Informe mensual Ideal de abril 2015

    Por Instituto IDEAL
    In
    Abr 08, 2015
    0 Comentarios

    Nuevos desafíos en un contexto de cambio

    Tras 55 años de relaciones diplomáticas marcadas por la tensión, la desconfianza mutua y la conflictividad, Cuba y Estados Unidos retomaron un diálogo suspendido desde que la mayor potencia imperialista de la historia de la humanidad resolvió bloquear (“embargar” en la jerga estadounidenses) la isla con el objetivo de persuadir a la extinta URSS de abandonar el apoyo nuclear al gobierno revolucionario en “la llave del Caribe”, “la mayor de las Antillas”. El bloqueo, luego, se extendió hasta el comercio, las finanzas y el traslado de personas.
    Muchos de los defensores de la Revolución aducen que sin el bloqueo, la Revolución podría haber mejorado aun más las condiciones de vida de los cubanos. En la orilla de enfrente, literalmente, la colonia anti-castrista de Florida que ganó y acumuló poder durante medio siglo, no da el brazo a torcer y mantiene la misma postura que hace más de medio siglo: no hay posibilidad de comenzar un diálogo con Cuba con el “régimen” en el poder.
    Con la desintegración de la URSS en 1991, no pocos especularon con que el bloqueo contra Cuba empezaría a aflojarse. Sin embargo, los gobiernos norteamericanos, republicanos y demócratas sólo han ajustado aún más las tuercas del bloqueo. Tres herramientas fundamentales se ajustaron desde 1991: la Ley Torricelli que prohíbe a las empresas de transporte marítimo atracar por seis meses en puerto norteamericano si antes comerció con Cuba; ley Helms-Burton que sanciona cualquier empresa que invierta en alguna propiedad nacionalizada después de 1959; y la Comisión de “Asistencia a una Cuba Libre” en el contexto de la “guerra contra el terrorismo”.
    Desde enero de este año se han desarrollado negociaciones entre ambos países para distender las relaciones después de más de 50 años. Las negociaciones serán largas y no estarán exentas de tensiones. También abarcarán amplios frentes: no solamente las que abarcan los poderes Ejecutivos de cada país con sus equipos diplomáticos, sino también las relaciones diplomáticas legislativas. Desde el Poder Ejecutivo,  el Departamento del Tesoro (símil al Ministerio de Economía), emitió una serie de regulaciones para facilitar las exportaciones agrícolas y establecer relaciones bancarias. También aumentó el monto de las remesas para Cuba de U$S 500 a U$S 2000 por trimestre. Por su parte, el Departamento del Comercio está intentado que algunas empresas estadounidenses puedan exportar equipos a Cuba en los rubros construcción y telecomunicaciones.

    El Departamento de Estado (la Cancillería), está revisando eliminar a Cuba de la lista de los países patrocinadores del terrorismo. También eliminó los límites a los gastos que los viajeros de Estados Unidos pueden realizar en Cuba como también permitir el uso de tarjetas de crédito y débito. Asimismo también los bancos estadounidenses podrán abrir sucursales en la isla, pero el tratamiento no es recíproco porque Cuba no podrá abrir bancos en Estados Unidos. Autorizó a las líneas aéreas y a las agencias de viajes organizar visitas y contratar servicios de compañías de seguros. Si bien todavía no aprobaron los viajes marítimos a Cuba, se ha flexibilizado la Ley Torricelli.

    Queda mucho camino por andar, pero queda claro al tomar contacto con la realidad latinoamericana y ver la actitud de Estados Unidos de alentar a las derechas de nuestros países y aportar a la desestabilización de nuestros gobiernos que se ratifica las dudas que teníamos ante las verdaderas intenciones de este acercamiento. Es decir, mientras el gobierno norteamericano avanza en sus negociaciones con Cuba, para ganar espacio político en la confrontación con China y los nuevos referentes económicos y políticos que hay en el mundo, por otro lado, profundiza los intentos desestabilizadores en Venezuela, Brasil y Argentina; tres de las más claras referencias de la construcción de uno de los polos, en este contexto multipolar que se está atravesando.

    > Descargar el informe completo.

     

  • Otras notas

    Por Marcelo Ramírez / La realidad actual resulta mucho mas complicada de lo que parece a simple vista y las simplificaciones suelen llevar a conclusiones equivocadas, dejando de lado categorías de análisis superadas por los acontecimientos que no son adecuadas para una correcta evaluación de la situación actual.
    Por CiudadCCS / Uno de los temas prioritarios para la Comisión de Economía de la Asamblea Nacional Constituyente en sus primeras sesiones de trabajo será considerar la propuesta presentada ante el poder originario por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, de replantear el desarrollo de los motores de la economía, como parte de la transición entre el modelo rentista petrolero que ha imperado en el país en más de un siglo, y un modelo productivo.
    Por Adriana Rossi / Crimen organizado, terrorismo, injerencia de Rusia, China e Irán que socavan valores compartidos por Estados Unidos y el resto del continente, son las amenazas que hay que enfrentar en América Latina de acuerdo a la óptica estadounidense. Por ello el Comando Sur se propone recuperar protagonismo conformando redes militares y de inteligencia con las demás agencias estadounidenses y con los países socios y aliados en una proyección regional y extracontinental que encubre un juego de poder a nivel mundial en el que se verían envueltos los países de América Latina y el Caribe.
    Por Martín Granovsky / La sesión de jefes de Estado y la cumbre social por separado. Por primera vez en 11 años el Gobierno no quiso integrar a las organizaciones sociales en una cumbre del Mercosur. En Mendoza habrá dos encuentros con un solo participante común: Evo Morales.