Crónica de “El mundo con Trump”

    Por Instituto IDEAL
    In
    06 Mar 2017
    0 Comentarios

    El día viernes 23 de febrero se realizó en la sede de la CTA un conversatorio entre distintos especialistas en política internacional organizado por IDEAL (Instituto de Estudio de América Latina) y CENACK (Centro de Estudios Nuestroamericano Chávez-Kirchner). La temática que convocó fue la de compartir posiciones y análisis sobre el primer mes de gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, enfocándose en las repercusiones y cambios que genera hacia el interior de su país como en el escenario internacional.

    Mensaje de apertura de Oscar Laborde

    El conversatorio inició con las palabras de Oscar Laborde, parlamentario del Parlasur y director de IDEAL, donde explicó que “en este conversatorio, y en sucesivas actividades, nos proponemos aportar al debate, que debe darse en el movimiento popular, sobre el mundo que tenemos. No pretendemos, en esta etapa, conseguir un consenso, llegar a una síntesis, sino escuchar y argumentar sobre la nueva realidad, y sobre todo, saber en cuanto esa realidad afecta a nuestra región. Debemos mirar el mundo desde América Latina, ver los nuevos fenómenos para comprender cómo nos afectan”. El mundo está en un proceso de transición, sin saber todavía, hacia adónde va. Lo concreto es que el triunfo de Trump, el Brexit, el avance de la ultraderecha francesa, la derrota de la consulta en Italia demuestran un hartazgo de importantes sectores de la sociedad de los países avanzados, con este modelo de globalización hegemonizado por el capital financiero. El imperio está desordenado. Eso por sí solo no es garantía de que se desarrollen alternativas a ese modelo, es más , las cosas pueden empeorar, pero presenta una posibilidad para los sectores populares. Y para que en nuestro continente crezca, con el eje en Sudamérica, un polo en un mundo multipolar, con el eje del mercado interno y la producción nacional combinados con una integración regional de colaboración y complementación entre países hermanos. Para Laborde “el modelo neoliberal tendrá graves dificultades para instalarse en la región. Estos tiempos no son los 90. Hay una conciencia creada en estos años en el pueblo, la militancia no está diezmada como entonces, EEUU no la tiene tan fácil como cuando venía de derrotar a la URSS, y en la región hubo una experiencia de integración, que además articulo con los BRICS”. Está en nosotros enfrentar a este modelo en los países que se impuso, cuidar y ser solidarios con los gobiernos que se mantienen, ver con esperanza las posibilidades de Lugo en Paraguay, Lula en Brasil, y por supuesto las de Cristina en Argentina. Y pensar, debatir, polemizar y crear para que la consigna *vamos a volver* sea más que un grito en la pelea, sea un paradigma.

    Compatibilidades e incompatibilidades del proyecto político-económico de Mauricio Macri y Donald Trump

    Carlos Bianco, economista y ex secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, fue el segundo en tomar la palabra y abordó las compatibilidades e incompatibilidades del proyecto político-económico de Mauricio Macri en Argentina y el de Donald Trump en EE.UU. Explicó que “la política proteccionista de Trump es perjudicial para la posición aperturista y exportadora de productos primarios de Macri, ya que esto puede perjudicar la exportaciones hacia el país del Norte. Por otro lado la búsqueda de repatriación de capitales y la suba de la tasa de interés en Estados Unidos perjudica las intenciones del gobierno de Macri con respecto a obtener inversiones. La decisión de Donald Trump de derogar el proyecto del Tratado Transpacífico (TPP), dejó al gobierno de Macri sorprendido, ya que estos habían expresado desde el primer momento sus intenciones de ingresar en este tratado de libre comercio. Por otro lado Carlos Bianco advirtió sobre la posibilidad de que el gobierno de Donald Trump busque firmar tratados bilaterales de libre comercio con Argentina y otros países del mundo con los cuales tienen ventajas económicas”. También, remarcó que “la primer conversación del presidente estadounidense con el argentino se basó en que hacer respecto a Venezuela. El gobierno de Trump y el de Macri tienen una política común de enfrentamiento a la revolución bolivariana”.

    Prestar atención a las acciones e intereses del poder sistémico/Estado profundo en EE.UU.

    Nicolás Canosa, responsable de relaciones internacionales del CENACK, enfatizó en que “si queremos comprender en profundidad la magnitud del fenómeno histórico actual, es necesario recrear las condiciones de poder en la que este se produjo, advirtiendo su amplitud de variables y su complejidad”. En este sentido, sostuvo que “no es posible analizar el mundo con Trump sin prestar atención a las acciones e intereses del poder sistémico/Estado profundo que no se somete a elecciones”. También, realizó una crítica a los “soberbios periodistas y analistas de renombrados medios de (in)comunicación, políticos irresponsables con el destino de las mayorías, que parecen soslayar en sus conclusiones sobre los motivos de la victoria de Trump y del Brexit a la “economía que mata” como dice Francisco y a la desmesura del capital, evidenciado en que “ocho personas poseen la misma riqueza que 3.600 millones de personas (la mitad de la humanidad)” lo cual ha generado de manera creciente un deterioro de las condiciones de vida en los países centrales”.

    La necesidad de tener una mirada sobre la complejidad del escenario internacional

    Telma Luzzani, periodista y escritora, ahondó en “la necesidad de tener una mirada sobre la complejidad del escenario internacional como la necesidad de no mirar ideológicamente la victoria de Donald Trump y los cambios en el escenario internacional, sino que era necesario tener una mirada estratégica sobre los realineamientos y disputas de poder a nivel internacional”. Explicó que Trump “lleva adelante una metodología de ensayo y error sobre las políticas que lleva adelante, enmarcadas en una fuerte disputa interna con los servicios de inteligencia, los grandes medios de comunicación, algunos sectores de Wall Street del partido demócrata como también del partido republicano”. Por último, aseguró que “en la disputa por la hegemonía con Rusia y China, Donald Trump va a buscar mantener la hegemonía en Latinoamérica, la histórica zona de influencia estadounidense”.

    El enfrentamiento de dos poderosas facciones en EE.UU.

    Marcelo Ramírez (Director Contenidos de ASIATV, Miembro del Ogeoc, Miembro del CIEPE) dijo que en primer lugar debemos identificar que “lo que hoy vive EE.UU. como un conflicto primario es un enfrentamiento de dos poderosas facciones, una que estaba en el poder con Barak Obama/ Hillary Clinton como cabeza visible, conformada por la gran banca internacional global, Wall Street, empresas tecnológicas (Sillicon Valley), corporaciones transnacionalizadas, medios de comunicación incluyendo las de redes sociales, Hollywood, ONGs “progresistas”, la intelligentsia estadounidense, parte del complejo industrial militar y estructuras jerárquicas de inteligencia (CIA, NSA). El otro sector en pugna lo conforman el complejo industrial estadounidense no transnacionalizado, la banca nacional local poderosa pero no transnacional, sectores militares y de inteligencia medios y bajos y medios de comunicación alternativos”. Remarcó que “estos sectores han ido perdiendo terreno con el avance globalizador en el mundo y ven amenazados sus intereses a corto/mediano plazo. Trump, que no pertenece al establishment político alineado con el globalismo, ha identificado la orfandad política de estos sectores estadounidenses perjudicados por la globalización, reivindicando la necesidad de terminar con la deslocalización de la producción estadounidense y poner un freno a la preeminencia del sistema financiero. Sus propuestas de campaña han revelado la decisión de traer los empleos a EE.UU., auditar la Reserva Federal, reimplantar la ley Glass – Steagall, no financiar la defensa de Corea del Sur o la U.E., relativizar la capacidad y sentido de la OTAN. Esto lo ha dicho directamente o lo expresan diariamente los medios alternativos que han sido voceros para oficiales de sus propuestas”.

    Los trabajadores del hemisferio norte occidental, empiezan a entender, que deben dar la lucha contra la globalización neoliberal

    Marcelo Brignoni (Presidente de la Fundacion Encuentro por la Ciudadania Social) en su exposición explicó que “la disyuntiva Estado Nación o globalización corporativa, se acerca mucho a erigirse, como motor de la desigualdad, en la explicación principal de la crisis europea, del ascenso de Donald Trump en Estados Unidos y del resultado electoral correspondiente. Los trabajadores del hemisferio norte occidental, empiezan a entender, que deben liderar la lucha contra la globalización neoliberal, que promueve la desterritorialización de las empresas originarias de esos países, que de continuar, deteriorará sin límites el Estado de Bienestar. El intento de Trump de la vuelta a la territorialización de la producción, impactó sobre manera, en un electorado que pretende el relanzamiento de un modelo de negocios donde el empleo, promovido desde la renta empresarial de localización geográfica explícita, alumbre un rediseño productivo”. Para Brignoni “la dinámica de la Globalización Corporativa, que tal vez esté expresada como en ningún otro sitio, en el Foro de Davos, sigue adelante. Allí la dirigencia política asiste en carácter de “meros lobbistas” ante las empresas multinacionales, y no al revés. La última edición y la defensa irrestricta de la globalización neo liberal y el libre mercado, por parte del líder chino Xi Xinping es bastante paradójica al respecto, aunque no por ello menos entendible. China con sus casi 900 millones de potenciales trabajadores de bajo costo, se transformará probablemente, en la bandera de la globalización neoliberal, ante la deserción de Estados Unidos y Rusia, que buscan modelos productivos mas “controlados” por los Estados Nación, y por ende más “territoriales”. Finalizó centrándose en cómo afectará este fenómeno a nuestra región: “la combinación de más tasas de interés, menos inversiones directas de origen extranjero y mayor proteccionismo de nuestros clientes comerciales en el hemisferio norte, sumado a la casi segura restricción de mercados para manufacturas de origen chino, generan decididamente, un escenario desfavorable para nuestras perspectivas de crecimiento económico, nacional y regionalmente, en el marco de los actuales y disparatados planes económicos de Macri y Temer. El problema es que esto, no solamente nos afecta a nosotros, sino también a nuestro principal socio comercial, Brasil. Que con inestabilidad política, recesión económica, y dos años consecutivos de caída en el PBI equivalente a 7 % acumulativo, constituye un motivo adicional de preocupación. El escenario que se viene, marca un nuevo mapa internacional de escaso apego al ya depreciado derecho internacional y con acuerdos políticos parciales y precarios.

    Trump y la volatilidad del escenario internacional

    A continuación, Adriana Rossi (directora del Observatorio Geopolítico de los Conflictos, observatorio Ideal) expuso que “la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca no significa la desaparición de todo lo que antecedió su ascenso. Para entender lo que pasa actualmente, las continuidades y/o los quiebres hay que examinar los años anteriores a su llegada y las tendencias a nivel mundial a partir de los últimos gobiernos. Antes de Trump los Estados Unidos estaban empeñados en recuperar su hegemonía perdida por el surgimiento de poderes emergentes a nivel global. La estrategia consistía en crear un cerco a las dos potencias con capacidad de disputarles ese espacio, Rusia y China. La llegada de Trump con una política adversa a la globalización, que es el escenario adecuado para esos fines, plantea desafíos. Para tratar de entender cómo se reacomodan las piezas en el tablero hay que considerar tres puntos: lo que dijo y dice Trump, lo que hace y lo que le dejan o no dejan hacer. Desde el primer mes y antes de que asumiera, sus dichos y hechos han tenido repercusiones un tanto preocupantes y han provocado una gran volatilidad en el escenario internacional. Su retórica nacionalista, antiinmigrantes e islamofóbica, impulsó el montar de una ola, ya existente que ahora se siente avalada, de carácter nacionalista, xenófoba y anti islam en Europa. Ésta se aglutina en una internacional de ultraderecha y encuentra en grupos radicalizados como Pegira y Fortress Europa, su base, en un movimiento de defensa ciudadana, frente a la supuesta inoperancia de los gobiernos, de los valores cristianos y de la cultura e identidad europea. Es una tendencia que se afirma y puede facilitar el acceso a la presidencia de Marine Le Pen en Francia, y que tiene repercusiones en otros continentes donde se reformulan leyes migratorias consideradas laxas, en las que el principio de solidaridad está excluido. La mayor volatilidad en este momento en el escenario internacional se manifiesta en las relaciones ruso-estadounidenses. La posible distensión entre los dos países está en una fase plagada de contradicciones. Mientras parecía haber un acercamiento entre los dos países Trump se lanzó contra Irán, aliado de Rusia en Medio Oriente y se refuerzan con movilización de tropa, las actividades de la OTAN, a pesar de ser definida por el presidente de obsoleta. Frente a este escenario Rusia reacciona con el lanzamiento de un misil nuclear, violando el Tratado de desarme atómico firmado en 1987 por Reagan y Gorbachov y envía un buque espía frente a la costa de Delawere en Estados Unidos. A todo ello la respuesta norteamericana sería el fortalecimiento del escudo antimisiles en Europa”.

    Aprovechar la oportunidad

    Según Rubén Darío Guzzetti (director de Instituto Argentino de Estudios Geopoliticos) “con el triunfo del Brexit en Inglaterra y la llegada de Trump a los Estados Unidos, toman fuerza, en los países centrales, políticas proteccionistas y xenófobas que buscan otra opción a la globalización en curso”. Luego, reflexiona acerca de que “el sistema encabezado por el gran capital financiero global (GCFG) viene diseñando una estrategia desde hace 40 años, acaba de verse sorprendido por el otro sector -llamémosle capital financiero nacionalista (CFN), solo para diferenciarloque le arrebata la presidencia de la principal potencia. Por primera vez se da en la historia que el enorme poder del GCFG, el poder permanente por sobre los presidentes, que extiende sus tentáculos hacia los grandes medios de comunicación, la justicia, el parlamento, expertas y manipuladoras ONGs con cuantiosas bolsas de dinero, no puede imponer un presidente (Hillary Clinton) para seguir desplegando su estrategia de dominación… Por supuesto que dentro del otro sector, el CFN, hoy encabezado por Donald Trump, no hay nenes de pecho. Están adscriptos a ese proyecto grandes poderes como el Tea Party, trasnacionales petroleras, Goldman Sachs, la cadena FOX, sectores del Pentágono y de los servicios de seguridad y etcéteras, los cuales pugnan por TLC bilaterales tan perniciosos para los trabajadores y los pueblos como los multinacionales, sobre todo si se formalizan entre países con economías totalmente asimétricas”. Pedro Wasiejko (secretario adjunto de la CTA), explicó que “en el proceso de concentración de la riqueza, las nuevas empresas, asociadas al desarrollo tecnológico, redes sociales, big data, como Uber y Google están comprando grandes transnacionales como las automotrices”. A su vez advirtió que “China no tiene ventajas comparativas sólo en el sector donde hay mano de obra intensiva, que produce el denominado Dumping social, que lleva a hacer los productos chinos más baratos y por lo tanto más competitivos, sino que también está obteniendo ventajas en los sectores de tecnología de punta y alto valor agregado”. Por otro lado, señaló que “el avance tecnológico está haciendo que el costo de producir de forma deslocalizada sea improductivo. El grado de automatización de la producción requiere pocos puestos de trabajo y permite que todo el producto sea realizado en una sola planta, abaratando los costos de transporte. Esto puede implicar la vuelta de industrias a donde son originarias, como en el caso de las multinacionales estadounidenses. Esto va en sintonía con la propuesta de Donald Trump de relocalización de las industrias en su país”.

    Trump no pone en jaque al neoliberalismo, sino a la democracia

    Carlos Raimundi (ex diputado nacional) explica que “la victoria de Donald Trump no pone en jaque al neoliberalismo, sino a la democracia y los valores democráticos. Esto va aumentar la crisis global del sistema y aumentar la conflictividad a nivel internacional. No cree que el programa proteccionista que propone Trump sea una oportunidad para Latinoamérica ya que la posibilidad de firmar tratados bilaterales de libre comercio nos pone en una situación de dependencia y de desigualdad con Estados Unidos”.

    Hay que analizar a Donald Trump durante la campaña y luego gobernando

    Manuel Valenti (director del CENACK), expuso que “hay que analizar a Donald Trump durante la campaña y luego gobernando. La victoria de Donald Trump significó la derrota del progresismo neoliberal. El progresismo neoliberal se forma en los 90’ con Clinton por una alianza entre los sectores intelectualmente progresistas asociados al ecologismo, feminismo, igualdad de género y los sectores neoliberales y asociados al capitalismo financiero. Este progresismo tiene una óptica individualista y meritocrática, donde sólo una minoría dentro de estas minorías se insertan socialmente y dejan de ser excluidos”. En su consideración “Trump en la campaña hablaba para este sectores de los blancos excluidos y apelaba a la construcción un Estados Unidos Grande otra vez, que remitían en el imaginario colectivo al proyecto del New Deal ,realizado por Franklin Roosevelt a mediados del siglo XX, basado en la industrialización, el proteccionismo y la búsqueda pleno empleo. Luego en la conformación de su gabinete ocupan lugares muy importantes representantes de los grandes bancos financieros como Goldman Sachs, varios de los mayores multimillonarios más importantes de Estados Unidos, como representantes militares del complejo militar industrial y el pentágono en el área de defensa”. Por último, remarcó que “Estados Unidos se encuentra un un momento del declive de su hegemonía, y China se encuentra en ascenso como nueva potencia que puede disputar la hegemonía a Estados Unidos. Por otro lado Rusia es una potencia regional euroasiática que tiene capacidad de decisión en otras zonas de influencia. Todo parece indicar que esta relación de equilibrio o desequilibrio entre estas tres grandes potencias va a definir el futuro del mediano plazo. En este contexto Estados Unidos seguramente busque reasegurar su zona de influencia que considera natural, Latinoamérica. Por lo que le escenario político con Trump es de aumento de conflictividad internacional y regional”. Estuvieron presentes también Mariano Memolli, ex Director Nacional del Antártico; Julia Perié, parlamentaria del Parlasur; Gerardo Fernández, periodista; Estanislao Graci y Susini, miembro de la conducción nacional del Peronismo Militante; Mariana Vázquez, ex Coordinadora de la Unidad de Apoyo a la Participación Social del MERCOSUR, Ana Maria Corradi, diputada Parlasur y ex embajadora en Paraguay; Fernanda Gil Lozano diputada Parlasur; Ariel Basteiro, ex embajador argentino en Bolivia, el especialista en temas del BRICS Gustavo Girado; el economista Enrique Arceo entre otros.

     

  • Otras notas

    Por Héctor Bernardo / A pesar de que Trump aseguró que todos los archivos relacionados con el crimen serían desclasificados a fines de octubre, debió ceder ante las presiones de las agencias de inteligencia. Entre los documentos que salieron a la luz, se destaca la preocupación del FBI por culpar a Oswald y que la KGB sospechaba que se trataba de “un golpe de Estado de la extrema derecha”.
    Vía Resumen Latinoamericano / Capturan a vicepresidente y 10 gerentes de PDVSA por corrupción y sabotaje a producción petrolera
    Vía Resumen Latinoamericano / El presidente venezolano afirmó que el resultado de las elecciones regionales son muestra de la conciencia del pueblo, que no se doblega ante la guerra económica ni amenazas imperiales.
    Por Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos / El paramilitarismo en la capital del Magdalena Medio sigue su accionar, y aunque la tasa de homicidios disminuyó no se debe a que estos grupos hayan desaparecido de las diferentes comunas de Barrancabermeja.