Se lanzó el Instituto de Estudios de América Latina de la CTA

    Por François Soulard
    In
    21 Oct 2014
    0 Comentarios

    En la convicción de que es preciso profundizar los vínculos políticos, sociales y culturales con los demás pueblos del continente, la CTA lanzó el Instituto de Estudios de América Latina – IDEAL.

    La apertura del lanzamiento del Instituto, que contó con la presencia, entre otros, del Embajador de la República Oriental del Uruguay, el Embajador de Cuba, el Cónsul General de Bolivia, el Secretario Político de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela, personalidades de la cultura, periodistas, dirigentes sindicales, políticos y sociales, estuvo a cargo del secretario general de la CTA, Hugo Yasky.

    Palabras de Hugo Yasky:

    Quisimos hacer la primera actividad, la inauguración, entre amigos, de esta iniciativa que nos trajo un día el compañero Oscar Laborde y que finalmente le terminamos dando forma para constituir dentro de la Central de Trabajadores de la Argentina, un instituto cuya sigla va a ser IDEAL: Instituto de Estudios de América Latina, y que tiene para nosotros un valor enorme. Es una apuesta estratégica de esta Central porque creemos que necesitamos un espacio para poder investigar, difundir, expresar desde la mirada de los trabajadores nuestra visión acerca de esa cuestión nodal en este momento de nuestras luchas, que es constituir América Latina en una entidad, en esa Patria Grande, por la que venimos luchando desde hace años, tratando de encontrarle la salida a este laberinto en el que nos pusieron las presiones coloniales, el imperialismo, las clases dominantes que nos llenaron de fronteras, de brechas y empalizadas a los pueblos de América Latina. Hoy estamos en el momento justo, porque a doscientos años de esa gesta que fue el intento de constituir la Patria Grande, como decimos siempre, tenemos una nueva oportunidad.

    Como podemos ver, no pasa tan seguido. Fueron doscientos años de búsqueda. Porque siempre en las utopías sociales que se enarbolaron en las luchas de los patriotas, de los compañeros luchadores sociales, del movimiento obrero, de los partidos antiimperialistas, de la izquierda, siempre es la unidad de América Latina la que aparece expresada de distintas formas, según la tradición y la cultura política de cada pueblo. Pero esta vez aparece con una forma más concreta y más fuerte. Y nosotros creemos que este espacio nos tiene que servir para formar a nuestros compañeros y compañeras trabajadores en este tema que es crucial: construir la unidad de América Latina. Una unidad que nos permita romper definitivamente ese esquema que se instaló de la bilateralidad asimétrica entre Estados Unidos y cada uno de nuestros países. Esto fue así históricamente.

    Escuchaba hace unos días a la candidata Marina Silva decir que ni bien ellos ganaran la elección, reinstalarían la relación con los Estados Unidos de Norteamérica y abandonarían lo que ellos llaman esta suerte de ilusión óptica de querer construir una unidad horizontal entre los países de América Latina. Si uno escucha atentamente a candidatos de la derecha local, la propuesta no es distinta.

    En el fondo están en una especie de carrera para ver cuál de ellos llega primero a Washington con el trofeo de guerra de la unidad rota de las naciones del sur. Para nosotros, como trabajadores, defensores de la idea de un continente que no sea el patio trasero de Estados Unidos de Norteamérica, luchar contra esa visión del mundo y ese lugar en el que nos quieren poner es clave. Por eso IDEAL surge como eso. La propuesta no es constituir un espacio para hacer simposios ni para hacer postgrados, ni para reunir a la academia, independientemente de que nos proponemos todo eso, porque vamos a hacer esas cosas, pero lo queremos hacer para forjar instrumentos de lucha.

    Necesitamos forjar una teoría revolucionaria, antiimperialista, que exprese las demandas y los intereses de nuestros pueblos en este momento y constituir una especie de usina de propuestas de ideas, de rescate de nuestra historia en común.

    Estamos muy cerca de que se cumpla un nuevo aniversario del rechazo al ALCA. Aquí podemos decir que de ese 2005, de esa épica, hoy, en algún aspecto estamos lejos, en otro aspecto estamos cerca. Que hoy estemos en esta disputa contra los fondos buitres y que el gobierno argentino haya asumido un papel tan digno en la defensa de la soberanía de nuestro país, de alguna manera habla de que esa propuesta que se hizo cuando rechazamos el ALCA sigue estando vigente. También es cierto que se nota la ausencia del comandante Chávez, de Néstor, el empuje de Lula en la búsqueda permanente de esa unidad de América Latina y que hay que rescatar, porque no tenemos salida si no es con la unidad. En ese sentido desde ya que la idea nuestra es que junto con las otras centrales de trabajadores complementar el trabajo de este instituto. Y en ese plano va a haber alguna convocatoria a la que los vamos a volver a invitar y los vamos a tener presentes a los compañeros de las centrales de Venezuela, de Brasil, de Uruguay, de Bolivia y de los otros países de América Latina.

    Una alegría que estén acá los representantes de las naciones hermanas. Una alegría que estén presentes compañeros de distintos ámbitos de militancia, no solamente sindical, también de la política, de la cultura, y decirles que el compromiso nuestro es abrir esto al servicio de todos los sectores que quieran pensar y construir un camino de independencia para nuestras naciones, de fortalecimiento de las políticas antiimperialistas y un camino que tenga que ver con la transformación de nuestra sociedad.

    Es imposible imaginar la derrota del imperialismo sin imaginar países con justicia social, distribución de la riqueza, con protagonismo de los sectores populares y ese es el compromiso que asumimos.

    Bienvenidos.

    Palabras de Oscar Laborde:

    Estamos muy contentos de estar en nuestra casa y con amigos. En estas horas se pueden pedir pocas cosas mejor que esto, así que estamos en la casa de los trabajadores, en la cual nos dieron una pieza. Tenemos una pieza en nuestra casa. Los que estamos impulsando IDEAL, decimos que es una señal que sea que tengamos un ideal en un momento de tanto mercantilismo de las ideas, pases repentinos, que nosotros tengamos una constancia, un ideal, nos gusta. Nos gusta estar acá con el Secretario General de UTE; con el Secretario de los trabajadores municipales de Avellaneda; la mesa de conducción de la CTA, los compañeros de Ctera, los compañeros del Partido Comunista, Kolina, del Frente Transversal, de SICA, de Actores. Estamos contentos de estar con el embajador de Cuba, el embajador de Uruguay, los amigos de la embajada venezolana. Esto nos alegra y nos compromete.

    Era necesario instalar una mirada propia de la clase trabajadora y del movimiento popular sobre este fenómeno. Hay muchas miradas, la mayoría de la derecha entiende más que el campo popular que es una batalla de ideas. Ellos lo entendieron siempre. Aparte, ellos se constituyen cuando tienen ideas. Cuando tienen un programa hacen el consenso de Washington y declaran lo que van a hacer. Lo premeditan y lo escriben. Al campo popular todavía le falta esa idea de sentarse a elaborar una teoría de la integración. Emir Sader hace unos días nos desafiaba a tener una teoría de la integración. ¿Qué está pasando en este momento? Del año 98 en adelante, cuando el compañero Chávez gana, empieza una nueva etapa. Toma cuerpo definitivo cuando le decimos no al ALCA; extraordinario momento. Y ahora hay un momento, debemos aceptar, de meseta o de dificultades en la integración. Nosotros debemos abordar esa dificultad. No podemos ignorarlo, por supuesto la mística, el compromiso, la seguridad de nuestro pueblo, tienen que estar pero también tiene que estar la inteligencia para evaluar qué hace el enemigo, que no es lo mismo que estaba haciendo en el 2005. En aquel momento nos mandaba a Uribe a ladrarnos, ahora tiene un plan. Entonces es una batalla de ideas y tenemos que estar preparados.

    La Academia está en retraso con ello. La Academia nos debe una explicación. Ya no hablamos de premeditar. Nadie podía premeditar que se iba a constituir la Unasur y la Celac, no hablamos de premeditar. Hablamos de describir. No encontramos, los que queremos seguir el tema, una explicación de lo que significa la Celac. Bueno, ni más ni menos, nosotros como militantes sabemos qué es la Celac: es la OEA menos Canadá y Estados Unidos y más Cuba. La verdad es que entre los más y los menos, está muy bien, pero falta el análisis profundo. Y nuestro gobierno, este gobierno popular, está llevando a cabo una reflexión y una política internacional. Pero es la política del gobierno.

    Nosotros tenemos el compromiso de ver cuál es la política del movimiento popular. Por supuesto que apoyamos lo que hace el gobierno. Nos pueden molestar algunas cosas. Pero tiene que haber autonomía del movimiento popular en pensar lo suyo. Para eso está pensado este IDEAL. Cuando hablamos de IDEAL hablamos de la segunda y definitiva independencia. Porque la primera fracasó. Las élites dominantes, en complicidad con el imperio, nos entregaron. Por eso Bolívar murió como murió, Artigas estuvo en el exilio y nuestro padre de la Patria pasó 30 años sin poder volver acá.

    Queremos pensar la integración desde nuestro lugar. Consideramos que la clase trabajadora es el sujeto político. Esto está en debate en nuestro espacio del movimiento popular. Vamos a entrar en esas cuestiones. Algunos piensan que es una antigüedad que la clase obrera sea el sujeto político. Y que el pueblo sea el sujeto político. Hay algunas cuestiones etáreas, la juventud, la gente. Creo que hay tener cuidado con eso, porque la clase obrera debe ser nuestra preocupación. Además, en Argentina y en esta región, se ha elegido la generación de empleo como motor de la economía, con el mercado interno y un Estado regulando para que haya un trabajo virtuoso y una producción que sea el motor retroalimentador de nuestra economía. Y eso nos ha dado resultado. Hay polémica con eso.

    La derecha tiene un plan de cuatro puntos para enfrentar nuestra integración. Ha propuesto un modelo alternativo de integración: la alianza del Pacífico. No la tenía en el 2005. En ese momento tenía otra idea, era el ALCA. Pero cuando nosotros le volteamos el ALCA, automáticamente armó el Tratado de Libre Comercio y planifica la Alianza del Pacífico, que sabemos tiene doble objetivo: separar a China del sudeste asiático y proponer al debate otro modelo del Mercosur más aliado de la Unasur.

    Segundo, no ha abandonado los métodos tradicionales. Los EEUU siguen dando golpes de Estado, espía a sus amigos, hace asesinatos selectivos. Qué suerte tiene el imperio que siempre se mueren quienes lo enfrentan o los que facilitan su acceso. Qué casualidad que siempre mueren los que pareciera que pudieran enfrentarlo. Es decir, utiliza todas las formas de luchas, desde las Ongs infiltradas hasta asesinatos selectivos.

    En tercer lugar, el plan de la derecha es la nueva forma de expresarse políticamente, ya que la forma tradicional no le da resultado. A nosotros no nos va a ganar la derecha tradicional, ni le va a ganar a Maduro, ni le va a ganar a Correa. Entonces aparece una nueva “política apolítica”, estéticamente agradable, que dice que va a rescatar lo bueno y sacar lo malo sin explicar cómo, y si eso fuera posible. Ellos han “caprilizado” los candidatos. Nosotros lo vemos en Massa y en otros. Ya la derecha brutal no puede enfrentarnos.

    Lo cuarto son los límites de nuestros procesos. Lo que falta hacer. En esto el movimiento popular tiene un compromiso distinto al del gobierno, aunque sea nuestro gobierno. Porque lo que falta, la ausencia de eso, también compromete las posibilidades electorales muchas veces.

    Eso es un poco lo que nos hizo tener nuestro propio instituto. Agradecemos a la CTA la convocatoria y la posibilidad de hacerlo. Y sintéticamente, nosotros nos proponemos trabajar con seriedad; hacer un instituto terciario. Hemos hablado con Jaime Persik, de poder convenir la idea de tener un instituto de nivel terciario, con el respaldo del gobierno, en la posibilidad de entregar títulos; hacer acuerdos con varias universidades: Avellaneda, Tres de Febrero, San Martín, de poder hacer cursos de postgrado, pero fundamentalmente, trabajar con los compañeros, con los sindicatos poder hacer acuerdos, recibir lo que CTERA está haciendo, CONADU, APA, y poder articularlo plenamente.

    Crearemos tres departamentos: Mundo Global, Pensamiento Latinoamericano e Integración Regional.
    Hay que rescatar mucho del pensamiento latinoamericano. Parte de la derrota tiene que ver con querer hacernos creer que la lucha empieza cuando uno llega. Hay muchos que lucharon antes y eso lo tratan de ignorar. Nos han separado de nuestros hermanos latinoamericanos. Hubo una hilvanación del pensamiento latinoamericano ocultado y hubo prácticas que sustentan la posibilidad de que nosotros vayamos contra el modelo contrahegemónico. Aquel pensamiento, no el que fueron los Mariátegui, los Bolívar, los Martí, los Tosco, hay que recordar la propuesta de Perón que decía que la única política de verdad era la internacional y lo demás era táctica. Que planteó el ABC y no pudo llevarlo adelante. El acuerdo Argentina, Brasil, Chile, en los 50, porque Getulio Vargas le manda, y ojalá podamos en este Instituto recordar esos documentos, le manda con dolor la renuncia por no llegar a eso, porque no le da la correlación de fuerzas, y después se mata. Aquello que no pudo ser. Aquello que soñó Bolívar. Aquella Patria nosotros la podemos hacer solamente si nosotros rescatamos ese pensamiento latinoamericano. En qué vamos a abrevar si no conocemos nuestras raíces. De dónde vamos a absorber si no conocemos nuestras raíces, ocultadas y tergiversadas por la historia mitrista.

    Y después la integración regional. Nosotros estamos convencidos de que la integración es clave. Nos preocupa un poco la aparición de los Brics, no porque no sea una buena aparición, sino porque depende de cómo se acuerda con los Brics. Si repetimos el esquema centro-periferia, estamos en problemas. Si vamos de a uno a negociar con los rusos y los chinos, estamos en problemas. Esa articulación debe ser desde la integración regional.

    Vamos a sacar una revista trimestral. Un informe mensual con la mirada de IDEAL. Informe de coyuntura si hay alguna cuestión de emergencia para poder llegar. Tenemos pensado que Hugo nos explique cuál es la mirada de los trabajadores en estos momentos. El interés y la preocupación de los trabajadores del mundo frente al capitalismo financiero. La idea es inaugurar oficialmente en ese momento que recordemos lo del No al ALCA. Hay que reverdecer aquel encuentro. Sirvió para aquella época. Tal vez la época ha cambiado. Estamos pensando, contentos, juntos, estamos luchando contra el enemigo de adentro y estamos con todas las fuerzas. Muchas gracias.

  • Otras notas

    Por Martín Granovsky / La sesión de jefes de Estado y la cumbre social por separado. Por primera vez en 11 años el Gobierno no quiso integrar a las organizaciones sociales en una cumbre del Mercosur. En Mendoza habrá dos encuentros con un solo participante común: Evo Morales.
    Por Juan Carlos Monedero / Nunca escarmentamos en cabeza ajena. Quizá por eso los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez más pobres. Ya en el siglo XVI se preguntó un joven francés por qué los pobres escogen a sus verdugos. Le echó la culpa a la rutina
    Por Emir Sader / Además de las imputaciones contra grandes líderes populares latinoamericanos, como Lula y Cristina Kirchner, de supuesta participación en casos de corrupción, para imponer la idea de que todos los políticos son corruptos, también se les hacen otras acusaciones, igualmente significativas, que en los hechos criminalizan actos de gobierno.
    Por Claudio Katz - Vía Atilio Borón Blog / Durante los últimos dos meses Venezuela afrontó una terrible oleada de violencia. Ya se computan más de 60 muertos entre escuelas saqueadas, edificios públicos incendiados, transportes públicos destruidos y hospitales evacuados.