Cuadro de Situación sobre las Actitudes y Posiciones asumidas por EEUU en su Política Internacional

    Por Fernando Braga Menéndez
    In
    23 Jun 2016
    0 Comentarios
    Cuadro de Situación sobre las Actitudes y Posiciones asumidas por EEUU en su Política Internacional

    La experiencia nos ha demostrado que la alternancia presidencial en EEUU es una ficción en lo que respecta a la modificación de sus políticas troncales básicas. En lo fundamental y en lo que se refiere a nosotros, un demócrata negro actúa exactamente igual a un republicano WASP. Por eso no caeremos nuevamente en la trampa de considerar decisivas, las próximas elecciones del 8 de noviembre en ese país.

    En este momento de su historia EEUU sabe que debe encarar un dilema filosófico. 

    Los problemas respecto al resto del mundo se pueden dividir en 5 regiones, que vendrían a ser 5 tareas primordiales.

    El dilema filosófico se refiere a la gran cantidad de opinadores y tratadistas que insisten últimamente en que el mundo ya no es unipolar porque EEUU ha perdido el liderazgo hegemónico del que disfrutó brevemente desde la implosión de la URSS y están cobrando envergadura otras regiones que lo transforman en multipolar. A EEUU lo preocupa esta interpretación sombría que se suma a pronósticos más tradicionales: “Todo imperio finalmente entra en decadencia”, “El fin del capitalismo”, “Occidente cumplió su ciclo”, “Las crisis recurrentes ya no son coyunturales sino sistémicas”, 

    “Al finalizar la Segunda Guerra EEUU era el 50% del PBI mundial, y ahora es menos del 20%”. 
    Otros pronósticos negativos se apoyan en evidencias más coyunturales: “En una sociedad que se considera democrática, el apoyo, así sea parcial, a un candidato como Donald Trump, denota que sus muchas contradicciones la tienen acorralada”.

    Como si todo esto fuera poco el “National Book Award” de EEUU, lo ganó George Packer con su último libro El Desmoronamiento, cuyo título se refiere justamente al derrumbe gradual que se percibe en la sociedad norteamericana. 

    Hay muchas predicciones basadas en diversas evidencias: récord mundial en el consumo per cápita de drogas duras, somníferos, estimulantes y alucinógenos; asesinatos seriales; asesinato de jóvenes negros por policías blancos rápidamente sobreseídos; altos índices de obesidad extrema; impúdico despilfarro en los índices de consumo de todos los rubros, 310 millones de armas en poder de civiles, etc.

    Esto se da en una población que sigue secretamente aferrada a la creencia de su Destino Manifiesto (que por designio de la Divina Providencia el pueblo de EEUU es el elegido para inculcar los valores morales al resto de la humanidad).

    Como decíamos, estos pronósticos, algunos que ya llevan décadas, preocupan seriamente a los sectores más lúcidos e informados de la sociedad norteamericana.

    Las 5 tareas primordiales mencionadas más arriba se refieren a regiones prioritarias. 
    En orden de importancia según el grado de preocupación que le generan a EEUU:

         1 China
         2 Rusia
         3 Cercano y Medio Oriente
         4 Europa/Japón
         5 América Latina

    (África, Oceanía y resto de Asia no resultan preponderantes todavía en esta disputa).

    Para cada una de estas situaciones/regiones EEUU tiene una estrategia. Su visión totalizadora del futuro del mundo y el papel que espera cumplir en dicho futuro, depende de su desempeño global en estas áreas parciales. 


    China

    En rigor deberíamos denominarla China/Asia Pacífico (la influencia de China es decisiva en el área).
    China fue durante siglos la economía número uno del planeta. Lo era cuando vivía Aristóteles, durante el nacimiento de Cristo y lo seguía siendo, por ejemplo, cuando los argentinos declaramos nuestra independencia. En ese momento su economía superaba largamente la suma de las economías de todos los países de Europa en conjunto. 

    Son conocidos sus decisivos inventos, innovaciones y descubrimientos en aquellas épocas (brújula, papel, pólvora, sismógrafo, destilación de alcohol, seda, ala delta, etc.).

    Con la Revolución Industrial (siglo XIX) comenzó a ingresar en un cono de sombra. 

    Hasta ahora, en que se está recuperando asombrosamente. 

    Hoy acapara la mayor cifra en títulos de deuda pública norteamericana. 

    Ambos países son mutuamente muy dependientes en términos productivos. 

    EEUU conoce el creciente poderío militar chino, su concepto de la disciplina y el sacrificio, su tecnología propia, muy sofisticada y de avanzada (construye sus propios y muy evolucionados portaviones, submarinos, aviones de combate, misíles, ojivas nucleares, satélites de comunicación, etc), y el hecho de que son las Fuerzas Armadas más numerosas del mundo (el Ejército Popular Chino dispone de dos millones trescientos mil efectivos). 

    China sostiene que se trata de fuerzas preventivas, no agresivas, algo que resulta bastante creíble si uno estudia su historia contemporánea como país. 

    Ambos países se espían mutuamente y ambos países son potencias nucleares.  

    EEUU, que a pesar de sus antecedentes se considera el campeón mundial de los Derechos Humanos, hace reclamos insistentes a China en ese terreno. 

    También la incomoda con periódicas violaciones a su espacio aéreo, sus incursiones en el Mar de la China, su intromisión en los vínculos que establece China con sus países vecinos y los acuerdos militares intimidatorios que firma EEUU con dichos países. También opera contra China junto a Japón desde el G7, grupo del que China –a pesar de su envergadura- está excluida. 

    En junio de 2016 (muy recientemente) durante el 8º Diálogo Estratégico y Económico China/EEUU celebrado en Washington, se discutió sobre el diferendo entre Vietnam, Filipinas, Brunei, Malasia, Taiwan y China respecto de la soberanía sobre el Mar de China Meridional. Se trata de 6 países del área, pero EEUU interfiere como si se tratara de un problema propio, siendo que Washington se encuentra a trece mil quinientos kilómetros del Mar de China. Incluso EEUU ha enviado recientemente buques y aviones de combate a patrullar la zona y las islas artificiales construidas por China en dicho mar. 

    Ninguno de los países, verdaderos protagonistas del diferendo, ha enviado fuerzas militares. 

    Sin embargo, el Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha declarado que es agresiva y unilateral la actuación de China en la zona. 

    Las islas de la región durante siglos fueron consideradas parte del territorio chino. “Si China instala una defensa militar en alguna isla, EEUU lo considerará un acto de provocación”, sostuvo Kerry.

    No son estas las únicas provocaciones que le dirige EEUU a China. En EEUU se reconoce públicamente, sin pudor alguno, que la intención es dinamitar a los BRICS para debilitar a China, y que la proliferación de tratados y acuerdos del Pacífico que EEUU está instrumentando con países latinoamericanos tiene la misma intención. 


    Rusia

    El segundo problema que desvela a EEUU es no sólo Rusia sino la posible entente entre Rusia y China. El enfoque de EEUU para debilitar a Rusia nace de la idea de que “donde hubo fuego, cenizas quedan”, y como ciertamente Rusia añora, tanto su antiguo pasado imperial como reagrupar a través de la Unión Euroasiática a las repúblicas de la ex URSS, EEUU opera sobre lo que a Rusia más le duele. Y dentro de este esquema actúa particularmente sobre una Ucrania empobrecida y debilitada por su transformación de socialista a capitalista. EEUU no descansa en su afán de cooptar a Ucrania y alejarla de Rusia. Quiere transformar a Ucrania en un aliado débil y sometido como los son hoy Bulgaria y Rumania. Aunque EEUU hace veinte años se comprometió con Gorbachov en no ampliar la alianza militar occidental (OTAN), intenta incorporar a Ucrania a dicha alianza. También se esfuerza en incorporarla al FMI y a la Unión Europea. 

    Si Ucrania se incorporara a la Unión Europea se destruiría su industria por la imposibilidad de competir y se deterioraría su actual fuerte vínculo con Rusia. 

    El tema es tan importante que unas horas antes de firmar el ingreso de Ucrania a la Unión Europea, el Presidente pro ruso Yanukovich se negó y debido a ello fue depuesto de inmediato.

    Respecto de Ucrania, lo único que desea Rusia es lograr una unión aduanera conjuntamente con Bielorrusia y Kazajstán. 

    Rusia intenta reconstruir vínculos a través del Unión Euroasiática y EEUU  ─con su poder económico, político-diplomático y militar─  se los dinamita en Europa, el Cáucaso y el Asia Central. Lo que logra por ahora es cercar a Rusia con bases y asentamientos de la OTAN (en Bulgaria, Polonia y Rumania). Además denuncia que Rusia está preparando la Tercera Guerra Mundial para justificar un plan delirante publicado por Zbigniew Brzezinski (ex asesor presidencial de EEUU), que consiste en balcanizar y destrozar el territorio de Rusia para entre otros disparates entregarle parte a Finlandia y parte a China. La condición de este planteo es que desaparezcan el estado y el gobierno rusos como tales. 

    De paso, Canadá, México, Colombia, Venezuela, Ecuador, América Central y el Caribe pasarían a ser territorio norteamericano en las mismas condiciones. 

    Dicen que se trata sólo de una hipótesis descabellada, pero así comienza siempre EEUU, y luego continúa con la erosión permanente a través de las radios y webs encubiertos de la CIA, en este caso en 23 países: por ej. Radio Europa Libre y Radio Liberty. 

    Con ir logrando el 10% de lo que plantea “la descabellada hipótesis” les alcanza.


    Cercano y Medio Oriente

    No hay novedades sobre las matanzas y desastres que desde hace años viene llevando a cabo EEUU en el Cercano y Medio Oriente con los invalorables aportes de Israel. Siempre se creyó que se trataba sólo del petróleo, pero ahora se piensa que es también la región elegida para inventar enemigos con el objeto de cohesionar el inestable frente interno norteamericano, o sea, crear un enemigo cada tantos años para guerrearlo dejando miles de muertos, civiles incluídos, mientras, de paso, ensayan nuevas tácticas y armamentos. 
    Sintiéndose así, fuertes, potentes y unidos, para luego pasar a otro (Afganistán, Irak, Irán, Libia, Yemen, Siria, el próximo Líbano, etc etc). El desenlace del conflicto con Siria (que involucra a EEUU y Rusia) es todavía hoy una incógnita sin resolución.  

    Se trata de países que abandonan una vez que logran desquiciarlos y cuyas poblaciones continúan masacrándose con interminables atentados terroristas.

    A estos beneficios evidentes se le suma el hecho de que EEUU ha transformado la región en un gran escenario donde le exhibe periódicamente a todo el mundo (para advertirle y amedrentarlo) el gran espectáculo de su poderío militar, sus proezas castrenses, su ferocidad y su sangre fría. 

    Al respecto vale decir que la candidata Hillary Clinton ha manifestado que tanto el Estado Islámico como Al Qaeda han sido creaciones de EEUU.

    Como es sabido la guerra permanente y las crisis periódicas son una condición esencial de supervivencia, eliminación de excedentes, y oxigenación del sistema capitalista. Ser adversario dentro de este esquema parece ser uno de los roles que cumple el Cercano Oriente.


    Europa/Japón

    Esta región sigue los pasos de EEUU, salvo que no desean otra guerra. Se trata de pueblos con miedo: al terrorismo, a los inmigrantes, a la crisis económica, al fin del estado de bienestar, al futuro. 

    Este miedo favorece que se apliquen los ajustes, recortes y flexibilizaciones laborales y sociales, que explican en parte la recesión actual de sus economías. 


    América Latina

    Es conocida por nosotros la destrucción por diferentes vías de la incipiente integración de Latinoamérica. Esto lo está logrando EEUU con mucho dinero, personal de inteligencia, y la complicidad de las clases altas, el Poder Judicial y los monopólicos medios masivos de comunicación de la región. 

    EEUU tiene conciencia de la intensa y extensa penetración reciente de China en la región. Cotizaciones muy bajas y holgadas financiaciones, son la fórmula de China para ganar licitaciones. Su capacidad inversora y la tentación que genera la dimensión de su mercado interno también motorizan este avance en la región. 

    El canal interoceánico en Nicaragua es el símbolo máximo de esta política preocupante.

    EEUU está instalado e infiltrado en absolutamente todos los países de América Latina.
    Lo hace invirtiendo mucho dinero vía Fundaciones y ONGs de “cooperación” (explícitas o encubiertas) a través de las cuales se introduce en todos los campos: militar, judicial, periodístico, educacional, político, económico y ambiental.

    Con la asunción de Macri en Argentina, rápidamente se cobró una deuda discutible que merecía mucha más negociación y ha visto la oportunidad de retrotraer el país a su función de mero proveedor de materias primas y commodities y de intensificar su penetración en el mismo. A tal efecto está activando las gestiones para instalar un mínimo de 2 bases militares más (Tierra del Fuego y Triple Frontera, además de la de Mount Pleasant que tiene en Malvinas administrada por Inglaterra y OTAN). Intentan compensar la pérdida de la base Manta de Ecuador (Correa ordenó cerrarla) fijándose de paso objetivos más ambiciosos:  los geoplíticos-estratégicos-militares de siempre, más la Antártida y el Acuífero Guaraní (gigantesca reserva mundial de agua dulce).

    Las incalculables reservas de petróleo del Pré-Sal ( petróleo ubicado bajo una capa de sal) en el litoral marítimo brasilero, que conjuntamente con el de Malvinas significa millones de barriles, ameritan que la IV Flota de EEUU patrulle permanentemente el Atlántico Sur y ya está comprobado que además, tiene que ver con los escándalos de corrupción en Petrobrás y con la grave crisis del gobierno de Dilma. Como Nisman en Argentina, los jueces que defenestran a Dilma, consultaron todo el procedimiento con autoridades y organismos de EEUU.  

    Último ítem: EEUU se vio extremadamente beneficiado con las sospechosas muertes de Hugo Chávez y Néstor Kirchner. 


    Fernando Braga Menéndez
    miembro de 
    IDEAL  
    Instituto de Estudios de América Latina 
    www.i-deal.am
    CTA

  • Otras notas

    Por Martín Granovsky / La sesión de jefes de Estado y la cumbre social por separado. Por primera vez en 11 años el Gobierno no quiso integrar a las organizaciones sociales en una cumbre del Mercosur. En Mendoza habrá dos encuentros con un solo participante común: Evo Morales.
    Por Juan Carlos Monedero / Nunca escarmentamos en cabeza ajena. Quizá por eso los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez más pobres. Ya en el siglo XVI se preguntó un joven francés por qué los pobres escogen a sus verdugos. Le echó la culpa a la rutina
    Por Emir Sader / Además de las imputaciones contra grandes líderes populares latinoamericanos, como Lula y Cristina Kirchner, de supuesta participación en casos de corrupción, para imponer la idea de que todos los políticos son corruptos, también se les hacen otras acusaciones, igualmente significativas, que en los hechos criminalizan actos de gobierno.
    Por Claudio Katz - Vía Atilio Borón Blog / Durante los últimos dos meses Venezuela afrontó una terrible oleada de violencia. Ya se computan más de 60 muertos entre escuelas saqueadas, edificios públicos incendiados, transportes públicos destruidos y hospitales evacuados.