fondo Marino),  el Seabed Supporter (Apoyador Fondo Marino), y Seabed Prince (Principe Fondo Marino). Diseñados para realizar una gama de trabajos de construcción ligera, IMR (Inspección, Mantenimiento y Reparación) y topografía tanto en el sector de petróleo y gas como en los renovables. En esa oportunidad Pettersen aseguró que su nuevo barco trabajará en operaciones globales de AUV (Autonomous Underwater Vehicles – Vehículos Submarinos Autónomos) como parte de un contrato de seis años con Ocean Infinity.

    https://www.offshoreenergytoday.com/swire-expands-subsea-vessel-fleet/

    Por su parte los grandes medios argentinos, no solo ocultaron que el Seabed Constructor es un buque de investigación y operación petrolera, sino además que había sido expulsado escandalosamente de Islandia a principios del 2017, por la sospecha de estar haciendo una exploración clandestina, por encargo de la ignota compañía inglesa Advanced Marine Services. Encubierta como una operación de rescate de un buque mercante alemán, hundido durante la Segunda Guerra Mundial. El SS Minden, no obstante que según su manifiesto de carga no transportaba nada de valor.


    https://icelandmag.is/article/mysterious-research-vessel-will-not-be-allowed-continue-its-secret-research-sw-iceland

    Las maniobras realizadas por el Seabed Constructor con esa excusa, navegando en círculo dentro del mar territorial islandés, llamaron la atención de la Guardia Costera de ese país, que envío uno de sus buques y un helicóptero para interceptarlo. Y ante las respuestas contradictorias dadas por parte de su tripulación, la Guardia Costera le requirió que regresara inmediatamente al puerto de Reikiavik. Donde a la par que interrogó a su tripulación, procedió a investigar sus registros y equipos.

    Seguidamente, ante la sospecha que el Saebed Constructor estaba involucrado en investigaciones marinas ilegales y no autorizadas en aguas islandesas, le ordenó retirarse del mar territorial de Islandia. Este antecedente, como se verá más adelante, aportaría la explicación de porqué extrañamente el Saebed  Constructor tras hallar al ARA San Juan, en lugar de regresar triunfalmente a un puerto argentino, emprendió un veloz rumbo hacia Sudáfrica.

    No obstante a principios de agosto pasado, tras idas y vueltas que duraron más de seis meses, el Gobierno contrató a la compañía Ocean Infinity y al Seabed Constructor, para buscar al submarino ARA San Juan. Con la cláusula de “éxito” “no cure, no pay”, por la que convino pagar 7,5 millones de dólares, solo en el caso de que el ARA San Juan fuera encontrado.

    El Seabed Constructor, está equipado con media docena de vehículos submarinos no tripulados. De la clase AUV, enteramente autónomos, los que tras cumplir su periplo, vuelven a un lugar prefijado para entregar la información recogida. Y de la clase ROV (Remotely Operated Vehicles) que a través de cables son guiados por un operador, y están equipados con luces, cámaras, sonar, y un brazo articulado. Llevando además todos ellos, un sofisticado instrumental, como magnetómetros gravímetros y ecosondas, a los efectos de explorar el subsuelo de las profundidades marinas. Razón por la que Ocean Infinity publicita que sus embarcaciones son “multiuso”, de “ventanilla única”.

    La otra oferta en competencia, perteneciente a la firma venezolana SEA Sistemas Electrónicos Acuáticos, en sociedad con  la empresa canadiense Ccean Floor Geophysics, fue desestimada por estar condicionada a distintos eventos, que no permitían calcular su precio final. Y además previamente había sido anulada la preadjudicación a favor de la firma española Igeotest Geociencias y Exploraciones, del argentino Marcelo Devincenzi. Que había ofertado 3,8 millones de dólares, y preveía operar su ROV desde un buque de la Armada Argentina, pero recibió una virulenta campaña en su contra por parte de la gran prensa, como para abrirle camino a Ocean Infinity y el Seabed Constructor.

    Tras la desaparición del ARA San Juan aparece el petróleo

    Al mes siguiente de la desaparición del ARA San Juan ocurrida el 15 de noviembre, el 13 de diciembre, al festejarse el día del petróleo, el ex ministro de Energía y Minería y ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, en el almuerzo organizado por el IAPG (Instituto Argentino del Petróleo) controlado por la megapetroleras, anuncio:

    “Tenemos una de las áreas del mundo menos exploradas del mundo que es nuestra plataforma continental, por lo tanto hoy estamos informando que lanzaremos la Ronda 1 del Plan de Exploración offshore para julio del año próximo. Esta primera ronda va a incluir una vasta región de la Plataforma Austral Norte
    (5.000 km2); la Cuenca Malvinas Oeste (90.000km2) y la Cuenca Argentina Norte (130.000 km2)”.

    https://www.argentina.gob.ar/noticias/aranguren-anuncio-la-ronda-1-de-exploracion-petrolera-costa-afuera

    Al respecto el comunicado del ministerio afirmaba: “La Costa Afuera argentina es uno de los espacios más extensos y menos explorados con potencial de recursos hidrocarburíferos a nivel global, configurando una oportunidad única para la atracción de inversiones al país, y uno de los proyectos más importantes que tiene la Argentina para extender el horizonte de las reservas de gas y petróleo. Los bloques incluidos en la Ronda 1 están ubicados en las áreas ubicadas en la Cuenca Austral, Malvinas Oeste y el sector norte de la Cuenca Argentina (ver mapa).

    “Se espera recibir las ofertas en el mes de noviembre de 2018 para adjudicar los Permisos Exploratorios a finales del mismo año. El ministro destacó también que “esta primera etapa será seguida en el año 2019 por una segunda Ronda, en la cual incorporaremos la Cuenca Argentina Sur que cuenta con un área aproximada de 120.000 km2”.

    Respecto estos anuncios resulta notable la coincidencia del área de búsqueda del submarino San Juan, con las áreas de exploración petrolera a licitar. Tal como se puede apreciar en el siguiente mapa, confeccionado por uno de los expertos dedicados a analizar el siniestro del ARA San Juan. Correspondiendo ambas áreas, la de búsqueda del ARA San Juan y la de exploración petrolera, a una gran extensión marítima que va desde Mar del Plata hasta Caleta Olivia, ciudad donde está radicada la causa por la desaparición del ARA San Juan.

    Las áreas petrolíferas coincidentes con la de la búsqueda del ARA San Juan, están divididas en el área Argentina Norte, Malvinas Oeste, y Argentina Sur, y se encuentran ubicadas en el borde de la plataforma marítima argentina, en cuyo abismo se hundió el ARA San Juan. Correspondiendo precisamente la última de esas áreas, al lugar del siniestro de este, conforme se puede apreciar en la imagen de la portada.

    Por su parte la ronda licitatoria 1 que actualmente se ha convocado a concurso, correspondiente al Area Argentina Norte, llega hasta las coordenadas 42 º y 57º como se puede ver en la siguiente imagen, extendiéndose hasta cerca de la ubicación en que se encontró al ARA San Juan, en las coordenadas 46 º y 60º.

    El Gobierno valorizó la información privilegiada obtenida por el Seabed Constructor

    El Seabed Constructor comenzó su tarea de búsqueda del ARA San Juan a principios de septiembre, contando para ello con un plazo mínimo de 60 días. Y al respecto el periodista de CLARIN Daniel Santoro, el mismo día que en se conoció el hallazgo del ARA San Juan, planteo una serie de inquietantes interrogantes, en la nota con su firma “Submarino ARA San Juan: dudas sobre el derrotero que hizo el Seabed para buscarlo – Dejó para lo último una pista encontrada por un buque chileno. Y terminó su trabajo en la zona recomendada por Estados Unidos y Gran Bretaña” (16-11-18).

    https://www.clarin.com/politica/dudas-derrotero-hizo-seabed-buscar-submarino-san-juan_0_YTfa3WW_e.html

    Santoro dice en su nota: “Más allá del hallazgo, la forma en que se buscó abre una serie de interrogantes que se preguntan los expertos submarinistas: ¿Por qué los observadores de la Armada y de los familiares embarcados en el Seabed no tenían acceso al cuarto de procesamiento ni a las imágenes crudas que mandaban los minisubmarinos? ¿Por qué el Seabed empezó su primera etapa de la búsqueda, que duró dos meses, con las áreas no prioritarias fijadas en el operativo internacional?”

    ¿Por qué se buscó recién ahora en la zona que la Armada ya había indicado en noviembre de 2017 como la más probable para encontrarlo? ¿Por qué se mandaron medios a zonas de las que se sabía que, por estudios de cinemática, era imposible que el San Juan estuviera? ¿Por qué se tomaron los indicios de supuestos ruidos de golpes en el casco como válidos o probables cuando toda la evidencia técnica sustentaba sus descartes como puntos de contacto? Según el contrato, ¿la empresa Ocean Infity podrá hacer uso de toda la información estratégica del lecho marino argentino que juntó en estos días? Y la última duda: ¿se esperó buscar en esta área para llegar cerca de la fecha del primer aniversario y así tener más impacto?”

    “Una de las respuestas… es que el 6 de noviembre el Gobierno lanzó una licitación para la búsqueda de petróleo y gas en el mar argentino y hay 20 multinacionales interesadas. Algunas de las áreas a licitar coinciden con las áreas rastreadas para buscar el San Juan.”

    Stripteasedelpoder trato de averiguar concretamente que áreas habían sido barridas por el Seabed Constructor en su búsqueda del ARA San Juan. Solicitando para ello al sitio de información marítima Vessel Finder (Buscador de Buques) los trayectos efectuados por el Seabed Constructor entre el 1 de septiembre y el 16 de noviembre de este año.

    https://www.vesselfinder.com

    Y vía mail, con la firma de Alexander Tonev, obtuvo la inusitada respuesta de que no existían registros de los trayectos del Seabed Constructor durante ese interregno, como se puede apreciar en el siguiente facsímil. Planteando así el hecho de qué, como un macabro cazador furtivo de información geológica marítima, el Seabed Constructor se habría desplazado durante esas  operaciones, sin conexión satelital, para no dejar rastro alguno de su tortuoso operar.

    Lo que Santoro evitó enteramente profundizar es que si el Seabed Constructor obtuvo información geológica furtiva, de esa manera artera y macabra, ella extrañamente fue valorizada por el mismo Gobierno Nacional.
    Con el decreto que el presidente Mauricio Macri firmó el 1 de octubre del corriente (872/18), al mes del inicio de las operaciones por parte del Seabed Constructor. Instruyendo a la secretaria de Energía a que llamara a Concurso Público Internacional para la adjudicación de las áreas integrantes del Area Argentina Norte .

    Por su parte el secretario de Energía Javier Iguacel, doce días antes de que se anunciara el hallazgo del ARA San Juan, ratificó esa sorpresiva valorización gubernamental de la información furtiva que en forma macabra habría obtenido el Seabed Constructor, con el dictado de una resolución convocando a dicho concurso (65/18).

    La huida del Seabed Constructor hacia Sudáfrica y la confusión de la prensa

    Otra notable evidencia de la mala fe y el macabro accionar de Ocean Infinity y su buque Seabed Constructor, para obtener información geológica furtiva y lucro económico colateral con su venta, contando para ello con la complicidad objetiva del Gobierno, consiste en el hecho de que inusitadamente, en lugar de regresar triunfalmente a Argentina, para desembarcar a los miembros de la Armada y los familiares de las víctimas y florearse de su éxito, emprendió una rauda huida hacia Ciudad del Cabo en Sudáfrica, desde donde había venido.

    Puerto desde donde se reembarcara a la tripulación argentina hacia nuestro país, por vía aérea. Prometiendo además entregar 67 mil imágenes capturadas sobre los restos del submarino ARA San Juan. Cuando no le habría demandado más de medio día de navegación acercarse a la costa argentina para desembarcar a los argentinos, reabastecerse, y entregar dicha documentación a la jueza federal con sede en Caleta Olivia, Marta Yáñez, actuante en el siniestro.

    Pero no lo hizo, seguramente invadido por el sano temor, a raíz de lo sucedido en Islandia, que ella u otro juez ordenara una requisa del buque, para incautar toda la información obtenida durante el periplo de búsqueda del ARA San Juan.
    Y para evitar ello, habría demandado los servicios de un buque tanquero para poder repostar combustible en alta mar, y emprender la huida hacia Ciudad del Cabo.

    Esta actitud opaca por parte del Seabed Constructor, se vio completada con la confusa y contradictoria cobertura que hizo la gran prensa argentina del acontecimiento del hallazgo del ARA San Juan. Como para aturdir a la opinión pública, pese el autobombo que hace, asegurando que suministra información verificada por un editor responsable, que más bien parece responsable de fake news.

    Como el caso de CLARIN, cuyos detalles respecto el hallazgo dependían del cronista que lo tratara. Brindando así sucesivas versiones altamente contradictorias, de que el Seabed Constructor había omitido revisar el punto del hallazgo. Que cuando ya estaba rumbo hacia Sudáfrica reviso la cartografía, y tuvo que regresar para verificarlo. Que no, que lo había dejado para el final, porque se trataba de un área dificultosa, habiendo comenzado por las más fáciles.

    Que el lugar del hallazgo se trataba de un punto “C” altamente probable, que había sido señalado por el sonar de alta performance del buque chileno “Cabo de Hornos”, dando cuenta de la existencia de un objeto de 60 metros, del largo del submarino. Que no, que era un punto “b”, siendo lo más probable que fueran formaciones rocosas.

    Que era el lugar donde se habían detectado golpes en el casco. Que no, que era el lugar más probable, por haber sido señalado por la CTBTO (Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares) que había registrado una “anomalía hidroacústica”,  consistente en una potente explosión-implosión.

    Llegando el cronista de florida verba Nicolás Wiñazki, a la cumbre de la improvisación y desconocimiento del tema, al señalar que esa anomalía había sido detectada por “un organismo internacional encargado de la seguridad de los submarinos que surcan furtivos los mares del mundo” (“Un año de misterios, errores, adivinos y conspiraciones”,18/11/18)

    A todo esto se sumó el extraño anticipo que se le escapó al presidente Macri, al expresar el 16 de noviembre en el acto de conmemoración del aniversario de la desaparición del ARA San Juan, un día previo a su hallazgo: “quiero decirles que tengo la profunda esperanza, que esta bandera, en días, pronto será plantada en el mar argentino, en el recuerdo de nuestros 44 tripulantes, que quedarán en la memoria y en el corazón de todos los argentinos para siempre.”

    https://www.casarosada.gob.ar/informacion/discursos/44162-el-presidente-mauricio-macri-en-el-acto-de-reconocimiento-al-ara-san-juan-y-sus-tripulantes

    Lo que hizo sospechar a familiares de los marinos desaparecidos, que todo estaba previsto y guionado. Lo cual también lo revela la frase que lanzó el abogado Luis Tagliapietra, padre de unos de los marinos desaparecidos, al dar a conocer el hallazgo: “¡Los encontramos. Como en una historia de película cuando ya parecía todo terminado!”

    https://www.lanacion.com.ar/2195140-un-jefe-naval-le-anticipo-jueza-yanez

    Habiendo existido previamente, amplio márgenes de tiempo y espacio, como para que el Seabed Constructor efectuara una pre exploración petrolera. Cuyos datos adquirieron un alto valor venal, que se puede estimar en cientos de millones de dólares, y geopolítico, con el paralelo llamada a concurso de exploración convocado por el Gobierno.

    Así el Seabed Constructor no cobrará por “ventanilla única” por sus servicios, como dice su propaganda, sino que lo hará a través de dos ventanillas. La del Gobierno,  y la de los mega intereses existentes en torno la explotación del petróleo. Haciendo un altamente lucrativo negocio, con la complicidad del Gobierno, a costa de los 44 marinos fallecidos del ARA San Juan, y la tremenda angustia y desazón de sus familiares.

    Todo se cuece en La Haya, sede de la Royal Dutch Shell, para todo el mundo

    La resolución del secretario de Energía Iguacel llamando a  concurso para la explotación de las áreas en cuestión, donde yacen los tripulantes del ARA San Juan, prevé la no intervención de la justicia argentina en el caso de conflictos con el contratista, si el monto de este supera los 20 millones de dólares, que son monedas en el mundo del petróleo.

    Consagra así para esos territorios marítimos argentinos donde se produjo la tragedia del ARA San Juan, la extraterritorialidad y prorroga de jurisdicción a favor de tribunales arbitrales internacionales. Con sede en un Estado que sea parte en la Convención sobre el Reconocimiento y Ejecución de las Sentencias Arbitrales Extranjeras.

    Esa Convención de la ONU, conocida como CNUDMI, fue firmada por Argentina y otros 23 países en el año 1958.
    Pero luego se agregaron a ella otros numerosos países, entre ellos las dos potencias petroleras de EEUU y el Reino Unido, siendo actualmente 159. Los que en esencia se obligan a reconocer y ejecutar en sus países, cualquier sentencia arbitral que recaiga contra países miembros de la convención.

    Resultando así algo mucho más peligroso que el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones) del Banco Mundial, que ha deparado amargas experiencias a Argentina. Al establecer una especie de justicia universal, como la que se intentó aplicar con el embargo a la fragata Libertad en el puerto africano de Ghana, para ejecutar una sentencia que había dictado el juez estadounidense Thomas Griesa en Nueva York. Lo cual fue anulado por el Tribunal Internacional del Derecho del Mar, con sede en Hamburgo, por considerar que se trataba de un buque de uso militar que podría derivar en un casus belli.

    No obstante esa dura experiencia reciente, el actual Gobierno insiste en adherirse a esa justicia universal, mediante la intervención de tres árbitros, cuyo fallo será inapelable. Dos de ellos nombrados por las partes, y el tercero en caso de controversia  -junto con otros asuntos- por el Secretario  General la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) con sede en La Haya. Lo que en definitiva supone entregarse en manos del diplomático holandés Hugo Hans Siblesz, quien se desempeña actualmente en ese cargo, el que es inveteradamente cubierto por un ciudadano holandés.

    La Haya es la sede del gobierno holandés, pero no su capital. Y actualmente desde el 2005, es también la sede y residencia fiscal de la legendaria petrolera angloholandesa Royal Ducth Shell PLC, que tiene su domicilio social en Londres, en cuya Bolsa cotizan principalmente sus acciones.

    Tanto el Reino Unido, como Holanda, Dinamarca, y Noruega, le deben su actual bienestar, que está en los niveles más altos del mundo, a la explotación del gas y petróleo en el Mar del Norte. Por ello se puede decir que son países que apestan a petróleo, aunque traten  de disimularlo. El que actualmente está en vías de declinación, y por ello buscan fuentes alternativas de cualquier manera. Existiendo además un importante equipamiento ocioso, como da cuenta el Seabed Constructor.

    Siendo esta la única explicación de la obstinación del Reino Unido respecto las Malvinas, máxime ante la posibilidad actual de que Escocia, que detenta la jurisdicción sobre el petróleo, se escinda del Reino Unido, con motivo del Brexit. Con la excusa de defender la autodeterminación de 1.500 isleños, no obstante haber hecho todo lo contrario en el archipiélago de Chagos, expulsando a  su población nativa.

    Y también es la explicación de la macabra conducta de Ocean Infinity y el Seabed Constructor, contando con la complicidad del Gobierno, que explotaron la tragedia de los 44 tripulantes del ARA San Juan, para hacerse furtivamente dueños de la valiosa información geológica del subsuelo donde estos yacen.-


    Javier Llorens

    Investigador en temas económicos y jurídicos | Asesor de la Comisión de Investigaciones del Senado de la Nación | Asesor Legislativo | Co-autor del libro: «La Argentina Robada»

    https://stripteasedelpoder.com/2018/11/ara-san-juan-las-macabras-mentiras-y-negocios-petroliferos-del-gobierno-con-la-compania-inglesa-ocean-infinity/?fbclid=IwAR1VPhHSXwDYaPlE0r8ogF-Iw_QBfDgzgh8ov0YaAQCvE4t_nsUElofBTbY

    Categorías: Noticias regionales

    ARMAS LEGALES NO FRENAN TODAVÍA LOS FEMINICIDIOS EN AMÉRICA LATINA

    Mié, 05/12/2018 - 21:04

    Por Fabiana Frayssinet    ***

    Este artículo es parte de la cobertura de IPS durante los 16 Días de activismo contra la violencia de género, que comenzaron el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

    Susana Gómez, a quien una golpiza de su entonces marido dejó invidente, en una plaza de la ciudad de ciudad argentina de La Plata. Ella no encontró apoyo del Estado para liberarse de la violencia machista, pero una organización social la salvó de integrar la estadística de feminicidios en América Latina, los asesinatos de mujeres por razones de género de los que se registraron 2.795 casos en 2017 en la región. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

    Ciega tras una golpiza de su exmarido, Susana Gómez se libró de sumarse a la lista de los cerca de 2.800 feminicidios cometidos anualmente en América Latina, pero  su caso evidencia porqué las políticas públicas y leyes están lejos de alivianar  la violencia de género en la región.

    “Hice muchas denuncias
    (13 penales y cinco civiles) y la justicia jamás me dio bolilla (me hizo caso)”, resumió Gómez a IPS en un diálogo en una plaza de su barrio en Lisandro Olmos, un suburbio de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires.

    Pese a que en Argentina ya existían en 2011, cuando se produjo el brutal ataque contra ella, comisarías de la mujer, no fue suficiente para protegerla de su agresor.

    Lo que la salvó de la muerte fue La Casa María Pueblo, una organización no gubernamental (ONG) que como otras  en América Latina tratan, con recursos  propios, suplir las deficiencias del Estado para proteger y asesorar jurídicamente a las víctimas de la violencia machista.

    Gómez, sus cuatro hijos y su madre, también amenazados por su expareja, fueron rescatados y cobijados en esa institución.

    “No teníamos nada. Entramos con lo que teníamos puesto, con el documento y nada más porque estábamos de aquí para allá. Todos nos cerraban las puertas, la justicia, la policía no hacían nada, la fiscalía tampoco”,
    recordó Gómez, quien ahora tiene 34 años.

    “Si no hay organizaciones como esta yo no estaría aquí para contarlo, no hubiese llegado a juicio. Si no tienes un acompañamiento jurídico, un refugio con identidad reservada, tratamiento psicológico, yo no podría haber enfrentado esto que no es fácil”,
    destacó.

    En abril del 2014, un tribunal de La Plata condenó a ocho años de prisión a su exmarido, Carlos Goncharuk. Ahora Gómez reclama judicialmente al gobierno de la provincia de Buenos Aires una reparación económica.

    “La vista no me la va a devolver nadie, pero es para que la justicia, el Estado tengan más conciencia para prevenir un antes y un después”,
    subrayó Gómez que se siente nuevamente amenazada porque el victimario será liberado el año próximo.

    Según el abogado y fundador de la ONG, Darío Witt, Gómez no quedó ciega por accidente o enfermedad sino por las repetidas palizas del entonces su marido. La última vez le golpeó la cabeza contra una pared de la cocina.

    “Este resarcimiento no contiene un objetivo económico de por sí. Lo que queremos intentar demostrar para Susana y todas las otras víctimas como ella es que el Estado, que los Estados en general sean nacionales provinciales o municipales y de distintos países, tienen una altísima responsabilidad para que esto ocurra. El Estado no es inocente en estas cuestiones, argumentó Witt a IPS.

    “Cuando quedé ciega y vi que no vería más a mis hijos dije basta”, r
    ecordó.

    Cifras que horrorizan

    Según el Observatorio de Igualdad de Género (OIG) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), al menos 2.795 mujeres fueron asesinadas en 2017 por razones de género en 23 países de esta región, en lo que varias legislaciones nacionales de la región tipifican ya como feminicidio o femicido.

    La lista de feminicidios difundida este mes por OIG la lidera Brasil (1.133 víctimas registradas en 2017), en cifras absolutas, pero en términos relativos, de la tasa de crímenes de género por cada 100.000 mujeres, es El Salvador el que alcanza una cota sin parangón en la región, con 10,2 feminicidios por cada 100.000 mujeres.

    Tabla de número en términos absolutos de feminicidios por país en América Latina y el Caribe, así como la tasa de asesinatos por razones de género por cada 100.000 mujeres. Crédito: Observatorio de Igualdad de Género de la Cepal

    Honduras (en 2016) registró 5,8 feminicidios por cada 100.000 mujeres y en Guatemala, República Dominicana y Bolivia también se observaron altas tasas en 2017, iguales o superiores a dos casos por cada 100.000 mujeres.

    OIG detalla que los asesinatos de mujeres por razón de género son parte muy mayoritaria de los homicidios intencionales de mujeres en la región, donde los feminicidios son cometidos por parejas o exparejas de la víctima, con excepción El Salvador y Honduras.

    “El feminicidio es la expresión más extrema de la violencia contra las mujeres. Ni la tipificación del delito ni su visibilización estadística han sido suficientes para erradicar este flagelo que nos alarma y horroriza cada día”, dijo Alicia Bárcena, secretaría ejecutiva de la Cepal al dar a conocer las nuevas cifras de OIG.

    La guatemalteca Ana Silvia Monzón, socióloga y comunicadora del Programa de Estudios de Género y Feminismos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), recordó que su país cuenta desde 2008 con una Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer y desde un año después con una Ley contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas.

    “Ambas constituyen instrumentos importantes porque contribuyen a visibilizar una problemática que es grave en Guatemala, y son una herramienta para que las víctimas puedan iniciar el camino a la justicia”
    , señaló a IPS desde Ciudad de Guatemala.

    Sin embargo pese a esas leyes que contemplaron la creación de un modelo de atención integral a las víctimas y de tribunales especializados, “no se asignan los recursos necesarios a las entidades y programas que deben promover esa prevención, menos aún la atención especializada a las víctimas que denuncian esa violencia”, sostuvo.

    Además “persisten prejuicios y prácticas sesgadas de género entre quienes aplican la ley” y “poco se ha hecho para introducir contenidos educativos o programas que contribuyan a cambiar el imaginario social que asume como normal la violencia contra las mujeres”, en especial a las indígenas, acotó.

    #NiUnaMenos, #NiUnaMás

    En la región “los avances son importantes, expresión de un movimiento de mujeres que ha logrado posicionar la violencia de género como un problema social, pero son insuficientes”, reflexionó Monzón.

    Olivia, una niña de cinco años, sostiene con determinación un cartel con el lema contra los feminicidios, #NiUnaMenos, que se ha extendido por América Latina, en movilizaciones multitudinarias contra la violencia de género. Olivia participó en una actividad barrial en la ciudad argentina de La Plata el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el 25 de noviembre. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

    Según ONU Mujeres, en total 18 países latinoamericanos y caribeños han modificado sus leyes para sancionar los crímenes machistas contra las mujeres como feminicidio, femicidio u homicidio agravado por razones de género.

    Pero como concluye Gómez y otros activistas sociales de su barrio, hace falta más.

    El encuentro con esta víctima se produjo el domingo 25, durante una “mateada”  (ronda con hierba mate) en la plaza Juan Manuel de Rosas, convocada por la agrupación  Nuevo Encuentro.

    La actividad se convocó por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que abrió los 16 Días de Activismo contra la violencia de género, y que este año tiene como lema #EscúchameTambién, que llama a que las víctimas sean oídas como parte de la solución de lo que expertas califican como un “genocidio silencioso”.

    María Eugenia Cruz, referente barrial de Nuevo Encuentro, consideró que pese a los nuevos marcos legales y multitudinarias movilizaciones como la del #NiUnaMenos contra la violencia machista y los feminicidios, que se han extendido por Argentina y otros países de la región,  “todavía hace falta charlar de lo que nos pasa a las mujeres”.

    “En lugares más cerrados de barrios como este pareciera que la violencia de género fuera un tema que da vergüenza contar, se sienten culpables. Visibilizar esto es parte de pensar que herramientas puede brindar el Estado”, analizó IPS.

    “O sino ver cuáles son esas herramientas”,
    aportó interrumpiendo el juego Olivia, su hija de cinco años, quien durante la actividad en la plaza sostuvo orgullosamente un cartel que rezaba: “Ni Una Menos”, el lema que ha congregado a las mujeres latinoamericanas junto con el de #NiUnaMás.

    Ella ejemplifica una nueva generación femenina latinoamericana que gracias a las masivas movilizaciones  y a la creciente toma de conciencia social, ya comienza desde temprano a tomar la palabra y a promover cambios culturales.

    “Hoy las mujeres se van dando cuenta desde el noviazgo de las señales de un hombre violento. Que no le gustan tus amistades, que no le gusta cómo te vestís. Ahora hay más información y eso es importante”,
    reconoció Gómez que actualmente atiende como voluntaria llamadas de otras víctimas de la violencia.

    “Ahora te llaman, te consultan y eso está bueno. Antes, ¿a dónde llamabas? Más allá del miedo, si te dan identidad reservada eso te incita a decir: voy a hacer la denuncia y tengo un grupo de gente que me va a ayudar”
    , concluyó esta sobreviviente de la violencia machista.

    Edición: Estrella Gutiérrez

    http://www.ipsnoticias.net/2018/11/armas-legales-no-frenan-todavia-feminicidios-america-latina/

     

    Categorías: Noticias regionales

    BIENVENIDOS A LA TIERRA DEL CRACK

    Mié, 05/12/2018 - 20:57


    Por Dromómanos   ***

    En Brasil, los lugares donde se consume crack tienen un nombre: crackolandias. En las favelas no pacificadas de Río de Janeiro se encuentran estos espacios que las autoridades se empeñan en esconder de los turistas y que parecen una sucursal del infierno.

    Este es el primer capítulo de Narcoamérica (Tusquets) del colectivo Dromómanos. El libro relata un viaje por las diferentes facetas del tráfico de drogas en nuestro continente. Es una travesía de tres años por la historia ilícita de 18 países y de los habitantes de ese otro estado llamado narcotráfico.

    A primera vista parecen terrones de azúcar. A veces son completamente blancos, otras amarillos o tienen un ligero tono rosado. Son piedritas que esconden la locura. El crack es la forma más potente y dañina de la cocaína. Se consigue mezclando la base de esa droga con bicarbonato de sodio. La receta son dos partes de bicarbonato y una de base libre de cocaína, se utiliza un solvente para unificarlos y cuando se evapora, los alcaloides, el principio activo de la hoja de coca, quedan en el bicarbonato de sodio entre 75 y 100 % más concentrados, por lo que su efecto es mucho más fuerte y peligroso que el de la cocaína normal. Crack. Se le dice así por el ruido que hacen las piedras al calentarse. Por su elaboración, es extremadamente barata. Es la droga miseria. El humo ingresa al torrente sanguíneo y va directamente al cerebro. Crea un estado de placer y euforia que sólo dura unos diez minutos. Quienes lo fuman también sienten pánico y tensión. Los consume una necesidad desesperante por otra dosis y de no conseguirla, sufren de ansiedad, agresividad y depresión. Una sobredosis puede causar la muerte súbita.

    Un adicto de crack es un esqueleto andante que no toma alimentos ni duerme. Suelen tener ampollas en la cara y los labios porque necesitan de una pipa muy caliente para fumarla. El instrumento puede ser de vidrio, una lata de refresco con orificios o un tubo metálico al que se le introduce un alambre para simular una boquilla. En el penal de San Pedro, en La Paz, Bolivia, conocimos a un grupo de presos que empleaban trozos de caño sellados con cinta aislante para fumarla. Todo alrededor del crack suele ser ruin. Casi en todo el mundo se consigue por un dólar o menos. Quienes se hacen adictos a este estupefaciente se olvidan de sí mismos, se convierten en espíritus de lo que eran. Lo mismo sucede con la pasta base de cocaína, conocida como paco o bazuco, una droga incluso más barata y popular en naciones como Argentina, Perú y Colombia —cuesta alrededor de sesenta centavos de dólar—. Proviene de la costra de lo que queda en la olla donde se prepara la cocaína, son los alcaloides de la hoja de coca sin refinar, mezclados con acetona, ácido sulfúrico o también con bicarbonato o cafeína. Los efectos son muy similares a los del crack. Al paco se le suele llamar “ladrón de cerebros” por su efecto en el sistema nervioso de las personas, que causa paranoia, delirio o problemas mentales. Según el gobierno de Buenos Aires, puede causar muerte cerebral en tan sólo seis meses de uso. A sus consumidores se les dice “muertos vivientes”.

    Nos hablaron de una crackolandia en la favela de Lins, al norte de Río de Janeiro. Era un conjunto pequeño de chabolas, que en ese momento aún no había sido pacificado y por tanto, aún era controlado por los traficantes. En la entrada había dos tiendas. Una cerraba y la otra no. Una era un local de abarrotes. La clientela era esporádica. La otra eran dos mesas de plástico de terraza. Un veinteañero, vestido de gorra negra y shorts, era el dependiente. Llevaba una pistola y un radio. Como en la otra chabola, en una de las mesas se esparcían bolsitas de cocaína y crack. En la otra los fajos de reales. El ritmo de venta era vertiginoso.

    Al final de la calle había una casa que parecía abandonada pero estaba llena de gente. Las personas entraban y salían continuamente. Un hombre con una pistola en la mano estaba sentado en lo que sería la estancia, parecía el recepcionista del lugar pero no hablaba con nadie y se limitaba a ver la televisión. La primera sala, detrás de la cortina de la puerta, fue en su momento una cocina. Había una barra con vasos de plástico de agua y más bolsitas con unas piedritas como terrones de azúcar. El vaso servía para hacer una pipa económica. Si alguien quería uno de esos productos se lo tenían que pagar al chico de la pistola. En ese lugar estaba un niño mulato de unos 12 años de enormes ojos azules. Vestía una camiseta del Flamengo, un equipo de fútbol carioca, y sus enormes ojos azules miraban sin ver. El olor de la estancia era similar al del azufre. Mareaba.

    En la sala vecina, al aire libre, estaba otro hombre regordete tomando una siesta sobre una silla. Se hallaba rodeado de basura, comida, vasos, platos y moscas que volaban a su alrededor. El lugar estaba en ruinas, había algunos colchones en el suelo y un par de sillones rotos que olían a humedad. En algunas partes del suelo y en las paredes crecía hierba. El hombre seguía durmiendo a pesar del barullo y los gritos. A su lado, cuatro hombres jugaban a las cartas apostando sus dosis. Había una decena de mujeres escuálidas con tops ombligueros o en bikini que dejaban ver unas barrigas hinchadas por el hambre. Algunas, coquetas, se planchaban el cabello y se pintaban en este sitio que se asemejaba a un refugio de guerra, sucio y miserable, con gente que parecía enferma, hambrienta, herida, pero que estaban ahí por voluntad propia o lo que quedaba de ella. Las chicas hablaban y reían como si se prepararan para salir a una fiesta. En otro cuarto conjunto, tapado con un techo de piedra y que de puerta tenía una sábana vieja, había una pareja teniendo relaciones sexuales.

    Alejandra y José Luis entraron a este museo de la miseria pareciendo dos extraterrestres: los consumidores nos miraban desconfiados. Nadie quería hablar con nosotros. En cuanto nos acercábamos a una persona, esta decía dos o tres monosílabos y después se iba. Otros ni siquiera nos volteaban a ver y seguían en sus asuntos. Había decenas de conversaciones de silencios eternos, murmullos y miradas vacías. Algunos eran habitantes de la favela, otros crackudos ambulantes que han ido cambiando de crackolandia según iban desapareciendo. Todos tenían los ojos hundidos y rasgos cadavéricos. Cuando nuestro colega Alan tomaba alguna fotografía, las personas se tapaban la cara. Otros reían desde lejos. Casi todos estaban fumando, iban a fumar o recién habían fumado crack. Estábamos en un universo distinto. De los presentes, pocos realmente estaban ahí.

    El ambiente tenso cambió de un momento a otro a medida que la gente se drogaba. Las personas se nos acercaban, querían hablar. No obstante, por la barrera de idioma, el acento cerrado y el slang de algunos, además de los efectos del crack en el habla, se nos dificultaba entenderles. Una de las mujeres, de piel tostada y cabello despeinado, posaba ante la cámara como si fuera a ser la próxima portada de Vogue.

    —¡Voy a ser famosa!
    —exclamaba ilusionada.

    Brasil se ha convertido en el segundo mayor consumidor de cocaína y sus derivados del mundo después de Estados Unidos.

    Otro niño, de mirada dura y gestos crueles, exhalaba el humo para que el fotógrafo captara justo ese momento. Era negro y estaba rapado. No llevaba camisa y por tanto, podíamos ver sus costillas marcadas en el abdomen de su cuerpo extremadamente delgado como si llevara meses sin comer. Tenía entre 10 y 12 años. No nos dirigía la palabra, pero quería ser retratado. Presumía su dosis ante la cámara.

    A ratos era imposible no tener ganas de llorar. Alejandra se limpió las lágrimas un par de veces. Ninguno de nosotros había visto nunca ese grado de decadencia humana. La mayoría ya no eran personas. Parecían fantasmas, recuerdos. No sabían quiénes eran, ni qué hacían ahí, sólo les interesaba su droga. Era difícil entender por qué alguien querría estar en ese lugar, pero en la casa había unas ciento cincuenta personas. Algunas dormían ahí, otras iban y venían, en todo momento había alguien. Un hombre nos contó que recién había salido de la cárcel. Lo habían pillado robando un coche en Lapa, en el centro de Río. Era la segunda vez que lo encerraban. “Así es esto: te drogas, robas, vas a la cárcel y así una y otra vez”, relataba.

    Un chico de barba y ojos azules entró a la estancia al aire libre. “Vengo aquí sólo de vez en cuando”, afirmaba aunque al entrar saludó a varios de los habitantes de la casa con familiaridad. Aquí el desayuno, la comida y la cena era una dosis. Muchos adictos conseguían comida en la calle pero preferían venderla a cambio de droga. A veces, algunas ONGs les daban ropa y alimentos y con eso lograban comer por una semana o más. El hombre de barba sacó una bombilla, un tubo de metal y un pedazo de cinta aislante. Con manos nerviosas pero hábiles construyó una pipa en un par de minutos. Entonces sacó una bolsita y posó los cristales encima de la pipa. Pidió un encendedor a quienes lo miraban ansiosos esperando que les compartiera un poco. De repente, se escuchó “crack”. Parecía que, a sus ojos, nos difuminábamos.

    El crack es la base económica del mercado brasileño. Los grupos criminales, ya sean los de Río u organizaciones más grandes como el Primer Comando Capital de Sao Paulo, que ya llega a tener tentáculos a nivel internacional y opera como cártel, se nutren de su venta porque su consumo es compulsivo y masivo. La droga, miseria en este país, es indispensable para la economía de su mercado negro.

    “El producto de baja calidad es el que más se consume en Brasil. En las grandes ciudades sí se consume coca, pero el grueso del mercado son las favelas. Ahí es como el McDonald’s, vendes más barato, pero mayor cantidad”
    , nos decía Cesar Guedes en 2013, como representante en Bolivia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), cuando lo entrevistamos en ese país —actualmente está en Pakistán—. La explicación es simple: Brasil, una nación con 200 millones de habitantes, se convirtió en un consumidor después de ser un país de tránsito, en especial de cocaína traficada a Europa a través de países de África Occidental. De acuerdo con Rafael Franzini, director de unodc-Brasil, “por el dinamismo de los mercados de drogas y el crecimiento económico de estos años, Brasil es ya un destino”. Las favelas, principalmente en ciudades como Río de Janeiro y Sao Paulo, son los puntos de venta y consumo de droga, dominadas por los grupos criminales.

    El gobierno de Río de Janeiro implementó hace cinco años un plan de seguridad para recuperar el control territorial de las favelas, sobre todo en las más céntricas, denominado pacificación. Los grupos de élite como el BOPE —conocido mundialmente por la película Tropa de Élite, dirigida por el cineasta José Padilha en 2007—, junto con la policía militar y el ejército, ocupan la favela un día, de sorpresa, lo que implica una batalla entre narcos y autoridades o una corredera para escapar. Los vecinos se encierran en sus casas. Los delincuentes acaban presos o huyen a territorios controlados por sus grupos criminales, especialmente en la periferia de la ciudad. Luego se implanta una Unidad de la Policía Pacificadora (UPP), que prohíbe el tráfico y en teoría busca recuperar el control social de la comunidad, con un perfil menos violento, sin ostentar armas y fomentando el diálogo. Pero muchos críticos niegan que este sistema realmente funcione.

    La operación más reciente, la de Maré, ubicada en el camino del aeropuerto a la zona sur, provocó varias protestas por la violencia con la que irrumpió el BOPE. Derivó en al menos nueve muertos. Bira Carvalho, un fotógrafo en silla de ruedas cuya casa fue asaltada por las autoridades en busca de droga, nos dijo: “La pacificación no es para traer paz. Esto empezó en la zona sur porque es turística, pero el tráfico de droga continúa, la policía lo sabe y la cosa va a seguir igual”. En cada pacificación, los vecinos, así como varias ONGs, han denunciado graves violaciones a los derechos humanos. En otra operación policial contra el narcotráfico al oeste, en la favela Coreia, un helicóptero disparó contra la población civil para detener a un famoso traficante conocido como “El Matemático”, que meses después fue encontrado muerto en la cajuela de un auto. El video salió en televisión nacional. Parecía que fuera una operación de un país en guerra. Hasta ahora hay 38 UPP en las 968 favelas que hay en Río de Janeiro, según el último censo del Instituto Municipal de Urbanismo Pereira Passos.La UPP no llega al 10 % de las favelas, aunque parece que sí por propaganda. En realidad su ubicación muestra el proyecto de ciudad que tiene el gobierno de Río de Janeiro”, sostenía el diputado Marcelo Freixo, ex candidato a alcalde, quien destapó uno de los mayores escándalos de corrupción al relacionar a diputados locales con la milicia. Durante meses, el diputado tuvo que dejar la ciudad por amenazas de muerte. Su historia inspiró a uno de los personajes de Tropa de Élite.

    Flavia Piñeiro nos atendió en su modesto despacho del centro de Río de Janeiro con unos tacones de aguja, minifalda y una chaqueta negra de traje que dejaba ver un generoso escote. Lucía una melena rubia oxigenada y labios carnosos pintados de rosa pálido. Con esta misma apariencia de ejecutiva exuberante, Flavia taconea por las noches en las favelas, entre hombres armados con fusiles que venden droga con la misma cotidianidad que las verduleras de los puestos del mercado. En esas ocasiones, la abogada se para delante de un traficante y le dice sin reparos: “Vende cocaína, vende marihuana, has ganado mucho dinero, pero para de vender crack”. Hasta 12 líderes, aseguraba, han seguido su sugerencia.

    Ella es a la vez defensora de narcotraficantes y activista de los adictos. Desde hace 17 años varios criminales conocidos de Río de Janeiro, como Fernandinho Beira Mar, gran capo del Comando Vermelho, la han contratado. “En Brasil más del 60% de los encarcelamientos están relacionados con drogas. Por eso seguí este camino. Es una cuestión de mercado”, nos explicaba Piñeiro en su despacho, ubicado en un departamento de unos cuarenta metros cuadrados con paredes casi desnudas.

    Desde hace nueve años también visita las favelas para ayudar a paliar la miseria y prevenir violaciones de los derechos humanos. “No siento peligro porque saben que cuando un policía derriba la puerta de su casa pueden acudir a mí. La violación de los derechos humanos en la favela hizo que los delincuentes respeten mi trabajo”.

    En una reunión con uno de sus clientes, un líder de Jacaré, que fue la crackolandia más célebre de Río, Pinheiro tuvo la idea de empezar su cruzada contra el crack. El traficante le contó que estaba arrepentido de vender la droga que inundó a partir de 2007 las zonas pobres de la ciudad después de un acuerdo en las prisiones federales entre los líderes del Comando Vermelho y el Primer Comando Capital, la organización criminal que controlaba el comercio ilegal en Sao Paulo, donde el crack había llegado hacía tiempo. Algunos familiares y amigos de infancia del narco se habían hecho adictos.

    —Me dijo que se habían transformado en harapos humanos, no soportaba ver en qué se había convertido su comunidad —nos contaba la abogada con una voz grave y resonante.

    Flavia pensó que si otros traficantes compartían el sentimiento, podía convencer a líderes de todas las facciones. “Todo el mundo conoce a gente que consume cocaína y marihuana, pero no ves a ningún adicto al crack trabajar. Se dice que el crack es miseria. Pero es la miseria la que lleva al crack”.

    Según la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) el 40% de los adictos al crack vive en la calle; el 14% son menores de edad y la posibilidad de ser portadores del VIH se multiplica por ocho. En las crackolandias, además, se acumula basura y muchos adictos deambulan desnudos y tienen sexo en la calle. Hay mujeres embarazadas. Y consumidos por la adicción, los crackudos rompen reglas de la favela como no robar dentro de la comunidad, un delito que se puede castigar con la muerte. El gobierno brasileño ha invertido en los últimos tres años 1.8 millones de dólares en combatir el crack. Muchos activistas piensan que se invierte “so para inglés ver”, una expresión brasileña que significa que se hace para el extranjero, el turista, muy en boga por los megaeventos de la ciudad.

    Los adictos al crack, el último eslabón de la cadena social, en algunos casos han sido privados de su libertad. Durante algunas épocas, desde 2011, varios crackudos han sufrido la internaçao compulsoria, un mandato que permite a las autoridades llevarlos en contra de su voluntad a centros de internamiento. “Esta medida puede ayudar a reducir los índices de consumo. Ya se intentó en Sao Paulo y queremos que se apruebe a nivel nacional, hay en Brasil una cantidad inaceptable de usuarios y muchos en riesgo de muerte”, defendía el diputado federal, Fernando Francischini, del derechista Partido de la República (…).

    https://gatopardo.com/revista/no-159-marzo-2015/bienvenidos-la-tierra-del-crack/

     

    Categorías: Noticias regionales

    BATALLA CONTRA GLIFOSATO AMENAZA LA EXPLOSIÓN DE LA SOJA EN BRASIL

    Mié, 05/12/2018 - 20:50



    Por Mario Osava    ***

     En cifras, no hay dudas del éxito. La soja, casi desconocida hace cinco décadas en Brasil, se convirtió en su principal producto de exportación. Pero su cultivo enfrenta un desafío crucial, su dependencia de agroquímicos bajo sospecha de provocar cáncer.

    Una plantación de soja en el estado de Tocantins, una nueva frontera del cultivo en Brasil, en la orilla del río Tocantins, que puede ser contaminado por el uso de glifosato y otros agroquímicos. Brasil es ya el principal exportador de la oleaginosa y se disputa con Estados Unidos el de mayor productor mundial. Crédito: Mario Osava/IPS

    Sin el glifosato, un herbicida de Monsanto, el gigante estadounidense de la biotecnología y líder mundial en semillas transgénicas, no habrá siembra de soja, admitió el ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggi, cuya familia está entre los mayores productores de la oleaginosa del mundo.

    La amenaza se debió a una decisión judicial del 3 de agosto que suspendió permisos para el uso de agroquímicos con glifosato, ante la demora de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria en realizar evaluaciones toxicológicas en esos insumos agrícolas.

    La incertidumbre se despejó un mes después, cuando el tribunal de apelación de Brasilia revocó la suspensión. El glifosato es el herbicida más usado, se aplica en más de 95 por ciento de las siembras de soja, maíz y algodón en Brasil, según el ministro.

    Pero los riesgos son mundiales.
    La Monsanto fue condenada el 10 de agosto por un tribunal de California, en Estados Unidos, a pagar una indemnización de 289 millones de dólares a Dewaine Johnson, un jardinero escolar de San Francisco, que tiene cáncer atribuido al uso de herbicida con glifosato.

    Es una batalla similar a la del tabaco, que duró décadas reduciendo el consumo. Las empresas usan su poder económico para comprar científicos, presionar el gobierno, órganos reguladores y los medios de comunicación”,
    resumió a IPS el biólogo Fernando Carneiro, coautor del dossier sobre agroquímicos de la Asociación Brasileña de Salud Colectiva (Abrasco).

    Fue importante que la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, en inglés), de la Organización Mundial de Salud, considerar el glifosato como “probablemente carcinogénico para seres humanos” y con “suficiente evidencia” de ese daño en animales, en evaluación de 2015 sobre cinco agroquímicos, acotó.

    El fallo judicial en Estados Unidos “abre nuevas perspectivas” en el avance de la lucha contra los agroquímicos en defensa de la salud pública, reconoció Carneiro.

    “El glifosato es seguro, se usa en todo el mundo, hay muchos estudios y ninguno  comprobó que provoca cáncer”,
    sostuvo Mauricio Buffon, presidente de la Asociación de Productores de Soja (Aprosoja) en el estado central de Tocantins, una de las áreas de actual expansión del cultivo en el país.

    “Además las alternativas son mucho peores, exigen cantidades mayores y son menos eficientes. No se vislumbran sustitutos más seguros en los próximos diez años”
    , arguyó, sospechando del “sesgo ideológico” de las denuncias y juicios contra el herbicida de Monsanto.

    Dos litros de glifosato por hectárea son suficientes para proteger las siembras, mientras otros herbicidas exigen cuatro o cinco litros en cada hectárea, precisó.

    En el caso estadounidense, ganó el juicio “un jardinero, no agricultor”, su área de cuidados se mide en metros cuadrados, no en hectáreas, y “posiblemente fue víctima de alta sobredosis”, matizó.

    El ministro de Agricultura, Blairo Maggi, un gran productor de soja, cuenta con fuerte apoyo parlamentario de la “bancada ruralista”, con más de 200 diputados en un total de 513, para aprobar una nueva ley que flexibilice aún más los controles en el uso de los agroquímicos en el cultivo, pese a las alertas sobre sus efectos cancerígenos. Crédito: Marcelo Camargo/ Agência Brasil-Fotos Públicas

    De todos modos, la polémica no se limita a Johnson, hay miles de procesos judiciales contra Monsanto en Estados Unidos.

    Además los posibles efectos de los productos agroquímicos no se limitan a la salud, comprenden también “daños a ecosistemas, al suelo y la biodiversidad, promueven la concentración de la propiedad de la tierra, acaparan investigaciones científicas”, amplió Carneiro.

    Están vinculados a un modelo de agricultura que enfrenta variadas resistencias, por cuestiones de salud, ambiente, seguridad alimentaria, desigualdades sociales e incluso de política, al concentrar poder en manos de los grandes agricultores, representados en el legislativo Congreso brasileño por la “bancada ruralista”, con más de 200 diputados de un total de 513.

    Ese poder amenaza la legislación “que es insuficiente pero tiene puntos positivos para contener abusos” en el uso de venenos agrícolas. Eso “puede empeorar” si se aprueba una propuesta del ministro Maggi de una nueva ley ablandando normas, advirtió a IPS la agrónoma Flavia Londres, dirigente de la Articulación Nacional de Agroecología (ANA).

    El “paquete del veneno”, como lo llaman los activistas contrarios a su uso, avanza en la Cámara de Diputados con apoyo de los ruralistas y rechazo de órganos de control sanitario y ambiental, del Ministerio Público (fiscalía), organizaciones sociales y de salud pública.

    Para contraponerse a esa ofensiva, ambientalistas, Abrasco, el movimiento campesino e investigadores se movilizaron y propusieron una Política Nacional de Reducción de Agroquímicos (PNaRA), un proyecto de iniciativa popular respaldado por más de 1,6 millones de firmas.

    Se trata de fortalecer los órganos de control y las normas, eliminar los actuales subsidios al uso de productos fitosanitarios y gravarlos más duramente cuanto más tóxicos sean, reorientar el crédito y las investigaciones tecnológicas, fomentando la agroecología y la producción orgánica, explicó Londres.

    La propuesta comprende “medidas integradas” para transformar un sistema que estimula el creciente consumo de agroquímicos, no solo glifosato, acotó. Pero traba una batalla parlamentaria desfavorable, contra la “bancada ruralista” que debe mantener su fuerza en las elecciones de octubre, presidenciales y parlamentarias.

    “Las plantas transgénicas fueron el gran factor del reciente auge”,
    sostuvo. Brasil ya era gran productor de soja, antes de la introducción de sus semillas genéticamente modificadas, que tuvieron sus primeras siembras ilegales detectadas en 1998 en el sur del país.

    Eran las semillas denominadas Roundup Ready, de Monsanto. Como resisten al glifosato, la aspersión de ese herbicida elimina matorrales, preservando la soja y abaratando la limpieza de la tierra.

    La diseminación de los transgénicos legales e ilegales fue rápida, alcanzando casi toda la producción de soja, maíz y algodón. Los monocultivos quedaron dependientes tanto de las semillas como de los fitosanitarios vendidos por la Monsanto y otras transnacionales del sector.

    De esa forma, la exitosa expansión del llamado agronegocio, de las grandes haciendas de monocultivo, puede convertirse en una trampa si estalla un escándalo, como la multiplicación de condenas al glifosato como causa de cáncer.

    Las acciones judiciales contra la Monsanto pasaron de 5.200 a más de 8.000 en Estados Unidos, tras la sentencia favorable a Johnson, admitió la corporación transnacional Bayer, grupo químico alemán que adquirió la empresa estadounidense en 2016.

    Brasil tiene especial interés en ese proceso, que amenaza su fulminante carrera de productor de soja que se apresta a ocupar el primer lugar mundial.

    Su cosecha anual, marginal hasta 50 años atrás, decuplicó en la década de los 70, dobló en las siguientes y triplicó desde 2001, para alcanzar 116,8 millones de toneladas en este año, emparejándose con la producción de Estados Unidos.

    Los 68 millones de toneladas exportadas en 2017 le rindieron 31.700 millones de dólares, según datos oficiales. China es su principal comprador.

    Localmente,  la soja se usa principalmente como insumo de alimentación animal y en pequeña parte al consumo humano. De su procesamiento se produce el salvado, básicamente para ganadería y avicultura, y el aceite que se convierte en biodiesel, representando 80 por ciento de su materia prima en Brasil.

    El Departamento de Agricultura de Estados Unidos pronosticó en julio que la producción brasileña de soja sería este año superior a la interna, de 116,4 millones de toneladas, aunque un mes después la elevó a 124,8 millones de toneladas, con lo que volvería a aventajar ligeramente a la de Brasil.

    Para Londres el problema es con la soja “no se producen alimentos, sino principalmente materia prima para producir alimentación de ganadería”, no contribuye a la seguridad alimentaria de los brasileños.

    Es un modelo de producción que se opone la agroecología y cuyo intenso uso de agroquímicos “afecta toda la población, particularmente a las mujeres en por el impacto de alimentos envenenados en la reproducción”, añadió.

    Abortos espontáneos, mala formación fetal y la presencia de esos venenos en la leche materna en las regiones productoras fueron algunos problemas identificados.

    Edición: Estrella Gutiérrez

    http://www.ipsnoticias.net/2018/09/batalla-glifosato-amenaza-la-explosion-la-soja-brasil/

    Categorías: Noticias regionales

    ABRIR CAMINOS

    Mié, 05/12/2018 - 20:43

     

    Por Daniel Bello   ***

    María Teresa de Filippis fue la primera mujer en competir en la Fórmula 1. La italiana comenzó a correr a los 22 años porque dos de sus hermanos le apostaron que no podía ser conducir a alta velocidad. Les ganó la apuesta manejando un Fiat 500. Esa fue una señal de largada.

    En 1954, tras finalizar en segundo lugar en el campeonato italiano de autos deportivos, Maserati la contrato como piloto de fábrica. Sin embargo, es en 1958 cuando la vida de Filippis da un giro al convertirse en la primera mujer en correr por el campeonato mundial de Fórmula 1.

    Filippis corrió por primera vez en la máxima categoría en nuestro país y lo hizo conduciendo el auto que le prestó su ídolo: Juan Manuel Fangio.
    La Maserati 250 F alcanzaba una velocidad máxima de 300 km / h y había sido manejada por Fangio el año anterior. Para ese momento, El Chueco contaba con 46 años y se había coronado campeón mundial por cuarta vez  consecutiva, y ese año lograba el quinto y último título de su historial en la F1.

    Filippis continuó corriendo y logró el décimo lugar en el Gran Premio de Bélgica.

    Pero no todo fue éxito para María, en el gran premio de Francia no la dejaron correr; el argumento fue que “el único casco que una mujer debe usar es el de la peluquería”.

    En una entrevista realizada por el diario británico The Guardian, le preguntaron:

    “¿Te sorprende que más mujeres no hayan seguido tu ejemplo?

    Un poco. Tal vez simplemente no tienen ganas. Entonces, por supuesto, está la cuestión del dinero. Muchos patrocinadores no creen que una mujer pueda competir en igualdad de condiciones. Es una pena porque creo que habría mucho interés si una mujer tuviera una oportunidad en la Fórmula Uno”.

    En 1959, decide dejar el automovilismo.

    Ese año, muere Jean Behra -dueño del equipo en el que corría María- en el circuito de Avus, próximo a Berlín, al chocar contra el poste de una bandera. Era una carrera de pruebas y estaba previsto que Filippis corriese con el auto que finalmente termina usando Behra.
    Ella definió ese momento como devastador y dijo : “Demasiados amigos habían muerto en poco tiempo. Mi novio Luigi Musso, Peter Collins, Alfonso de Portago, Mike Hawthorn… Pero la muerte de Behra fue la más trágica para mí, porque ocurrió en una carrera en la que yo debí haber tomado parte. No volví a los circuitos nunca más”.

    Recién en 1974, cuando apareció en pistas Lella Lombardi, una mujer volvió a correr en la F1. La piloto -también italiana- siguió los pasos de María: logró participar en 17 grandes premios y entró en la historia por ser la única mujer que sumó puntos en la F1, cuando obtuvo el sexto puesto en el Gran Premio de España en 1975.

    Filippis recién volvió a relacionarse con el mundo de los coches en 1979, cuando ingresó al Club Internacional de Antiguos Pilotos de Fórmula Uno, del que posteriormente fue electa vicepresidenta en 1997 y, más tarde, presidenta de honor. En 2004 fue una de las fundadoras del Maserati Club.

    María Teresa de Filippis murió en enero de 2016.

    Hasta la actualidad, solo 5 mujeres lograron llegar a la F1 y solo la colombiana Tatiana Calderón está corriendo actualmente, aunque como piloto de pruebas.

    Se suele leer en muchas entrevistas sobre automovilismo que le preguntan a hombres y mujeres el por qué no hay más mujeres corriendo, en la respuesta casi siempre aparece “el factor biológico” acompañada “del dato”: las mujeres tienen un 30% menos de masa muscular.
    En la semana previa al día del niño, se mostró un cartel en un supermercado, en el cuál, de un lado y en color azul, había un nene festejando con casco y a sus pies un auto. Arriba decía “Con C, de Campeón”.
    Al lado, con fondo rosa, una nena agitando cucharones con un fondo rosa y la leyenda que rezaba “Con C de Cocinera”.

    Sin dudas, este es momento de meter un cambio.

    https://revistappv.com.ar/2018/09/10/9641/

    Categorías: Noticias regionales

    VENEZUELA YA ESTÁ EN LA MIRA DEL NUEVO COMANDANTE DEL COMANDO SUR

    Mar, 04/12/2018 - 20:32

    Por Carlos E. Lippo   ***

    “Los esfuerzos militares de momento han dado cobertura a la diplomacia para garantizar una transición pacífica en Venezuela, pero la situación es desastrosa, y está afectando a toda la región. Nuestro principal foco serán nuestros aliados” Almirante Craig Faller, comandante actual del Comando Sur estadounidense.


    A manera de recordatorio y tal como ya señalásemos en un trabajo anterior (1), debemos decir que el Comando Sur es uno de los diez comandos que conforman la maquinaria militar más mortífera del planeta, tratándose de un mando conjunto integrado por efectivos militares y civiles que representan a todas las  ramas de las Fuerzas Armadas Estadounidenses: el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, el Cuerpo de Marina (“Marines”), la Guardia Costera, así como de varias agencias federales,  la CIA y la NSA, entre ellas, junto a sus respectivas agencias mamparas como la USAID y la NED. Un Comando que cuenta entre sus múltiples recursos con la Cuarta Flota, reactivada en el 2008 después de haber permanecido inactiva durante 58 años, como una respuesta político-militar al surgimiento de regímenes populares de carácter nacionalista y antimperialista en Venezuela y otros países de Suramérica, Centroamérica y El Caribe.

    En resumen, se podría decir además que el Comando Sur consiste básicamente en un comando unificado de seguridad, que está encargado de velar por la seguridad y los intereses del imperio en el territorio de las 31 naciones latinoamericanas que, con excepción de Méjico, Cuba y las colonias gringas aún existentes en el área del Caribe, forman parte de la América del Sur, la América Central y el Caribe, garantizando una amenazante, permanente y efectiva presencia militar gringa en la región.

    El centro de operaciones de esta extremadamente letal panoplia militar se encuentra ubicado en el sur de la Florida, siendo oportuno señalar que a mediados de 2015 el actual e írrito presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en su primer mandato también de más que dudosa legitimidad, solicitó a los gringos, en supremo acto de lacayismo y adulación, que trasladaran a su país dicho centro de operaciones (2). Los gringos se apresuraron a declinar “formalmente” esta vergonzante solicitud; no obstante enviaron a ese país una cantidad importante de funcionarios civiles y militares adscritos a dicho comando, en una acción que James Petras interpretó en su momento, que tenía como propósito crear una plataforma militar adecuada para intervenir en América Latina y en específico en Venezuela, si las  elecciones parlamentarias previstas para diciembre de ese año terminaban con un resultado demasiado estrecho (3).

    Podría decirse que el Comando Sur adquirió entre nosotros una infausta notoriedad desde mediados de ese mismo año 2015, a raíz de las reiteradas declaraciones injerencistas de su jefe de entonces, el general John Francis Kelly, un connotado asesino de élite al frente de las fuerzas de conquista y ocupación en Irak, donde permaneció por más de 8 años, además de un eficiente verdugo, durante su pasantía como comandante de la base naval y prisión de Guantánamo; quien en relación a Venezuela se comportase en aquel entonces como un verdadero payaso con guerrera de general que llegó a decir, palabras más palabras menos, que sólo pensaba en Venezuela durante 40 segundos diarios y eso sólo para rezar por nosotros que estábamos sumidos en una brutal crisis humanitaria de la cual él estaba dispuesto a rescatarnos a través de los organismos multinacionales, sólo si se lo solicitábamos (4).

    Con muchísima más pena que gloria y con una inmensa frustración a cuestas, el general Kelly entregó la jefatura del Comando en enero de 2016, sin haber podido ver materializada su profecía autocumplida, que no era otra que invadir a Venezuela por solicitud de la OEA con base en la “crisis humanitaria” en la que han venido pretendiendo fallidamente sumir al país.

    Le sucedió en la jefatura del Comando el vicealmirante Kurt Tidd, funcionario de gran experiencia militar en el medio oriente, en Irak y en el Golfo Pérsico (estrecho de Ormuz), así como también de gran experiencia diplomática-militar en Irán, junto al secretario de estado de la administración Obama, el inefable John Kerry; siendo necesario señalar que durante la audiencia de confirmación de su nombramiento por parte del Senado, se refirió a Venezuela utilizando la misma retórica difamatoria y con la misma prepotencia que su predecesor, lo que me hizo señalar en un artículo titulado “La no tan nueva estrategia del Comando Sur en contra de Venezuela” (5), que se trataba del mismo “musiú” aunque con diferente gorra.

    Tidd dio inicio tempranamente a sus acciones injerencistas en contra de Venezuela suscribiendo el documento titulado en inglés: “Venezuela Freedom-2 Operation – Phase preceding – Executive summary. 25.2016, February/Admiral Kurt W. Tidd, Commander U.S. Southern Command (SOUTHCOM)” (6), que resultaba ser un compendio de las principales tácticas de guerra de cuarta generación que nos había venido aplicando el imperio y que se proponía seguirnos aplicándo con mayor intensidad aún, hasta lograr derrotar nuestra revolución y retrotraernos al anterior estatus neocolonial. Dicho documento tenía como algunas de sus muy escasas “virtudes”, a juicio mío, el llevar implícito un reconocimiento de las actividades terroristas desarrolladas hasta ese momento por los diferentes elementos de la contrarrevolución local, así como el lograr demostrar de una manera incontrovertible aquella hipótesis que formulásemos a finales de octubre del año 2015 en relación a que el liderazgo de la oposición no hacía otra cosa que seguir las instrucciones del Comando Sur, cuyo comandante fungía de verdadero jefe de todos ellos.

    Una demostración fehaciente de cuanto empeño puso el Almirante Tidd en promover una intervención militar conjunta de Venezuela la constituye un documento secreto  del Comando Sur suscrito por él mismo, el 23 de febrero del presente año, cuyo título en inglés es “PLAN TO OVERTHROW THE VENEZUELAN DICTADORSHIP, MASTERTROKES” (7) (“Plan para Derrotar la Dictadura Venezolana, Golpe Maestro” (8)), una de cuyas consideraciones finales señala textualmente, sin eufemismos de ningún tipo: El Gobierno Bolivariano solo podrá ser derrocado a través de una “operación militar bajo bandera internacional, patrocinada por la Conferencia de los Ejércitos Latinoamericanos, bajo la protección de la OEA y la supervisión, en el contexto legal y mediático del secretario general, Luis Almagro”.

    La pretendida invasión, que en este caso había sido prevista utilizando como pantalla la movilización militar asociada a las maniobras navales UNITAS LIX, celebradas en aguas del Caribe Colombiano a comienzos de septiembre de este 2018, no pudo ser materializada debido a la estrepitosa derrota experimentada por el imperio en la sesión extraordinaria del consejo permanente de la OEA convocada para el 05 de septiembre, al no poder ni siquiera plantear el tema de la condena a Venezuela debido a que la correlación de fuerzas le era totalmente adversa. Es por ello que el Almirante Tidd tuvo que entregar la jefatura del Comando el pasado Lunes 26, con muchísima más pena que gloria, al igual que su predecesor inmediato, el general Kelly.

    El nuevo jefe del Comando, el almirante Craig Faller es un egresado de la Academia Naval con una maestría en Asuntos de Seguridad Nacional y Terrorismo, veterano de la operación “Libertad Duradera”,  (2001-2002) que casi borra del mapa a Afganistán con la excusa de apresar a aquel anciano enfermo renal crónico, Osama Bin Laden, al que acusaban de haber dirigido el “ataque” a las Torres Gemelas del WTC; también es veterano, coincidente con el inefable John Kelly, de la invasión a Irak (2003), que logró retrotraer a la “Edad de Piedra” a la que fuese la cuna de la civilización humana, un país heredero de aquella antigua cultura que inventó la escritura y la rueda; así mismo, viene de ser asesor principal y adjunto del secretario de defensa John “Perro Rabioso” Mattis. Su nominación estuvo a punto de ser rechazada en el senado, a causa de su participación en varias “escandalosas cenas” ofrecidas junto con algunos “regalos”, por un contratista militar que se declaró culpable de cargos de soborno hace tres años; participación que ha sido reconocida por funcionarios de los departamentos de defensa y de justicia que han dicho que Faller no cometió ningún delito, pero que se encuentra entre cientos de oficiales navales enredados en el caso del citado contratista (9).

    La tarea primordial que debe cumplir el almirante Faller al frente del infausto comando le fue claramente definida por su jefe el secretario Mattis, quien en su discurso durante la ceremonia de toma de posesión, a la que acudieron los representantes militares de varios países latinoamericanos, señaló que si bien Tidd había trabajado para fortalecer la confianza entre las fuerzas armadas del hemisferio, Faller debería llevar al “siguiente nivel” la cooperación comandada por Tidd, logrando de esta forma incrementar la contribución de éstas en la lucha contra el terrorismo y la violencia en una región que calificó de “crítica” para la seguridad nacional de los Estados Unidos (10).

    Si asociamos este inusitado énfasis en la “lucha antiterrorista” a las recientes acusaciones formuladas por funcionarios del imperio y de algunos de los países de la región que le son más afectos, en relación a que el Estado Venezolano es un estado patrocinador del terrorismo, tal como lo señalásemos en nuestro artículo anterior titulado “El supuesto patrocinio al terrorismo es la nueva excusa del imperio para invadir a Venezuela” (11), podremos inferir claramente cuál país será el blanco principal de las acciones injerencistas de todo tipo promovidas por el comando durante el ejercicio de su recién nombrado jefe.

    Sostengo responsablemente que Venezuela ya está en la mira del nuevo jefe del Comando Sur por las siguientes razones:

    • Ante una de las “Preguntas Anticipadas” contenidas en el cuestionario previo a la audiencia de confirmación en el Senado, el almirante Faller respondió que el Hezbolá libanés contaba con una amplia red de operaciones en la región (12), dándose el caso de que es una supuesta amistad del Gobierno Revolucionario con este grupo insurgente, tachado de terrorista por el imperio, la más reciente excusa del senador Marco Rubio para solicitar la intervención militar de nuestro país.
    • En el mismo cuestionario de preguntas anticipadas respondió: “Venezuela se enfrenta a su peor crisis socioeconómica. Déficit financiero y disminución del petróleo. La disminución de los ingresos junto con la deuda externa y la hiperinflación están exacerbando la crisis humanitaria y expulsando la migración adicional fuera del país. Esta migración masiva hacia los vecinos países está extendiendo la crisis humanitaria y está afectando los recursos de la región”; es decir, ni más ni menos que el mismo discurso apocalíptico sobre nuestro país que mantuvieron sus predecesores Kelly y Tidd, durante sus respectivas gestiones.
    • Ante una pregunta formulada en la audiencia de confirmación por la senadora demócrata Claire Mc Caskill, en relación a que si Trump u otros altos funcionarios de su administración habían sugerido que deberían prepararse para acciones militares “quirúrgicas” en la región, el almirante Faller respondió falsa y estúpidamente: “No estamos haciendo otra cosa que la planificación prudente normal que un comando combatiente haría para prepararse para una serie de contingencias”.

    Para nosotros está suficientemente claro que el nuevo jefe del Comando Sur tratará de llevar sus acciones injerencistas sobre Venezuela a un nivel mayor que el desarrollado por sus predecesores, tal como se lo ha exigido públicamente su jefe en el discurso que mencionásemos en uno de los párrafos anteriores y que para ello cuenta con las sumisas y entreguistas fuerzas armadas de algunos de los países de la región; no a otra cosa se refiere el hipócrita grito de “vamos juntos”, proferido en español para terminar su discurso de toma de posesión del cargo. También está suficientemente claro que habrá de tropezar con la misma piedra con la que tropezaron Kelly y Tidd, por lo que en ningún caso le arrendamos las ganancias.

    ¡Hasta la Victoria, Siempre!

    ¡Patria o Muerte!

    ¡Venceremos!

    (1)    http://alertarojaboletin.blogspot.com/2015/11/mosca-que-el-verdadero-jefe-de-la.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

    (2)  
     https://honduprensa.wordpress.com/tag/comando-sur/

    (3)    http://www.contrainjerencia.com/?p=105412

    (4)    http://www.telesurtv.net/news/EE.UU.-continua-politica-injerencista-contra-Venezuela-20151029-0050.html

    (5)    http://celippor.blogspot.com/2016/04/800×600-normal-0-21-false-false-false_17.html

    (6)    http://celippor.blogspot.com/2016/04/

    (7)    http://www.voltairenet.org/article201100.html

    (8)    file:///C:/Users/Carlos/Documents/Art%C3%ADculos%20Publicados/Art%C3%ADculos%20de%202018/Traduccion%20Documento%20Comando%20Sur%20Golpe%20Maestro%2023FEB2018.pdf

    (9)   https://www.militarytimes.com/news/pentagon-congress/2018/09/25/democrats-question-past-ethics-of-southcom-nominee/

    (10)  https://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article222210645.html

    (11)  https://celippor.blogspot.com/2018/11/el-supuesto-patrocinio-alterrorismo-es.html

    (12)  https://www.armed-services.senate.gov/imo/media/doc/Faller_09-25-18_APQs.pdf


    celippor@gmail.com

    Categorías: Noticias regionales

    DISPOSITIVOS PARA LA RED DE DATOS: NUESTRAS ARMAS CARGADAS DE FUTURO

    Mar, 04/12/2018 - 20:25

     

    Por Alfredo Moreno   ***

    La disputa por el control del flujo de información y de las tecnologías de informática y comunicaciones (TICs) es la clave del poder en este presente.

    “La inoculación del miedo. La extensión de las disciplinas. La criminalización de la protesta. La culpabilización del deseo. Nos ponen en el blanco para ser ajusticiados, porque no aceptamos calladitos ser destinados al sacrificio. Y eso es ejemplar, se multiplica, atemoriza. Una maquinaria precisa de producción de escenas está en juego. Conocen el orden de la ficción y la ficción del orden. Tienen gerentes de contenido y fábricas de enunciados.”.

    En este contexto, la Tecnopolítica potencia las multitudes conectadas y configura sistemas en redes como un nuevo paradigma de la política distribuida mediante dispositivos que se conectan a Internet utilizando aplicaciones como WhatsApp, Facebook, Instagram, Twitter y Webs entre otras. Las redes sociales pueden extender las calles y sus manifestaciones, las plazas y los participantes pueden extenderse por las redes en un moebius constante.

    Las instituciones, y sobre todo los partidos políticos, se ven sacudidas por los ciudadanos que participan de las redes sociales que configuran una sociedad en red con hábitos, reglas, valores quienes, mediante dispositivos como Celulares, Notebboks, Tables, etc. se conectan a redes de datos y emergen como consumidores y/o productores de contendidos sobre distintas experiencias de vida, y en muchos casos, cuestionar la forma de organizar el mundo.

    La crisis del espacio público y de la unidereccionalidad de la comunicación, la función de control de la sociedad mediante medios de comunicación de masas (massmedia) dedicados a inyectar el miedo y el hastío social, se encuentra con la posibilidad de autonomía social y autoformación de una multitud conectada que aprende a compartir conocimiento y comunicarse. La subjetividad va desarrollando formas nuevas de acción colectiva basadas y mediadas en el uso político de las TICs, muchas veces desorganizada.

    La Tecnopolítica no es algo puntual, es un marco de referencia para la producción y direccionamiento de contenidos y la autoorganización política en la sociedad red. La cultura internet y el desarrollo de subjetividades vinculada al devenir de la cultura ciborg y la transformación de nuestra cotidianidad vinculadas a la penetración de las TICs en nuestras vidas crean un ecosistema ideal para el desarrollo de la innovación, en la vida en general y en la acción política en particular.

    La irrupción social está basada en “identidades colectivas en la red” que suponen una reorganización social a gran escala que parte de agrupaciones de individuos realizadas en función de intereses, gustos, deseos y proyectos con independencia de su ubicación física; como sostienen Howard Rheingold en Multitudes Inteligentes y Manuel Castell en Comunicación y Poder.

    Podemos decir que la Tecnopolítica es la maduración de la multitud digital para la autonomía social, en una subjetivación política subterránea que recorre la sociedad y se va conformando y creciendo a lo largo de un planeta cada vez más interconectado. Es cada vez más una tendencia de la subjetividad política en la sociedad conectada.

    Este proceso, aunque singular, no carece totalmente de antecedentes. En la primera década del siglo XXI, hemos visto numerosos procesos de acción colectiva en los que las tecnologías de la comunicación jugaron un papel relevante. Desde el movimiento contra la globalización corporativa (https://www.computerworld.es/economia-digital/el-movimiento-antiglobalizacion-se-organiza-tambien-desde-internet) pasando por “la emergencia de la noche de los mensajes” en marzo de 2004 (www.radiocable.com/la-noche-de-los-mensajes-cortos.html) , hasta llegar al 15M ( http://www.movimiento15m.org/ ) , muestran las movilizaciones sociales mediadas por las TICs desde diferentes perspectivas.

    Es necesario, y a la luz de las elecciones en Brasil, que las organizaciones políticas emancipadoras integren la plataforma de internet como espacio público para el debate y las propuestas políticas de la ciudadanía. Este nuevo terreno se define por la posibilidad de intervenir en el espacio público a través de redes de comunicación horizontal y multinodal, lo que representa una alternativa integradora a los tradicionales medios de comunicación de masas y acciones públicas con presencia física.

    Las redes sociales pueden definirse como un conjunto de nodos, en ocasiones heterogéneos, con altos índices de conectividad, robustez y reciprocidad, cuya estructura es abierta y policéntrica.

    El concepto de “multitud conectada” puede definirse inicialmente como la capacidad de conectar, agrupar y sincronizar, a través de dispositivos TICs y en torno a objetivos, los cerebros y cuerpos de un gran número de sujetos en secuencias de tiempo, espacio, emociones, comportamiento y lenguajes.

    La Tecnopolítica es la reapropiación de las herramientas de software (App) y de los espacios digitales, el análisis y la segmentación de los datos para construir contenidos orientados a estados de ánimos y nociones comunes necesarias para empoderarse. Es posibilitar comportamientos colectivos en el espacio urbano que lleven a tomar las riendas de los asuntos comunes, también como vemos cotidianamente, se puede inocular el odio y promover el enfrentamiento de intereses sociales comunes.

    Comprender cómo destrabar el bloqueo de los medios de comunicación de masas, cómo poder construir una enunciación colectiva veraz que cuestione la unicidad de los grandes medios e instituciones y pueda establecer nuevas visiones sociales como fuentes de verdad y legitimidad, demanda diseñar y explorar nuevas formas de organización específica para objetivos concretos, en definitiva, cómo construir identidades-nodos y redes que puedan ir afirmándose frente a las redes de poder hegemónicas asumiendo que las TICs están en una evolución y experimentación continua.

    Los teléfonos Smartphone han sido un elemento característico e importante de comunicación, coordinación y acción en la experiencia española del 15M en cuanto a multitud conectada e inteligente, ya que ha permitido llevar internet en la propia movilidad del movimiento y conectar terminales del sistema red.

    La estructura digital de la red tiene forma de sistema de identidades colectivas en red que generan un enorme espacio de participación online, que muestran una centralidad de las redes digitales en la organización y comunicación del movimiento. Estas identidades colectivas se construyen en relación a la retroalimentación e interacción con el medio.

    La construcción de las identidades colectivas digitales es el arte de la invención a través de una web, canales de difusión y la construcción de tu comunidad, de una forma distintiva con la que te manifiestas o expresas.

    Permite construir un lugar específico desde el que intervenir, según nuestros objetivos. Cualquier identidad colectiva que puede, se expande en el ciberterritorio y tiene consecuencias sociales en la producción de comunidades más influyentes. Estas identidades pueden ser capaces de lanzar campañas, acciones o procesos para la transformación de la mente y la movilización de los cuerpos y las mentes.

    El sostenimiento cotidiano de la estructura de comunicación y trabajo online de una identidad colectiva digital precisa de personas. Al estallar las identidades colectivas en el evento, también han estallado las personas o figuras como los gestores de la comunidad (comunity manager). Nombre que recibe la función de la persona asignada para gestionar la o las comunidades e identidades. Los comunity manager desarrollan estrategias orientadas a hacer crecer las comunidades, consolidar las identidades colectivas del evento en la red y mejorar las formas de comunicación y de campaña. Sus tareas pasan por poder activar, cuidar, cooperar, preguntar, extender la comunidad que sigue a tu identidad colectiva en cuestión. La interacción con su comunidad y la retroalimentación con ella, da sentido y soporte a lo que hacen.

    La producción y gestión en redes sociales es posible, a bajos costos, contando con saberes, agilidades e inteligencias que circulan en la sociedad. Detectar identidades colectivas “madres”, o raíces, permite identificar el primer nodo central. El mismo, puedo pertenecer a una comuna, ciudad y por su consistencia o potencia, pueden extenderse o extrapolarse (viralizarse) a otras ciudades con mucha facilidad, extendiéndose por el territorio a partir del trabajo central realizado por el nodo más consolidado. Ejemplos evidentes de esto son la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que empezó en Barcelona y que tras el 15M se extendió por un efecto contagio a una cantidad enorme de ciudades, o los iaioflautas http://www.iaioflautas.org , que, tras nacer en Barcelona, después de cerca de un año de acciones, actualmente están en más de diez ciudades del estado.

    La dimensión creciente de la Tecnopolítica se alcanza en la medida de la energía de las personas que conforman la red, son capaces de generar para una acción colectiva. Primero se visualiza y se lanza una idea de acción colectiva, se hace el trabajo de extenderla, se cree colectivamente en algo que se está creando y adquiere vida en la medida que la interacción social se lo apropia.

    “No llores por mí Argentina…”


    Argentina es considerado uno de los países latinos con grandes avances y consumo de las TICs. La población actual la conformamos 44.48 millones de personas. El 78 por ciento de la población, 34.79 millones accede a la red Internet. De ese 78 por ciento de la población, el 76 por ciento (34 millones de personas) son participantes activos en las redes o medios sociales siempre conectados.

    El 66 por ciento de la población, tiene acceso a dispositivos móviles (29.3 millones), no obstante hay unos 30 millones de usuarios que acceden desde dispositivos móviles a sus respectivas comunidades digitales.

    Dedicamos unas 8 horas diarias a conectarnos a Internet, desde cualquier dispositivo. De esas 8 horas, utilizamos 3 horas para acceder a las plataformas sociales.

    El 57 por ciento acceden a Internet desde smartphone, el 28 por ciento utiliza la vía del smartphone y la computadora equitativamente y solo el 9 por ciento de los usuarios utiliza más la computadora por encima de los teléfonos inteligentes.

    Las redes sociales más usadas en Argentina son: YouTube (68 por ciento), Facebook (67 por ciento aproximadamente), Instagram (42 por ciento), Google+ (33 por ciento), Twitter (32 por ciento), Taringa (24 por ciento), Pinterest (23 por ciento) y LinkedIn (18 por ciento).

    Las mensajerías instantáneas más usadas son: WhatsApp (67 por ciento), FB Messenger (41 por ciento), Skype (20 por ciento) y Snapchat (16 por ciento).

    Hay 34 millones de usuarios que mensualmente que visitan Facebook, con respecto al año 2017, hubo un incremento del 10 por ciento. El 88 por ciento de los usuarios acceden desde teléfono celular.

    Las edades que predominan más en Facebook, son desde los 18 años hasta los 44 años, este rango representa el 71 por ciento del total (24.3 millones).

    Organizarnos y producir contenidos referenciados en nuestra ética, nuestra memoria y nuestros deseos es urgente. Tenemos las capacidades y los conocimientos, las TICs están y las usamos, solo falta convocar los actores y tener voluntad y grandeza política para sostener la acción en los puntos digitales de la red. Tenemos la posibilidad de coordinar el crecimiento de un árbol digital formado por grafos (nodos) por donde fluyen nuestros contenidos – mensajes. Los puntos digitales de la red son consumidos y re direccionado por el Otro ciudadano.

    Amanece, la vida despierta y tomamos el dispositivo que nos conecta.

    Nota:

    Los datos cuantitativos que se muestran en tableros pertenecen al informe realizado por hootsuite.com

    Alfredo Moreno – Computador Científico. Delegado FOETRA ARSAT. Profesor TICs UNM

     

    http://motoreconomico.com.ar/medios-y-tecnologia/dispositivos-para-la-red-de-datos-nuestras-armas-cargadas-de-futuro

    Categorías: Noticias regionales

    CRISIS DEL ACOMODAMIENTO INSTITUCIONAL (LECCIONES DE LAS DERROTAS)

    Mar, 04/12/2018 - 20:00

    Por Fernando Dorado    ***

    Negar las derrotas es torpe e inútil. Hay que reconocerlas, afrontarlas, evaluar y avanzar.

    Los trabajadores; los pequeños y medianos productores; los campesinos, indígenas y afros; las mujeres y LGTBI; los ambientalistas y ecologistas; los desempleados e “informales”; los estudiantes y jóvenes creadores de cultura popular; los habitantes de barrios marginados; los cíber-subversivos y creadores del software colaborativo; los periodistas y activistas libres y rebeldes de la Web; etc., seguirán luchando porque no pueden hacer más que sobrevivir y resistir.

    En esa dinámica aspiramos a que esas luchas no se limiten a negociar pequeñas conquistas, lo que no niega la necesidad de concretar logros y avances parciales. Para hacerlo, las resistencias necesitan construir referentes de mediano y largo plazo: un sueño, una utopía, un camino. Sin una narrativa trascendente se tiende a legitimar el régimen de injusticia e inequidad (dictadura del capital y sociedad patriarcal) y aceptar el sistema imperante como algo eterno e insuperable.

    Hay que elaborar propuestas a partir de sopesar los errores conceptuales y prácticos que llevaron a la derrota.
    Ello contribuye a superar los estados de ánimo negativos que llevan al escepticismo y al pesimismo y/o conducen a esencialismos sectarios y aislacionistas. Hay que avizorar caminos de transformación de nuestra praxis alimentándonos con apertura mental de las experiencias fallidas. En este texto se recogen sugerentes aportes de analistas que han publicado escritos sobre el momento que viven las izquierdas y los progresismos de América Latina.

    1. La renuncia a la lucha por la transformación estructural de la sociedad

    A partir de la década de los años 80s del siglo XX se impuso el pragmatismo y el electoralismo.
    Eso no se puede negar y tiene sus razones. El agotamiento en la mayoría de países de la vía insurreccional armada impulsó a las izquierdas y a los incipientes progresismos (armados y desarmados) al ejercicio electoral e institucional sin debatir a fondo ese viraje. La dinámica de las ONGs se apoderó de la mayoría de las organizaciones sociales y se entró en la órbita de los proyectos y de la “focalización de necesidades”. Esa situación influyó en los partidos políticos de izquierda y progresistas que frente a la ola de privatizaciones neoliberales redujeron sus expectativas a la “resistencia” y, ante el fracaso estratégico de los “socialismos estatistas del siglo XX”, colocaron en primer lugar las “conquistas concretas” (en lo material, legal, económico) frente a los cambios estructurales que fueron calificados como “ilusiones ortodoxas”[1].

    La ofensiva neoliberal y la reestructuración “post-fordista” trajo la desindustrialización de los países latinoamericanos y el movimiento obrero fue debilitado al máximo. La lucha por servicios públicos, salud, educación y vivienda (gratuitas o subsidiadas) se colocó al frente pero sin proponer un nuevo modelo de desarrollo y/o una estrategia viable para construir autonomía económica. Además, esas iniciativas, propias del Estado de Bienestar diseñado por las burguesías europeas para enfrentar los desafíos que representó en su momento el “socialismo estatista” de la URSS –como lo demostró la vida– no eran viables y sostenibles a mediano plazo ya que solo se pueden financiar en épocas de bonanza económica o en países que tienen un alto estándar de vida porque explotan a los trabajadores de las colonias y expolian las riquezas de países dependientes. En el ejercicio de sus gobiernos las izquierdas y progresismos lo comprobaron en carne propia[2].

    El pragmatismo que empezó a predominar rechazaba la teoría y el debate ideo-filosófico. Por ello, tampoco fuimos capaces de diferenciarnos del “socialismo del siglo XX” que con su deriva autoritaria construyó sociedades cerradas y sin futuro mientras sus esfuerzos desarrollistas no lograron romper con la hegemonía capitalista y, por tanto, se convirtieron en formas sui generis de acumulación de capital. Ese capitalismo de Estado (“socialismo”) al ser desmantelado dio origen a una burguesía emergente de origen burocrático, tan salvaje y agresiva como la de los países capitalistas tradicionales. Esa incapacidad teórica llevó a la mayor parte de las izquierdas a renunciar a las banderas de lucha estructural (“anticapitalista” o “postcapitalista”) creyendo –ingenuamente– que nuestros contradictores nos iban a “perdonar” el pasado comunista o no nos atacarían como “comunistas disfrazados”. Y hoy, todavía no tenemos claro ese “nuevo camino”.

    En anterior artículo afirmamos que el progresismo y las izquierdas latinoamericanas no se dieron cuenta en qué momento y de qué manera se “institucionalizaron” o fueron domesticadas por el sistema colonial-capitalista dominante. Es un hecho que debe ser reconocido si queremos corregir y avanzar. Claro, hay quienes explican los fracasos recientes solo como errores de tipo coyuntural o por la acción perversa y tramposa del enemigo. Si no se quiere ver, no se ve… ¡el golpe avisa!

    2. Transformación estructural de las izquierdas en América Latina

    En concordancia con el punto anterior, o sea, con la creciente influencia de las ONGs en las organizaciones sociales, la dinámica electoral pragmatista (y oportunista) que se impuso a partir de los años 80s y 90s, y el debilitamiento (casi desaparición) del movimiento obrero, las izquierdas y progresismos latinoamericanos fueron copados y monopolizados por dirigentes provenientes de las clases medias y, posteriormente, por representantes de las burguesías emergentes surgidas en escenarios urbanos y rurales, legales e ilegales, “estatales” (burocráticos) y privados. La izquierda obrera fue reducida a pequeñas sectas. Es un factor real y constatable.

    La práctica y disciplina de los grupos de estudio y de las “células” u “organismos” como centro vital de la vida organizativa de los partidos de izquierda desapareció en poco tiempo. Además, el trabajo teórico no era una actividad fuerte debido al dogmatismo heredado del centralismo y el verticalismo de las izquierdas “estalinistas” y “maoístas”. En ese ambiente, el espíritu pragmático y “combatiente” que ya tenía el terreno avanzado en muchas de las prácticas de la lucha armada, terminaron por “delegarle” el trabajo teórico a reducidos espacios de intelectuales que no lograron tampoco romper su caparazón academicista y teoricista.

    Así, los partidos de izquierdas y progresismos fueron convirtiéndose en especies de ONGs y agencias electorales
    . Supuestamente se preparaban para gobernar para las mayorías pero, a pesar de las buenas intenciones, en la práctica se vieron obligados a servir al capital y a las minorías plutocráticas. Y aunque fue un proceso no voluntario (inconsciente) muchos dirigentes fueron cooptados por el establecimiento dominante y lo hicieron en el momento en que las luchas anti-neoliberales desbordaban el régimen oligárquico e imperial. De esa forma, las izquierdas y progresismos frenados por la mala imagen que dejó el “socialismo estatista” no enfrentaron sus “demonios”. Hoy esos demonios reviven con signo contrario y nos azotan sin freno ni pudor.

    3. Instrumentalización de las luchas sociales

    A pesar del control que quisieron imponer las ONGs financiadas por organismos imperiales de Europa y EE.UU., los movimientos y organizaciones sociales de los sectores explotados y marginados afectados por las políticas de globalización neoliberal, lograron romper esa influencia y durante esas mismas décadas (años 80 y 90) desencadenaron amplias luchas en torno a la defensa y apropiación del territorio, el rechazo a mega-proyectos minero-energéticos, a los TLCs y a la privatización de servicios y empresas públicas. En algunos casos que son relativamente incipientes o no tan influyentes por el ambiente de pragmatismo predominante, se diseñó una estrategia de mediano plazo para construir autonomía social, política, económica y cultural, que tiene diversos grados de desarrollo en México (zapatistas y otros); en Brasil (MST); en Colombia (sectores indígenas y campesinos); en Chile (pueblos mapuches); y en otros sectores populares de Argentina, Bolivia, Venezuela, Ecuador, Centroamérica, etc.[3] Allí están y son referentes.

    Las izquierdas y progresismos que consiguieron acceder a espacios de gobiernos locales, regionales o nacionales en América Latina, lo hicieron aprovechando el auge y la fuerza de los movimientos sociales.
    Eso lo reconocen la mayoría de sus dirigentes. Sin embargo, eran movimientos sectoriales que no lograron imponer una relación de retroalimentación con los partidos políticos y gobiernos de izquierda o progresistas, y además, esos partidos tampoco tenían la madurez política para impedir que todo ese proceso terminara en la instrumentalización de las luchas sociales. Hoy, después de años de cooptación institucional de dirigentes sociales o de enfrentamiento abierto de algunos gobiernos con organizaciones sociales, tanto los partidos políticos como el movimiento social de esos países se han debilitado. Este es un aspecto importante en el balance negativo de las experiencias de gobierno progresista y/o de izquierdas[4].

    4. La comodidad institucional y las realidades globales del capitalismo actual

    Las izquierdas y los progresismos latinoamericanos se dedicaron a “gobernar”. En realidad, por más que no lo quisieran, la inercia los llevó a simplemente “gestionar” el Estado heredado. Sin movimientos sociales autónomos y críticos, los gobernantes se institucionalizaron y hasta han reprimido las reacciones justas y valientes de sectores sociales que trataban de mostrarles que iban por mal camino. El rechazo al “gasolinazo” en Bolivia, la rebelión indígena en Ecuador, las movilizaciones juveniles por transporte gratuito y contra el Mundial de Fútbol en Brasil, y otras manifestaciones populares contra gobiernos de izquierda o progresistas, deberían haber alertado al conjunto de las fuerzas que se plantean cambios sustanciales en la sociedad. Pero ello no ocurrió; la comodidad y el triunfalismo se convirtieron en autismo, ceguera y soberbia.

    Mientras tanto se iban acumulando cambios importantes en la sociedad global capitalista. La revolución tecnológica en el campo de la producción (cibernética, computacional, automatismo, bio-tecnología, inteligencia artificial, etc.), la energía (límites ecológicos de los combustibles fósiles y la necesidad de fuentes de energía “limpias”) y las comunicaciones (internet, teléfonos móviles, etc.) operada a finales del siglo XX, ha traído transformaciones en la estructura de la sociedad que deben ser tenidas en cuenta por los movimientos anti-sistémicos.

    Así mismo, nuevos temas deben ser abordados para entender las nuevas realidades: la aparición de una oligarquía financiera global que influye en la economía y la política de todos los países trastocando la geopolítica de los bloques imperiales; la financiarización de la economía y el regreso a formas de acumulación por despojo y desposesión como síntomas de la crisis estructural del capitalismo (fuerte tendencia decreciente de la tasa de ganancia del capital); el cambio climático y la crisis ambiental (agotamiento del modelo consumista y extractivista de materias primas); las transformaciones en la estructura y naturaleza de las clases sociales (aparición del precariado y cognitariado); el debilitamiento de la democracia representativa y el fortalecimiento del modelo de acumulación denominado “capitalismo asiático” (“libre mercado” + gobiernos autocráticos); la aparición de economías colaborativas y el “prosumidor”; las luchas anti-patriarcales encabezadas por las mujeres; las masivas e incontrolables migraciones de poblaciones de países de la periferia hacia el centro capitalista; el caótico crecimiento de economías criminales (crisis de valores morales); y muchos otros fenómenos que impactan de una u otra forma sobre la vida de las personas y pueblos, deben ser estudiados por quienes aspiran a que la acción política supere los estrechos límites de la conformidad abyecta.

    Soñar sin idealizar

    Para la juventud que viene abriendo brecha es muy importante “volver a soñar” pero sin caer en idealizaciones vanas y absurdas que nos vuelven a enredar con estrategias y métodos de lucha que nos aíslan del conjunto de la población y le facilitan las cosas a los estrategas del gran capital. En otros escritos seguramente iremos avanzando sobre las propuestas en desarrollo pero si es fundamental cuidarnos de caer en esencialismos sectarios y aislacionistas.

    Lo que hay que reiterar es que la civilización de la economía crematística, de la cual el sistema capitalista es una de sus fases más acabadas y problemáticas, nos ha colocado al borde de la extinción como especie humana, sea por efecto de cataclismos ambientales o por el impacto de una guerra nuclear. Quienes nieguen esa verdad científica no podrán actuar en consecuencia y no estarán a la altura de las tareas fundamentales y cruciales de esta época histórica.

    Para promover el debate solo me limitaré a plantear unas preguntas que son a la vez dilemas a resolver:

    • ¿Cómo combinar las miradas de largo aliento con las urgencias del tiempo corto?

     

    • ¿Cómo ser pragmáticos en la coyuntura sin dejar de luchar por cambios estructurales?

     

    • ¿Cómo aprovechar los espacios institucionales sin dejarnos cooptar por el sistema imperante?

     

    • ¿Cómo participar en la lucha electoral sin caer en electoralismos?

     

    • ¿Cómo combinar la acción “desde abajo” con la acción “desde arriba” sin caer en la instrumentalización de las luchas sociales?

     

    • ¿Cómo recuperar las cosmovisiones integrales de pueblos ancestrales sin desechar los enormes avances de las ciencias del siglo XXI?

     

    • ¿Cómo arañamos el cielo y, a la vez, aramos la tierra? ¿Cómo soñar sin idealizar?


    Colofón en elaboración

    Para poder actuar nos toca pensar y repensar para construir nuevos paradigmas; estudiar e investigar para conocer la realidad; preparar vanguardias no vanguardistas para coordinar y hacer eficaces las luchas; construir caudillos no caudillistas para crear nuevas formas de democracia y auto-gobiernos; organizar redes organizativas transversales pero orgánicas y funcionales para enfrentar con efectividad los poderes existentes; reorganizar núcleos con intelectuales que se formen y actúen estrechamente con los movimientos sociales; retomar las luchas locales con visión y práctica global. Son infinidad de tareas las que tenemos por delante pero estamos seguros que si desenredamos la pita, habrá miles y miles de activistas dispuestos a empujar y concretar los avances. Lo importante es proponérselo con autonomía y libertad.

    E-mail: ferdorado@gmail.com / Twitter: @ferdorado

    [1] Una serie de teorías sobre el Estado y la acción política estuvieron detrás de ese pragmatismo. El posmodernismo estructuralista y el construccionismo social fueron las principales (Nota del Autor).

    [2] El Estado de Bienestar también ha sido parcialmente desmantelado en Europa y países nórdicos, y en la medida en que la crisis de la globalización neoliberal se agudice, y que más países y pueblos dependientes logren construir autonomía e independencia política y económica, ese modelo se hará insostenible. (Nota del Autor).

    [3] En estas importantes experiencias múltiples y diversas de construcción de nuevos caminos de “auto-organización”, otras formas de democracia y desarrollo alternativo al capitalismo existe una enorme riqueza conceptual y práctica que en las actuales circunstancias hacen parte de los referentes políticos a tener en cuenta (Nota del Autor).

    [4] Son numerosas las experiencias de instrumentalización y cooptación institucional de los movimientos y organizaciones sociales en toda América Latina. Es un tema no resuelto (Nota del Autor).


    https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2018/11/crisis-del-acomodamiento-institucional.html#.W-XMn9JKjDc

    Categorías: Noticias regionales

    ¿RENACE CON AMLO EL SUEÑO DE LA INTEGRACIÓN SOBERANA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE?

    Mar, 04/12/2018 - 19:53

    Por Javier Tolcachier   ***

    En un ambiente signado por la esperanza de millones de mexicanos, asumió la presidencia de México Andrés Manuel López Obrador. Esperanza impulsada por la promesa histórica de una cuarta revolución que mejore las condiciones de vida de las mayorías, que acabe con la violencia y la degradación institucional en la que sucesivos gobiernos neoliberales, atados al yugo estadounidense, han dejado al país.

    Su mandato pretende inspirarse en figuras señeras de la historia política del país, como lo indica la nueva imagen institucional del Gobierno. En ella están Miguel Hidalgo y José María Morelos, próceres en la lucha contra el imperio español; Benito Juárez, hijo de indígenas zapotecas y presidente liberal de la Reforma; Francisco Madero, referencia política de la Revolución de 1910 contra la dictadura porfirista y el general Lázaro Cárdenas del Río, quien impulsó la reforma agraria, nacionalizó el petróleo y dio asilo a miles de perseguidos luego de la guerra civil española.

    Sin duda, una herencia de inclusión y derechos sociales, de soberanía y dignidad. Un legado de unidad nacional y transformación valiente que intentará sobreponerse a un horizonte plagado de obstáculos.

    Silvio Rodríguez, invitado a la finca de AMLO en Palenque a modo de musa inspiradora, trasmitió el desafío del flamante gobierno con un poema de su connacional cubano Nicolás Guillén. Para hacer esta muralla, tráiganme todas las manos, los negros sus manos negras, los blancos sus blancas manos…, recitó el trovador, en clara alusión a una orientación de resistencia a los muros racistas y fascistas.

    Mientras tanto, en la porteña Buenos Aires, otra muralla de gendarmes y vallas blindaban la reunión G20 de jerarcas mundiales y otras especies menores. Allí, como no podía ser de otro modo, el presidente saliente Peña Nieto ejecutaba su último gran acto de entrega neoliberal, la firma del nuevo tratado comercial T-Mec (USMCA por sus siglas en inglés) entre México, Canadá y Estados Unidos, apenas una renovación forzada del viejo NAFTA.

    La esperanza de retomar la senda virtuosa

    La presencia de varios presidentes y líderes de izquierda como Evo Morales Ayma, Nicolás Maduro, Miguel Díaz Canel  o Manuel Zelaya, simbolizaron la esperanza con la que revolucionarios y el progresismo latinoamericano miran hoy hacia su propio Norte. Un horizonte de anhelos necesario luego de la dura derrota ante el fascismo en Brasil.

    ¿Marca la presidencia de AMLO la posible recuperación del sueño de soberanía de América Latina y el Caribe?
    ¿Es el posible inicio de una nueva “oleada” – al decir de García Lineras – de gobiernos alineados con sus pueblos y no con los amos del capital? ¿Podrá el nuevo gobierno mexicano tender puentes, marcar nuevamente los trazos de una integración regional hoy desdibujada por el imperialismo?

    Aunque sea demasiado pronto para afirmarlo con certeza, para elucidar parcialmente estos interrogantes bien vale dar una mirada al panorama regional que se avecina, para entender los retos que tendrá que afrontar América Latina y el Caribe en su sinuosa marcha hacia la emancipación.

    Lo previsto y lo imprevisto

    En la arena de la institucionalidad democrática, en pocos días se llevarán a cabo elecciones municipales en Venezuela, en las que además del PSUV y sus partidos aliados, algunos partidos opositores o locales podrían obtener un buen resultado. Más allá de eso, el gobierno bolivariano continuará en el intento de volver a la mesa de negociación con la oposición, para distensar una guerra económica que no da tregua. Es evidente que el panorama sigue siendo complicado dado que Estados Unidos ha fortalecido su retaguardia en la región, contando ahora con una derecha militarista y macartista en el poder en el vecino Brasil.

    Como contrapeso a la consolidación del esquema golpista en Brasil, el éxito en la gestión de gobierno de López Obrador y la posibilidad de concertar un ambiente de menor agresividad a través de una política exterior dialoguista, serán un gran aporte.

    Si bien la paz regional es el primario, las fuerzas progresistas latinoamericanas deberán apoyar también con compromiso a la revolución bolivariana en sus esfuerzos por reconducir la situación económica del país. A la estrategia de sometimiento neocolonial le resulta casi tan útil el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro, como culparlo de las penurias económicas del país,  difamando a Venezuela como un experimento fallido de modelos socialistas para anular la imagen de que hay alternativas a la barbarie capitalista.

    Dicho esquema de propaganda no será tan fácil en Bolivia, país que junto a Paraguay proyectan el mayor crecimiento económico para este año, alrededor de un 4,3% según la CEPAL. En su último informe “Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2018”, la Comisión destacó las políticas del gobierno de Evo Morales basadas en la inversión pública y el consumo interno, señalando además entre otros factores positivos su bajo nivel de emisión de deuda en relación a otros países de la región.

    Pese a ello, los sectores conservadores no cejarán en arremeter en las primarias y generales de este año contra una nueva reelección del binomio Morales-García Lineras. Las estratagemas de manipulación de la oposición serán todas las conocidas y acaso más, ya que la situación objetiva habla a favor del actual gobierno.

    Una parada difícil tendrá el FMLN en el Salvador para continuar en el gobierno y obtener mayoría parlamentaria el 3 de Febrero. En apariencia, las mejores posibilidades de triunfo las tienen por ahora el ex alcalde de San Salvador Nayib Bukele, expulsado del FMLN en 2017 en puja contra el candidato del partido derechista ARENA, Carlos Calleja. Esto constituiría un nuevo revés para la izquierda en la región y por supuesto para los bloques de integración regional soberana.

    En Centroamérica estará también en juego el poder ejecutivo de Panamá (en Mayo) y Guatemala (en Junio). Aunque no es posible aún realizar vaticinio alguno, la mayor parte de los contendientes pertenecen a partidos del establishment y a la derecha, lo cual no permite alentar optimismo sobre cambios positivos.

    Además de todo esto, en la vecindad subregional es previsible lo imprevisible. La debilidad del gobierno de Hernández en Honduras, el desmejoramiento social en Costa Rica, la agresión estadounidense contra Nicaragua, el tema migratorio y la contienda entre China y los EEUU por prevalecer, hacen de Centroamérica un polvorín inestable en el que podría haber variaciones no inscritas en calendario.

    Lo mismo podría suceder en Haití, si las manifestaciones y la impopularidad de Moise continuaran subiendo de tono.

    Otro momento clave ocurrirá en Octubre, cuando – además de las elecciones en Bolivia ya mencionadas- se elija un nuevo gobierno en Uruguay y Argentina. En el país charrúa, también se perfilan dificultades para la continuidad del Frente Amplio, luego de tres ciclos consecutivos en el poder.

    En Argentina, el desprestigio del actual gobierno neoliberal de Macri es muy grande, pero la alternancia hacia un gobierno popular de raigambre peronista no está asegurada. Los medios monopólicos y el gobierno de Estados Unidos jugarán allí muy fuerte, dividiendo y ensuciando la imagen pública de la oposición. Sólo un potente movimiento popular unificado logrará contrarrestar allí la catástrofe de una nueva victoria del poder concentrado.

    Dentro de la inestabilidad regional se inscriben también la enorme fragilidad del sistema político peruano, apenas mitigado por un Vizcarra navegando entre rocas afiladas y la pérdida de legitimidad institucional del gobierno de Lenin Moreno en Ecuador, ocultada por los medios hegemónicos. Si la situación económica desmejora por el ajuste iniciado, acabaría por encenderse la chispa de la indignación, lo cual según la historia de este lugar podría incendiar la pradera velozmente.

    ¿Qué sucederá con la integración regional?


    Los pueblos del mundo se ven hoy confrontados con la falta de salidas que ofrece el capitalismo, la incertidumbre futura y la inseguridad generalizada.
    En el trasfondo subjetivo las personas sufren la asfixia de la globalización cultural, la extrañeza que producen los cambios veloces y la angustia de un modelo de sociedad que promueve la ruptura de lazos, la competencia individualista y el consumo irracional.

    A ello se suma en América Latina la desmoralización insuflada por las “cruzadas anticorrupción” – impulsadas por Estados Unidos para eliminar a la competencia política y por ende económica.

    En vez de optar por el único camino posible, una revolución humanista de los valores y la organización social, la emergencia de un nuevo sentido común que permita redistribución de riqueza y emancipación colectiva, un gran sector, acaso el más vulnerable, opta por la regresión, adhiriendo a modo de tabla de salvación a morales conservadoras, fundamentalismos religiosos y personajes autoritarios. Todo ello sumamente funcional al poder establecido.

    La derechización social cuestiona la decadencia sistémica, la opresión globalizadora y de algún modo también los fundamentos racionalistas de las sociedades surgidas a partir de las revoluciones del siglo XVIII.

    En ese clima adverso, los lentos avances conseguidos en la integración y la soberanía en los últimos años se ven barridos hoy por una ola mundial y regional de fragmentación. En su caída del pedestal de la unipolaridad, los EEUU aspiran a arrasar con toda resistencia en bloque para rehacer al menos en parte su dominancia sobre las naciones al Sur del Río bravo.

    Los gobiernos progresistas de los países latinoamericanos, comenzando con el nuevo faro mexicano, tendrán que vérselas en todos los casos con fuerzas de choque internas que consumirán la mayor parte de sus energías disponibles, dificultando que parte de esta energía fluya hacia proyectos de integración compartidos.

    Aún así, ya se deja entrever la recomposición de lazos de pertenencia a un amplio campo popular en el que incubará un futuro más promisorio, lazos en los que los movimientos sociales de base y sobre todo, las nuevas generaciones y las mujeres deberán tomar la palabra.

    El fuego de la unidad solidaria y soberana de los pueblos no se apaga. En la hora en que la adversidad política institucional la convierte en rescoldo, corresponde su cuidado, hasta que nuevamente vuelva a ser potente llama.

    (*) Javier Tolcachier es investigador del Centro de Estudios Humanistas de Córdoba y comunicador en agencia internacional de noticias Pressenza.

    Categorías: Noticias regionales

    CARA DE ROCCA

    Mar, 04/12/2018 - 19:49




    Por Raúl Dellatorre   ***


    Pese a que el recientemente procesado empresario Paolo Rocca se presenta como víctima de los gobiernos de Kirchner y Chávez, una investigación venezolana muestra la otra cara de la trama: la historia de corrupción, abusos de posición dominante y rebelión popular que llevó a la expulsión de Techint de ese país.

    La empresa Techint pagó coimas a ex funcionarios del kirchnerismo para “solucionar la situación de Sidor en Venezuela”, asegura el fallo de la justicia federal en la resolución por la cual dicta el procesamiento de su titular, Paolo Rocca. ¿Pero cuál era la situación que reclamaba solucionarse? Los antecedentes por las cuales el gobierno de Hugo Chávez decidió, en mayo de 2009, renacionalizar la siderúrgica Sidor son poco conocidos en Argentina. Detrás de ese hecho, está encubierta una historia de corrupción, abusos de posición dominante y una rebelión popular que reclamó la expulsión de Techint de Venezuela. Aquí los repasamos, en base a testimonios de actores directos de los hechos.

    Sidor, Siderúrgica del Orinoco, es un complejo industrial pensado fundamentalmente como abastecedor de tubos sin costura para los yacimientos de extracción de petróleo de Pdvsa, la petrolera estatal venezolana. Erigida en Puerto Ordaz, una de las comunidades que conforman Ciudad Guayana, fue fundada en 1964 durante el gobierno de Raúl Leoni. La región se caracteriza, además, por contar con recursos naturales disponibles como el hierro, para lo cual se creó en la zona la firma Ferrominera Orinoco, para la extracción, procesamiento y comercialización de mineral de hierro y sus derivados. Y proveedora de Sidor. Es controlada por la Corporación Venezolana de Guayana, adscripta al Ministerio de Industrias Básicas y Minería.

    Como en otros países de la región –Argentina, entre ellos–, la siderurgia nace en Venezuela como la preocupación de una generación de militares nacionalistas por evitar la dependencia externa de un material estratégico para la guerra, el acero. El estudio preliminar para instalar una industria siderúrgica en Venezuela data de 1943, cuando la segunda guerra mundial puso en riesgo el abastecimiento de acero para la nación caribeña. Además, ya por entonces se consideró necesario apuntalar la producción de tubos sin costura y la fabricación de taladros de perforación para la industria petrolera. Sin embargo, la puesta en marcha del desarrollo del proyecto demoraría más de 20 años. Sidor fue fundada recién en 1964.

    La privatización

    Pese al profundo carácter estratégico y nacionalista que alimentó su creación, Sidor fue vendida a un consorcio privado en medio de la ola privatizadora de los 90, durante la segunda presidencia de Rafael Caldera, en 1997. Su comprador resultó ser el consorcio ítalo-argentino Techint.

    La operación, según contó a este diario el periodista e investigador venezolano Modesto Emilio Guerrero, residente en Buenos Aires desde hace ya un par de décadas, fue encabezada por el CEO de aquel momento de Ternium-Techint, Javier Tizado (padre del homónimo ministro de Producción de María Eugenia Vidal). “Tizado entabló una relación personal con Ignacio Arcaya, quien era embajador en Buenos Aires desde 1995, y fue quien se ocupó de presentar e impulsar el ingreso de Techint a Sidor; es decir, actuó de lobbista de la empresa de los Rocca”. La operación se concretó por compra directa y en paquete del 60 por ciento de las acciones de Sidor, lo cual le dio el control absoluto de la siderúrgica. Según recuerda el investigador, Arcaya fue denunciado por la recepción de importantes obsequios por los servicios prestados: un caballo pura sangre de polo (deporte al que el embajador era muy aficionado, y los equinos argentinos de la especialidad muy apetecidos) y una casa de descanso en la isla Margarita (lugar paradisíaco del Caribe venezolano). “La privatización de Sidor nació corrupta”, subrayó Modesto Guerrero.

    El gobierno de Calderas duró poco más. Hugo Chávez llega al gobierno en marzo de 1999 pero Paolo Rocca mantuvo el buen vínculo con el nuevo gobierno en la transición. Tras la cesión de Sidor a manos de Techint, había logrado mantener los beneficios que le otorgaba su estatus de empresa estatal. Lo fundamental, recuerda Modesto, era recibir la energía eléctrica gratis y el mineral de hierro a valores muy subsidiados. Ambos insumos eran provistos por empresas estatales y, por lo tanto, representaban a la vez una fuerte transferencia del Estado a favor del consorcio privado, y una notable reducción de sus costos de producción.

    Este beneficio quedó claramente reflejado en sus operaciones de exportación, para lo cual Sidor estaba plenamente preparada, por su capacidad de producción pero, además, por la ubicación estratégica elegida para su instalación, que le permite un acceso fluvial (por vía de los ríos Caroni y Orinoco) al Mar Caribe y seguir vía marítima hasta México, adonde exportó buena parte de su producción de acero en los años que Techint gestionó la planta.

    Precisamente, este fue uno de los orígenes del conflicto de los Rocca con el gobierno de Chávez. Y una de las razones que echó más leña al fuego de la protesta sindical, que terminó prácticamente en una pueblada para que Paolo Rocca fuera expulsado de Ciudad Guayana.

    Paolo Rocca en visita a Vaca Muerta, con el respaldo de Mauricio Macri. Fue días después de que la Justicia lo citara.


    A costa del Estado

    Sidor es la mayor acería no sólo de Venezuela, sino de toda la cuenca del Caribe. Si se toma en cuenta el conjunto de Latinoamérica, es la cuarta. Ubicada en una región estratégica por sus riquezas minerales (hierro, aluminio y bauxita), más el acceso directo a las rutas marítimas del Atlántico Norte, sus ventajas comerciales son múltiples. Pero lo que fue concebido como un proyecto para el desarrollo de un proyecto estratégico para la defensa y la soberanía nacional, en manos de Techint se convirtió en un espectacular negocio privado, del que ni siquiera los trabajadores de la empresa resultaron beneficiados.

    Subsidiado en el costo del suministro eléctrico y en el mineral de hierro, Techint aprovechó la capacidad de su planta de Sidor para producir hasta 4 millones de toneladas al año de acero líquido para exportarlo, en alta proporción, a su planta de Ternium en México. Allí se procesaba para convertirlo en chapa laminada o tubos, desde donde lo exportaba. Paradójicamente, Pdvsa se veía obligado a obtener los tubos sin costura para la extracción de petróleo por vía de la importación, incluso comprándole a Ternium México. Y lo más llamativo: a precios del mercado internacional.

    En los primeros años de gobierno de Chávez, Paolo Rocca viajaba frecuentemente a Caracas y mantenía una relación relativamente amigable, apareciendo incluso como una suerte de “socio” del proceso de consolidación de la revolución bolivariana. En oportunidad de una visita del presidente Néstor Kirchner a Venezuela, para la presentación de la asociación entre la estatal argentina Enarsa con la petrolera Pdvsa, para la explotación del un yacimiento en Ayacucho (Faja de Orinoco), en febrero de 2007, una de las imágenes que llamó la atención del autor de esta nota (que cubrió el acontecimiento para Página 12) fue el rol de Paolo Rocca en el evento. No sólo subió al escenario y posó a la par de Kirchner y Chávez (como un tercer mandatario), sino que en toda la celebración se lo vio moverse con soltura entre los funcionarios uniformados con camisa roja del gobierno venezolano. Los conflictos con el gobierno venezolano ya existían, pero Rocca sabía manejar la diplomacia y la relación ambivalente que mantenía, tanto con el gobierno de Chávez, cono con el de Néstor Kirchner. Dos años después de aquel evento, en mayo de 2009, el comandante Chávez anunciaba la renacionalización de Sidor entre el júbilo de trabajadores y sindicatos.

    Inicio del conflicto

    Durante años, el gobierno de Hugo Chávez le reclamó al grupo Techint que garantizara el abastecimiento de laminados de acero y tubos sin costura que le reclamaban la industria venezolana a precios compatibles con los costos reducidos de producción que tenía por efecto de los subsidios estatales. Y no sólo eso: Sidor también se aprovechó de recortes en beneficios laborales con los que castigó a sus empleados tras la privatización. El cambio de régimen representó para sus empleados recortes en la atención médica, guarderías infantiles para sus hijos, bonos vacacionales, además de la pérdida de derechos por parte de 9000 trabajadores que quedaron tercerizados con salarios inferiores, a través de empresas subcontratistas, contra alrededor de 4500 que mantuvieron su condición de empleados fijos. La falta de respuestas a lo largo de los años y la combatividad de algunos de los sectores obreros más representativos en Guayana, llevó a que fuera subiendo hasta que la intervención del gobierno y la renacionalización de Sidor se convirtieran en un clamor popular.

     “Las tasas de ganancia de Sidor eran espectaculares, y los sindicatos sabían que era por las fortunas que Techint se ahorró por los subsidios del Estado a la electricidad, el mineral de hierro y la bauxita (a través de la estatal BauxiVen)”, recordó Modesto Guerrero. “Ternium-Techint se trajo en el paquete accionario de Sidor, al comprarlo, todos los beneficios de los que gozaba como empresa estatal, ni siquiera pagaba el peaje de circulación por el río Orinoco. El sindicalismo lo denunció y Guayana explotó en una rebelión popular. Creo que fue la primera vez que Chávez tomó conocimiento real de la situación. El pedido de que lo echaran a Paolo Rocca se convirtió en un clamor popular en toda la región”, completó.

    Modesto, que conversó en sus investigaciones con varios de los protagonistas directos de las asambleas, plebiscitos y encuentros del denominado Taller Político Social en esos años, asegura que fue en un encuentro con dirigentes sindicales en Ciudad Guayana, el 21 de mayo de 2009, cuando Hugo Chávez, después de escuchar la argumentación de los líderes de la revuelta, pronunció la palabras que le dieron un vuelco definitivo al asunto: “me la juego por ustedes, los trabajadores de la Patria”. Unos días después anunciaba la renacionalización de Sidor y otras seis empresas industriales, y comenzaba un proceso de reconstrucción del movimiento obrero y su relación con el gobierno, que quedaría frustrado poco después con su enfermedad, que lo llevó a la muerte.

    Lo que vino después fue la propuesta de compensación a Techint y el pago de una cifra cercana a los 2000 millones de dólares, que fue muy cuestionada por los sectores sindicales pero fue parte de una salida política, en la que el gobierno argentino (ya con Cristina al frente) le pidió que buscara evitar que los Rocca llevaran el conflicto a una instancia de denuncia internacional.

    Techint mantenía esa relación ambivalente con el gobierno argentino, esa suerte de pulseada permanente entre las corporaciones monopólicas y un gobierno que las enfrentaba pero que no alcanzaba a contar con herramientas como para prescindir de ellas. Rocca abusó de esa relación en Argentina y Venezuela. Hizo negocios a expensas de las necesidades de los gobiernos de entonces, y a veces en contra de ellos. Hoy, cuando la situación judicial, impulsada por otras corporaciones pero ya no locales, se vuelve contra ellos, Paolo Rocca pretende mostrar a sus víctimas de ayer como sus victimarios. Como chicana judicial no está mal, pero frente a la realidad histórica, es absolutamente falso.

    https://www.pagina12.com.ar/159602-cara-de-rocca

     

    Categorías: Noticias regionales

    G20: EL ANFITRIÓN DE UN MUNDO EN CRISIS

    Sáb, 01/12/2018 - 14:23



    Por Luis Bruschtein   ***

    “Ahora, en conciertos, marchas y hasta en el preámbulo de la final suspendida de la Copa Libertadores, se escucha más bien otro eslogan: ‘Mauricio Macri, la puta que te parió’. O se lee con demasiada frecuencia su versión de redes sociales, #MMLPQTP”. No se publicó en PáginaI12, sino en el New York Times el martes pasado.

    El presidente quería aprovechar la realización del G20 para mostrar una Argentina apetecible y la ventana que abrió mostró el desastre. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, con su manía de decir lo opuesto a lo que sucede, afirmó que la realización del G20 era la culminación del proceso de integración de la Argentina al mundo. Entre un G20 que se anuncia más conflictivo que productivo y la catástrofe de la Copa Libertadores, la consecuencia es obvia: un país que es incapaz de contener la final de un partido de fútbol entre equipos locales no se presenta como el mejor para recibir las inversiones que desvelan a un gobierno que ha demolido su economía.

    El francés Emmanuel Macron, con su país prendido fuego por las protestas populares, aconsejó a Macri que “ese es el camino, apoyamos sus reformas”.   Antes de reunirse con Macri, Macron había anunciado que no se firmará el tratado de la Unión Europea con el Mercosur, una de las metas del mandatario argentino para esta reunión, durante la que esperaba, por lo menos, ablandar al francés. A Macron lo habían dejado de plantón cuando llegó. Lo saludó un técnico del aeropuerto y cuando se estaba retirando, llegó tarde la vicepresidenta Gabriela Michetti que farfulló en un inteligible franchuñol a la primera dama gala, de quien los franceses dicen que es la verdadera jefa en su país.    

    Era esperada la reunión de Donald Trump con el premier ruso Vladimir Putin, y la foto con Macri en el medio como campeón de la paz, pero el norteamericano la suspendió en pleno vuelo en respaldo de sus aliados ucranianos. Trump ha prometido 250 millones de dólares para intervenir en el área de la construcción en los proyectos PPP (Participación Público-Privada). En el entorno de Macri dicen que con el argumento de la corrupción local el presidente quiere desplazar a la “patria contratista” local y reemplazarla por constructoras de la potencia del Norte, como si estas no usaran los mismos y otros mecanismos de cartelización, chantaje y coimas.

    Pero es un argumento falso porque las empresas de Macri están entre las más importantes de la patria contratista. Esas empresas están involucradas ahora en la escandalosa venta de las centrales termoeléctricas Brigadier López y Ensenada Barragán a precios sensiblemente inferiores a los que requirió su construcción. Los proyectos PPP, en los que el gobierno había depositado sus esperanzas para reactivar la economía, fracasaron por las altas tasas de interés y el riesgo país en ascenso. Aún así, la cifra prometida por Trump es mínima porque la obra que quieren encarar en ese tramo licitado está valuada en 800 millones de dólares.

    Macri es el anfitrión de un G20 que representa a un mundo en crisis por las políticas neoliberales en las que él cree
    . Es parte de esa crisis o producto de ella y no es parte de la solución. No tiene nada que aportar ni qué decir, más que una sola palabra: “¡Socorro!”  El artículo del New York Times muestra a un Macri desbordado por situaciones que se le escapan. Un personaje que no está a la altura de los problemas y los empeora. Y sobre todo describe a un gran mentiroso, nada peor para la imagen internacional de un presidente.  

    Nada le ha hecho más daño a su imagen internacional que un grupo de los barra de River que decidieron cascotear el ómnibus de Boca. Los piedrazos impactaron en todo el planeta hasta llegar al absurdo de que la final de la Copa Libertadores –el hecho futbolístico más importante de Latinoamérica– que en esta ocasión enfrenta a los dos equipos más populares de Argentina, tenga que realizarse en España, en el estadio del Real Madrid.

    La crisis de la Libertadores podría quedar circunscripta a un tema deportivo, pero adquirió una dimensión política especial, incluso internacional, porque se produce en un terreno que usa el macrismo para meter la política por la ventana. Macri entró por esa vía y su principal operador judicial es Daniel Angelici, el actual presidente de Boca y por lo tanto uno de los principales protagonistas de este enredo. En estos días se conoció que en lo que va del año, los salarios perdieron el 17 por ciento frente a la inflación, pero el clásico fue más discutido que la crisis del salario.

    Como los argentinos son todos directores técnicos, el tema ha sido discutido, analizado, discurseado, desmenuzado, repetido, revisado y vilipendiado y en todos los casos, más allá de las miles de explicaciones diferentes –todas muy ilustradas– hay coincidencia en la ineptitud del gobierno. Los futboleros de River y de Boca y de todos los demás equipos coinciden en que la situación fue un fracaso político y un fallo estrepitoso en la seguridad que les privó del espectáculo más esperado y deseado.

    Toda la maquinaria de comunicación del macrismo no tiene antídoto contra esta explosión que carga la misma munición que usan ellos, pero multiplicada.
    Hay pasión, deseo, frustración, odios y amores, miedos y paranoia puestos en el juego. El arma se les dio vuelta por su propia incompetencia y no tuvieron forma de intervenir para revertir el efecto. Imposible culpar a la pesada herencia ni al populismo. La explosión interfirió todas las líneas del macrismo, al punto que perjudicó la intención de Daniel Angelici en disputar la interna de la UCR en la CABA.

    Seguramente, la mayoría de los jefes de Estado que asisten a la reunión del G20, están más informados de lo que pasó en la Libertadores, que en los intersticios de la economía argentina. A muchos de ellos, Macri los ha saludado en términos futbolísticos, con alusiones que muchos de ellos no entendieron. Y terminaron por visualizar a un Macri que no será un gran estadista, pero sabe de fútbol, el terreno donde se acaba de mostrar tan incapaz.

    La fallida recepción a Macron por parte de la vice Michetti fue sellada con el chiste de Macri al francés:”Muchas de las macanas que cometimos nosotros —le dijo con una sonrisa de picardía— las aprendimos allá, en la Sorbona, con algunos dirigentes que mandamos hace algunos años”. O con otro fallido en la recepción del chino Xi JinPing que fue confundido con su jefe de ceremonial. Con la presencia del canciller Jorge Faurie, la primera persona que bajó del avión fue recibida con banda y honores como si fuera el presidente, hasta que se dieron cuenta de que no todos los chinos son iguales.

    El gobierno kirchnerista desarrolló una estrategia internacional que priorizaba la integración regional y desde allí hacia el resto del mundo con la idea de multilateralidad. Cuando el Grupo de los siete, integrado por las potencias principales, se amplió en el G20, la diplomacia kirchnerista lo aprobó como parte de esa vía hacia la multilateralidad.

    Sin embargo, el macrismo visualiza la integración en el mundo como la capacidad de endeudarse con los grandes centros financieros, lo que no tenía ni quería el kirchnerismo. Una de sus principales consignas electorales fue la de integrar a la Argentina al mundo y exhibe esta reunión como la coronación de esa estrategia. Pero Macri esperaba que se diera en un contexto económico nacional e internacional menos desfavorable. En este escenario se ha convertido en un recurso desesperado para hacer remontar la economía y su imagen política que a dúo se van a pique.

    En un plano más de coyuntura, el gobierno se regodeó con el tema de la seguridad desplegada para la reunión. Ya habían metido la pata cuando antes de los desmanes en Núñez que no supo prevenir, la ministra Patricia Bullrich afirmó: “Si vamos a tener un G20, cómo no vamos a poder con un Ríver-Boca”. Y el jueves mezcló amenazas como “no se va a tolerar ningún tipo de violencia” con el cierre de la causa por la muerte y desaparición de Santiago Maldonado. “Triunfó la verdad sobre el relato” se jactó en un mensaje por las redes.

    En un extenso fallo, el juez Gustavo Lleral decidió el cierre de la causa y eximió de culpa al único gendarme enjuiciado. La familia Maldonado informó que al hablar con la madre de Santiago, el juez Lleral le confesó que “todo mi equipo de trabajo y yo estamos siendo apretados para que cierre la causa (…) por eso debo hacer esto”.

    Mezclar en pleno G20 las amenazas contra las movilizaciones por un lado, y la jactancia por la decisión judicial en el caso de un crimen en un contexto de represión policial, por el otro, demostró que, al revés de su afirmación sobre el triunfo de “la verdad sobre el relato”, lo que quiso hacer para apuntalar su amenaza fue enfatizar el triunfo de la impunidad para estos casos.

    https://www.pagina12.com.ar/159121-el-anfitrion-de-un-mundo-en-crisis

    Categorías: Noticias regionales

    CÓMO BOLIVIA CONSTRUYÓ SU PROPIO ORDEN ECONÓMICO

    Sáb, 01/12/2018 - 13:58



    Por Alfredo Serrano Mancilla   ***

    Bolivia camina por su propio carril. Este año acabará con un crecimiento del PIB por encima del 4,5%. En un momento de contracción económica mundial, de vientos en contra, el país andino crece sostenidamente. ¿Por qué? La razón es bien sencilla: Evo Morales no confió jamás en los ciclos de la economía mundial.

    Desde el inicio de su mandato en el año 2006, Bolivia construyó un orden económico propio. En absoluto autárquico ni desconectado del mundo. Todo lo contrario: un modelo económico vinculado con el exterior pero en forma soberana e inteligente. Lo primero fue la nacionalización de los hidrocarburos, fundamental para edificar una casa propia. Justa en clave social y eficaz en materia económica. Se rompe así el mito de que cualquier nacionalización merma capacidad de crecimiento. Bolivia multiplicó su PIB nominal por cuatro en este tiempo. Y aún continúa en su ciclo largo de crecimiento pese a la coyuntura internacional.

    A medida que el gobierno de Evo fue repotenciando el papel del Estado en la economía, tampoco huyeron las inversiones extranjeras directas ni hubo fuga de capitales. El ahorro interno creció a niveles históricos. Hoy en día Bolivia presume de tener reservas (38% PIB) para afrontar efectivamente el actual ‘shock’ externo negativo. Pero no es únicamente ahorro público, también hay un significativo crecimiento del ahorro privado. En total, contemplando todas las fuentes, Bolivia posee un ahorro de 48.000 millones de dólares. Muy por encima de su PIB (38.000 millones de dólares). Lo que le permite apalancar inversiones productivas para los próximos años. Tiene colchón suficiente para sortear la restricción externa.

    Bolivia optó por una economía eficazmente precavida. No arrastrada por los vaivenes de los precios de las materias primas. Supo construir su cinturón de seguridad sin necesidad de sacrificar derechos sociales. Lo hizo gracias a una deliberada intención de conformar un mercado interno. La redistribución de la riqueza, además de satisfacer principios de justicia social, fue indispensable como método para ampliar la demanda interna. El consumo creció gracias a un incremento de los ingresos a lo largo de toda la distribución. Las políticas activas de empleo y los programas sociales para niños (Bono Juancito Pinto), mayores (Renta Dignidad) y mujeres embarazadas (Bono Juana Azurduy) fueron cruciales para este logro. Según el propio Banco Mundial, Bolivia es campeón planetario en mejorar los ingresos para el 40% de la población más pobre. El país se fue desendeudando socialmente sin mayor endeudamiento financiero; la deuda pública actualmente es del 19% del PIB. Y además, la inversión pública no paró de crecer pasando de 879 millones de dólares en 2006, a los 6.396 millones de dólares proyectados en los Presupuestos Generales del Estado para 2016. Este aumento de la inversión pública ha llegado hasta el punto que la formación bruta de capital fijo es mayor hoy en día que el volumen destinado a los salarios públicos.

    La política económica boliviana no obedece a ningún manual.
    Tomó su propio camino mezclando un poco de todo con muy buenos resultados macroeconómicos. Tras ello, existe una indudable explicación: la política. Este éxito económico es fruto de una buena gestión técnica sometida a criterios políticos acertados e innegociables. Ejemplo de esto fue el serial de nacionalizaciones que Evo decidió a lo largo de esta década. En el sector minero, el Estado en promedio se queda con el 50-55% del excedente generado; en el sector hidrocarburífero, con el 85-93%. Se demuestra así que las decisiones políticas a favor de las mayorías no están reñidas con la eficacia económica. En el caso boliviano, la bonanza macroeconómica no viene acompañada de malestar microeconómico, ni austeridad social. Se impone la ‘evoconomía’: llegar a la meta pero sin rezagados ni excluidos.

    Alfredo Serrano Mancilla

    Director CELAG, Doctor en Economía, @alfreserramanci

    https://actualidad.rt.com/opinion/alfredo-serrano-mancilla/222573-bolivia–economia–eficazmente-precavida

    Categorías: Noticias regionales

    LA DISYUNTIVA SIGUE SIENDO “BRADEN O PERÓN”

    Sáb, 01/12/2018 - 13:51




    Por Montserrat Mestre   ***

    Cuando en 1945  el embajador estadounidense en Argentina, Spruille Braden  -un canalla de película- le dijo a Perón que si cumplía las exigencias que le presentaba sería muy bien considerado en su país, el presidente argentino le respondió que no le interesaba ser considerado muy bien en EEUU a costa de ser considerado “un hijo de puta” en su patria.

    A Mauricio Macri parece que sí le interesa ser bien considerado en EEUU. No me sorprendería que el espectro de Braden se hubiera paseado por la sala donde el nefasto presidente Macri, recibió de manos del think tank estadounidense Atlantic Council, un premio por la “Dedicación desinteresada a su país”. ¡Qué cinismo!  Por definición, un mandatario extranjero “amigo” de los lobbistas del Atlantic Council no puede ser un servidor “desinteresado” de su país, como bien decía Perón.

    La Lobbypedia alemana define al think tank estadounidense Atlantic Council, como “una organización de presión de EEUU, impulsada por corporaciones globales y ex altos funcionarios gubernamentales y militares, a través de los cuales establecen contactos con mandatarios extranjeros con el fin de llevar sus ideas de economía, política y seguridad guiadas por los intereses de la política oficial (de los EEUU)”.

    Los socios y patrocinadores de la organización, dependiendo de la tarifa que paguen, pueden acceder a diversos grados dentro de las posibilidades de influencia del Atlantic Council.  Actualmente hay alrededor de 100 empresas miembros, que obtienen  información oportuna y acceso a los responsables de la toma de decisiones del sector público y privado de un estado, para introducir sus negocios.

    Algunas de las corporaciones que forman parte del Atlantic Council son: Chevron, Lockheed Martin, Bank of America, Blackrock (uno de los grupos financieros más importantes de Wall Street), Krauss-Maffei Wegmann (industria armamentística alemana),  Raytheon (el mayor contratista de defensa de EEUU), Thales (compañía francesa de defensa y seguridad), Coca-Cola, Boeing, ExxonMobil, Edelman (empresa estadounidense de campañas de imagen, relaciones públicas y  marketing, famosa por sus campañas por blanquear todo lo indefendible en cualquier parte del mundo), Northrop Grumman Aerospace (el cuarto mayor contratista de Defensa de EEUU),  Shell, entre otras.

    http://pajarorojo.com.ar/?p=39875

    Categorías: Noticias regionales

    Páginas

  • Otras notas

    La visita a la Argentina del Sr. Hue VUONG DINH, viceprimer ministro de Vietnam, en el marco de una gira por EE.UU., Brasil y Chile.La visita que se realizará entre el 26 de junio y el 7 de julio se inscribe dentro del proceso de acercamiento de Vietnam a la región.

    Por Marcelo Ramírez
    Periodista, analista geopolítico
    Director Contenidos de ASIATV

    Iván Duque y Gustavo Petro disputarán la presidencia colombiana en la segunda vuelta electoral el 17 de junio. La participación en esta primera vuelta fue del 53% del electorado. Sergio Fajardo, quien salió tercero con el 23% de los votos, brindaría su apoyo a Petro, y esto inclinaría la balanza hacia el candidato de izquierda.

    Por Hector Bernardo - Diario Contexto

    El mandatario golpista brasileño decidió no presentarse como candidato para las elecciones presidenciales de octubre, dado el amplio rechazo social a su figura. Las encuestas indican que sólo cuenta con 1% de intención de voto. En el otro extremo, luego de más de un mes injustamente encarcelado, el expresidente Lula sigue a la cabeza de las encuestas, con más del 35% de intención de voto.
    Por Hector Bernardo – Diario Contexto